Propuesta de reinserción al sistema educativo y laboral de los miembros de las pandillas juveniles existentes en el barrio carrizal de la ciudad de barranquilla en el añO 2013






descargar 111.36 Kb.
títuloPropuesta de reinserción al sistema educativo y laboral de los miembros de las pandillas juveniles existentes en el barrio carrizal de la ciudad de barranquilla en el añO 2013
página1/3
fecha de publicación15.06.2015
tamaño111.36 Kb.
tipoDocumentos
m.exam-10.com > Derecho > Documentos
  1   2   3


UNIVERSIDAD NACIONAL ABIERTA Y A DISTANCIA

TRABAJO: PROPUESTA DE GRADO

PROPUESTA DE REINSERCIÓN AL SISTEMA EDUCATIVO Y LABORAL DE LOS MIEMBROS DE LAS PANDILLAS JUVENILES EXISTENTES EN EL BARRIO CARRIZAL DE LA CIUDAD DE BARRANQUILLA EN EL AÑO 2013

TUTOR: MIGUEL ANGEL MIRANDA

INTEGRANTES

PABLO EMILIO MARTINEZ

LILIAM MERCEDES PRADA

CAROLINA SUAREZ

Tema: Propuesta de reinserción al sistema educativo y laboral de los miembros de las pandillas juveniles existentes en el barrio carrizal de la ciudad de Barranquilla en el año 2013

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

En los años 60 se da un fenómeno social en el sur oriente de la ciudad de barranquilla, más exactamente en los barrios las Américas y carrizal, barrios subnormales que surgen a raíz de invasiones de tierras por personas que en su gran mayoría procedían de otras regiones de la costa y, ante la imposibilidad de acceder a una casa propia deciden ocupar estas tierras por la vías de hechos y edificar sobre las misma, dando origen a la creación de algunos movimientos sociales y juntas de acción comunal de corte izquierdistas.

Sin una correcta planeación por parte de la administración pública, en cuanto la ubicación de las viviendas estas se empiezan a construir en las parte altas las lomas y otras en las laderas de las misma, en terrenos no aptos para la construcción por la calidad del suelo generando con esto que en las década posteriores los gobiernos distritales invirtieran muy poco en educación, salud ,recreación y deporte, esta situación empieza a generar un problema en los jóvenes que no asisten a los planteles estudiantiles por falta de cupo escolares. Porque para la época solo existen dos colegios a cada extremo de los barrios. El barrio carrizal comienza a surgir un poco más rápidos que el barrio las Américas; al primero de los mencionado se le empieza a invertir en parques, varias canchas de futbol, un teatro de cine llamado Acapulco, en iglesias y en el mejoramiento de sus vías principales esto permite que entren nuevas rutas de buses con un atenuante que este barrio quedo ubicado en la parte alta.

A mediado de los años 80 se comienzan a conformar las primeras pandillas en el barrio Carrizal llamada en su momento “los ají molios”, los poteras, la mayoría eran jóvenes que no estudiaban por diferentes motivos como económicos o simplemente habían desertado de los planteles educativo y se reunía en las esquinas realizaban acciones violentas como tirar piedras atacar con armas blancas al bando contrario o algún morador del otro barrio que cruzaran los limites imaginario que estos ya habían establecido, como parques canchas de futbol y el cine Acapulco.

Con el paso del tiempo estas pandillas se volvieron más violentas por el alto consumo de drogas y pasaron a ser bandas delincuenciales que sembraron el terror con homicidio y atracos, convirtiendo esto en sus prácticas sociales más recurrente; es cuando el estado interviene con las herramientas que pose y las reduce hasta desaparecerlas casi que por completo con la judicialización de algunos de sus miembros y muerte que se producen por el enfrentamiento con la fuerza pública, pero no hay un trabajo social investigativo que permita que este fenómeno no se vuelva a repetir

Por tal motivo en el año 2010 la problemática surge de nuevo en el barrio carrizal; Esta vez involucrando a una población mucho más jóvenes y más violenta que sus antecesores que serían sus abuelos, porque estamos hablando de la tercera generación de la cual hacen parte unos 100 jóvenes que oscilan en edades que van de 10 a 17 años en promedio y la disputa es la misma los nuevos escenario como parques y canchas de futbol.

Sobre este hecho se comenzó a trabajar con la alcaldía Distrital de la ciudad de Barranquilla donde se vinculan varios entes de administración pública como el SENA y se implementó el programa “jóvenes a lo bien,” en el primer semestre del 2010 : los resultados se vieron reflejados a medias debido al incumplimiento por parte de la alcaldía en la última etapa de la implementación del programa, por la falta de recursos económicos para la adquisición de insumos para las prácticas de lo aprendido por los jóvenes participantes, en lo relacionado con las manualidades y la posterior vinculación a la vida laboral por parte de la empresa privada.

PREGUNTA PROBLEMA

¿Cómo concretar la articulación de la administración pública y los sectores sociales en el barrio carrizal, para la constitución de un proyecto sostenible de inclusión social que reduzca los hechos de violencia?

JUSTIFICACION

Es muy importante para el barrio Carrizal la reintegración de estos jóvenes al sistema educativo del Distrito y, a la vida laboral, porque de esta forma se baja el índice delincuencial y el marginamiento del barrio en el desarrollo que está teniendo la ciudad y que por motivo de inseguridad por el tema de pandilla no permite la inversión de las empresas privadas.

Además este proyecto le servirá a la Unad, como material de consulta en los trabajos investigativo que la universidad decida desarrollar; En cuanto a la problemática expuesta en el presente trabajo. También será una brújula para los estudiantes que serán los futuros psicólogos sociales de la ciudad de barranquilla y de Colombia, porque en este trabajo encontraran un punto de partida en la contribución del mejoramiento social de estas comunidades vulnerables.

OBJETIVO GENERAL

Describir los factores psicosociales que facilitarían la articulación de un proyecto de desarrollo humano sostenible entre la administración pública y los sectores sociales del Barrio Carrizal

OBJETIVOS ESPECIFICOS

1. Identificar las demandas de los sectores sociales a la administración pública.

2. Describir los principales problemas de convivencia en el sector del Barrio Carrizal

3. Describir el grado de incorporación de la cultura ciudadana.

4. Identificar las actividades económicas en el sector del Barrio Carrizal,

5. Establecer el tamaño de la población económicamente activa

6. Describir las competencias laborales de la población económicamente activa.

7. Identificar las demandas de bienes y servicios del sector Barrio Carrizal.

8. Describir los principales problemas de convivencia en el sector del Barrio Carrizal.

9. Incorporación de la cultura ciudadana.

10. Identificar el valor otorgado al medio ambiente por los habitantes del Barrio Carrizal.

MARCO DE REFERENCIA

ESTADO DEL ARTE

Si bien el fenómeno de las pandillas tiene aspectos que son comunes en los Estados Miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que fueron consultados en el presente proyecto, existen peculiaridades que son propias de cada país, pero que convergen, en todos los casos, en la amenaza a la seguridad pública y a la vulneración de los derechos humanos, tanto de los integrantes de las pandillas como de las víctimas de su accionar.

En México, Perea (2007) reporta que las pandillas no forman parte ni tienen la relevancia de la categoría de conflicto urbano como lo es en el caso colombiano. De hecho, parecerá que el fenómeno tiene una existencia precaria en la conciencia pública, apareciendo excepcionalmente en los medios de comunicación como un elemento más de la precariedad en el tratamiento informativo del crimen. A esto se añade que, desde los años 80, los estudios sobre los jóvenes en conflicto con la ley son prácticamente inexistentes, incluidos los relacionados con las pandillas. Paradojalmente, la falta de visibilidad pública no está respaldada por la ausencia de pandillas.

En Tijuana se reporta que en 27 barrios se congregan 3196 pandilleros; en Morelia 12 bandas agrupan 427 y en el Distrito Federal, 30 agrupaciones convocan 2058 miembros. A diferencia del caso colombiano, en México el fenómeno no convoca a la proliferación de actores violentos, ya que los vecinos no se organizan en destacamentos armados ni contratan seguridades privadas de vigilancia. Perea informa que únicamente en las Áreas rurales, la organización paramilitar llamada Guardias Blancas, lleva a cabo acciones de persecución y los denominados Zeta (un ejército al servicio del narcotráfico), ha tenido solo contactos aislados con miembros de las pandillas. El caso de Honduras revela que es uno de los tres pases de la región latinoamericana con índices de criminalidad y violencia más elevados junto a Colombia y El Salvador (Meja, 2007). Durante el año 2004 la tasa de homicidios llegó a ser de 49.5 por cada cien mil habitantes, superando a Colombia, Brasil y El Salvador. La población general manifiesta una abierta sensación de inseguridad ante esta situación, sin que se concreten medidas de control social eficaces por parte de las organizaciones de gobierno. A ello se añade la facilidad que tiene la población mayor de 18 años para acceder a las armas de cualquier calibre con o sin licencia. Ello se debe al marco legal vigente que es muy permisivo, así como a la fuerte presencia del tráfico de armas en el país. En este contexto se observa una forma de violencia reciente esencialmente urbana - que proviene de grupos juveniles, la que representa una reacción a la violencia social en la que viven y a la carencia de oportunidades y alternativas que sufren en un mercado, una comunidad y una organización familiar francamente deterioradas. Como efecto de sus comportamientos violentos, se refuerza la opinión negativa sobre los jóvenes y se les endilga el poner en riesgo la seguridad ciudadana. En consecuencia, se vienen aplicando modelos de control también violentos que se alejan del marco democrático y del respeto a los derechos humanos que deben preservarse.

Honduras tiene en su seno, un conjunto de maras o pandillas violentas que provienen, principalmente, de la transculturación de jóvenes indocumentados que fueron repatriados de los Estados Unidos (Meja, 2007). Por su parte, el caso de El Salvador es coincidente en muchos aspectos con el de Honduras. En este país, el fenómeno de las pandillas constituye un serio problema de violencia y delincuencia que se presenta en el contexto de la exclusión social, que es compartido por el resto de la comunidad centroamericana. Los problemas de naturaleza social y económica suelen desaparecer detrás de las imágenes de violencia y delincuencia generada por las pandillas, lo que hace que tanto los medios de comunicación, como las autoridades y gran parte de la población general, vean a aquellas como un problema de seguridad nacional olvidando el contexto de donde emergen (Savenije, 2007).

En cuanto a Ecuador, Soria (2007) reporta que desde mediados de los años noventa Ecuador, enfrenta una crisis política, económica y social, con efectos negativos sobre la población general y especialmente sobre los adolescentes y joven, que ha tenido como algunas de sus consecuencias:

- una creciente emigración principalmente hacia los Estados Unidos y Europa, - la carencia de reconocimiento social como sujetos de derechos y garantas,

- el deterioro de la situación socio-económica de la población, con un marcado empobrecimiento, reducción de las oportunidades de trabajo e incremento sostenido del costo de vida,

- el incremento de la inequidad entre los sectores más ricos y los más empobrecidos,

- el alarmante crecimiento de la violencia que se manifiesta en el maltrato a las mujeres y niños, en el alcoholismo, drogadicción y delincuencia,

En este contexto, la violencia entre y contra los adolescentes y jóvenes cuesta cada vez más vidas y la carencia de programas de prevención ha incrementado los riesgos de que más jóvenes usen la violencia como recurso de visibilidad social. As emerge el fenómeno de las pandillas que, como se verá, no correlaciona positivamente con el número de adolescentes infractores a la ley (que es mayor) y se configura como un fenómeno esencialmente urbano.

En el caso de Jamaica, la Consultora JulieMeeks informa que, de acuerdo con las encuestas nacionales, el crimen violento es, posiblemente, la mayor preocupación de la población jamaiquina, la que además, ha sido citada por el Banco Mundial como uno de los factores de retraso en el desarrollo económico tanto del país, como de toda la región del Caribe. Muchos crímenes, especialmente los violentos, son atribuidos a las actividades de las pandillas. No obstante ello, el término pandilla en este contexto, denota generalmente las actividades de las pandillas que son lideradas por adultos y no por adolesc Si bien el fenómeno de las pandillas tiene aspectos que son comunes en los Estados Miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que fueron consultados en el presente proyecto, existen peculiaridades que son propias de cada país, pero que convergen, en todos los casos, en la amenaza a la seguridad pública y a la vulneración de los derechos humanos, tanto de los integrantes de las pandillas como de las víctimas de su accionar.

Por su parte, el caso de El Salvador es coincidente en muchos aspectos con el de Honduras. En este país, el fenómeno de las pandillas constituye un serio problema de violencia y delincuencia que se presenta en el contexto de la exclusión social, que es compartido por el resto de la comunidad centroamericana. Los problemas de naturaleza social y económica suelen desaparecer detrás de las imágenes de violencia y delincuencia generada por las pandillas, lo que hace que tanto los medios de comunicación, como las autoridades y gran parte de la población general, vean a aquellas como un problema de seguridad nacional olvidando el contexto de donde emergen (Savenije, 2007). En cuanto a Ecuador, Soria (2007) reporta que desde mediados de los años noventa Ecuador, enfrenta una crisis política, económica y social, con efectos negativos sobre la población general y especialmente sobre los adolescentes y joven, que ha tenido como algunas de sus consecuencias:

- una creciente emigración principalmente hacia los Estados Unidos y Europa, - la carencia de reconocimiento social como sujetos de derechos y garantas,

- el deterioro de la situación socio-económica de la población, con un marcado empobrecimiento, reducción de las oportunidades de trabajo e incremento sostenido del costo de vida,

- el incremento de la inequidad entre los sectores más ricos y los más empobrecidos,

- el alarmante crecimiento de la violencia que se manifiesta en el maltrato a las mujeres y niños, en el alcoholismo, drogadicción y delincuencia,

En este contexto, la violencia entre y contra los adolescentes y jóvenes cuesta cada vez más vidas y la carencia de programas de prevención ha incrementado los riesgos de que más jóvenes usen la violencia como recurso de visibilidad social. As emerge el fenómeno de las pandillas que, como se verá, no correlaciona positivamente con el número de adolescentes infractores a la ley (que es mayor) y se configura como un fenómeno esencialmente urbano. En el caso de Jamaica, la Consultora JulieMeeks informa que, de acuerdo con las encuestas nacionales, el crimen violento es, posiblemente, la mayor preocupación de la población jamaiquina, la que además, ha sido citada por el Banco Mundial como uno de los factores de retraso en el desarrollo económico tanto del país, como de toda la región del Caribe. Muchos crímenes, especialmente los violentos, son atribuidos a las actividades de las pandillas. No obstante ello, el término pandilla en este contexto, denota generalmente las actividades de las pandillas que son lideradas por adultos y no por adolescentes o jóvenes.

Entre los años 60 y 70, Áreas deprimidas de la capital, Kingston, estuvieron fuertemente alineados con uno u otro de los dos partidos políticos principales del país y fueron armados y apoyados logísticamente por dichos partidos, a efectos de ganar poder político a través de la intimidación de la población. Luego de una sangrienta elección general en 1980, muchos de los miembros de las pandillas emigraron del país, fundamentalmente a los Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido, donde ya existan grupos importantes de inmigrantes jamaiquinos. Previamente, algunos grupos ya habían establecido rutas de tráfico de marihuana desde la isla hacia esos mismos pases, aunque la producción de la droga haba sido reducida por los esfuerzos de la agencia DEA de los Estados Unidos. Debido a ello, las pandillas jamaiquinas conocidas como posses o yardies, cambiaron la marihuana por crack y otras drogas duras para el tráfico por las vas que ya tenían establecidas. A efectos de consolidar su negocio, las pandillas desarrollaron una reputación de ser extremadamente violentas y rudas en su accionar. Los esfuerzos de las organizaciones policiales y de represión del tráfico de drogas para combatir este comercio, fueron eficaces en los años 80, logrando que muchos líderes fueran capturados o matados a comienzos de los años 90. No obstante, en Jamaica las pandillas subsistieron y, aunque operando en forma más silenciosa, continuaron llevando adelante el tráfico ilegal e internacional de drogas. Entes o jóvenes.

En el caso colombiano, el consultor Carlos Perea (2007) informa que el fenómeno de las pandillas es esencialmente urbano. Más de la mitad de los homicidios cometidos en ese país, tienen como asiento las ciudades. Si bien el conflicto armado está presente y activo en el país, el mismo aporta, en el mejor de los casos, el 25% de las muertes violentas. Las pandillas como problema urbano, se refleja en un estudio realizado en el año 2002 (Perea, 2007), en el que se identificaron 44 pandillas activas en Barranquilla, 25 en Neiva y 45 en Bogotá aunque entre todas, no pasan de colectar el 5% de la población juvenil. El conflicto relacionado a su accionar, se revela en el enfrentamiento con otras pandillas; en los destacamentos de vigilancia que organizan los vecinos con el fin de contenerlas; en las operaciones de limpieza organizadas para su exterminio; en la aparición de empresas privadas de seguridad que son contratadas para perseguirlas; en las actividades de reclutamiento que guerrilleros y paramilitares realizan para engrosar sus filas con pandilleros, así como en el enfrentamiento permanente con las fuerzas policiales. Estos dramáticos componentes son los que constituyen lo que se ha dado en llamar las guerras de pavimento. En consecuencia, existe un consistente ejercicio de la violencia que no puede enmarcarse en las estrategias tradicionales de las organizaciones armadas en situación de guerra. En estas peculiares guerras de pavimento, las pandillas cumplen un destacado papel, por lo que la pacificación urbana pasa por la reconstrucción de la convivencia ciudadana.
  1   2   3

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Propuesta de reinserción al sistema educativo y laboral de los miembros de las pandillas juveniles existentes en el barrio carrizal de la ciudad de barranquilla en el añO 2013 iconPunk nacen en los años 70, y surge como una moda que partió de las pandillas juveniles

Propuesta de reinserción al sistema educativo y laboral de los miembros de las pandillas juveniles existentes en el barrio carrizal de la ciudad de barranquilla en el añO 2013 iconAcción de tutela de Waldir Edgardo Llanos Escalante contra el Juzgado...

Propuesta de reinserción al sistema educativo y laboral de los miembros de las pandillas juveniles existentes en el barrio carrizal de la ciudad de barranquilla en el añO 2013 iconOrganizar e identificar los productos orgánicos e inorgánicos a traves...

Propuesta de reinserción al sistema educativo y laboral de los miembros de las pandillas juveniles existentes en el barrio carrizal de la ciudad de barranquilla en el añO 2013 iconSinopsis: nos situamos en el año 2056, en la ciudad de Madrid. La...

Propuesta de reinserción al sistema educativo y laboral de los miembros de las pandillas juveniles existentes en el barrio carrizal de la ciudad de barranquilla en el añO 2013 iconEn la ciudad de La Plata, a tres días del mes de noviembre del año...

Propuesta de reinserción al sistema educativo y laboral de los miembros de las pandillas juveniles existentes en el barrio carrizal de la ciudad de barranquilla en el añO 2013 iconBásicamente la sociedad anónima es una entidad artificial, creada...

Propuesta de reinserción al sistema educativo y laboral de los miembros de las pandillas juveniles existentes en el barrio carrizal de la ciudad de barranquilla en el añO 2013 iconEn la ciudad de La Plata a los dos días del mes de junio del año...

Propuesta de reinserción al sistema educativo y laboral de los miembros de las pandillas juveniles existentes en el barrio carrizal de la ciudad de barranquilla en el añO 2013 iconEn la ciudad de Buenos Aires, a los 6 días del mes de septiembre...

Propuesta de reinserción al sistema educativo y laboral de los miembros de las pandillas juveniles existentes en el barrio carrizal de la ciudad de barranquilla en el añO 2013 icon4-21 Se Actualiza mdf para el año 2013 23-10-2013 2 4

Propuesta de reinserción al sistema educativo y laboral de los miembros de las pandillas juveniles existentes en el barrio carrizal de la ciudad de barranquilla en el añO 2013 iconInforme añO 2013 principales acontecimientos del añO






© 2015
contactos
m.exam-10.com