Científicos de la Universidad de Atenas (Grecia) demostraron en un estudio reciente que comer rápido, en comparación con hacerlo lentamente, reduce la






descargar 26.92 Kb.
títuloCientíficos de la Universidad de Atenas (Grecia) demostraron en un estudio reciente que comer rápido, en comparación con hacerlo lentamente, reduce la
fecha de publicación24.07.2015
tamaño26.92 Kb.
tipoDocumentos
m.exam-10.com > Derecho > Documentos

hojamembretada-01.jpg




Comer rapido si engorda.
Científicos de la Universidad de Atenas (Grecia) demostraron en un estudio reciente que comer rápido, en comparación con hacerlo lentamente, reduce la segregación de unas hormonas en el intestino que provocan la sensación de estar “lleno”. La reducción de dichas hormonas nos llevaría a comer en exceso y por lo tanto, a engordar.


En el experimento llevado a cabo por Alexander Kokkinos y sus colegas del Hospital General de Laiko, una serie de individuos tomaron cantidades idénticas (300 mililitros) de un mismo helado a diferentes velocidades. Los científicos tomaron después muestras de sangre de todos los participantes en la prueba, descubriendo que quienes habían comido más despacio presentaban concentraciones más altas de reductores intestinales del apetito. En concreto, cuando se ingería el helado en treinta minutos en vez de en cinco, las concentraciones de los péptidos intestinales GLP1 y PYY era mayor, razón por la cual la sensación de saciedad se presentaba antes.


Según los investigadores, estos resultados ayudan a explicar cómo el estilo de vida actual, con su ritmo acelerado, podría estar influyendo en el exceso de comida que consumimos.

El relax nos predispone a gastar más


Una investigación realizada por científicos de las universidades de Singapur, Columbia y Hong Kong revela que cuando nos relajamos aumenta hasta un 10% el precio que estamos dispuestos a pagar por un producto.


En seis experimentos que implicaban a 670 participantes, los investigadores demostraron que los sujetos que tienen una experiencia placentera y relajante tienden a dar un valor económico más alto a productos como una cámara de fotos digital, un tratamiento de spa o un helado que quienes experimentan el mismo nivel de placer pero sin la sensación de relax. Según Michel Tuan Pham, coautor de la investigación, existe una reacción psicológica a la biología de la relajación: el cuerpo "considera que no hay amenaza en el entorno, y como resultado percibimos las cosas como más deseables que en otros estados".

Pham asegura que este fenómeno debe ser tenido en cuenta por los consumidores, ya que el nivel de relajación afecta a la hora de tomar de decisiones económicas.


Por otra parte, según concluyen Pham y sus colegas en un artículo que se publica en el próximo número de la revista Journal of Marketing Research, cuando nos relajamos pensamos que los productos son más valiosos porque tendemos a evaluarlos desde un punto de vista más abstracto, y eso nos predispone a pagar más. Por ejemplo, en el caso de la cámara digital, un sujeto relajado apreciara más que la cámara de fotos le permitirá conservar recuerdos, mientras que un individuo no relajado se centrará en valorar las características técnicas objetivas del dispositivo, como el número de megapíxeles o la velocidad de disparo.

Somos donde comemos


Según un estudio estadounidense, la concentración de establecimientos de comida rápida contribuye a una alimentación menos saludable por parte de los adolescentes. En los barrios donde la presencia de este tipo de establecimientos es mayor, la preferencia por la comida basura se incrementa.


El estudio, realizado por el Centro de Investigación de Política de Salud de la Universidad de UCLA, California (EEUU), revela que en dicho estado tres cuartos de los adolescentes viven o van a la escuela en barrios que están abarrotados de restaurantes de comida rápida y otros establecimientos donde se vende comida poco saludable. Los resultados confirman que, fuera de toda dura y sorpresa, a los adolescentes de estos barrios les gusta más beber refrescos carbonatados y la comida basura que a los demás.


Susan Babey, coautora del estudio, resumía las conclusiones del mismo: "Eres lo que comes. Eres, también, donde comes". "Si vives en un sitio donde hay un restaurante de comida rápida o similar en cada bloque, con escasas alternativas saludables, preferirás la comida basura", expresaba Babey.


Los adolescentes de los barrios menos saludables eran, según la estadística, un 17 por ciento más favorables a beber refrescos cada día y un 18 por ciento a comer comida rápida un par de veces en semana que en los barrios "más saludables", generalmente de un mayor poder adquisitivo.


La investigación ha encontrado relación directa entre el consumo de estos alimentos y el exceso de calorías, que puede contribuir a la diabetes y la obesidad.
Las conclusiones de este estudio no pueden dejar de ser críticas, por tanto, con la reducción del número de restaurantes o establecimientos tradicionales en favor de las cadenas de comida rápida y la tendencia negativa que esta presencia tiene sobre los adolescentes y sus conductas alimentarias. Según palabras de Babey, queda demostrado que "la planificación urbanística tiene un impacto real sobre la salud, la calidad de vida".

¿Te gustan las grasas y el alcohol? Está escrito en tus genes


Según una investigación de la Universidad de Aberdeen, en Escocia, en el ADN de los europeos existe un "interruptor genético" que induce al consumo de alimentos ricos en grasas y a consumir bebidas alcohólicas.


El estudio, publicado en el Journal of Neuropsychopharmacology señala a una sustancia denominada galanina como la causante de algunas voraces inclinaciones occidentales ante la mesa. Este neuropéptido, que desarrolla su labor en el hipotálamo, en el centro del apetito, es el que induce al individuo a ingerir compulsivamente alimentos grasos y alcohol. En palabras de Alasdair Mackenzie, líder del equipo de investigación, la galanina "es producida en un área del cerebro que controla el miedo y la ansiedad. Así, los cambios en los niveles de la sustancia afectan al estado emocional del individuo".


La galanina de los europeos funciona demasiado en comparación con la de individuos de otros continentes, como los asiáticos, por ejemplo, en cuyo ADN hay una menor presencia de la sustancia. Para Mackenzie la explicación a esta singularidad podría estar en que en la prehistoria, "durante el largo invierno, los individuos con interruptor débil no habrían sobrevivido en Europa tan bien como los de interruptor fuerte". Durante estos periodos de carencias y frío, los individuos debían sobrevivir a base de alimentos ricos en grasas y bebidas elaboradas, con lo que esta tendencia genética favorecería su supervivencia.

Sin embargo, y según señala el propio Mackenzie, el ambiente es fundamental en la conducta alimenticia. La adaptación a la cultura europea de los asiáticos, por ejemplo, puede favorecer la adquisición de hábitos alimentarios y problemas propios de los europeos.

Para el doctor Scott Davidson, descubridor del "interruptor", el descubrimiento ayudará en un futuro a "identificar potenciales medicamentos que podrán ser usados para desarrollar una nueva generación de antidepresivos así como otros que reduzcan el ansia por la comida grasienta y el alcohol".

¿Qué tienen en común la sal y las drogas?


Un equipo de investigadores del Centro Médico de la Universidad de Duke y de la Universidad de Melbourne ha descubierto que las drogas adictivas como la cocaína o la heroína activan las mismas células nerviosas y conexiones cerebrales que un fuerte instinto ancestral: el apetito por la sal.


En experimentos con roedores, los investigadores identificaron ciertos genes que están regulados en el hipotálamo y controlan el equilibrio de sal, agua, la reproducción y otros ritmos biológicos. Y lo que es más interesante: comprobaron que los patrones de activación de estos genes que estimulan el comportamiento instintivo del apetito por la sal son idénticos a los que regulan la drogadicción, según publica hoy la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).


“Hemos demostrado que un instinto clásico, la ganas de consumir sal, posee la misma organización neural que origina adicción a los opiáceos y la cocaína", aclara Derek Denton, coautor del trabajo. Las vías profundamente arraigadas de un antiguo instinto pueden explicar por qué los tratamientos de desintoxicación basados en la abstinencia resultan tan complicados. Y ofrecer un argumento al éxito los tratamientos de desintoxicación que no implican la abstinencia, como la sustitución de la heroína por metadona y los cigarrillos por chicles o parches.

Además, el hallazgo “podría conducir a una nueva comprensión de las adicciones y las consecuencias perjudiciales de que los alimentos que favorecen la obesidad contengan demasiado de sodio", añade el neurobiólogo Wolfgang Liedtke. Todo apunta a que el consumo de sal en grandes cantidades provoca un mayor apetito por los alimentos. Además, cuando el apetito por la sal aumenta el hipotálamo se vuelve más sensible a los efectos de la dopamina, el neurotransmisor de la recompensa y el placer.

En la naturaleza, el apetito innato por la sal resulta clave para la supervivencia. Entre los animales salvajes, la capacidad de compensar rápidamente las necesidades de sodio del organismo lamiendo con avidez una solución con alto contenido en sal puede resultar vital en muchas circunstancias.

¿Por qué tenemos los ojos hinchados por la mañana?


Durante el sueño la circulación linfática se ralentiza, lo que origina una cierta acumulación de líquido en los tejidos esponjosos del párpado inferior, donde la piel es de cinco a diez veces más delgada que otras zonas del cuerpo. Esa acumulación y una leve retención de fluido lagrimal producen la hinchazón de los párpados.

Por lo general el fenómeno desaparece enseguida, ya que cuando nos levantamos y nos ponemos en posición vertical la circulación linfática se restablece rápidamente.

Nueces para combatir el Alzheimer


Un nuevo trabajo científico publicado en la revista Neurochemical Research sugiere que el extracto de nueces (el fruto seco excepto su fibra) tiene efectos protectores contra el estrés oxidativo y la muerte celular que se producen en el cerebro de los enfermos de Alzheimer.


En un estudio coordinado por Abha Chauhan, directora del Laboratorio de Desarrollo Neurocientífico del Instituto para la Investigación Básica en Discapacidades del Desarrollo de Nueva York (Estados Unidos), investigadores analizaron si el extracto de nueces podía proteger contra el daño oxidativo inducido por la beta proteína Amiloidea (Aβ) y la citotoxicidad. Las conclusiones de la investigación fueron que este extracto de nueces reduce la muerte celular causada por las Aβ al disminuir la generación de radicales libres, reduciendo el daño en las membranas y atenuando el daño en el ADN. Este efecto del extracto de nuez podría deberse a los compuestos activos presentes en las nueces, que pueden aumentar la capacidad de las defensas endógenas antioxidantes y pueden modular el estado celular redox (reducción-oxidación).


“El estrés oxidativo y la inflamación son características importantes en la fisiopatología de la enfermedad de Alzheimer. Las nueces son un alimento completo rico en nutrientes que no sólo proporcionan antioxidantes, sino también ácido alfa-linolénico (ALA), los ácidos grasos omega-3 de origen vegetal. Estos

componentes de las nueces ofrecen propiedades anti-inflamatorias y protegen las células cerebrales del daño oxidativo", asegura Chauhan. El hallazgo supone un prometedor avance en la lucha contra las enfermedades neurodegenerativas, sobre todo en lo que se refiere al consumo de determinados alimentos que ayudan a mantener o mejorar la salud cognitiva.

Las personas satisfechas gozan de mayor salud


Las personas con una elevada calidad de vida y satisfechas con lo que han logrado presentan menos riesgos de padecer enfermedades cardiacas, afirman especialistas en un estudio con más de ocho mil personas publicado en la revista European Heart Journal.


La investigación, realizada entre adultos con un promedio de edad de 49 años, demuestra que el bienestar es un factor protector del corazón. Como parte del experimento, los participantes respondieron cuestionarios sobre siete aspectos básicos de la vida diaria: relaciones de pareja, entretenimientos, estándar de vida, empleo, familia, sexo y autoestima. Tras seis años de seguimiento, los científicos evaluaron esos parámetros de salud para analizar quién había sufrido enfermedades de las arterias coronarias, infarto o angina.


Aquellos con los niveles más altos de satisfacción en la vida mostraron un riesgo un 13 por ciento menor de sufrir enfermedad coronaria, afirma Julia Boehm, una de las coautoras, de la Escuela de Salud Pública de Harvard (EE UU). Estos resultados sugieren que entre los individuos de alto riesgo es relevante establecer estrategias para impulsar el estado psicológico positivo y no sólo aliviar el estado negativo, señaló la especialista.

Vino tinto contra la vida sedentaria
El ejercicio se puede "servir" en una botella... de vino. Un antioxidante presente en altas cantidades en las uvas y en el vino tinto, el resveratrol, evita al organismo los efectos negativos de una vida sedentaria, según una investigación estadounidense que publica la revista FASEB Journal.

Los científicos realizaron los estudios sometiendo a un grupo de ratas a un ambiente sedentario, suspendiéndolas de la cola para limitar el movimiento. A un grupo se le suministró resveratrol. Los roedores, de manera natural, empezaron a sufrir disminución de masa y fuerza muscular y generaron resistencia a la insulina. También presentaron una baja de minerales y debilidad en los huesos. Sin embargo, los roedores que tomaron revestratol, a pesar del poco movimiento físico, no desarrollaron consecuencias negativas.


"Existen datos e información abrumadora de cómo el cuerpo humano necesita actividad física, pero, para algunos de nosotros, tener esa actividad no es fácil", explica Gerald Weissmann, editor jefe de la revista, haciendo referencia a los astronautas sometidos a ingravidez, o a personas enfermas obligadas a no moverse de la cama durante su convalecencia, e incluso a trabajadores que pasan muchas más horas de lo recomendado sentados en la oficina. "El resveratrol no es un sustituto del ejercicio, pero puede disminuir el proceso de deterioro hasta que el individuo pueda ponerse en movimiento", añade Weissmann.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Científicos de la Universidad de Atenas (Grecia) demostraron en un estudio reciente que comer rápido, en comparación con hacerlo lentamente, reduce la iconResumen El presente estudio de caso se propone, a partir de la descripción...

Científicos de la Universidad de Atenas (Grecia) demostraron en un estudio reciente que comer rápido, en comparación con hacerlo lentamente, reduce la iconEl ejercicio puede hacerle tanto bien a la salud como los medicamentos...

Científicos de la Universidad de Atenas (Grecia) demostraron en un estudio reciente que comer rápido, en comparación con hacerlo lentamente, reduce la iconUtilización de un test de diagnostico rápido de influenza en el estudio...

Científicos de la Universidad de Atenas (Grecia) demostraron en un estudio reciente que comer rápido, en comparación con hacerlo lentamente, reduce la iconUniversidad Autónoma de Bucaramanga Comparación de las normas contables...

Científicos de la Universidad de Atenas (Grecia) demostraron en un estudio reciente que comer rápido, en comparación con hacerlo lentamente, reduce la iconLa psicología es una ciencia que tiene una labor muy compleja y difícil,...

Científicos de la Universidad de Atenas (Grecia) demostraron en un estudio reciente que comer rápido, en comparación con hacerlo lentamente, reduce la iconResalta la gran importancia del estudio beautiful, ya que “esta investigación...

Científicos de la Universidad de Atenas (Grecia) demostraron en un estudio reciente que comer rápido, en comparación con hacerlo lentamente, reduce la iconArtículo Se prohíbe en el territorio de la Ciudad Autónoma de Buenos...

Científicos de la Universidad de Atenas (Grecia) demostraron en un estudio reciente que comer rápido, en comparación con hacerlo lentamente, reduce la iconLa mortalidad de los enfermos renales se reduce sensiblemente con un análogo de la vitamina D

Científicos de la Universidad de Atenas (Grecia) demostraron en un estudio reciente que comer rápido, en comparación con hacerlo lentamente, reduce la iconComparación de los efectos negativos del alcohol con las otras 20 drogas más usuales

Científicos de la Universidad de Atenas (Grecia) demostraron en un estudio reciente que comer rápido, en comparación con hacerlo lentamente, reduce la iconLlamada simplemente bulimia, es un desorden alimenticio que se caracteriza...






© 2015
contactos
m.exam-10.com