Trastorno obsesivo compulsivo introduccióN






descargar 81.14 Kb.
títuloTrastorno obsesivo compulsivo introduccióN
página1/3
fecha de publicación29.06.2015
tamaño81.14 Kb.
tipoDocumentos
m.exam-10.com > medicina > Documentos
  1   2   3

TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO

INTRODUCCIÓN


El siguiente trabajo tiene como objetivo poder realizar un abordaje de la patología Trastorno Obsesivo Compulsivo (trastorno de ansiedad crónico), ¿de qué hablamos cuando nos referimos a una persona obsesiva compulsiva?, ¿cuáles son las causas de dicha patología?, ¿cuáles son los criterios para poder definir la misma?, ¿cuándo se habla de obsesiones y de compulsiones?, ¿cuáles son las distintas escuelas que atienden a estas personas?, ¿existen niños y adolescentes que pueden presentar este trastorno?, ¿cuáles son los comportamientos de los mismos?
Para poder desarrollar estas cuestiones y poder responderlas, recabaremos información teórica acerca de esta patología y trataremos de relacionar estos conceptos con los comportamientos de personajes que se pueden observar en una serie televisiva (“Monk”) como en una película (“Mejor imposible”). Es por esta razón que adjuntamos un apartado donde se encuentra este análisis llamado “Anexos”.
Para comenzar, y de manera general queremos decir que el término obsesión es utilizado como sustantivo para describir una perturbación anímica producida por una idea fija. Desde el punto de vista de la patología es un síndrome de carácter emocional. Las personas con esta enfermedad presentan pensamientos que no desean (obsesión) y repiten ciertos comportamientos (compulsión) una y otra vez. Ambos términos van asociados ya que uno es consiguiente del otro.
Las personas con esta enfermedad son conscientes de que sus actos no tienen sentido, pero sin embargo no pueden frenar su comportamiento. 
El Trastorno Obsesivo Compulsivo es un tipo de los trastornos de ansiedad. A continuación expondremos la clasificación de los mismos:
Trastorno de pánico: Es un trastorno en el cual la persona ha sufrido uno o más ataques de pánico, seguido de la preocupación por sufrir un nuevo ataque, y las consecuencias que el mismo podría depararle. La crisis o ataque de pánico se caracteriza por un comienzo brusco y de pocos minutos. De modo súbito surge un temor intenso que se acompaña de algunos de los siguientes síntomas: temblor, taquicardia, mareos, sensación de desmayo, sensación de muerte, despersonalización, sensación de falta de aire, de dificultad para tragar, trastornos gastrointestinales y cosquilleos o parestesias. Por lo general, el Trastorno de Pánico se acompaña de Agorafobia, que es el temor a descomponerse en un lugar donde resulte difícil escapar u obtener ayuda, en el hipotético caso de sufrir una crisis de pánico.

DESARROLLO
¿Qué es el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)? 
El Trastorno Obsesivo-Compulsivo, conocido también por las siglas TOC, se cataloga entre los trastornos de ansiedad y es el 4º trastorno psiquiátrico más común entre la población. Es un trastorno en el que parece estar implicado, entre otros factores, un fallo en el funcionamiento de un neurotransmisor cerebral llamado serotonina.
¿Cuáles son los síntomas del TOC?
El TOC se caracteriza por la presencia de obsesiones y compulsiones repetidas que causan intenso malestar psicológico e interfieren en la rutina, en el trabajo, en las actividades sociales y en las relaciones familiares del niño que lo padece.
¿A qué nos referimos cuando hablamos de Obsesiones y Compulsiones?
Las Compulsiones:
Son el elemento capital del TOC, constituyen un conjunto de ideas que dominan al individuo y lo provocan conflicto. Permanecen guardadas en secreto por el individuo por considerarlas absurdas o vergonzantes, hasta que son advertidos por sus allegados.
Surgen gradualmente en el individuo, tienen carácter intrusivo. Éstas causan un temor persistente y un alto nivel de ansiedad. Además existe una característica definida como dualidad o sentimiento obsesivo que consiste en creer y descreer al mismo tiempo que sus obsesiones.
Schneider (1930) definió las obsesiones como contenidos de la conciencia que cuando ocurren están acompañadas por la experiencia de las compulsiones subjetivas de las cuales no se puede uno desprender aunque son reconocidas como sin sentido. Lewis (1936) agrego como una característica importante la necesidad subjetiva de resistirse a las mismas.
Las personas con estas características tienen una evaluación anormal del riesgo de contingencias negativas y centran su atención en probabilidades inciertas y piensan que estas pueden efectivamente pueden ocurrir.
Mira y López dividió las obsesiones en: 
Imágenes obsesivas: Alteración cualitativa de memoria en la que hay evocación reiterativa de imágenes visuales o auditivas.
Pensamientos obsesivos: Ideas calladas de temor o duda ansiosa. Con circunscripción respecto de una idea, discordancia entre las mismas, conciencia de anormalidad por parte del sujeto, ansiedad, angustia, o culpa por las mismas.

Tipos fenomenológicos de obsesión:
De contaminación: preocupaciones por la suciedad, contaminantes ambientales o artículos del hogar como limpiadores. Los pacientes refieren que están preocupados por contagiar a sus allegados y que estos se enfermen por culpa de ellos, además de enfermarse ellos mismos. Los objetos son clasificados en limpios o contaminados.
Agresivas: basadas en el temor o posibilidad de engañar o lastimar a otros o así mismos. Estos pacientes sufren de horribles pensamientos recurrentes de que pueden cometer o haber cometido actos agresivos hacia los demás.
Sexuales: Los pacientes refieren tener pensamientos o imágenes sobre tener relaciones sexuales con niños, animales o incestuosas, o, volverse homosexuales. Estos pacientes son los más coincidentes con las teorías freudianas acerca del conflicto entre impulsos sexuales y agresivos, las prohibiciones morales del súper yo lleva a una intolerable ansiedad que resultan en la formación de síntomas neuróticos.
Somáticas: Los pacientes se vuelven extremadamente preocupados y obsesionados por diversas funciones corporales. Hay rituales de verificación o múltiples revisiones médicas y están sobre todo preocupados por su propia muerte.
Religiosas: Ligadas a los pacientes con una educación muy estricta o códigos morales muy rígidos. Su prevalencia está declinando concurrente con la liberación de las costumbres.
Coleccionismo: Esta puede llegar a tal punto que las habitaciones quedan prácticamente repletas de objetos y es difícil encontrar un lugar libre. La compulsión más frecuente es verificar una y otra vez que tienen todas sus posesiones acumuladas, y ver que nada perdieron.
Necesidad de simetría y precisión: El cuadro clínico está dominado por colocar los objetos de manera simétrica o de tener los sucesos ordenados, o hacer y deshacer ciertas acciones motoras de una manera exacta. Puede ser subdividida en lentitud obsesiva, que emplea tiempo inusual para completar la más simple de las tareas, y lentitud obsesiva primaria, donde existe la necesidad de que cada detalle sea perfecto y sienten un gran alivio cuando cumplen su ritual. Otra variante son los enfermos con pensamiento mágico, en los cuales existe un intento de prevenir o evitar un desastre imaginario que piensan están fuera de su control. Tienen rituales y se acompañan con una severa ansiedad.
Duda o responsabilidad patológica: En estos pacientes lo típico es una preocupación incesante debido a que han dejado de verificar algo total o repetidamente. Su temor se centra en que nada terrible vaya a suceder y otras veces se sienten invadidos por dudas permanentes acerca de temas de menor cuantía. Para seguir funcionando en otras actividades, tienen q limitar el número de verificaciones contando, lo que hace que desarrollen rituales de conteo.

Las Compulsiones
Son actos o pensamientos a los que el sujeto recurre y cumple de una manera rígida y formal para intentar aliviar sus obsesiones, en otras palabras son comportamientos de ritual estereotipado que se lleva a cabo, durante mucho más tiempo de lo normal, de forma repetitiva e ininterrumpidamente. De esta forma constituyen un síntoma primario del TOC.
Normalmente estos comportamientos están relacionados con las obsesiones, como por ejemplo limpiarse las manos un número de veces tras tocar un objeto “contaminado”, comprobar en varias ocasiones que una puerta está bien cerrada o que una luz está apagada, a pesar de que haya pocas dudas sobre ello, o pasar demasiado tiempo ordenando la habitación. Sin embargo, estos comportamientos también pueden no tener relación aparente con las obsesiones, como pasa con las supersticiones. Un ejemplo de este tipo de compulsiones sería golpear un objeto de madera tras haber tenido un pensamiento desagradable.


Existen diversas clasificaciones con respecto a las compulsiones, a continuación desarrollaremos algunas de ellas:
Pueden dividirse en:
Cognitivas: Que consisten en una urgencia irresistible de llevar a cabo un acto mental o intrapsíquico.
Motoras: Implican una urgencia de llevar a cabo o desempeñar una determinada secuencia motora.
Se subdividen en compulsiones: 
De lavado: consisten en el lavado de manos o todo el cuerpo excesivo o ritualizado. Envuelven la limpieza del hogar y tomar otras medidas para prevenir el contacto con contaminantes, desplegando un ceremonial estereotipado en una secuencia ordenada (lavar la parte un número de veces determinada, o hasta llegar a tener la sensación de estar limpio, y con un producto de limpieza en particular.
De verificación: Pueden incluir el verificar q no sean dañados o no se va a dañar a otras personas o q nada terrible vaya a suceder. Todas las compulsiones suelen realizarse sin propósito alguno. Hay otras en las q se realiza movimientos estereotipados, que serias fisiológicas y otras mentales, como la necesidad de preguntar, confesar o contar. En los patrones lingüísticos todo el discurso es habitualmente monótono, circunstancial y redundante, volviendo una y otra vez sobre el mismo tema.
Comprobación: Este tipo de compulsiones suelen referirse a comprobar repetida y excesivamente si se ha cerrado la puerta con llave, si se ha apagado el gas, etc. En ocasiones el paciente comprueba un número específico de veces, como 2, 3, 6 o 10. 
Rituales mentales: Este tipo de compulsiones son en ocasiones parecidas a los rezos o a los rituales supersticiosos. El paciente puede también intentar sustituir el pensamiento malo por uno bueno, o utilizar estrategias propias contra las obsesiones. 
Orden: Los pacientes con TOC de orden suelen pasar muchísimo tiempo ordenando su cuarto o sus pertenencias, y pueden enfadarse mucho si algo no está como consideran que debería estar. También son muy sensibles a que las cosas estén bien alineadas.
Acumulación: Estos pacientes suelen guardar objetos en apariencia inútiles, como revistas, periódicos viejos, latas, etc., llegando a tener con el tiempo problemas serios de espacio. Como pasa con los obsesivos “ordenados”, este tipo de pacientes pueden enfadarse mucho si alguien intenta tirar sus cosas.
¿Cuándo hablamos de Trastorno Obsesivo-Compulsivo?
Cuando las obsesiones y compulsiones se presentan más de una hora por día, todos los días interfiriendo en las actividades cotidianas, agobiando o imposibilitando la vida familiar, social, académica y/o laboral de las personas.
Tradicionalmente, el Trastorno Obsesivo Compulsivo ha sido dividido en diferentes subtipos, atendiendo bien al tema de las obsesiones o de las compulsiones (como se pudo observar anteriormente); pero existe cierto consenso en las siguientes categorías:
 a) Contaminación / lavado. Este subtipo se caracteriza porque la sensación de sentirse contaminado, infectado o sucio. En la mayoría de las ocasiones, el paciente responde a esta sensación lavándose compulsivamente, bien utilizando un método muy particular, bien hasta tener la sensación de sentirse limpio. El método particular puede ser lavarse utilizando un producto de limpieza determinado, lavarse un número de veces (dos, tres, diez, etc. o lavarse las diferentes partes del cuerpo siguiendo un orden determinado.
 b) Daño / comprobación. Las obsesiones características de este subtipo suelen referirse a la posibilidad de que alguien del entorno del paciente haya podido sufrir algún tipo de accidente o daño. El paciente tiene la creencia de que tiene el poder de evitar que ese daño suceda realizando algún tipo de compulsión, como comprobar un número determinado de veces si el gas está apagado, comprobar repetidamente que una persona querida no ha sufrido ningún daño, etc. 
c) Obsesiones sin compulsiones manifiestas. Este tipo de obsesiones/compulsiones es muy heterogéneo ya que, en el caso de las obsesiones pueden ir desde pensamientos "malos" referidos a la sexualidad hasta pensamientos referidos a la religión. En el caso de las compulsiones (mentales o encubiertas), pueden ir desde hacer cuentas mentales pare evitar alguna catástrofe, a rezar de manera repetida o compulsiva, pasando por cambiar "pensamientos buenos" por "pensamientos malos". Tradicionalmente se ha dicho que este tipo de obsesiones es muy poco frecuente. Sin embargo, una explicación alternativa es que, al ser encubiertas, el paciente tiende a ocultarlas y no acude al especialista. 
d) Orden. Los pacientes con este tipo de obsesiones o compulsiones tienen la "manía" de tener todo muy ordenado, por lo que pasan horas y horas cambiando las cosas de lugar o revisando que todo esté en el sitio correcto. Estas obsesiones y preocupaciones, rara vez son las principales preocupaciones del paciente, ya que suelen verse más como un rasgo de personalidad, e incluso estar connotadas positivamente. 
e) Acumulación. Los "acumuladores" son pacientes que dudan a la hora de tirar objetos de todo tipo, cotidianos, idiosincráticos (colecciones, etc.), acumulando gran cantidad de ellos en su casa. En muchos casos, los pacientes no quieren que nadie les toque, ordene o limpie esos objetos, provocando muchas disputas con las personas con las que conviven. En los casos más extremos, sus hogares o cuartos acaban estando inhabitables.
 f) Otras. En la población infanto-juvenil también suelen darse otro tipo de obsesiones/compulsiones, como tener la necesidad de decir o confesar determinado tipo de cosas de manera repetida o compulsiones referidas al estudio, como estudiar la lección de forma muy repetitiva, siendo imposible acabar de estudiar todos los temas.
¿Cuál es la edad de comienzo?
La edad más habitual de comienzo del TOC es la adolescencia tardía o la adultez temprana. La incidencia del TOC en la infancia es rara, pero no desconocida. La edad de comienzo de estos niños con TOC oscila entre los 10 y 14 años, siendo este trastorno más frecuente en los varones que en las mujeres, en una relación de 2:1 o de 3:1. En los varones la enfermedad es más severa y hay una edad más temprana de comienzo.
 Por lo general los profesionales que trabajan con adultos reciben a personas que padecen TOC desde hace años y no han sido tratados hasta que la enfermedad generó una disfuncionalidad importante o apareció un cuadro depresivo. De esta manera, se comienza desde la disfuncionalidad y la impronta que genera y la resistencia al tratamiento. Los tratamientos por lo general son prolongados debiendo acompañar al paciente y a su familia por años. 
Diferentes estudios epidemiológicos sugieren que no hay diferencias en la prevalencia entre regiones geográficas y etnias. Según March JS, Mulle K., 1998 (como cita Dr. Ricardo Perez Rivera, 2006), uno de cada 200 chicos sufre de TOC, lo que significa por las edades de comienzo que en una escuela primaria, 3 a 4 niños padecen la enfermedad; y en un colegio secundario 20 adolescente tendrían este trastorno, con la severa disfuncionalidad en lo académico, social, familiar y vocacional que produce.
  1   2   3

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Trastorno obsesivo compulsivo introduccióN iconTrastorno obsesivo-compulsivo

Trastorno obsesivo compulsivo introduccióN iconResumen Con este trabajo presentamos un caso clínico de una adolescente...

Trastorno obsesivo compulsivo introduccióN iconTrastorno obsesivo de contenido religioso

Trastorno obsesivo compulsivo introduccióN iconPsicopatología infantil primer parcial trastorno de alimentación,...

Trastorno obsesivo compulsivo introduccióN iconEl presente trabajo incluye el trastorno bipolar 1, el trastorno...

Trastorno obsesivo compulsivo introduccióN iconTrastorno de ansiedad por separación y trastorno de apego. *

Trastorno obsesivo compulsivo introduccióN iconGUÍa clínica atención Integral de Niñas/ Niños y Adolescentes con...

Trastorno obsesivo compulsivo introduccióN iconUn trastorno severo del desarrollo, considerado como un trastorno...

Trastorno obsesivo compulsivo introduccióN iconEl trastorno bipolar, también conocido como trastorno afectivo bipolar...

Trastorno obsesivo compulsivo introduccióN iconTaller com/manual-java/introduccion-java php >Introducción a Java...






© 2015
contactos
m.exam-10.com