Dirección general de Programas de Salud






descargar 172.84 Kb.
títuloDirección general de Programas de Salud
página1/5
fecha de publicación28.06.2015
tamaño172.84 Kb.
tipoDirección
m.exam-10.com > medicina > Dirección
  1   2   3   4   5


Viceministerio de Redes de Salud Colectiva

Dirección general de Programas de Salud






INTRODUCCION



Las enfermedades renales constituyen un importante problema de salud pública a nivel mundial, no solo por la altas tasas de nuevos casos cada año, sino porque un alto porcentaje de ellas sigue un curso inexorable hacia la cronicidad y pérdida progresiva de la capacidad funcional, independientemente de su etiología. Como consecuencia de este patrón evolutivo, las enfermedades renales tienen un alto impacto social y económico, relacionado con la incapacidad en sectores productivos de la población y los altos costos de las terapias de sustitución de la función renal con diálisis o trasplante. Adicionalmente, tanto en las etapas evolutivas como en los estadios terminales estas enfermedades tienen una alta comorbilidad que frecuentemente resulta en mayor incapacidad y elevación considerable de los costos del tratamiento.
El problema de la enfermedad renal, sin embargo va mas allá de las necesidades y costos del tratamiento en las etapas clínicamente avanzadas. De hecho, la mayoría de las enfermedades que llevan a la insuficiencia renal progresiva tiene un curso variable que puede ir desde pocos días o meses como ocurre en algunos casos de insuficiencia renal aguda y de glomerulonefritis rápidamente progresiva, hasta varios años como ocurre en la mayoría de los pacientes con enfermedades glomerulares crónicas y muchas variedades de nefritis instersticiales. Por lo tanto, el abordaje de la enfermedad renal debe estar sustentado en programas amplios que cubran desde las etapas preclínicas o asintomaticas hasta las diferentes etapas evolutivas que preceden la pérdida total de la función renal.
Las complicaciones de la Enfermedad Renal Crónica (ERC) como es la insuficiencia renal (IR), enfermedad cardiovascular y muerte prematura pueden ser prevenidas o retardadas si es detectada y tratada en sus etapas iniciales, disminuyendo de esta manera los eventos cardiovasculares que ocurren antes y después del inicio de la IR. Contrariamente, las etapas iniciales de la ERC no son diagnosticadas, perdiéndose de esta manera la oportunidad de hacer prevención. Entre los factores relacionados con esta circunstancias están la ausencia de unificación de criterios relacionados con la definición, clasificación y los factores de riesgo implicados en al progresión de la ERC, así como los exámenes de laboratorio requeridos para evaluar las diferentes etapas de la misma.
Las causas principales de ERC a nivel mundial, son la diabetes mellitus y la hipertensión arterial y en Venezuela, de acuerdo al Registro Venezolano de Diálisis y Trasplante la situación es similar.
A pesar de esta situación, la progresión geométrica del aumento en el número de pacientes con IR, es inversamente proporcional a los recursos económicos que se disponen para tratarla y es agudizada por la ausencia de estrategias de prevención primaria y secundaria, que permita fomentar actividades adecuadas de control de la salud renal, observándose retardos en las consultas con los especialistas capacitados para la detección temprana y el seguimiento correspondiente de las enfermedades renales, generalmente asintomáticas en sus primeras etapas.

ANTECEDENTES.

CONSIDERACIONES GENERALES SOBRE LAS ENFERMEDADES CRÓNICAS EN VENEZUELA.
Se define a las enfermedades crónicas como aquellas que son prolongadas, no se solucionan espontáneamente, y raramente se curan completamente, estando dentro de este grupo las enfermedades nefrológicas, entre ellas la Enfermedad Renal Crónica (ERC). Estas enfermedades son discapacitantes o incapacitantes, costoso atenderlas con una tendencia a su incremento y a representar una proporción cada vez mayor en el presupuesto de atención en salud. ¿Por qué son importantes para Venezuela? Porque nuestro país esta en una etapa de transición demográfica, en una etapa de transición epidemiológica; al abordar la dinámica de la transición epidemiológica, la prevención y el tratamiento con éxito de enfermedades letales agudas se mejoran la sobrevivencia y la longevidad, expectativa de vida, pero, por ello mismo, también aumentan el riesgo de desarrollar padecimientos crónicos. Más aún, como ocurre con la ERC, una enfermedad que puede ser controlada pero no curada, el efecto neto es que su duración promedio en la población se alarga y por lo tanto su prevalencia aumenta. Además, la incidencia también puede crecer en las siguientes generaciones cuando la enfermedad en cuestión tiene una base genética y su tratamiento aumenta las probabilidades de reproducción de los pacientes.
Desde el punto de vista poblacional mundial nos encontramos en el Grupo III caracterizado por un moderado crecimiento poblacional (1 a 3%), moderada natalidad (2 a 4%), baja mortalidad infantil (2 a 8%), baja mortalidad general (0.5 a 1%), enfermedades degenerativas, accidentes e infecciosas, alto promedio de vida, moderado porcentaje (35%) de menores de 15 años y más del 5% de mayores de 65 años. La tasa de años perdidos (años perdidos por muerte prematura más años de incapacidad), ajustada por incapacidad de enfermedades crónicas, incluyendo a las renales, versus la de enfermedades transmisibles, ha aumentado en los países en desarrollo.
¿Cuál es la magnitud del problema renal en Venezuela?
En Venezuela la prevalencia en el año 2004 se calculó en 308 pacientes por millón de habitantes, y la incidencia en 54 pacientes / millón.
La visión de nuestro futuro es de una proporción de pacientes progresivamente mayor debido a que las causas principales de ERC, tanto a nivel mundial como en Venezuela, son la hipertensión arterial y la diabetes mellitus. Se calcula que en el mundo, para este año, habrá cerca de 300 millones de diabéticos, siendo esta enfermedad responsable de casi el 40% de los pacientes que llegan a la etapa de diálisis o trasplante en el mundo. Es importante tener en cuenta que de los enfermos renales, al igual que las enfermedades crónicas en general, sólo la mitad de ellos son identificados y sólo la mitad o menos son tratados adecuadamente, lo cual indica que el 75% no son manejados óptimamente. Si vemos el campo de la salud como constituido por tres áreas que se solapan, a saber, la necesidad real, la necesidad sentida y la oferta de servicios, podemos apreciar las siguiente fragmentaciones:

  • Necesidad real no sentida, no satisfecha sobrepuesta a una necesidad real sentida no satisfecha, susceptible de la educación en salud que se realice.

  • Necesidad real no sentida, satisfecha sobrepuesta a necesidad real, sentida y satisfecha, susceptible a la investigación que se desarrolle.

  • Necesidad sentida, no real satisfecha, sobrepuesta a una necesidad sentida, no real, no satisfecha con una oferta no utilizada, susceptible a la información que pueda desarrollarse.



PROYECTO DE SALUD RENAL.
Con la finalidad de fundamentar las bases para asumir acciones dirigidas al control de la salud renal en un proyecto integral de salud, se propone el Proyecto de Salud Renal, enmarcado en iniciativas comunes con los Programa de Salud Cardiovascular y Endocrino Metabólica (CAREM).
Este programa de Salud Renal, va dirigido a detectar la prevalencia de la ERC en sus diferentes etapas e instituir las medidas preventivas necesarias para evitar o retardar la progresión de la misma, en contraste con la postura predominantemente aplicada hasta ahora de tratar las enfermedades renales, con la finalidad de fundamentar las bases para asumir acciones dirigidas al control de la salud renal en un proyecto integral. Sin embargo, para emprender este proyecto es indispensable la participación del médico de atención primaria, especialmente para la detección de las etapas iniciales de la enfermedad.
El proyecto de salud renal incluye planificación, programación y evaluación de resultados, vinculando la nefrología clínica con la salud pública, de una manera sustentable y sostenible, o sea, que el financiamiento sea posible con continuidad en el tiempo. El objetivo es estimular la necesidad de incorporar en la agenda del Estado la problemática renal, interactuando con los diferentes sectores prestadores de salud para incentivar el despistaje de enfermedad renal en el primer Nivel de Atención Nefrológica, articulado con todos los programas de salud del país, de acuerdo a la nomenclatura actual: Red de Atención Primaria (Misión Barrio Adentro), Red de Especialidades Ambulatorias (Clínicas Populares y Centros Diagnósticos), Red de Hospitalización (Hospitales del Pueblo) y Red de Especialidades de Emergencia.
El proyecto de salud renal tendrá como eje central, la promoción, prevención, atención, rehabilitación, investigación y educación en salud, con el objetivo de minimizar las complicaciones y dar una respuesta apropiada al alto porcentaje (80%) de población de bajos recursos.

  1   2   3   4   5

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Dirección general de Programas de Salud iconDirección general de redes y programas de salud

Dirección general de Programas de Salud iconDirección general de redes y programas de salud

Dirección general de Programas de Salud iconDirección General de Promoción de la Salud

Dirección general de Programas de Salud iconDirección General de Enseñanza en Salud

Dirección general de Programas de Salud iconDirección General de Salud Ambiental

Dirección general de Programas de Salud iconDirección General de Salud Animal

Dirección general de Programas de Salud iconDirección General de Calidad y Educación en Salud

Dirección general de Programas de Salud iconDirección General de Calidad y Educación en Salud

Dirección general de Programas de Salud iconDirección General de Calidad y Educación en Salud

Dirección general de Programas de Salud iconDireccion general de redes de servicios de salud






© 2015
contactos
m.exam-10.com