Alumnas: Guadalupe Mercado






descargar 18.31 Kb.
títuloAlumnas: Guadalupe Mercado
fecha de publicación30.05.2015
tamaño18.31 Kb.
tipoDocumentos
m.exam-10.com > medicina > Documentos

Candidiasis

Candidiasis

Alumnas: Guadalupe Mercado

Macarena Moyano
Año: 2014

Colegio: María Auxiliadora

Profesora: Silvia García

Empresa: VITTORIO

Índice



Diagnóstico, 4

Historia, 6

La candidiasis 2

Prevención de la candidiasis, 6

Signos y síntomas, 3

Tratamiento, 5



La candidiasis

La candidiasis es una infección fúngica (micosis) de cualquiera de las especies Candida (todas las levaduras), de las cuales la Candida albicans es la más común.1 2 También comúnmente referida como una infección por deuteromycetes, la candidiasis también es técnicamente conocida como candidosis, moniliasis, y oidiomycosis.3 :308

La candidiasis abarca infecciones que van desde las superficiales, tales como la candidiasis oral y vaginitis, hasta las sistémicas y potencialmente mortales, conocidas como candidemias y son usualmente limitadas a personas inmunocomprometidas, tales como pacientes con cáncer, trasplante, o SIDA como también pacientes de cirugía de emergencia no traumáticas.4

Las infecciones superficiales y de membranas mucosas por la Candida que causan inflamación y malestar son comunes en la población humana.2 5 6 Aunque claramente atribuible a la presencia de patógenos oportunistas del género Candida, la candidiasis describe una serie de diferentes síndromes de enfermedades que usualmente difieren en sus causas y resultados

Signos y síntomas

La mayoría de las infecciones por cándida son tratables y resultan en mínimas complicaciones tales como enrojecimiento, picazón y malestar, aunque las complicaciones podrían ser severas o fatales si no se tratan en ciertas poblaciones. En personas inmunocompetentes, la candidiasis es usualmente una infección muy localizada de la piel o membranas mucosas, incluyendo la cavidad oral (candidiasis oral), la faringe o esófago, el aparato digestivo, la vejiga urinaria, o los genitales (vagina, pene).1

La candidiasis es una causa muy común de la irritación vaginal, o vaginitis, y también puede ocurrir en los genitales masculinos. En pacientes inmunocomprometidos, las infecciones por cándida pueden afectar el esófago con el potencial de volverse sistémico, causando una condición muchísimo más seria, una funge mía llamada candidemia.5 6

La candidiasis oral es comúnmente vista en los bebés. No se considera anormal en los bebés a menos que dure más de un par de semanas.7

Los niños, mayoritariamente los entre tres y nueve años de edad, pueden ser afectados por infecciones crónicas de levadura orales, normalmente vistas alrededor de la boca como manchas blancas. Sin embargo, esta no es una condición común.

Los síntomas de la candidiasis pueden variar dependiendo del área que este afecte. Infecciones de la vagina o vulva pueden causar picazón severa, ardor, dolor, irritación, y una descarga blanquecina o blanco grisáceo con consistencia como de requesón, a menudo con una apariencia similar a grumos. Estos síntomas también están presentes en la más común vaginitis bacteriana.8 En un estudio publicado el 2002 en la Jornal of Obstétricas and Ginecología (Diario de Obstetricia y Ginecología), sólo una parte de las mujeres que se estaban auto medicando para una infección por levaduras en realidad tenían una infección por levaduras, mientras que la mayoría tenía o vaginitis bacteriana o una infección de tipo mixto.9 Los síntomas de una infección en el genital masculino incluyen manchas o llagas rojas cerca de la cabeza del pene o en el prepucio, picazón severa, o una sensación de ardor. La candidiasis del pene también puede tener una descarga blanca, pero es poco común.

Diagnóstico

Micrografía de la candidiasis esofágica. Muestra de biopsia; ácido periódico de Schiff.

El diagnóstico de una infección por levaduras se realiza ya sea a través de un examen microscópico o uro cultivos.

Para la identificación por microscopía óptica, un raspado o frotis de la zona afectada se coloca en un portaobjetos de un microscopio. Luego se le añade a la muestra una sola gota de solución de hidróxido de potasio (KOH) al 10%. El KOH disuelve las células cutáneas pero deja las células Candida intactas, permitiendo la visualización de pseudónimas y las células de la levadura en ciernes típico de muchas especies de Candida.

Para el método de cultivo, un bastoncillo estéril se frota sobre la superficie de la piel infectada. El bastoncillo es luego pasado por un medio de cultivo. El cultivo es incubado a 37 °C por varios días, permitiendo el desarrollo de las colonias de levadura o bacterianas. La características (tales como la morfología y el color) de las colonias puede permitir el diagnóstico inicial del organismo que está causando los síntomas de la enfermedad.10

Un diagnóstico diferencial característico de la cándida con otras lesiones blancas orales, es que se elimina al raspado.

Tratamiento

El tratamiento de la candidiasis se basa en cuatro pilares:

Realización de un diagnóstico precoz y certero de la infección.

Corrección de los factores facilitadores o de las enfermedades subyacentes.

Determinación del tipo de infección candidiásica.

Empleo de fármacos anti fúngicos apropiados.11

En el ámbito clínico, la candidiasis es comúnmente tratada con antimicóticos—los medicamentos antimicóticos comúnmente usados para tratar la candidiasis son clotrimazol tópico, nistatina tópica, fluconazol y ketoconazol tópico.

Por ejemplo, una dosis única de fluconazol (una tableta de 150mg por vía oral) ha sido reportada de ser 90% eficaz en el tratamiento de una infección vaginal por levaduras.12 Esta dosis es solamente eficaz para las infecciones vaginales por levaduras, otros tipos de infecciones por levaduras podrían requerir diferentes dosis. En infecciones severas, se podría utilizar anfotericina B, caspofungina, o voriconazol. Los tratamientos locales pueden incluir supositorios vaginales o duchas vaginales medicadas. Se puede utilizar violeta de genciana para la lactancia materna con candidiasis, pero cuando se utiliza en grandes cantidades este puede causar ulceraciones en la boca y la garganta de los lactantes, y se ha relacionado con el cáncer de boca en los seres humanos y el cáncer en el tracto digestivo de otros animales.13

No es recomendado utilizar el enjuague bucal de gluconato de clorhexidina para tratar la candidiasis14 pero es efectivo como profilaxis;15 el enjuague con dióxido de cloro tiene una efectividad similar contra la Candida in vitro.16

La C. albicans puede desarrollar resistencia contra los fármacos antimicóticos.17 Las infecciones recurrentes pueden ser tratadas con otros antimicóticos, pero también se podría desarrollar una resistencia contra estos otros agentes antimicóticos.

Historia

El género Candida y especie C. albicans fueron descritos por la botánica Christine Marie Berkhout en su tesis doctoral en la Universidad de Utrecht en 1923. Con los años, la clasificación de los géneros y especies han evolucionado. Nombres obsoletos de este género incluyen Mycotorula y Torulopsis. La especie ha sido también conocida en el pasado como Monilia albicans y Oidium albicans. La clasificación actual es nomen conservandum, que significa que el nombre es autorizado para su uso por el Congreso Internacional de Botánica (IBC).18

El género Candida incluye alrededor de 150 especies distintas; sin embargo, sólo unas pocas son conocidas por causar infecciones en seres humanos. C. albicans es la especie patogénica más significativa. Otras especies Candida patogénicas en humanos incluye C. tropicalis, C. glabrata, C. krusei, C. parapsilosis, C. dubliniensis, y C. lusitaniae.

Prevención de la candidiasis

Una buena higiene y un buen estado de salud impiden la invasión de piel y mucosas por Candida. Es importante secar bien la piel y sus pliegues tras la ducha o baño (en el caso de los recién nacidos, es recomendable utilizar polvos de talco que eliminen la humedad), y cepillarse los dientes y limpiar la boca con flúor oral. También se debe abandonar el tabaco radicalmente.

Las embarazadas deben tener sumo cuidado con su higiene genital y favorecer la acidez vaginal tomando yogures bioactivos. A pesar de estas medidas, puede surgir una candidiasis con frecuencia. Para evitar la transmisión sexual de la balanitis o vulvovaginitis candidiósica la medida más efectiva es el preservativo.

Pacientes de SIDA o con alteraciones congénitas del sistema inmune deben comenzar un tratamiento preventivo de candidiasis tras haber padecido una primera infección; antes deben llevar a cabo las medidas generales que se han mencionado, y sólo casos graves de inmunodeficiencia deberían tener un tratamiento preventivo aunque no hayan tenido infección previa.

En el caso de los heroinómanos, y otros adictos a drogas por vía parenteral, se mezclan varios factores de riesgo como son la falta de higiene y la inmunodepresión. Deben recibir un tratamiento multidisciplinar desde la perspectiva infecciosa, psiquiátrica y social, procurando el abandono de su adicción y estimulando su reinserción en la sociedad.






Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Alumnas: Guadalupe Mercado iconLos riesgos de China: cierta duda razonable (y algunas “incongruencias”)...

Alumnas: Guadalupe Mercado iconAlumnas: Medina Ibáñez Claudia Patricia

Alumnas: Guadalupe Mercado iconAlumnas: irma leticia sierra castro 20062004475

Alumnas: Guadalupe Mercado iconCinthya Crisol Mirón Guadalupe

Alumnas: Guadalupe Mercado iconGabinete Comunicación Diputación Nacional Guadalupe Valdez

Alumnas: Guadalupe Mercado iconNombre completo: luis armando oblitas guadalupe

Alumnas: Guadalupe Mercado iconForraje verde hidropónico guadalupe Sonia Rodríguez de la Rocha

Alumnas: Guadalupe Mercado iconEl grupo encargado de realizar el proyecto consta de 6 alumnas de...

Alumnas: Guadalupe Mercado iconAguirre Verduzco Paulina Guadalupe, Chipres Aguilar Pedro y Ramírez Carbajal Luis Eduardo

Alumnas: Guadalupe Mercado iconInvestigación de mercado






© 2015
contactos
m.exam-10.com