Ozono y su uso en casos clínicos






descargar 8.08 Kb.
títuloOzono y su uso en casos clínicos
fecha de publicación17.03.2017
tamaño8.08 Kb.
tipoDocumentos
m.exam-10.com > medicina > Documentos
OZONO Y SU USO EN CASOS CLÍNICOS.

Por: Dr. Carlos Herrero García. De BIOZONIKA. Tel: 62 4-66-07.

¿Qué es el ozono?

El gas ozono de manera natural se ubica fundamentalmente en la atmosfera y se forma a partir del oxígeno y de la energía formada a partir de tormentas eléctricas. Sus aplicaciones en medicina han sido estudiadas recientemente y se basan fundamentalmente en aprovechar su capacidad oxidante en el cuerpo.

El ozono para uso medicinal es una mezcla de oxígeno-ozono, que se da gracias a una descarga eléctrica de alto voltaje y alta frecuencia al oxígeno medicinal puro. Esta reacción química, realizada por un equipo especial, produce un gas con distintas concentraciones de ozono, de acuerdo a la patología y el tratamiento.

El ozono actúa como antioxidante; inmunomodulador, es decir, estimula a los glóbulos blancos, aumenta las defensas del organismo ante infecciones, y detección de células mutágenas que pueden producir cáncer o enfermedades autoinmunes; además a nivel de glóbulos rojos incrementa la liberación de oxígeno generando un mayor transporte de oxígeno a las células, mejorando la función celular y la circulación; también es un poderoso germicida: elimina hongos, bacterias y virus.

¿Qué es la Ozonoterapia?

La historia de la ozonoterapia comienza en Alemania. El precursor del uso del ozono, fue Werner von Siemens, quien en 1857 construyó el primer tubo de inducción para la destrucción de microorganismos. En la segunda década del siglo XX, otro alemán, el químico Justus Baron von Liebig fue el primero en estudiar las aplicaciones del ozono para uso humano.

Luego, los rusos aceleraron las investigaciones y transfirieron los conocimientos a los países aliados. Después se expandió al resto del mundo, sobre todo después de la II Guerra Mundial.

El oxígeno-ozono al entrar en la sangre reacciona con los ácidos grasos insaturados convirtiéndolos en ozónidos y luego en peróxidos. El hierro de la sangre actúa como catalítico. Esta reacción hace que la hemoglobina libere oxígeno adicional en el torrente sanguíneo, se puede comprobar por el leve aumento de la presión arterial y el descenso de la presión venosa. Por otro lado, el aumento de los peróxidos favorece la oxidación celular y fortalece el sistema inmunológico.

El ozono mejora el metabolismo en forma integral, por un lado, la circulación sanguínea mejora los tejidos afectados. Por otro lado, el transporte de oxígeno y el suministro de energía a las áreas inflamadas, es mejorado. Y también el sistema inmunológico es influenciado o estimulado de forma positiva.

La ozonoterapia no tiene consecuencias colaterales con otros tratamientos.

Los tratamientos consisten en un número de sesiones que varían en cantidad y duración, según la afección que se trata. Las aplicaciones no tienen efectos adversos.

Los beneficios hacen que las aplicaciones terapéuticas sean muchas y en variadas enfermedades, desde carcinomas; esclerosis cerebral y Parkinson; cistitis, trastornos circulatorios, cirrosis hepáticas y enfermedades vesiculares, reumáticas en general, poliartrosis, hernias discales, artrosis, tromboflebitis y varices; gangrena y úlceras diabéticas; colitis ulcerosa, colon irritable, eczema anal, hemorroides e infecciones genitales, entre otras.

El ozono se utiliza para tratamiento de patologías de la piel, como: cicatrices, heridas resistentes a la cicatrización (abscesos, fístulas, forúnculos, acné, etc.), quemaduras, hongos, herpes simple y Zóster.

Las contraindicaciones a esta terapia son: el favismo, infarto agudo de miocardio (reciente) y trastornos de la coagulación.

La mezcla gaseosa de oxigeno-ozono se puede aplicar de múltiples maneras. En forma local, inyectado por vía: intraarterial, subcutánea, e intramuscular.

Otro método para suministrarlo es a través de autohemoterapias (Mayor y menor), las cuales consisten en la extracción de sangre a la cual se le agrega el oxígeno-ozono, se mezcla con la sangre y sin sacar la aguja, se la vuelve a inyectar en la corriente sanguínea o intramuscular.

La insuflación rectal se realiza aplicando directamente el gas por medio de una sonda fina, como si fuera un enema.

Otras aplicaciones se realizan de manera tópica a través de aceites. Estos productos al tomar contacto con el cuerpo, transmiten el ozono al organismo. El ozono es un gas inestable que se descompone fácilmente a una velocidad que depende de la temperatura. Por eso, no deja residuos tóxicos ya que dentro del organismo se transforma en oxígeno. En el campo de la estética, son muchos los productos que ofrece la ozonoterapia. El ozono actúa en la piel como un poderoso activador celular, existen geles y emulsiones para el tratamiento de la piel en general. Combatiendo en gran medida la celulitis, arrugas, acné y manchas en la piel.

El ozono también es utilizado como un potente inmunoestimulantes, desactivador del dolor y antiinflamatorio.

A pesar de todas sus ventajas, la Ozonoterapia está contraindicada en casos de intoxicación alcohólica aguda, infarto cardiaco, alergias al ozono y embarazo. En caso de saber si es o no candidato al uso de ozonoterapia el paciente necesita acudir a consulta y tras un análisis clínico el medico indicará si se puede aplicar en su padecimiento.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Ozono y su uso en casos clínicos iconLos alumnos deberán contestar 3 casos clínicos (la contestación de...

Ozono y su uso en casos clínicos iconCasos clínicos hta

Ozono y su uso en casos clínicos iconEl examen va tener casos clínicos

Ozono y su uso en casos clínicos iconCasos clínicos- primer grupo

Ozono y su uso en casos clínicos iconCasos Clínicos de Trastornos de los Leucocitos

Ozono y su uso en casos clínicos iconCasos Clínicos de Trastornos de los Leucocitos

Ozono y su uso en casos clínicos iconManual de Prácticas de Laboratorio y Casos Clínicos. Bioquímica

Ozono y su uso en casos clínicos iconAutores principales y casos clinicos finalistas (por orden alfabético)

Ozono y su uso en casos clínicos iconBibliografía Resolverán los casos clínicos planteados una vez desarrollado el tema

Ozono y su uso en casos clínicos iconCasos clínicos en epilepsia: varón de 10 AÑos con crisis epilépticas sensibles a piridoxina






© 2015
contactos
m.exam-10.com