Los padres son cada vez más responsables a la hora de afrontar estas situaciones ante sus hijos






descargar 55.64 Kb.
títuloLos padres son cada vez más responsables a la hora de afrontar estas situaciones ante sus hijos
fecha de publicación14.06.2016
tamaño55.64 Kb.
tipoDocumentos
m.exam-10.com > medicina > Documentos
La depresión es principal problema de los hijos tras la separación de los padres

La Tercera 05/06/2009
Este trastorno se manifiesta en ansiedad, tics nerviosos o un empeoramiento del rendimiento escolar.

De acuerdo al profesor de Psicología y doctor de la Universidad de Barcelona, Paulino Castells, una depresión enmascarada es el principal problema médico y psicológico que se produce en los niños tras la separación de sus padres y que se manifiesta en ansiedad, tics nerviosos o un empeoramiento del rendimiento escolar.

Castells, autor del libro "Los padres no se divorcian de sus hijos", ha afirmado que en un primer momento el niño sufre un shock acompañado de un sentimiento continuo de miedo, confusión y ansiedad, ya que para ellos se rompe todo, entre ello la tranquilidad de la infancia.

Así, según este psicólogo que ha participado en el 58 Congreso de la Asociación Española de Pediatría (ANP), la mitad de los niños experimenta un temor a ser abandonados y se estima que un 34 por ciento reacciona con una depresión enmascarada.

En los adolescentes, la repercusión de la separación es el inicio en las drogas en los varones y la promiscuidad sexual en las mujeres, "como una huida hacia adelante", ha dicho Castells.

Sin embargo, todas estas consecuencia dependen del tipo de separación, aunque duda de que se pueda llegar a una ruptura neutra, se pueden minimizar mucho sus efectos para los niños, que se enteran de todo lo que pasa incluso aunque sean lactantes.

En este sentido, para Castells los padres son cada vez más responsables a la hora de afrontar estas situaciones ante sus hijos, que deben ser informados por la pareja de como será su vida futura, "sin escatimar palabras" y con un guión para no contar cosas dispares.

Ha abogado porque a los niños se les diga el motivo de la separación, sin confusiones, ya que "no se pueden olvidar las palabras en un hecho tan trascendental".

Asimismo, ha apostado porque se les explique todo, incluso las ventajas de la ruptura como el hecho de que van a tener dos mundos diferentes, que pueden ser enriquecedores para el niño.

Cerebro infantil: una potente máquina de aprendizaje

La Tercera - 07/06/2009
Hasta hace poco se creía que los niños eran seres con un cerebro prácticamente en blanco. Hoy está claro que este órgano es insuperable en neuronas y conexiones, cuya actividad duplica con facilidad a la del adulto.

Son más que una cara tierna e inocente, que ríe o llora al capricho de sus necesidades. Hasta hace un tiempo, los científicos creían que las guaguas eran seres irracionales, debido a que tenían un pensamiento y experiencia muy limitados. Algo así como un cerebro o un cuaderno en blanco, donde está todo por escribir.

Una visión que ha cambiado radicalmente: los niños aprenden más, son más creativos y experimentan el mundo que los rodea más intensamente que los adultos. Esto porque tienen más neuronas y más conexiones que los mayores, y menos sustancias que frenen el trabajo de sus circuitos nerviosos. Algo que explica que sean capaces de aprender una cantidad sorprendente de información, en un tiempo relativamente corto.

"El cerebro de un niño de 18 meses está bullente de actividad y, de alguna forma, está más consciente del mundo que los adultos", dice Alison Gopnik, sicóloga de la Universidad de Berkeley, California. Esto les permite, según explica, que en sus primeros años logren manejar con maestría técnicas tan diferentes como hablar -aprenden un promedio de 10 palabras nuevas al día- o el complejo desafío motor que involucra caminar.

Gopnik es autora del libro "The philosophical baby", que se publicará en agosto próximo, donde reivindica las capacidades del cerebro infantil.

Algo no menor si tenemos en cuenta que en el mundo médico era algo establecido que los recién nacidos no podían sentir dolor igual que los adultos, ya que sus nervios no estaban maduros. Por esta razón, y aunque cueste creerlo, hasta los años 70 y 80, los niños eran operados sin anestesia, cuando en realidad, comparativamente, requieren más que los adultos, ya que tienen más actividad nerviosa que se debe silenciar.

LABORATORIO DE IDEAS: Enfocarse en un aspecto limitado de la realidad y desconectarse del resto del mundo es lo que hacen a diario los adultos para poder trabajar y producir. Algo que para un bebé es imposible de hacer, ya que su cerebro está permanentemente inundado de sensaciones y estímulos que lo mantienen abierto a todo lo que proviene del mundo exterior.

Esta característica tan propia de los primeros años de vida, se sabe hoy que es imprescindible para que las personas talentosas desarrollen su creatividad y busquen soluciones novedosas a los problemas.

Por esta razón, el no tener un propósito es una ventaja de los niños, por lo que representan algo así como "el departamento de Investigación & Desarrollo de la especie humana", dice Gopnik. Ella compara el hecho de ser una guagua con estar viendo una película apasionante o estar de turista en una ciudad extranjera, donde hasta las actividades más triviales parecen nuevas y atractivas. "Para un niño, cada día es como ir a París por primera vez. Es cosa de dar un paseo con un niño de dos años. Pronto uno se da cuenta de que él ve cosas que ni siquiera habíamos notado", explica.

Esto último representa una ventaja evolutiva para los humanos. No existe otra especie cuyos hijos nazcan tan desamparados y que requieran tanta inversión de tiempo y de cuidados de parte de sus padres. Esto les da la libertad para que puedan explorar su entorno, aprender e incluso imaginar otros mundos, todo lo cual les servirá para su vida futura. Y, de paso, también enriquece la de sus ocupados padres. Sólo un dato: a los tres años, la actividad cerebral del niño más que duplica a la del adulto, algo que se mantiene así hasta la pubertad.

ENRIQUECER EL CEREBRO: Hoy se sabe que a medida que el bebé comienza a ver mejor, explora su ambiente e interactúa con los mayores, las neuronas transmiten de ida y vuelta impulsos nerviosos que van fortaleciendo ciertos circuitos. Al mismo tiempo se produce un proceso denominado "poda", en que las redes que no se usan van muriendo. Hasta la edad de tres años se producen más circuitos nuevos que los que mueren. Entre los tres y los 10 años, el nacimiento y la desaparición de circuitos se equilibra para, luego, ser más los que se eliminan que los que se crean.

Entonces es fundamental que a un niño se le brinde una estimulación plena, con el fin de que su desarrollo sea óptimo. Según Gopnik, lo importante es que los padres conozcan a sus niños y no que los traten de cambiar. Para ello la ciencia entrega una serie de sugerencias de crianza basadas en la evidencia existente.

La clave es enriquecer -sin sobrecargar- el ambiente del niño, como, por ejemplo, leerle en voz alta, hasta que sea capaz de hacerlo por su cuenta. También es bueno animarlo a jugar y explorar, sin forzarlo a usar determinado juguete cuando, quizás, él o ella prefiera entretenerse con la caja del envase. Esto, porque el valor educativo de un juguete se lo da el uso que hace el niño de él y no su costo o la "investigación" que hay detrás. Además, se recomienda minimizar la televisión y alentar el ejercicio al aire libre, ya que su cerebro se beneficiará de un aumento en el flujo de sangre y oxígeno.

La variedad de juegos, actividades y ejercicios permite que una mayor cantidad de circuitos nerviosos se fortalezcan. Cuando la estimulación es pobre, los circuitos que se consolidan se reducen y la poda se hace más abundante. Un desperdicio si pensamos que el cerebro de los niños es la máquina de aprendizaje más poderosa que se conozca.

Cómo los padres pueden enfrentar los nuevos miedos infantiles

La Tercera 21/06/2009

Una encuesta reveló los niños ya no temen a los fantasmas (31%), sino a que se les muera un amigo (86,5%) y a ser raptados (86,2%).



  • Cecilia quiso hacer algo distinto en la última clase de orientación con sus alumnos de cuarto básico. "¿Qué cosas les dan miedo, niños?", le preguntó al curso. Las respuestas empezaron tímidas, pero de a poco derivaron en un tema común: el temor a ser raptados. En un principio a Cecilia no le llamó la atención: pensó que la raíz de ese temor estaba en la teleserie ¿Dónde está Elisa?, pero ningún niño mencionó esa serie. En cambio, los niños hablaron mucho del caso Madeleine. "A mí se me había olvidado ese tema, pero ellos lo tenían súper presente", comenta la profesora. "Los niños ven mucho más las noticias que cuando yo tenía su edad", concluyó la profesora.



Cecilia (26), entonces, hizo frente al miedo de sus niños. El primer paso fue empatizar con ellos: "les dije que está bien tener miedo, que a todos nos pasa y les comenté mis propios temores de cuando yo era chica". La etapa siguiente fue entregarles una señal clara de protección: "les dejé súper claro que sus papás están pendientes de ellos para que se sientan protegidos", cuenta.

Los miedos han cambiado: la imaginación que a los niños de hace décadas les dibujaba lobos y brujas en su cabeza dio paso a la realidad y a miedos concretos con protagonistas de carne y hueso. Los niños de hoy están más expuestos por los noticiarios, internet o lo que conversan los adultos. Por eso, temen a lo que ven o escuchan. Así pasa en Estados Unidos, donde un reciente trabajo de la U. de Alabama reveló que los temores infantiles apuntan a ser secuestrados, a morir o al Sida. Y así pasa en Chile.

La primera encuesta en el país sobre miedos infantiles, realizada por la Universidad de Talca a niños entre siete y 11 años, lo dice: temen que los rapten (86,2%), que un amigo se muera (85,5%), a morir  en la calle (84,1%) o que entren a robar a la casa (84,1%), por ejemplo. Hay miedos  sensibles y crecientes, como que los toque un desconocido -pasa de 59% a los siete años a 82% a los 11-. Y hay otros que reflejan el cambio en los temores, pues ya no les quita el sueño el miedo a los monstruos (21,2%), fantasmas (31%) y la oscuridad (38%).

SIN ADORNOS
Los miedos son adaptativos y si bien todos lo sienten, el foco cambia  dependiendo del contexto. Hasta hace unos años los niños temían al lobo o la bruja del cuento, porque los padres los protegían de la realidad, "una realidad muy cruda para estos seres frágiles", se pensaba antes. "Hoy, en cambio, nos parece como sociedad que debemos abordar los temas de la realidad en forma directa y sin adornos", dice el psicólogo infantil Ladislao Lira. Los adultos están menos dispuestos a la censura y a proteger la psiquis de un niño, por muy chico que sea, complementa el psicólogo de la Clínica Santa María, Juan Pablo Westphal.

Mucha información que manejan los adultos y que ronda el entorno de los niños no les aportan mayor aprendizaje. "No hay que olvidar que la madurez es paulatina y acorde con el desarrollo biológico, por lo que hay cosas que no necesariamente los niños entienden", sigue Westphal. Un ejemplo: a pesar de que en Chile los índices de secuestros son bajos, este temor aumenta con la edad: si el 83% de los niños de siete años vive con ese miedo, a los 11 años llegan a 92%.

"Se esperaría que este temor se calme a medida que aumentan los niveles de razonamiento cognitivo, no obstante aumentan con la edad", comenta la sicóloga de la UDD, Verónica Pérez. El exceso de información sobre la delincuencia y las campañas publicitarias los dejan con la sensación de inseguridad. "Si esto lo juntamos con el temor a morir, pareciera que para los niños la calle pasa a ser un lugar muy peligroso y llenos de riesgos: muertes, raptos, atropellos", dice Pérez. Y la realidad no muestra eso.

EL NUEVO ESCENARIO
¿Qué hacer? Filtrar la información y entregarla según la etapa de desarrollo del niño y las dudas o temores que presente frente a determinados temas, indica la siquiatra de Sopnia Carola Alvarez. Lo que Juan Pablo Westphal llama "proteger la psiquis de los niños": prevenir y educar ante nuevos riesgos y amenazas, pero cuidando la información que se entrega por el grado de angustia y/o ansiedad que se puede  transmitir como adulto.

Para aliviar la ansiedad que provoca el temor, la fórmula es la cercanía y confianza de las figuras de apego que ayudan a comprender los sentimientos y estimulan su reconocimiento. "A veces los adultos tendemos a generar más presión y exigencia en los niños, privándoles de figuras contenedoras que los ayuden y acompañen a enfrentar las dificultades, o tendemos a sobreprotegerlos y enfrentamos los problemas por ellos, privándolos de probar y medir sus capacidades para resolverlos", explica Ladislao Lira. Padres que ofrecen seguridad a sus hijos estimulan el desarrollo de confianza básica en ellos, que es la seguridad de contar con apoyo ante las dificultades.

FICHA TECNICA
Los nuevos miedos infantiles
Centro de Estudios de Opinión Ciudadana, de la U. de Talca.
Autores: Medardo Aguirre, Marcela Castro y Bárbara Veloso.
Muestra: 484 encuestados
Disponible en www.ceoc.cl


Descifran mecanismo de propagación del cáncer en el cerebro

La Tercera 23/06/2009
El cerebro posee un complejo mecanismo de protección que lo mantiene alejado de tóxicos que impliquen daños severos. La llamada barrera hematoencefálica, ubicada entre los vasos sanguíneos y el encéfalo, actúa eficazmente impidiendo el paso de sustancias dañinas, y dejando el paso libre a proteínas y vitaminas. Sin embargo, esa vital protección es un impedimento para el tratamiento del cáncer que se propaga al cerebro.

Los medicamentos no logran atravesar esa fortaleza y hacen que su propagación en poco tiempo sea mortal. Un nuevo estudio de la U. de Oxford, Inglaterra, descifró por primera vez cómo se propaga esta enfermedad a nivel cerebral, hallazgo que permitirá desarrollar tratamientos y medicamentos más eficientes.

La investigación, publicada en la revista científica PLos One, identificó dos elementos clave: el aprovechamiento de los vasos sanguíneos que hacen las células cancerígenas para propagarse y el rol que en este proceso cumple la proteína integrina, que permite a las células del cáncer adherirse a las redes sanguíneas.

ATACAR LA METÁSTASIS
La metástasis es el proceso mediante el cual un cáncer alojado en los pulmones, u otras áreas, llega al cerebro. Una vez que el cáncer es detectado en el cerebro, su pronóstico suele ser terminal. El promedio de vida es de un máximo de nueve meses con tratamiento y sobre el 20% de los pacientes con cáncer desarrollan metástasis en el sistema nervioso central.

Por su agresiva acción, es esencial conocer cómo ocurre ese proceso, indica W. Shaw Carbonell, investigador del Instituto de Oncología y Biología de la U. de Oxford. "Esperamos que esto nos permita nuevas y mejores maneras de tratar el cáncer", reconoce.

Ruth Muschel, líder del estudio, explica que su equipo descubrió que la metástasis de las células comienza a crecer en las paredes de los vasos sanguíneos del cerebro en cerca del 95% de los casos, y no en las células nerviosas, como se pensaba hasta ahora. Las redes vasculares en el cerebro son las que entregan los nutrientes y oxígeno que necesitan las células cancerígenas para expandirse. Los expertos descubrieron, además, una proteína llamada integrina,  que se halla en la superficie de las células cancerígenas y facilita su adhesión a los vasos sanguíneos.

Mariana Sinning, neuroncóloga del Hospital Clínico de la U. de Chile, indica que pese a que otros estudios demostraban que la integrina se relacionaba, no se conocía su rol clave en la adhesión inicial del cáncer. 

"La célula tumoral sale al torrente sanguíneo y llega a través de la sangre al cerebro, donde atraviesa la primera pared, y se fija a los vasos sanguíneos, donde se alimenta de la misma sangre, un proceso que depende de esa proteína", dice Sinning.

Bloquear la acción de la integrina implicaría detener la metástasis, lo que además daría paso a nuevos medicamentos que anulen su acción, sostiene la experta.

Jorge Gallardo, oncólogo de la Clínica Alemana, indica que "no se sabía cómo las células de tumores podían ubicarse en el cerebro. En los otros órganos sucede que la célula se fija primero al vaso sanguíneo y se traspasa luego a las células de un órgano (mama, pulmón) y provoca la metástasis". Lo que descubrieron estos científicos es que las células cancerígenas se fijan al endotelio de pequeños vasos y a la llamada membrana basal, y no a las neuronas, como se creía, aclara Gallardo.

El 5% de la población padece trastornos de pánico

Infobae.com 29 junio
Casi la mitad, el 44%, de los que sufren episodios breves de ansiedad intensa con síntomas físicos está subdiagnosticada porque realiza consultas en centros no especializados. Cómo la gripe A o la crisis mundial incrementan casos

"Sólo dos de cada cinco personas con ataque de pánico reciben diagnóstico correcto", dijo en declaraciones a DyN el coordinador de la Clínica de Ansiedad y Estrés del Instituto de Neurología Cognitiva (Ineco), Francisco Doria Medina.

El especialista sostuvo que "datos de trabajos de investigación epidemiológicos afirman que un número importante de personas no llega a la consulta de especialistas o se pierden en estudios innecesarios médicos o en tratamientos inespecíficos".

"Esto es así porque se malinterpretan los síntomas, se subdiagnostican", expresó.

Doria Medina sostuvo que los síntomas de los trastornos de pánico "primero son físicos y no son tomados en cuenta por el médico de guardia, cuando la persona acude a la consulta a un centro de salud".

"La persona recibe alivio y piensa que mejoró, pero a los pocos días o semanas vuelve a aparecer los síntomas", explicó.

El especialista definió los trastornos de pánico como "episodios breves de ansiedad intensa que aparecen de forma espontánea con síntomas físicos de ahogo, palpitaciones, mareo sudoración y temblor, con miedo a morir o perder el control. Duran minutos".

El experto afirmó que los ataques de pánico pueden formar parte de un trastorno bipolar, depresivo o de ansiedad y consideró que "por eso es importante consultar a un especialista en trastornos de ansiedad o a un psiquiatra".

"Si estas personas son tratadas a tiempo y se hace una intervención adecuada, pueden evitar posibles complicaciones", aseguró.

Doria Medina dijo que los ataques de pánico comienzan a manifestarse a los 21 años, aproximadamente, y expresó que "tienen mayor incidencia en mujeres, por razones biológicas y psicosociales".

"Las situaciones de estrés generales en forma persistente, como la gripe A o la crisis económica mundial, afectan más a estas personas", afirmó.

"Pueden inducir la aparición de trastornos de ansiedad en las personas más vulnerables, no en cualquiera", explicó, y sostuvo que "también pueden provocar ansiedad en general o trastornos obsesivo compulsivos".

El 30 de enero, especialistas reportaron un aumento de casos de ataques de pánico, contracturas e inconvenientes para conciliar el sueño por incertidumbre ante los alcances de la crisis económica mundial en el país, con mayor incidencia en personas de entre 35 y 40 años.

El presidente de la Asociación AYUDA y vicepresidente de la Asociación Argentina de Trastornos de Ansiedad, Daniel Bogiaizian, dijo en esa oportunidad que los casos "empezaron con la crisis del campo y se agravaron con la crisis económica mundial".

"Algunas personas tienen síntomas de ansiedad, dolores de cabeza, sensación de ahogo o taquicardia", explicó el especialista en declaraciones a DyN, y sostuvo que los síntomas "están vinculados con situaciones de incertidumbre".

"Lo más notorio es la preocupación incontrolada, que las personas viven como excesiva", manifestó Bogiaizian en esa oportunidad.


La crisis perjudica seriamente su salud

El País, España 15/06/2009
Los expertos advierten de que la recesión puede hacer mella en el bienestar físico y mental de los ciudadanos - La situación puede resultar catastrófica para los países menos desarrollados

 
Insomnio. Dermatitis. Problemas de estómago. Palpitaciones. La crisis no afecta sólo al bolsillo, también lo hace a la salud. Desde principios de 2008, cuando la palabra utilizada -aunque con un poco de sorna para algunos- aún era desaceleración, la salud de los españoles ha empeorado. Las consultas al médico por problemas de ansiedad o depresión relacionadas con la mala situación económica han aumentado en torno a un 5%. La prescripción de psicofármacos ha crecido un 15%. Además, muchos ex fumadores han vuelto a recaer. Los problemas en el trabajo -propios y ajenos-, el paro, la falta de dinero y los gastos que no paran de crecer han ido haciendo mella cada vez más en el físico y la mente de los ciudadanos.

La prescripción de psicofármacos ha aumentado un 15% en un año. La ansiedad, el insomnio y los problemas de piel son lo más común. Este año ha dejado de fumar un 7% menos de personas. Siete países de África han recortado sus fondos para salud

La crisis ha llegado en un momento delicado para la salud pública, según alerta la propia Organización Mundial de la Salud (OMS). La recesión ha empujado la pieza de dominó provocando una reacción en cadena. Conforme crece el desempleo, fallan las redes de protección social, se reducen los ahorros, los fondos de pensiones y disminuye el gasto en salud, aumenta la ansiedad en la población y las enfermedades mentales. La salud, en definitiva, dice la OMS, se resiente.

Los datos hablan por sí solos. El 85% de los españoles que tiene problemas de insomnio asegura que éstos están relacionados con el trabajo. Además, el 52% de los desempleados afirma que no logra conciliar el sueño por la búsqueda de empleo, según una encuesta de la empresa Monster. No sólo esto. Las consultas a los especialistas por patologías relacionadas con situaciones de estrés han aumentado. También el consumo de ansiolíticos. Según la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc) el consumo de benzodiacepinas (tranquilizantes y ansiolíticos) se ha incrementado un 15%. Un aumento que los expertos achacan también a la más que manida crisis.

El patrón se repite cada vez más en las consultas de los médicos de familia, los primeros a los que acuden los pacientes. "El paro, la repercusión de las dificultades económicas en el entorno familiar o el aumento de los problemas para pagar la hipoteca son acontecimientos estresantes que influyen en el bienestar psicológico de las personas", diagnostica María Jesús Cerecedo, coordinadora del grupo de salud mental de la Semfyc.

Los pacientes acuden al médico, explica Asensio López, miembro del grupo de salud mental de la Semfyc, fundamentalmente con problemas de estómago -desde malas digestiones hasta diarreas o dolor-, enfermedades de la piel o cuadros de ansiedad. "Las cuestiones psicológicas nos afectan también físicamente, y mucho. Mucha gente somatiza sus problemas en forma de diferentes patologías. Desde el estudiante que tiene diarrea antes de un examen hasta la persona a la que se le empieza a caer el pelo porque está al borde de la bancarrota", sostiene López.

Gran parte de la población se ahoga. Y no sólo por los efectos del gran agujero que la situación ha provocado en sus bolsillos. Muchos, como Carolina Masa, hace meses que perdieron su trabajo y ahora no encuentran empleo. Es por ahí por donde pierden el aire. Literalmente. "Nada más despedirme empecé a sufrir ataques de ansiedad. Notaba que me asfixiaba. Que no podía respirar. La primera vez que me pasó estaba en plena calle, no sabía qué me estaba ocurriendo y creí que me moría. Tuve que ir a urgencias", cuenta Masa.

Esta comercial de 47 años llevaba toda su vida trabajando. El paro era algo nuevo para ella. Tampoco tenía prácticamente dinero ahorrado y sí una hipoteca que alimentar. Masa somatizó todo eso en ataques de ansiedad.

Jerónimo Saiz, presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría, explica que el caso de Masa no es extraordinario. En realidad se trata de una de las reacciones -o "trastornos de adaptación"- más comunes, consecuencia de la situación de estrés ambiental. "La gente ve desbordadas sus defensas por las circunstancias y empieza con cuadros de ansiedad que se expresan como somatizaciones: palpitaciones, sensación de falta de aire, mareo, hormigueo, diarrea... El catálogo es innumerable", sostiene Saiz.

Este psiquiatra habla también de un aumento de consultas relacionadas con problemas derivados de la crisis, aunque reconoce que el paciente suele recurrir primero a su médico de cabecera. O incluso no ir al médico. Los que van, aclara, lo suelen hacer por ansiedad o depresión. Pero algunos padecen también insomnio. Y es que la situación económica le ha quitado el sueño a más de uno.

El descanso es uno de los factores que más se resienten cuando las cosas van mal. Esas reacciones provocadas por el estrés ambiental de las que hablaba Saiz pueden causar además enormes dificultades para conciliar el sueño. También para mantenerlo durante toda la noche, según Diego García-Borreguero, psiquiatra, neurólogo y director del Instituto de Investigaciones del Sueño. Un trastorno que los expertos denominan insomnio transitorio y que es bastante habitual. Se estima que el 40% de la población puede padecerlo a lo largo de su vida por diferentes causas.

Una patología que, en principio, no dura mucho pero que, si no se trata, puede hacerse crónica. "Si el insomnio está causado por un problema suele remitir cuando la dificultad desaparece. Pero esto no sucede siempre. Puede permanecer", explica García-Borreguero. Es el caso, por ejemplo, de alguien que ha perdido a un ser querido y deja de dormir. Pasa el tiempo y, cuando el duelo y el problema han desaparecido, el insomnio se queda. "Nos cambia el ritmo. Se han instaurado mecanismos que perpetúan el insomnio: variaciones en los horarios de sueño, cambios en la toma de sustancias... desde alcohol a medicamentos para dormir", sostiene el director del Instituto de Investigaciones del Sueño.

Es la pescadilla que se muerde la cola. No dormir provoca mucho cansancio durante el día. Esto hace que la persona que no ha descansado y que se siente exhausta tome café o sustancias excitantes para despertarse. A la vez, el afectado va adoptando el hábito de acostarse cada vez más tarde... Después el insomnio provoca una situación fisiológica de hipercalentamiento. Despierta mecanismos de estrés que mantienen a la persona en alerta y tensión durante el día y que luego, por la noche, son muy difíciles de desactivar.

El problema no es baladí. Entre un 8% y un 12% de la población española padece insomnio crónico. Una patología que puede causar desde alteraciones hormonales hasta enfermedades cardiovasculares e inmunológicas.

El problema de Martín P. R. no es el insomnio. Pero casi. Hay veces que no puede dormir, aunque es de picor. De vez en cuando le salen eccemas en los pliegues de los brazos, de las piernas, en el cuello y en la espalda. "Algo verdaderamente incómodo", cuenta. Jerezano de 54 años, tiene su propia empresa de productos alimenticios. Las cosas no le van del todo bien desde hace cerca de un año. Hace ocho meses, cuando los ingresos de su compañía se redujeron y tuvo que empezar a prescindir de algún trabajador, empezó a picarle el cuerpo y a salirle heriditas y granitos en la piel.

Esteban Daudet, dermatólogo y responsable de la unidad de psoriasis del hospital de La Princesa de Madrid, explica que lo más probable es que Martín ya tuviese problemas de piel antes, o al menos una predisposición genética a ello. "Hay enfermedades como las psicodermatosis, provocadas directamente por problemas psicológicos, y enfermedades de la piel que están agravadas por problemas psicológicos", explica.

Las primeras no son muy frecuentes: tricotilomanías (manía de arrancarse el pelo), dermatosis artefactas (patologías autoprovocadas por las quemaduras de cigarrillos o inyecciones de sustancias dentro de la piel). Es decir, patologías psiquiátricas que se expresan en la piel.

Otro problema, mucho más común, es que una enfermedad dermatológica se vea agravada por un trastorno emocional. Daudet explica que esto es lo que ocurre en ocasiones con la psoriasis, una patología que puede agravarse o desencadenarse, si se tiene predisposición, por una situación emocional. Hay muchas otras: prácticamente todos los tipos de eccema, la alopecia ariata (pequeñas calvas en la cabeza), el liquen plano (pápulas violáceas que salen en las muñecas o en la región lumbar), la alopecia o incluso el acné. "La influencia de la psique sobre enfermedades cutáneas es amplísima", dice Daudet.

Pero la crisis no afecta a la salud en forma de diversas enfermedades o malestares. Los expertos reconocen, además, que la recesión que vive el mundo en estos momentos es una mala época para abandonar los hábitos dañinos y abrazar la vida saludable. En malos tiempos para la economía los expertos aseguran que se reducen un 13% las posibilidades de que un fumador deje el tabaco. Este año, además, ha habido un 7% menos de personas que han intentado dejar de fumar, según los datos de Semfyc en su encuesta anual. Los que aseguraron que dejarían el tabaco en el próximo mes han sido un 11% menos que el año anterior.

Margaret Chan, directora general de la OMS, advirtió hace unos meses del riesgo del aumento del consumo de tabaco, alcohol y "otras sustancias perjudiciales" debido a la crisis, "tal y como ha ocurrido en el pasado". Además, son muchos los que, cuando vienen mal dadas, vuelven a recaer en el tabaquismo. "Para un fumador, una manera clásica de calmar la ansiedad es volver al tabaco", asegura Asensio López.

Hay que estar ojo avizor a cómo afectará o está afectando la situación al funcionamiento del sistema sanitario. Los expertos advierten de que, en los países donde es habitual el uso de mutuas o seguros privados o semiprivados, la falta de medios económicos puede hacer a los usuarios abandonar esas pólizas y volver a la sanidad pública. Una tendencia que se producirá, según la OMS, en un momento en que los sistemas públicos de muchos países están ya "muy sobrecargados" y cuentan con financiación insuficiente.

Pero las psoriasis, el insomnio, los ataques de ansiedad o incluso las posibles futuras colas interminables en la consulta del médico quedan relativizadas si se echa una ojeada a cómo puede afectar la crisis a la sanidad de los países menos desarrollados. Allí, advierte la OMS, la recesión económica puede tener consecuencias "catastróficas". Siete gobiernos de África han anunciado recortes en los ministerios de salud como consecuencia de la crisis. Otros muchos aguardan ansiosamente el próximo ciclo presupuestario.

"En todo el mundo, alrededor de mil millones de personas viven ya al límite de la supervivencia. Bastaría un leve empujón para hacerlos caer al precipicio", advirtió Margaret Chan hace unos meses en un discurso especial sobre los efectos de la crisis en la salud mundial.

La OMS pinta para esos millones de personas un panorama desolador: aumentará la malnutrición y el número de muertes por enfermedades diarreicas, habrá más tormentas e inundaciones que causarán muertes y lesiones, y habrá brotes más frecuentes de cólera; las olas de calor y el cambio climático podrían alterar la distribución geográfica de vectores de enfermedades, como los insectos transmisores de malaria y dengue. Y lo peor, dice esta organización: los gobiernos no tendrán fondos para afrontarlo.

Además, las consecuencias nefastas también pueden ser contagiosas. Podría empezar a interrumpirse el suministro de medicamentos, sobre todo de los necesarios para tratar enfermedades como el sida, la tuberculosis y la malaria. Interrupciones que pueden acelerar el desarrollo de resistencia a los medicamentos.

Pero la OMS incide sobre todo en que la derivación de la crisis puede ser fatal para la salud mental. Esta organización de Naciones Unidas alerta de que la pobreza y la pérdida de nivel adquisitivo lleva asociada un cuadro de estrés que, sumado a situaciones de desempleo y exclusión social, a contextos de violencia y constante inseguridad, pueden derivar en grandes problemas. Constituyen, dicen, un cóctel explosivo para el bienestar psíquico.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Los padres son cada vez más responsables a la hora de afrontar estas situaciones ante sus hijos iconLa Escuela de Padres, que se celebra en hm universitario Torrelodones,...

Los padres son cada vez más responsables a la hora de afrontar estas situaciones ante sus hijos iconResumen estos últimos años asistimos con estupor a la violencia ejercida...

Los padres son cada vez más responsables a la hora de afrontar estas situaciones ante sus hijos iconCosas que los padres deben informarles a sus hijos antes de ir a la universidad

Los padres son cada vez más responsables a la hora de afrontar estas situaciones ante sus hijos iconResumen La siguiente investigación ha sido realizada con el objetivo...

Los padres son cada vez más responsables a la hora de afrontar estas situaciones ante sus hijos iconResumen Los deportistas se ven en la necesidad de mejorar sus marcas...

Los padres son cada vez más responsables a la hora de afrontar estas situaciones ante sus hijos iconNunca he tenido adicción a la comida, pero durante años he comido...
«Sí». (Tal vez incluso quieras añadir unos cuantos sustantivos de cosecha propia a la lista.) Y ante cada término, atisba despacio...

Los padres son cada vez más responsables a la hora de afrontar estas situaciones ante sus hijos iconResumen La promoción de ventas on-line es uno de los instrumentos...

Los padres son cada vez más responsables a la hora de afrontar estas situaciones ante sus hijos iconLa anorexia y la bulimia se están dando cada vez en personas más...

Los padres son cada vez más responsables a la hora de afrontar estas situaciones ante sus hijos iconUva entre 320 y 400 nm. Entre el 30 y el 50% de estos rayos llegan...

Los padres son cada vez más responsables a la hora de afrontar estas situaciones ante sus hijos icon¿Cuándo hay que inquietarse ante un retraso puberal en la niña? ¿Cuáles...
«general» o endocrina. El retraso puberal simple es un diagnóstico de eliminación. Es raro en la niña






© 2015
contactos
m.exam-10.com