Se compone de un sistema sensible a los cambios de luz, capaz de transformar éstos en impulsos eléctricos






descargar 144.43 Kb.
títuloSe compone de un sistema sensible a los cambios de luz, capaz de transformar éstos en impulsos eléctricos
página1/4
fecha de publicación29.09.2015
tamaño144.43 Kb.
tipoDocumentos
m.exam-10.com > medicina > Documentos
  1   2   3   4
Ojo humano





Ojo humano.

El
ojo es un órgano que detecta la luz y es la base del sentido de la vista. Se compone de un sistema sensible a los cambios de luz, capaz de transformar éstos en impulsos eléctricos.

El ojo humano funciona de forma muy similar al de la mayoría de los vertebrados y algunos moluscos, posee una lente llamada cristalino que es ajustable según la distancia, un diafragma que se llama pupila cuyo diámetro está regulado por el iris y un tejido sensible a la luz que es la retina. La luz penetra a través de la pupila, atraviesa el cristalino y se proyecta sobre la retina, donde se transforma gracias a unas células llamadas fotorreceptoras en impulsos nerviosos que son trasladados a través del nervio óptico al cerebro.[1]

Su forma es aproximadamente esférica, mide 2,5 cm de diámetro y está lleno de un gel transparente llamado humor vítreo que rellena el espacio comprendido entre la retina y el cristalino.

En la porción anterior del ojo se encuentran dos pequeños espacios, la cámara anterior que está situada entre el iris y la córnea y la cámara posterior que se ubica entre la córnea y el cristalino. Estas cámaras están llenas de un líquido que se llama humor acuoso, cuyo nivel de presión llamado presión intraocular es muy importante para el correcto funcionamiento del ojo.

Para que los rayos de luz que penetran en el ojo se puedan enfocar en la retina, se deben refractar. La cantidad de refracción requerida depende de la distancia del objeto al observador. Un objeto distante requerirá menos refracción que uno más cercano. La mayor parte de la refracción ocurre en la córnea, que tiene una curvatura fija. Otra parte de la refracción requerida se da en el cristalino. El cristalino puede cambiar de forma, aumentando o disminuyendo de esta forma su capacidad de refracción. Al envejecer, el ser humano va perdiendo esta capacidad de ajustar el enfoque, deficiencia conocida como presbicia o vista cansada.[2]





Esquema de la sección del ojo

Contenido

  • 1 Estructura

    • 1.1 Embriología

    • 1.2 Polo anterior

    • 1.3 Humor vítreo y retina

    • 1.4 Otras partes del ojo

  • 2 Funcionamiento del ojo

    • 2.1 Pupila e iris

    • 2.2 Córnea y cristalino

    • 2.3 Acomodación

    • 2.4 Retina

    • 2.5 Conos y bastones

    • 2.6 Musculatura extrínseca

    • 2.7 Vías visuales

  • 3 Órbita

  • 4 Examen del ojo

    • 4.1 Examen funcional

    • 4.2 Examen externo

    • 4.3 Examen del polo anterior

    • 4.4 Fondo de ojo

    • 4.5 Otros exámenes

  • 5 Principales defectos y enfermedades del ojo

    • 5.1 Ceguera

    • 5.2 Miopía

    • 5.3 Hipermetropía

    • 5.4 Presbicia

    • 5.5 Daltonismo

    • 5.6 Catarata

    • 5.7 Conjuntivitis

    • 5.8 Glaucoma

    • 5.9 Otros defectos y patologías

  • 6 Véase también

  • 7 Referencias

  • 8 Enlaces externos

Estructura

El órgano de la visión está compuesto por los párpados, los globos oculares, el aparato lagrimal y los
músculos oculares externos. La visión binocular, con la participación de ambos ojos, permite apreciar las imágenes en tres dimensiones.[3]

El globo ocular mide unos 25 mm de diámetro y se mantiene en su posición gracias a los músculos extraoculares. Su pared está compuesta de tres capas:[4] [5]

  • La capa externa, que incluye la esclerótica (espesa, resistente y de color blanco) y en la parte anterior la córnea transparente.

  • La capa media, incluye coroides, que contiene abundantes vasos sanguíneos, y el tejido conjuntivo del cuerpo ciliar y el iris.

  • La capa interna se llama retina, en la que se encuentran las células sensibles a la luz (los bastones y los conos), recubiertas por una lámina externa de células epiteliales cúbicas que contienen melanina. Externamente, la retina descansa sobre la coroides; internamente, está en contacto con el humor vítreo.

Embriología

Para más detalles, véase Embriología del ojo.

El ojo se forma por la fusión de varias estructuras que proceden de tejidos embrionarios distintos. La retina es un derivado del prosencéfalo (cerebro anterior) y por tanto forma parte del sistema nervioso central, mientras que la córnea y el cristalino proceden del ectodermo superficial.

Los primeros signos del futuro ojo se observan de forma muy temprana en el embrión, pues son visibles a finales de la tercera semana o principios de la cuarta, aproximadamente en el día 22.[6] [5] La retina se forma a partir de dos vesículas ópticas que nacen directamente de la porción anterior del cerebro primitivo, llamada prosencéfalo, al que están conectadas mediante los tallos ópticos. Estas dos vesículas se van aproximando poco a poco a la superficie y sufren una invaginación en la parte anterior, pasando de ser esféricas a tener forma de copa, dando origen al cáliz óptico que tiene doble pared por el plegamiento sufrido. La pared interna que recubre el interior del cáliz óptico, dará lugar a la retina, mientras que la pared externa formará la lámina de células epiteliales ricas en melanina.

El ectodermo superficial que entra en contacto con la parte anterior del cáliz óptico sufre un espesamiento, formando la placa cristalina, que se invagina y da origen a la vesícula cristalina, la cual es el germen del futuro cristalino. A partir de la quinta semana del desarrollo, la vesícula cristalina pierde contacto con el ectodermo superficial y se dispone cubriendo el orificio del cáliz óptico. Cuando la vesícula cristalina se separa, esta misma zona del ectodermo se espesa de nuevo, para formar la córnea.[5]

Polo anterior





Esquema del flujo del humor acuoso en el polo anterior del ojo

La parte anterior del globo ocular está cubierta por la
córnea, una estructura transparente y resistente que carece de vasos sanguíneos.

Alrededor de la córnea está la conjuntiva. Por detrás de la córnea se halla la cámara anterior, limitada por el iris y la pupila. Detrás del iris y la pupila se encuentra la cámara posterior, el cuerpo ciliar y el cristalino.

La cámara anterior y la cámara posterior son dos pequeños espacios separados por el iris y conectados por la pupila que están llenos de un líquido transparente, el humor acuoso. El humor acuoso humedece el cristalino, garantiza su nutrición y contribuye a mantener la forma de la porción anterior del ojo.

El iris está formado por dos músculos que controlan la dilatación y la contracción de la pupila. El color del iris depende de la transparencia del estoma y de la cantidad de pigmento que contiene. Cuando el pigmento es escaso, los ojos son azules, mientras que cuando hay una cantidad mayor se aprecian matices verdes o castaños.

El cristalino es la lente del ojo, está sostenido por unas fibras conjuntivas muy finas llamadas ligamento suspensorio del cristalino que a su vez se unen al músculo ciliar. El cristalino se forma a lo largo de la tercera o cuarta semana de embarazo. Es blando y elástico en los niños, pero se endurece con el paso de los años.[7]





Cuando el pigmento es escaso, los ojos son de color azulado; si hay mayor cantidad se aprecian matices verdosos o castaños.

El
cuerpo ciliar se extiende entre la ora serrata y el iris, y es responsable de la producción del humor acuoso y del cambio de forma del cristalino necesario para lograr la correcta acomodación (enfoque). Está formado por dos estructuras, el músculo ciliar y los procesos ciliares.

Humor vítreo y retina

Detrás del cristalino se encuentra el humor vítreo. El humor vítreo es un gel transparente que ocupa la mayor parte del interior del ojo y contribuye a que este mantenga su forma. Está en contacto directo con la retina, que es la túnica más interna del ojo. La retina es sensible a los estímulos luminosos y está conectada con el cerebro mediante las fibras del nervio óptico.

En la retina se pueden diferenciar varias partes, la más importante es la mácula, que es la zona con mayor agudeza visual. En el centro de la mácula se encuentra la fóvea que es un área muy pequeña, formando una depresión, extremadamente sensible a la luz. La fóvea es el área de la retina donde se enfocan los rayos luminosos y se encuentra especialmente capacitada para la visión aguda y detallada. Cualquier daño en la fóvea tiene importantes consecuencias en la capacidad visual.

Otra zona importante es la papila óptica que es el lugar por donde sale de la retina el nervio óptico. En la papila no existen células sensibles a la luz por lo que se conoce también como punto ciego.

La ora serrata es la porción más anterior y periférica de la retina, por la que ésta entra en contacto con el cuerpo ciliar.

Otras partes del ojo
  1   2   3   4

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Se compone de un sistema sensible a los cambios de luz, capaz de transformar éstos en impulsos eléctricos iconQue nuestro cerebro nos da impulsos eléctricos, cuando escuchamos una nueva palabra

Se compone de un sistema sensible a los cambios de luz, capaz de transformar éstos en impulsos eléctricos iconResumen muchas de las aplicaciones del electromagnetismo están enfocadas...

Se compone de un sistema sensible a los cambios de luz, capaz de transformar éstos en impulsos eléctricos iconResumen muchas de las aplicaciones del electromagnetismo están enfocadas...

Se compone de un sistema sensible a los cambios de luz, capaz de transformar éstos en impulsos eléctricos iconEs un proceso mediante el cual un sistema transmite información a...

Se compone de un sistema sensible a los cambios de luz, capaz de transformar éstos en impulsos eléctricos iconEs un proceso mediante el cual un sistema transmite información a...

Se compone de un sistema sensible a los cambios de luz, capaz de transformar éstos en impulsos eléctricos iconResumen Dada la capacidad performativa de los medios de comunicación,...

Se compone de un sistema sensible a los cambios de luz, capaz de transformar éstos en impulsos eléctricos iconEsquema del Sistema Nervioso Central humano. Se compone de dos partes:...

Se compone de un sistema sensible a los cambios de luz, capaz de transformar éstos en impulsos eléctricos iconA un periodista de los de nuevo cuño, de estos que designamos con...

Se compone de un sistema sensible a los cambios de luz, capaz de transformar éstos en impulsos eléctricos iconTrastorno del control de los impulsos

Se compone de un sistema sensible a los cambios de luz, capaz de transformar éstos en impulsos eléctricos iconResumen ¿Tiene la mente algún poder sobre la materia? ¿Es posible...
«intencionalidad» o «intención»parecía pro­ducir una energía lo suficientemente poderosa como para cambiar la realidad física. Un...






© 2015
contactos
m.exam-10.com