Curar un problema frecuente aunque difícil de sobrellevar






descargar 111.71 Kb.
títuloCurar un problema frecuente aunque difícil de sobrellevar
página1/4
fecha de publicación03.09.2015
tamaño111.71 Kb.
tipoDocumentos
m.exam-10.com > medicina > Documentos
  1   2   3   4
Curar un problema frecuente aunque difícil de sobrellevar


LAS PÁPULAS PERLADAS EN EL MIEMBRO VIRIL


LAS PÁPULAS PERLADAS EN EL MIEMBRO VIRIL

SUMARIO

Capítulo I.

Consideraciones preliminares.

El problema que vamos a tratar no es grave en sí mismo, como lo iremos comprobando a lo largo de todo este informe. Sin embargo, en el hombre que tiene el problema se produce un verdadero padecimiento psicológico. Sucede que tener pápulas perladas no es agradable para el que las porta a la hora de la intimidad sexual con el otro.

Capítulo II.

¿Qué son las pápulas perladas?

Las pápulas perladas son un grupo de protuberancias o bultos muy pequeños en el pene, más precisamente en la base del glande o bálano. No segregan pus ni serosidad. Tampoco resultan dolorosas, a lo sumo pueden molestar con el roce. Las dificultades que presentan no se relacionan con las molestias que reportan sino porque su aspecto puede hacer pensar en que se trata de una afección riesgosa o contagiosa.

Capítulo III.

¿Por qué se originan las pápulas perladas?

No se conoce muy bien de dónde vienen las pápulas perladas, simplemente parecieran una condición del cuerpo humano masculino. Para saber que no se transmiten sexualmente no hay más que comprobar que hasta un niño entrando en la etapa de la pubertad puede tener pápulas perladas, antes de haber tenido contacto sexual con el otro sexo o con personas de su mismo sexo.

Capítulo IV.

¡Basta de temores! Los NO rotundos que hay que saber.

Este informe vamos a centrarlo en la curación por métodos naturales no invasivos, que seguramente es el anhelo de quienes padecen las pápulas perladas. Pero le vamos a dedicar un amplio espacio a derribar ciertos mitos que no hacen más que crear preocupaciones infundadas. Estamos seguros que este capítulo va a interesar tanto como el dedicado a los tratamientos naturales y efectivos, ¿o no?

Capítulo V.

Fundamental: hay que tener un diagnóstico certero.

Todas las recomendaciones y tratamientos que vayamos a exponer en lo sucesivo están referidos a las pápulas perladas y a ninguna otra manifestación orgánica, por más parecida que resulte. Si queda aunque sea algún ínfimo resquicio de duda acerca de que lo que se padece son las pápulas perladas, hay que consultar al médico dermatólogo o al médico urólogo para disipar las dudas.

Capítulo VI.

Los tratamientos médicos habituales.

Existen distintos tratamientos, sobre todo los que se llevan a cabo en el consultorio del médico dermatólogo. Se suelen quemar las protuberancias a través del frío o del calor, según sea el procedimiento elegido a emplear. Vamos a referirnos a los métodos habituales de exterminar las pápulas perladas, sin obviar mencionar sus ventajas así como las desventajas que pueden ocasionar.

Capítulo VII.

Comprobado con éxito: Existen tratamientos accesibles y naturales.

Una vez que hayamos brindado toda la información necesaria para saber más acerca de las pápulas perladas, nos introduciremos de lleno en los métodos que son naturales. Cada uno de los tratamientos que vamos a exponer han reportado resultados satisfactorios a quienes los han practicado, siempre que hayan tenido la paciencia junto con la debida rigurosidad que requiere su aplicación.

Capítulo VIII.

Melaleuca alternifolia, un aceite esencial prodigioso.

Desde tiempos remotos se conocen los beneficios que reporta la melaleuca alternifolia en afecciones diversas de la piel. Como todo este tipo de sustancias naturales, no provoca efectos secundarios o colaterales, salvo que pueda haber una reacción por dosis muy excesivas. Y los resultados excelentes no se hacen esperar por demasiado tiempo.

Capítulo IX.

Las propiedades emolientes del aceite de ricino.

Casi seguro que la mayoría conoce las propiedades purgantes y depurativas que posee el aceite de ricino, así se lo ha utilizado en innumerables oportunidades desde el fondo de los tiempos. Sin embargo, se podría decir que el aceite de ricino es de amplio espectro. Entre otras cosas, por fortuna está comprobado su poder para deshacerse con éxito de las pápulas perladas.

Capítulo X.

La increíble efectividad de la crema dental blanqueadora.

A veces nos esmeramos en encontrar remedios farmacéuticos que son de venta libre, leemos sus prospectos detenidamente y si nos parece que nos van a ayudar en la patología que tenemos no dudamos en adquirirlos. Cuesten lo que cuesten. Aquí vamos a hablar de un producto que no es un remedio, que no está en la góndola de productos medicinales de venta libre conocida como productos OTC ni nada por el estilo. Y que por sobre todas las cosas es muy accesible. ¡Si hasta es muy posible que no haya que salir a comprarlo!

Capítulo XI.

Hay otras opciones de tratamientos naturales.

Queremos brindar varias opciones de tratamientos naturales, para que cada uno elija la que considere más conveniente o para que confíe más en una de ellas. Todas las opciones de tratamiento natural que brindamos han sido comprobadas en la práctica y han reportado resultados óptimos en un lapso breve de tiempo. Cada organismo humano es único y no reacciona de manera igual ante los mismos estímulos. Hay quienes necesitan más tiempo que otros en las aplicaciones naturales. Vale decir, hay quienes necesitan aplicar un tratamiento de mayor duración para alcanzar los resultados esperados.

Capítulo XII.

Consideraciones últimas.

Poco nos queda por agregar de utilidad hacia el final de este informe: Curar un problema frecuente aunque difícil de sobrellevar. Las pápulas perladas en el miembro viril. Si alguien ha tenido la capacidad de soportar las pápulas perladas por un determinado tiempo, ¿qué sacrificio le puede implicar probar e insistir con algunos de los tratamientos naturales que vamos a proponer? ¡A no distraerse con búsquedas infructuosas! ¡Y adelante con la lectura de este informe, sin dilaciones!



Capítulo I.

Consideraciones preliminares.
Las pápulas perladas son uno de esos problemas que se viven de manera oculta y solitaria, tanto con sentimiento de vergüenza como con temor a que los otros lleguen a enterarse de lo que se intenta ocultar. A pesar de que cada vez se tiene acceso a mayor información, por lo que quien padece el problema casi seguro que pronto sabrá que lo que tiene no se lo va a contagiar a nadie, tanto por el aspecto visible como por el lugar en donde están ubicadas las pápulas perladas, es un problema que sigue turbando el ánimo.
Por lo general todos los problemas en la piel inquietan a quienes los padecen; esto es así. Y si a esto le sumamos que las pápulas perladas son un problema en la piel del pene, un órgano con tanta sensibilidad y con una alta dosis de connotación viril, esto se constituye en una verdadera pesadilla para el hombre que las sufre. Y si a esto le agregamos las dudas que puedan generar en una pareja sexual, la pesadilla va en aumento y cae como una sombra tenebrosa en la vida cotidiana de la persona afectada.
Como las pápulas perladas suelen aparecer en edad temprana, generan aún mayor inquietud en la mente de una persona que se está modelando con nuevas percepciones y experiencias. Piénsese en un púber que un buen día descubre en su pene unas especies de granitos (que en realidad no son granitos) antiestéticos. Si los granitos de la cara ya le resultaban difíciles de portar, más aún lo serán estas especies de granitos en su miembro viril. La cara con granitos la va a tener que seguir exponiendo, mal que le pese. En cambio su sexo se transformará en algo posible y digno de ocultar ante otras personas. Y sus deseos sexuales serán reprimidos una y otra vez.
De verdad, ¡un verdadero padecimiento! Justamente en esa edad donde se viven las primeras experiencias sexuales las pápulas perladas se constituirán en un problema emocional difícil de transitar. Las relaciones sexuales con el sexo opuesto o con el mismo sexo, de acuerdo a las inclinaciones, se harán cada vez más complicadas de abordar y más aún de concretar. El círculo vicioso encerrará a quien padece las pápulas perladas: no querrá vincularse con nadie por miedo a que lo rechacen, a la vez que los otros pueden rechazarlo por ignorancia. Y se sabe, la ignorancia que genera el desconocimiento es una de las ignorancias más altamente discriminatorias. Qué duda cabe que alguien que tenga pápulas perladas pueda sentirse discriminado.
La cuestión es que para alguien que está en una etapa de desarrollo y de crecimiento, que de por sí es difícil, tanto o más le resultará difícil si ha descubierto en su pene a las pápulas perladas. Y no solo evitará los encuentros para mantener relaciones sexuales sino que puede llegar a evitar hasta la ida al club para practicar y disfrutar de un deporte con los compañeros. El hecho de que tenga que desvestirse para ducharse o todo aquello que le implique que puedan verlo desnudo, le generará tanta preocupación que terminará eludiendo los encuentros sociales, lo que no redundará en beneficios para el carácter del joven. Ni hablar si el joven en cuestión es de naturaleza tímida y retraída, porque en ese caso este problema puede generarle, sin exagerar, el auto-encarcelamiento y el padecimiento en el más absoluto encierro y soledad. Va a ser difícil que un joven en esas condiciones pueda adquirir la debida madurez emocional necesaria para la vida que apenas ha comenzado a despegar.
En el caso de que las pápulas perladas aparezcan un poco más tarde que en la etapa de la pubertad o en la etapa de la adolescencia, también se constituirán en un verdadero problema difícil de sobrellevar. Se tenga pareja estable y peor aún si se trata de una conquista esporádica, mostrar el órgano sexual con pápulas perladas será un escollo difícil de superar. Por ahí si se trata de una pareja estable puede haber una mejor comprensión y acompañamiento para encontrar una solución juntos, aunque mientras se averigua la índole de las pápulas, es muy posible que las relaciones sexuales traten de evitarse por temor a contagiarse algo. O en el peor de los casos, no resultaría extraño que comiencen las dudas y recriminaciones sobre la fidelidad, en el convencimiento de que “eso” desagradable se lo transmitió otra persona, en una relación ajena a la pareja.
Así es como quien tiene el problema de las pápulas perladas pueda arribar a la consulta médica muy deprimido, le sobran los motivos para ello. En primer lugar, siempre cuesta hacer este tipo de consultas. Casi seguro que la persona afectada concurrirá en la creencia de que tiene algo grave y complicado. La consulta médica puede disiparle los temores en ese sentido. Si el facultativo le diagnostica pápulas perladas, de inmediato le aclarará que no tiene por qué preocuparse por ese diagnóstico. Hasta le puede llegar a hablar de la cantidad de hombres que hay en su misma situación, sin riesgos para la propia salud ni para la salud del prójimo.
Y ya no se sentirá tan solo en un problema que alguien de palabra autorizada le dice que es común en el género masculino. El paciente se irá con la sensación de que se sacó un peso de encima porque lo que tiene en su pene no se contagia a otras partes de su cuerpo ni se transmite sexualmente. No hay riesgos para él y tampoco hay riesgos para los otros. Sin embargo, persistirá en él la sensación de que el problema que tiene lo está aislando socialmente y está menoscabando su propia estima. Si no resuelve de una vez por todas el problema, cada vez se sentirá peor anímicamente y se sumirá en un laberinto oscuro, donde le costará encontrar la salida. Y la mente es la sede tanto del bienestar como de la enfermedad. Hay que tener cuidado de no dejarse estar y originar una verdadera dolencia de origen psicosomático.
Hay muchas probabilidades de que la tranquilidad que por una parte le infundió el médico se trastoque por la intranquilidad de saber que puede llegar a vivir años o toda su vida con las pápulas perladas, salvo que haga algo para sacárselas de encima. Resulta raro que se vayan por sí mismas tal como vinieron, salvo que se aguarde con calma llegar a una edad avanzada, porque en los ancianos este problema es poco frecuente y tiende a desaparecer. Si se está en la etapa de la pubertad, la adolescencia, la juventud o incluso la mediana edad, no es para nada alentador esperar tanto tiempo para ver desaparecer o atenuarse las pápulas perladas. Así que si ya se animó a una primera consulta bien puede volver por una segunda consulta, para esta vez buscar más precisiones en saber cómo sacarse de encima las pápulas perladas.
El médico dermatólogo le dirá todo el arsenal con que cuenta la medicina tradicional para combatir las pápulas perladas, desde la laserterapia hasta las electrocaturerizaciones. Lo que lo podrá hacer pensar en los temores que embargan a la hora de someterse a estos procedimientos nada menos que en el pene. ¿Y si se pierde la sensibilidad? ¿Y si se pierde la erección? Sobrevendrán temores, temores y más temores. Y como si fuera poco, también habrá que contar con una buena suma de dinero, a no olvidar ese detalle tan importante. Y en todo caso, ¿los buenos resultados persistirán? Habrá qué ver, no se puede predecir de antemano. Hay que ir paso a paso, no hay que apresurarse con los pronósticos a largo plazo. Tal vez con el tiempo el problema pueda regresar, si se tiene la predisposición a padecerlo… La persona se irá de la consulta con estos y muchos interrogantes, quizás con más ansiedad que con la que llegó. Y si puede afrontarlo económicamente y se anima tal vez se someta a algún tratamiento invasivo, con tal de intentar deshacerse de las pápulas perladas.
En fin, ya nos extenderemos en el capítulo correspondiente acerca de cada pro y de cada contra que tienen los procedimientos que emplea la medicina tradicional para quitar las pápulas perladas. Lo que queremos adelantar en esta introducción al tema de las pápulas perladas que estamos considerando es que nos encontramos en condiciones de ofrecer soluciones naturales, probadas y certeras. La primera ventaja que tendrá cualquiera de esas soluciones que expongamos es que se podrán llevar a cabo sin salir de casa y sin ninguna ayuda adicional, con sustancias que no traerán inconvenientes secundarios aunque sí reportarán beneficios estables.
Y bien, ¿por qué no probar? No va a hacer falta demasiado tiempo para observar los logros satisfactorios. En algunos hombres los tratamientos dan resultados bastante más pronto que en otros. De hecho, sabemos que cada organismo responde de diferentes maneras a las terapéuticas. Así como también algunos de estos recursos terapéuticos naturales serán más efectivos en algunos hombres que en otros. Quizás alguien que ha probado con uno de estos tratamientos y tarda en ver resultados positivos, en vez de seguir insistiendo con el mismo tratamiento hasta notar la mejoría pruebe con otro tratamiento y se sorprenda con resultados mucho más rápidos. Lo que no conviene es practicar dos o más tratamientos a la vez, porque puede haber alguna interacción inconveniente o sencillamente porque no se podrá apreciar cuál de los tratamientos aplicados ofrece los mejores resultados.
Como sucede cada vez que tenemos un problema en nuestro cuerpo, lo mejor es informarnos. El conocimiento despeja dudas en tanto da mayor seguridad a la hora de obtener lo que se quiere. Así que vamos a comenzar por brindar toda la información que se necesita para conocer a un temible enemigo del hombre: las pápulas perladas. Y a continuación vendrá la manera eficaz y duradera de vencer a ese enemigo.
Invitamos a transcurrir la lectura del presente libro electrónico con mucha atención, desde el comienzo hasta el final. Para vencer al archi enemigo llamado pápulas perladas hay que hacerlo con las mejores armas: el conocimiento y la perseverancia en el tratamiento natural. Queremos infundir ánimo a quienes tienen las pápulas perladas y ansían curarlas con tratamientos naturales. Tenemos la certeza de que pronto sobrevendrá el éxito, si se hacen las cosas tal como se indican en detalle en este informe. Muchas gracias por elegir esta lectura con la debida fundamentación que el caso requiere, aunque sobre todo agradecemos el empeño que se ponga en llevar a la práctica alguno de los tratamientos naturales que vamos a explicitar.
  1   2   3   4

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Curar un problema frecuente aunque difícil de sobrellevar iconArtrosis de rodilla problema frecuente del envejecimiento

Curar un problema frecuente aunque difícil de sobrellevar iconProblema frecuente ocupa el primer lugar por causa urológica en el área de urgencias

Curar un problema frecuente aunque difícil de sobrellevar iconLa drogodependencia, también llamada drogadicción o farmacodependencia,...

Curar un problema frecuente aunque difícil de sobrellevar icon2). Aunque los pacientes suelen leer la información de los prospectos...

Curar un problema frecuente aunque difícil de sobrellevar iconLa anorexia nerviosa es una enfermedad muy grave que puede llegar...

Curar un problema frecuente aunque difícil de sobrellevar iconDistintas noticias han vuelto a poner al amianto en primera plana...

Curar un problema frecuente aunque difícil de sobrellevar iconEl cancer gastrico que surge como evolución de la Gastritis donde...

Curar un problema frecuente aunque difícil de sobrellevar iconEl origen de la lechuga no parece estar muy claro, aunque algunos...

Curar un problema frecuente aunque difícil de sobrellevar iconProblema 2 Minimizar 5x + 3y con las restricciones 2x + y ≤ 18; 2x...

Curar un problema frecuente aunque difícil de sobrellevar iconProblema de investigacion a. Planteamiento del problema






© 2015
contactos
m.exam-10.com