Asistencia inmediata, limitada y temporal prestada en caso de accidente o enfermedad súbita, por una persona circundante ("socorrista"), en tanto se espera la llegada de la asistencia médica especializada. Objetivos






descargar 87.46 Kb.
títuloAsistencia inmediata, limitada y temporal prestada en caso de accidente o enfermedad súbita, por una persona circundante ("socorrista"), en tanto se espera la llegada de la asistencia médica especializada. Objetivos
fecha de publicación26.07.2015
tamaño87.46 Kb.
tipoDocumentos
m.exam-10.com > medicina > Documentos
TEMA 16. PRIMEROS AUXILIOS EN LA PRÁCTICA DEPORTIVA. LESIONES MÁS FRECUENTES.
1. CONCEPTO: Asistencia inmediata, limitada y temporal prestada en caso de accidente o enfermedad súbita, por una persona circundante ("socorrista"), en tanto se espera la llegada de la asistencia médica especializada.
2. OBJETIVOS:
1. Mantener con vida a la víctima:

a. Retirarlo de la fuente de la lesión.

b. Mantener la respiración.

c. Mantener el pulso cardíaco.

d. Cohibir hemorragias.
2. No causar más daños:

a. Posición segura (lateral).

b. Movilización adecuada.

c. No dar de beber (para evitar vómitos o que el líquido llegue a los pulmones).



3. Impedir que empeoren las lesiones:

a. Actuar con rapidez.

b. No movilizar los miembros fracturados.

c. Evitar la infección de posibles heridas.

d. Abrigar al accidentado.

e. Acompañar y tranquilizar al accidentado (que no vea sus propias lesiones).
4. Conseguir el auxilio definitivo:

a. Trasladar al centro sanitario más próximo.

b. Solicitar la presencia "in situ".

5. Ayudar a los servicios sanitarios:

a. Identificando al accidentado (historial).

b. Explicar lo ocurrido.

c. Informar de lo realizado.
3. ACTITUD ANTE EL ACCIDENTADO:

1. Control de las funciones vitales (respiración y frecuencia cardíaca).

2. No suministrar agua (pueden provocar vómitos que si son aspirados pueden llevar a la asfixia, o agravar, en su caso, posibles lesiones digestivas no aparentes).

3. Movilizar lo menos posible al accidentado, pero procurando a la vez hacer una exploración detallada de las lesiones.

4. Aflojar, y si es preciso quitar, las prendas de vestir para comprobar perfectamente el alcance de las lesiones.

5. Tranquilizar al accidentado haciéndole ver que está atendido y que pronto recibirá la ayuda necesaria.

6. Tratar que la víctima no toque o examine sus heridas.

7. Efectuar un transporte correcto (¡sólo en caso inevitable!).

8. Procurar el abrigo adecuado.
4. SITUACIONES DE URGENCIA.
1. Asfixia: Imposibilidad de respirar porque no hay aire en el lugar, porque el aire está contaminado o porque el aire no le llega a los pulmones (v.gr. se traga un objeto).

2. Accidentes de tráfico.

3. Accidentes domésticos.

4. Intoxicaciones.

5. Enfermedades súbitas.

6. Accidentes laborales o del deporte.

7. Otros.


5. PRIORIDADES DE ACTUACIÓN:
Accidente

¿Consciente?
no si

pedir ayuda
Abrir vía aérea
¿Respira?
no si
Respiración

artificial

¿Hay pulso?
no si

Masaje cardíaco

¿Sangra profusamente?
no si

Otras lesiones Cohibir hemorragia


6. LESIONES DE ORIGEN TERMICO.
6.1. QUEMADURAS:
Se producen por la exposición de todo o una parte del cuerpo a una fuente productora de calor. Si la quemadura es provocada por algún agente líquido en ebullición a la lesión se le denomina "escaldadura".

Por el tipo de fuente de la lesión pueden ser: Térmicas (por sólidos, líquidos, gases, vapores o llama), eléctricas (electrocutación, fulguración [un rayo]) o químicas (por ácidos o por bases).

Por el porcentaje de superficie corporal afectada son: leves, con menos de un 10%, graves, entre 10 y 30%, y mortales, con más del 50%.

Los factores que influyen en el grado de gravedad de una quemadura son la intensidad calórica, el tiempo de actuación, la resistencia de la piel, la profundidad alcanzada, la superficie total quemada y la localización corporal afectada (las zonas de flexión son más graves que el resto).

Según los grados, tenemos:
1. Quemaduras de Primer grado: afecta a la epidermis provocando un enrojecimiento de la piel o eritema (afecta a los capilares) y un leve dolor. El eritema se produce por la vasodilatación de las arterias. Por ejemplo sucede con el primer día de playa.

El tratamiento de urgencia consiste en aplicar frío, por lo general con agua, una gasa vaselinada y un vendaje. También se puede emplear alguna crema hidratante después de haber limpiado la quemadura con agua y jabón. ¡ Nunca debemos usar otros productos como la pasta de dientes, porque tras los primeros instantes resecan aún más la zona, agravando con ello la quemadura!.
2. Quemaduras de Segundo grado: pueden ser superficiales o profundas. Las superficiales afectan a la epidermis y llegan a la dermis, lo que da lugar a la aparición de "flictenas" o ampollas, con un dolor más notable. Salvo que se produzca infección la regeneración de la zona es total.

El tratamiento consiste en aplicar agua fría y no pinchar o quitar la ampolla, sino más bien protegerla con una gasa vaselinada. Si esta se revienta puede convertirse en un foco de infección y se tratará entonces como una herida (ver supra).

En las profundas hay una destrucción de la epidermis y también de la dermis. Las posibilidades de regeneración son pocas, por lo que dejará cicatriz.

El tratamiento de urgencia consiste en aplicar agua fría y una gasa vaselinada. ¡No quitar nunca posibles prendas adheridas!.
3. Quemaduras de Tercer grado: hay una destrucción total de la epidermis, dermis e incluso de la hipodermis. Al ser una zona muy afectada no hay dolor ni sensaciones, ya que no hay terminaciones nerviosas.

El tratamiento es quirúrgico ya que habrá que realizar amputaciones o transplantes de piel. Lo que podemos hacer de urgencia es no quitar posibles cuerpos adheridos, no dar de beber ni de comer a la víctima, vigilar la vía aérea, no aplicar pomadas o similares y evacuar convenientemente al hospital.

¡ Ante una persona que está ardiendo hemos de impedirle que corra, apagar las llamas con mantas o haciéndole rodar por el suelo y no usar nunca extintores, que producen graves reacciones químicas.
6.2. OTROS TRANSTORNOS OCASIONADOS POR EL CALOR.
6.2.1. Síncope: Trastorno de la respuesta vasomotora al calor. El cuadro es leve y responde de forma rápida. El tratamiento básico consiste en trasladarlo a un sitio fresco y ventilado, y la ingesta de líquidos, sobre todo de agua.
6.2.2. Calambres: Se producen en individuos que realizan un esfuerzo físico importante bajo un calor excesivo, El tratamiento consiste en trasladarlo a un lugar fresco y administrarle líquidos salinos.

Todo ello siempre que no haya perdida de conocimiento. Si la hubiere, trasladar rápidamente al hospital.
6.3. INSOLACION.
Es una lesión producida por una exposición prolongada a las radiaciones ultravioletas del sol.
En una primera fase los síntomas son dolor de cabeza, vómitos, vértigo, mareos y angustia, todo ello acompañado de sudoración. Luego, una segunda etapa trae consigo una desaparición de la sudoración y aumento de la temperatura (fiebre), entrando en un estado de shock, piel ardiente y seca, sueño y convulsiones.
La mejor forma de prevenir una insolación es cubrir la mayor parte de la superficie corporal, especialmente la cabeza.
El tratamiento de urgencia consiste en colocar a la víctima en un lugar fresco, con sombra y bien aireado, aflojar posibles ropas que opriman, aplicar cremas hidratantes en zonas afectadas, paños fríos o bolsas de hielo, administrar líquidos con un poco de sal, masaje en piernas y brazos y traslado al hospital.
6.4. CONGELACIONES.
Son lesiones provocadas por un defecto o ausencia de calor, lo que provoca una contracción de las arterias y una disminución de sangre y de oxígeno a la zona afectada. Es muy frecuente en las zonas distales, nariz, dedos y orejas.

El tratamiento de urgencia consiste en aumentar la temperatura de la región afectada abrigándola, suministrar, si la hipotermia es general, bebidas calientes, ¡¡nunca alcohólicas!!, y ligeramente azucaradas, introducir la parte afectada en agua caliente aumentando la temperatura de una forma gradual (un grado por minuto) y nunca calentarlo acercándolo a una llama, mantener el estado de vigilia de la víctima (conversando, etc), y evitar cualquier esfuerzo innecesario.

Tengamos presente que si la hipotermia es general puede provocar la muerte, y si es local, la necrosis inicial no tratada, puede terminar en gangrena y amputación.
7. INTOXICACIONES.
Entre los distintos tipos de intoxicaciones, los más frecuentes son:
7.1. MEDICAMENTOSAS.-
Producidas especialmente por tranquilizantes tomados en grandes cantidades y por aspirinas o derivados, de tipo ácido.

El tratamiento consiste en provocar el vómito siempre que la persona esté consciente, comprobando qué es lo que ha tomado. Inmediatamente se le traslada al centro hospitalario, con muestras de lo ingerido. Si no está consciente, nunca provocamos el vómito (riesgo de asfixia) y se le traslada rápidamente sin más.
7.2. ALIMENTICIAS.-
Producidas por alimentos en mal estado o alimentos contaminados. En el tratamiento, lo más normal es que vomite solo. No darle nada de comer y mantenerlo a base de líquidos hasta llevarlo al centro sanitario.
7.3. POR PRODUCTOS CAUSTICOS.
Producen lesión por contacto. La lejía, por ejemplo, produce quemaduras en la faringe, el esófago, etc, en su camino hacia el estómago.

En el tratamiento ¡nunca provocamos el vómito!, (acrecienta los efectos destructivos e incluso puede pasar a los pulmones). No damos nada de beber y lo trasladamos inmediatamente al hospital.
7.3. POR OTRAS SUSTANCIAS.
Si está consciente, el tratamiento consiste en provocar el vómito.Si no está consciente, lo trasladamos al centro hospitalario con urgencia.
8. LESIONES ARTICULARES.
Entre ellas destacamos:
8.1. LESIONES LIGAMENTOSAS: ESGUINCES.
Es una lesión de los ligamentos producida siempre por una tracción y no por un golpe o corte.

Podemos establecer tres grados de lesión:
1. Primer grado. También llamada "distensión". Hay un pequeño estiramiento sólo del ligamento, pero este vuelve a su sitio (v.gr. una torcedura de tobillo). La clínica o sintomatología de este tipo de esguince se caracteriza porque se nota poco, se continua con la acción, y a las pocas horas aparece el dolor. Hay poca "tumefacción" (hinchazón), no hay "equímosis" (mancha amarillenta o amoratada) y sí una impotencia funcional.
2. Segundo grado. Considerado ya como un esguince, se produce un estiramiento del ligamento, un aumento de su longitud o una rotura parcial del mismo. Pueden ser roturas internas. La clínica se caracteriza por un dolor intermitente, tumefacción, equímosis y la existencia de líquido dentro de la articulación. El tratamiento consiste en aplicar hielo e inmovilizar. Cura por sí solo.
3. Tercer grado. Hay una rotura total del ligamento. En la clínica encontramos dolor muy intenso que puede llevar incluso a perder el conocimiento, la formación en muy poco tiempo (2-3 minutos) de un "hematoma" en bola y el posible chasquido en la articulación. El tratamiento ha de ser hospitalario y el mayoría de los casos quirúrgico. En cualquier caso, el tratamiento de urgencia es aplicar hielo e inmovilizar.

8.2. LUXACIONES.
Se produce una luxación por la perdida de contacto anatómico entre las superficies óseas que constituyen una articulación. Cuando no hay una pérdida de ese contacto anatómico se denomina "subluxación".

La sintomatología consiste en un fuerte dolor, sobre todo al intentar mover la articulación, y una progresiva inflamación de la zona que va acompañada de la aparición de un hematoma.

El tratamiento de urgencia consiste en la inmovilización, incluso con férula, en la posición menos dolorosa para el accidentado y nunca intentar reducir la luxación.

9. LESIONES OSEAS.
Entre los distintos tipos tenemos:
9.1. FRACTURAS.
Es una lesión producida por causa traumática (golpe) en la que existe interrupción de la continuidad del hueso. Si este conserva sus conexiones anatómicas y sus bordes no se separan se le denomina "fisura".

Los tipos pueden ser varios. Entre ellos sobresalen los siguientes:

1. F. Abierta: una porción de hueso fracturado llega a atravesar la piel y asoma al exterior, produciendo una herida.

2. F. Cerrada: no hay salida al exterior y por tanto, no hay herida.

3. F. Simple: Es aquella en la que existe una única zona o línea de fractura.

4. F. Doble, triple, etc: existe más de una línea de fractura.

5. F. Bifocal: El hueso se fractura por dos sitios. Destaca el tipo llamado en "alas de mariposa".

6. En "tallo verde". Frecuente en niños, se trata de un acodamiento o torsión del hueso que no llega a romperse.


La clínica consiste en un dolor muy intenso, se nota un chasquido al romperse el hueso, hay una movilidad anormal, existe una deformidad importante en la zona, hay crepitación (cuando dos estructuras fraccionadas rozan) y aparece un hematoma. Al cabo de unas horas, hay una gran deformación por el hematoma, se forman flictenas y la equímosis se extiende a distancia del foco.

El tratamiento consiste en inmovilizar con algo rígido. Si la deformidad es pequeña, se inmoviliza tal cual está. Si esta es mayor, hay que intentar colocar el miembro en su situación normal, para lo cual traccionamos de los extremos del miembro fracturado hacia afuera, llevándolo poco a poco a su sitio.


9.2. LESIONES DE COLUMNA.
Si el traumatismo ha afectado o sospechamos que ha podido afectar a la columna vertebral, ¡nunca movilizamos! a la víctima. Se debe dejar en la posición en la que ha quedado. Solo en caso muy extremo lo moveremos sin variar la posición de la columna, en posición de decúbito dorsal y sobre una superficie dura (No lo es, por ejemplo, el asiento de un coche).
10. LESIONES MUSCULARES.
Diferenciamos entre lesiones con y sin substrato anatómico.
10.1. SIN SUBSTRATO ANATOMICO. (No interviene agente externo).-
10.1.1. CONTRACTURA MUSCULAR.

Es un estado del músculo, producido por un esfuerzo excesivo en intensidad o duración. Se crea fatiga muscular. Al aparecer el dolor, por lo general el día después, no se recuerda el mecanismo lesional.
En la clínica: molestias, ocasionadas por el trabajo anterior, y excesivo tono muscular (el músculo está un tanto duro).

En el tratamiento: Mantener en reposo la región afectada de 1 a 3 días y aplicar calor para reducir el tono muscular excesivo.
10.1.2. ELONGACION.




Se produce cuando un músculo ha sobrepasado sus límites de elasticidad.

En la clínica: Molestias y dolor en la zona afectada.

En el tratamiento: Guardar reposo durante 3-9 días y aplicar calor.
10.2. CON SUBSTRATO ANATOMICO. (Participa un agente externo, aunque no siempre).
10.2.1. ROTURA FIBRILAR (Sinónimos = tirón, bocadillo, desgarro).
Se produce la rotura de un número variable de fibras en el músculo. Se suele recordar el mecanismo lesional.

Las causas son una falta de calentamiento o un calentamiento inadecuado o insuficiente, fatiga muscular por un trabajo prolongado o muy intenso, la edad y la utilización de material inadecuado.

La clínica: Dolor intenso, sobre todo al actuar el músculo. En reposo no duele.
El tratamiento: Guardar reposo de 10 a 30 días, no aplicar nunca un masaje (vuelve a abrir los vasos sanguíneos rotos), aplicar frío en la zona (coagula y cierra) y, ocasionalmente, si hay un pequeño bultito aplicar una compresión.
10.2.2. ROTURA PARCIAL.
Se produce la rotura de un número mayor de fibras musculares, al romperse uno o más fascículos. hay un conocimiento instantáneo.

En la clínica puede llegar a oirse la rotura, hay un dolor intenso y aparece un hematoma.

El tratamiento consiste en guardar reposo de 20 a 40 días, aplicar una compresión en la zona y aplicar frío.
10.2.3. ROTURA TOTAL.
Se produce la rotura de todas las fibras de un músculo. Hay un conocimiento instantaneo.

En la clínica hay mucho dolor, se oye el chasquido, se produce un hematoma y una gran inflamación de la zona de la rotura.

El tratamiento es quirúrgico.

El cualquier tipo de rotura muscular, no debemos aplicar calor puesto que ello favorece el flujo de sangre a la lesión a través de los vasos rotos, con el consiguiente agravamiento de la herida interna. Tampoco debemos dar masaje alguno que impide cicatrizar la herida.


10.3. CALAMBRES. Se produce por agotamiento. La falta de oxígeno en el músculo, la falta de productos energéticos y la acumulación de productos de desecho provocan una contracción tetánica en el músculo durante o después del esfuerzo.
El tratamiento consiste en hacer un buen estiramiento del músculo afectado.
11. HERIDAS.
Se denomina herida a cualquier solución de continuidad (rotura) que ocurra a nivel de la piel o de los tejidos que hay por debajo de ella. Las consecuencias más inmediatas son la infección y la hemorragia.

La clasificación puede ser muy amplia. Por el agente causal y el tipo de agresión en la piel, pueden ser:
A. Incisas: son aquellas heridas más largas que profundas. Son las producidas por elementos cortantes como los cuchillos, fragmentos de cristal, etc.

B. Contusas: son poco profundas, pero de amplitud notable. Las producen objetos no apuntados, como una piedra, etc.

C. Punzantes: suelen ser heridas de pequeña superficie, pero de una notable profundidad. Son las producidas por elementos del tipo de clavos.

D. Abrasiones: (o rozaduras). Hay una perdida muy limitada en profundidad, pero de superficie a veces considerable. Las caídas al suelo pueden provocarlas.

E. Laceraciones: Son heridas en scalp o con "colgajo", en donde una parte de la piel sin lesionar queda unida más o menos firmemente a la piel vecina circundante.



Los criterios de gravedad de una herida pueden ser:
1. El nivel de contaminación por gérmenes.

2. Su profundidad y superficie.

3. La afectación de vasos sanguíneos.

4. Según el órgano afectado.
La clínica suele ser:
1. Dolor. Las más dolorosas son las contusas y las menos, las punzantes (hay una menor rotura de terminaciones nerviosas).

2. Separación de bordes.

3. Hemorragia.
El tratamiento de urgencia dependerá del tipo de hemorragia de que se trate. Esta puede ser capilar (la sangre sale en la piel en forma de puntitos), arterial, (la sangre sale a borbotones), o venosa, (la sangre sale de una forma continuada). Dependiendo de una u otra, el tratamiento será:

1. Capilar: limpiar la herida con agua y jabón y comprimir con gasas.

2. Arterial/venosa: lavar la herida con agua. Si la herida presenta alojados cuerpos extraños intentaremos con sumo cuidado desplazarlos al mismo tiempo ayudados por unas pinzas y una gasa (¡nunca algodón!). Después, comprimir con un apósito y elevar el miembro afectado. ¡¡Solo en caso extremo se realizará un torniquete!!. Una ayuda puede ser presionar sobre la arteria principal que irriga el miembro afectado.Para la realización de un torniquete, hemos de usar algo ancho y apretar lo justo para reducir la hemorragia. Anotamos la hora y a los 15' aflojamos poco a poco y seguimos compromiendo con la mano y unas gasas. En caso necesario lo volvemos a poner. El torniquete solo lo pondremos en aquellas zonas corporales donde exista un solo hueso (húmero, fémur).
Para prevenir la infección de una herida es fundamental:
1. Lavar la herida con agua y jabón.

2. Extraer posibles cuerpos extraños.

3. Desinfectar con yodo (betadine) o con agua oxigenada si la herida es profunda.

4. Cerrar paso a los gérmenes: juntar los bordescon "puntos de esparadrapo".

5. Cura oclusiva: poner una gasa o un paño.

6. Inmovilizar el miembro afectado.





12. CONTUSIONES.
Se producen como consecuencia de un efecto de agresión mecánica por presión sobre un cuerpo (Golpe sin rotura de la piel. Efecto interno).
Las contusiones se clasifican según varios grados. Son:
1. De 1er Grado: hay dolor en la zona y se produce una equímosis o moratón. El tratamiento consiste en guardar reposo, aplicar hielo durante 20-30 minutos seguidos en períodos de 3-4 horas durante las primeras 24-48 horas. Se puede suministrar algún antiinflamatorio y en caso preciso algún calmante.

2. De 2º Grado: Hay dolor en la zona, tumoración o hinchazón, cierto rubor (coloración) y sensación de calor. El tratamiento básico es similar al anterior. Podemos proceder a colocar un vendaje compresivo en la zona contundida. Conviene la revisión médica.

3. De 3er Grado: Se produce una desvitalización de la piel, que adquiere un aspecto morado, con tumefacción o tumoración, rubor, cierto calor y dolor. Al cabo de 1 o 2 días aparece una "escara" (piel muerta) en la zona. El tratamiento de urgencia consiste en aplicar hielo, colocar un vendaje compresivo y acudir a un centro hospitalario.
¡Nunca aplicaremos masaje o administraremos calor!. Ello aumenta el flujo de sangre a la zona y, por tanto, aumenta también el volumen del hematoma. Solo aplicaremos calor al cabo de una semana para favorecer la reabsorción del hematoma.


14. LIPOTIMIA.
Consiste en la pérdida pasajera del conocimiento como consecuencia de una falta de riego sanguíneo al cerebro. Las causas pueden ser el calor excesivo, actividad muy intensa con calor, hipertensión o estados emotivos

especiales.
La sintomatología es:
1. Sensación súbita de fatiga.

2. Sudoración fría.

3. Palidez.

4. Tras recuperar el conocimiento, vómitos o nauseas.
El tratamiento básico es:

1. Comprobar si respira o no (si no respira hemos de asistirle nosotros).

2. Tumbarlo boca arriba con los pies ligeramente elevados y a la sombra.

3. Aflojar posible ropa apretada.

4. Podemos darle a oler alguna sustancia penetrante, del tipo de colonia, amoníaco o vinagre.

5. Mojarle la cara con un paño empapado en agua o, en su caso, abanicarle.

6. Si vomita, debemos colocarlo en la posición lateral de seguridad.

7. Una vez recuperado, hidratar poco a poco con agua. ¡¡Nunca con alcohol!!.
15. PICADURAS.
15.1. DE INSECTOS.
Las más frecuentes son las de abeja, avispas, tábanos u hormigas.
La sintomatología consiste, en general, por dolor en la zona afectada, inflamación y enrojecimiento de la piel. A nivel más amplio pueden darse naúseas, fiebre, escalofrios y dolor de cabeza.
El tratamiento consiste en extraer el aguijón con unas pinzas, lavar la herida con alguna solución desinfectante, aplicar pomada y antiinflamatoria.
15.2. DE SERPIENTES.
La sintomatología consiste en una sensación aguda de pinchazo. Al poco tiempo (10'-15') aparece un entumecimiento y edema que va afectando al miembro corporal mordido, acompañado de dolores intensos. A los 30' el cuadro es de malestar general, sudor, delirio, vómitos y bajada de la presión arterial.

El tratamiento a desarrollar hasta poder llevarlo a un centro sanitario donde se le administrará suero antiofídico, consiste en evitar movimientos del accidentado, acostarlo con la cabeza baja y abrigarlo, dar café o té muy cargado, colocar una compresión de goma entre la mordedura y el corazón (sin que llegue a impedir la circulación arterial), succión rápida de la zona mordida (el socorrista no debe tener lesiones bucales) y no hacer ninguna incisión en la mordedura, que contribuye a aumentar la zona de difusión del veneno y un mayor peligro de infección.


15.3. CONTACTO CON MEDUSAS.
Lo primero que hay que hacer es eliminar restos del animal de la piel, utilizando guantes. Lavar la zona con suero fisiológico salino, empapar la misma con una solución de bicarbonato sódico durante unos 10 minutos y volver a lavar con suero fisiológico salino. Movilizar la zona lo menos posible y si la zona afectada es extensa, acudir a un centro hospitalario.
16. OBJETO EXTRAÑO DENTRO DEL OJO.
Los síntomas más comunes al introducirse un cuerpo extraño en el ojo, generalmente partículas de tierra, pequeños, insectos, pestañas, etc...), son picor, enrojecimiento y parpadeo ocular continuo.

Si la sustancia es líquida, lavaremos inmediatamente el ojo con abundante agua durante unos 5-10 minutos. Buscaremos buena iluminación y separaremos el párpado para favorecer que llore. Estimularemos el movimiento del glóbulo ocular para que el cuerpo extraño salga por sí mismo. Si está clavado, no haremos nada e iremos rápidamente al hospital. En general, no nos restregaremos el ojo, no aplicaremos pomadas o colirios, y tampoco intentaremos mover el objeto si está incrustado.
17. OBSTRUCCIÓN TOTAL DE LA VÍA AÉREA.
La aspiración y el alojamiento de un cuerpo extraño en la garganta puede obstruir por completo la vía aérea, lo que provoca la asfixia. Las maniobras de primeros auxilios serán distintas según sea la edad del afectado.

Si es un niño pequeño, le colocaremos boca abajo, apoyado sobre sus antebrazos, y le daremos golpes suaves, pero secos y rápidos, con el canto de las manos entre los omoplatos.

Si el afectado es adulto, nos situaremos detrás de él, colocaremos la palma de una mano en su abdomen, entre el ombligo y la parte inferior del esternón. La otra palma la situamos sobre la primera y aplicamos unos 5 golpes secos y rápidos hacia arriba, hacia el esternón. Con esta maniobra, la víctima suele arrojar el objeto por sí sola. Si se le queda en la boca, se lo retiramos y si no respira de forma espontánea, le realizamos el boca a boca. Repetir la maniobra si es preciso.



18. HEMORRAGIA NASAL.
Es la emisión de sangre por la fosa nasal o epistaxis. Una vez localizada la fosa nasal que sangra, la limpiamos mediante una fuerte exhalación de aire por la misma, una vez tapada la otra fosa nasal que no sangra. Mantenemos la cabeza nasal que no sangra. Mantenemos la cabeza derecha y con el dedo índice comprimimos contra el tabique nasal durante unos minutos. Si tras estas medidas persiste la hemorragia, acudir a un centro asistencial. No debemos echar la cabeza hacia atrás ni aplicar hielo en la nariz.
19. MASAJE CARDIACO.
Se trata de ejercer presión en el corazón entre la columna y el esternón para vaciar y cargar de forma manual.
La técnica se desarrolla:
1. Colocar al accidentado sobre una superficie dura.

2. Una mano sobre la otra, con dedos entrelazados, colocarlas en el esternón a unos 5-10 cm del final de este.

3. Aplicar presión en posición vertical (brazos extendidos) y ayudándonos del peso de nuestro cuerpo, deprimiendo el esternón unos centímetros. Soltamos de golpe.

4. Llevar un ritmo de unas 60 compresiones por minuto.

5. No detenerse hasta conseguir reanimación o la llegada de ayuda especializada.

En caso de que hayan pasado más de 4' desde que se produjo el accidente y con ello, la parada cardiaca, valoraremos la eventual reanimación puesto que ya se habrán producido, posiblemente, lesiones cerebrales irreparables.

20. RESPIRACION ARTIFICIAL.
Procederemos del siguiente modo:
1. Extraer cualquier elemento extraño de la boca del sujeto para liberar la vía aérea.

2. Colocar al accidentado boca arriba y en la nuca colocarle un rodillo de ropa.

3. Apretar fuertemente la boca contra la del sujeto, tapando con una mano la nariz de este y abriendo la boca con la otra que se apoya sobre el mentón.

4. Retirar la boca y comprobar si el pecho del accidentado vuelve a su posición inicial.

5. Mantener un ritmo de +/- 15 insuflaciones por minuto.

En caso de parada cardiorespiratoria y ante la existencia de un solo socorrista, este atenderá a las dos funciones, administrando dos insuflaciones de aire por cada 12-15 compresiones cardíacas.


21. BOTIQUIN DE URGENCIA.
Deberá estar colocado en un lugar de fácil acceso y perfectamente identificado como tal botiquín, por ejemplo, pintando una cruz roja en la puerta. Asimismo, se revisará periódicamente para ver la caducidad de los medicamentos y las necesidades de reposición de material. Este deberá estar limpio y ordenado.

El contenido básico de un botiquín es el siguiente:

1. Instrumental:
1 pinza de disección.

1 tijera.

1 termómetro.
2. Material fungible:
Vendas, gasas, algodón, esparadrapo, antialérgicos, tiritas, alcohol, agua oxigenada, mercurocromo, yodo, imperdibles, pañuelo triangular, férulas.
3. Medicamentos:
Antiinflamatorios en pomada, antialérgicos en pomada, analgésicos, laxantes, antidiarréicos, colirio ocular, vaselina.
4. Otros:
Manta térmica, cerillas, gomas elásticas, cordinos para entablillar, etc.




Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Asistencia inmediata, limitada y temporal prestada en caso de accidente o enfermedad súbita, por una persona circundante (\"socorrista\"), en tanto se espera la llegada de la asistencia médica especializada. Objetivos iconCuando una persona se lesiona o enferma repentinamente, transcurren...

Asistencia inmediata, limitada y temporal prestada en caso de accidente o enfermedad súbita, por una persona circundante (\"socorrista\"), en tanto se espera la llegada de la asistencia médica especializada. Objetivos iconNorma 11: atender a personas en caso de accidente en enfermedad súbita...

Asistencia inmediata, limitada y temporal prestada en caso de accidente o enfermedad súbita, por una persona circundante (\"socorrista\"), en tanto se espera la llegada de la asistencia médica especializada. Objetivos iconNorma 11: atender a personas en caso de accidente en enfermedad súbita...

Asistencia inmediata, limitada y temporal prestada en caso de accidente o enfermedad súbita, por una persona circundante (\"socorrista\"), en tanto se espera la llegada de la asistencia médica especializada. Objetivos iconLos primeros auxilios son la ayuda inmediata que se brinda a una...

Asistencia inmediata, limitada y temporal prestada en caso de accidente o enfermedad súbita, por una persona circundante (\"socorrista\"), en tanto se espera la llegada de la asistencia médica especializada. Objetivos iconLa Asistencia Ventricular es un dispositivo que proporciona soporte...

Asistencia inmediata, limitada y temporal prestada en caso de accidente o enfermedad súbita, por una persona circundante (\"socorrista\"), en tanto se espera la llegada de la asistencia médica especializada. Objetivos iconPrototipo de telemedicina móvil para asistencia médica domiciliaria y remota

Asistencia inmediata, limitada y temporal prestada en caso de accidente o enfermedad súbita, por una persona circundante (\"socorrista\"), en tanto se espera la llegada de la asistencia médica especializada. Objetivos iconResumen una persona que haya padecido una enfermedad coronaria habrá...

Asistencia inmediata, limitada y temporal prestada en caso de accidente o enfermedad súbita, por una persona circundante (\"socorrista\"), en tanto se espera la llegada de la asistencia médica especializada. Objetivos iconArtículo 1º: Los habitantes de la provincia de Buenos Aires que padezcan...

Asistencia inmediata, limitada y temporal prestada en caso de accidente o enfermedad súbita, por una persona circundante (\"socorrista\"), en tanto se espera la llegada de la asistencia médica especializada. Objetivos iconResumen: El juez condena a Medicus S. A. de Asistencia Medica y Científica...

Asistencia inmediata, limitada y temporal prestada en caso de accidente o enfermedad súbita, por una persona circundante (\"socorrista\"), en tanto se espera la llegada de la asistencia médica especializada. Objetivos iconResumen En este documento se pretende mostrar el análisis, diseño...






© 2015
contactos
m.exam-10.com