Competencia administrativa






descargar 365.57 Kb.
títuloCompetencia administrativa
página1/9
fecha de publicación13.06.2015
tamaño365.57 Kb.
tipoCompetencia
m.exam-10.com > Ley > Competencia
  1   2   3   4   5   6   7   8   9
 

ORDENANZA MUNICIPAL DE PROTECCIÓN CONTRA LA CONTAMINACIÓN ACÚSTICA DE ANTEQUERA.

 

TITULO 1. DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1.- OBJETO

La presente Ordenanza tiene por objeto regular la protección del medio ambiente urbano frente a los ruidos y vibraciones que impliquen molestia, riesgo para la salud de las personas o daño para bienes de cualquier naturaleza.

Artículo 2.- ÁMBITO DE APLICACIÓN Y COMPETENCIA ADMINISTRATIVA

1.

Quedan sometidas a las prescripciones establecidas en esta Ordenanza todas las actividades, infraestructuras, equipos, maquinaria o comportamiento que no estando sujetos a evaluación de impacto ambiental o informe ambiental de conformidad con el artículo 8 de la Ley 7/94, de 18 de Mayo, de Protección Ambiental de Andalucía, sean susceptibles de producir ruidos o vibraciones que impliquen molestia, riesgo o daño para las personas o bienes de cualquier naturaleza o que causen efectos significativos sobre el medio ambiente.

2.

Dentro del ámbito de aplicación de esta Ordenanza, corresponde al Ayuntamiento velar por el cumplimiento de la misma, ejerciendo la potestad sancionadora y de inspección, así como la adopción de las medidas cautelares legalmente establecidas.

Artículo 3.- COMPETENCIA ADMINISTRATIVA

Corresponde al Ayuntamiento, de conformidad con el Decreto 326/03 de 25 de noviembre y en el marco de la legislación estatal y autonómica que resulte aplicable:

 

- La vigilancia, control y disciplina de la contaminación acústica, en relació

n con las actuaciones públicas o privadas no incluidas en los Anexos I y II de la Ley 7/1994, de Protección Ambiental.

- La comprobación «in situ» por personal funcionario del cumplimiento de las medidas previstas en el correspondiente estudio acústico, respecto a las actividades recogidas en el Anexo III de la Ley 7/1994.

- La determinación de las áreas de sensibilidad acústica.

-Velar por el cumplimiento de la presente Ordenanza, ejerciendo la potestad sancionadora, la vigilancia y control de aplicación, así como la adopción de las medidas cautelares legalmente establecidas.

- Las demás competencias que el Decreto 326/03 atribuye a los Ayuntamientos en los términos previstos en el mismo.

TITULO II. OBJETIVOS DE CALIDAD ACÚSTICA

CAPÍTULO 1º.- AREAS DE SENSIBILIDAD ACÚSTICA

Artículo 4.- DEFINICIÓN DE LAS ÁREAS DE SENSIBILIDAD ACÚSTICA

Las áreas de sensibilidad acústica se definen como aquellas superficies o ámbito territorial en las que se pretende que exista una calidad acústica homogénea.

Artículo 5.- CLASIFICACIÓN DE LAS ÁREAS DE SENSIBILIDAD ACÚSTICA

1.

A efectos de la aplicación de la presente Ordenanza, las áreas de sensibilidad acústica se clasifican de acuerdo con la siguiente tipología:

 

TIPO I :

Área de silencio. Zona de alta sensibilidad acústica, que comprende los sectores del territorio que requieren una especial protección contra el ruido. En ella se incluyen las zonas con predominio de los siguientes usos del suelo:

 

 

a) Uso sanitario.

 

 

b) Uso docente.

 

 

c) Uso cultural.

 

 

d) Espacios naturales protegidos, salvo las zonas urbanas.

 

TIPO II:

Área levemente ruidosa. Zona de considerable sensibilidad acústica, que comprende los sectores del territorio que requieren una protección alta contra el ruido. En ella se incluyen las zonas con predominio de los siguientes usos del suelo:

 

 

a) Uso residencial.

 

 

b) Zona verde, excepto en casos en que constituyen zonas de transición.

 

 

c) Adecuaciones recreativas, campamentos de turismo, aulas de la naturaleza y senderos.

 

TIPO III :

Área tolerablemente ruidosa. Zona de moderada sensibilidad acústica, que comprende los sectores del territorio que requieren una protección media contra el ruido. En ella se incluyen las zonas con predominio de los siguientes usos del suelo:

 

 

a) Uso de hospedaje.

 

 

b) Uso de oficinas o servicios.

 

 

c) Uso comercial.

 

 

d) Uso deportivo.

 

 

e) Uso recreativo.

 

TIPO IV :

Área ruidosa. Zona de baja sensibilidad acústica, que comprende los sectores del territorio que requieren menor protección contra el ruido. En ella se incluyen las zonas con predominio de los siguientes usos del suelo:

 

 

a) Uso industrial.

 

 

b) Servicios públicos, no comprendidos en los tipos anteriores.

 

TIPO V:

Área especialmente ruidosa. Zona de nula sensibilidad acústica, que comprende los sectores del territorio afectados por servidumbres sonoras a favor de infraestructuras de transporte, autovías, autopistas, rondas de circunvalación, ejes ferroviarios, aeropuertos y áreas de espectáculos al aire libre.

2.

A efectos de la delimitación de las áreas de sensibilidad acústica, las zonas que se encuadren en cada uno de los tipos señalados en el apartado anterior lo serán sin que ello excluya la posible presencia de otros usos del suelo distintos de los indicados en cada caso como mayoritarios.

3.

Asimismo, a fin de evitar que colinden áreas de diferente sensibilidad, se podrán establecer zonas de transición, en la que se definirán valores intermedios entre las dos zonas colindantes: En el caso de que una de las áreas implicadas sea de Tipo I los valores intermedios no podrán superar los asignados a las áreas del Tipo II.

Artículo 6.- CRITERIOS DE DELIMITACIÓN

El Ayuntamiento de Antequera delimitará las Áreas de Sensibilidad Acústica en atención al uso predominante del suelo.

Artículo 7.- LÍMITES DE NIVELES SONOROS

Los límites de niveles sonoros aplicables en las Áreas de Sensibilidad Acústica serán los señalados en la Tabla nº 3 del Anexo I del Decreto 326/2.003.

Artículo 8.- REVISIÓN DE LA DELIMITACIÓN DE LAS ÁREAS DE SENSIBILIDAD ACÚSTICA

Una vez aprobada la delimitación inicial de las áreas de sensibilidad acústica, el Ayuntamiento de Antequera controlará, de forma periódica, el cumplimiento de los límites en cada una de las áreas, así como revisará y actualizará las mismas, como mínimo, en los siguientes plazos y circunstancias:

a)

En los seis meses posteriores a la aprobación definitiva del Plan General de Ordenación Urbanística, o de su revisión.

b)

En los tres meses posteriores a la aprobación de cualquier modificación sustancial de las condiciones normativas de uso de suelo.

CAPÍTULO 2º.- PLANIFICACIÓN URBANÍSTICA

Artículo 9.- PLANES URBANÍSTICOS

En la elaboración de los planes urbanísticos municipales, se tendrán en cuenta las prescripciones contenidas en esta Ordenanza, así como las previsiones contenidas en el Decreto 326/03, en las normas que lo desarrollen y en las actuaciones administrativas realizadas en su ejecución, en especial las áreas de sensibilidad acústica.

La asignación de usos generales y usos pormenorizados del suelo en las figuras de planeamiento tendrá en cuenta el principio de prevención de los efectos de la contaminación acústica y velará para que no se superen los valores límite de emisión e inmisión establecidos en la presente Ordenanza y en el Decreto 326/03.

TÍTULO III. NORMAS DE CALIDAD ACÚSTICA

CAPÍTULO 1º.- LÍMITES ADMISIBLES DE RUIDOS Y VIBRACIONES

SECCIÓN 1ª.- LÍMITES ADMISIBLES DE RUIDOS

Artículo 10.- LÍMITES ADMISIBLES DE RUIDOS EN EL INTERIOR DE LAS EDIFICACIONES, EN EVALUACIONES CON PUERTAS Y VENTANAS CERRADAS

1.-

En el interior de los recintos de una edificación, el Nivel Acústico de Evaluación (N.A.E.), expresado en dBA, valorado por su nivel de inmisión sonora, utilizando como índice de valoración el nivel continuo equivalente, LAeq, con las correcciones a que haya lugar, y medido con ventanas y puertas cerradas, no deberá sobrepasar, como consecuencia de la actividad, instalación o actuación ruidosa externa al recinto, en función de la zonificación, tipo de local y horario, a excepción de los ruidos procedentes del ambiente exterior, los valores indicados en la Tabla 1ª del Anexo I del Decreto 326/2.003.

2.-

Cuando el ruido de fondo con la actividad ruidosa parada, valorado por su LAeq, en la zona de consideración, sea superior al valor límite que para el N.A.E. se expresa en la Tabla nº 1 del Anexo I del Decreto 326/2.003, el ruido de fondo será considerado como valor límite máximo admisible del N.A.E.

3.-

El Nivel Acústico de Evaluación N.A.E. es un parámetro que trata e evaluar las molestias producidas en el interior de los recintos por ruidos fluctuantes procedentes de instalaciones o actividades ruidosas.

 

En la valoración del NAE en el interior del recinto, una vez determinado el LAeq, procedente de la actividad ruidosa, (LAeqar), se deberán realizar las correcciones por bajo nivel de ruido de fondo (P), por tonos puros (K1), y por tonos impulsivos (), utilizando la siguiente expresión:

 

NAE= LAeqar + A.

 

Donde A será igual al mayor valor numérico de los índices correctores: corrección por ruido de fondo (P), corrección por tonos puros (K1), y corrección por tonos impulsivos (K2).

 

En todas las valoraciones del nivel de inmisión será preciso determinar el valor de los índices correctores a aplicar al LAeqar.

4.

Una vez calculado el valor NAE, existente en el interior de un local, será éste el valor que deba ser comparado con los límites definidos en la Tabla 1ª del Anexo I, del Decreto 326/03.

5.

Los parámetros de corrección a aplicar en estas valoraciones serán los siguientes:

 

a)

P: Correcciones por bajo nivel de ruido de fondo:

 

 

Si el nivel de ruido de fondo medido en el interior del recinto sin funcionar la actividad ruidosa, valorado por su L90, es inferior a 27 dBA se establecerá la siguiente relación:

 

 

NAE= +P

 

 

Siendo:

 

 

- LAeqar = El nivel continuo equivalente procedente de la actividad generadora del problema de ruido.

 

 

- P = Factor Corrector.

 

 

L90

P

< 24

3

25

2

26

1

> 27

0




 

b)

K1 : Correcciones por tonos puros:

 

 

Cuando se detecte la existencia de tonos puros en la valoración de la afección sonora en el interior de la edificación, se establecerá la siguiente relación:

 

 

NAE = LAeqAR + K1

 

 

El valor a asignar al parámetro K1 será de 5 dBA. La existencia de tonos puros debe ser evaluada conforme a lo definido en el apartado 2.2 del Anexo III.1 del Decreto 326/03.

 

c)

K2 : Corrección por tonos impulsivos:

 

 

Cuando se aprecie la existencia de ruidos impulsivos procedentes de los focos ruidosos en el interior de la edificación, se establecerá la siguiente relación:

 

 

NAE = LAeqar + K2

 

 

Detectada la existencia de tonos impulsivos en la evaluación se le asignará un valor que no será inferior a 2 dBA ni superior a 5 dBA, de acuerdo con lo definido en el apartado 2.2 del Anexo III.1 del Decreto 326/03. La sistemática de medición y evaluación de K2 viene recogida en los apartados 1.1 y 1.2 del Anexo III.1 del Decreto 326/03.

 

Una vez hallado el valor de N.A.E., correspondiente a cada caso, éste será el valor a comparar con los límites establecidos en la Tabla 1 del anexo I del Decreto 326/2.003.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Competencia administrativa iconEntidad publica jurisdicción. Criterio orgánico / jurisdiccion contenciosa...

Competencia administrativa iconUsos del suelo competencia. Reglamentación / uso de las vias competencia....

Competencia administrativa iconCompetencia en el tratamiento de la información y competencia digital

Competencia administrativa iconCompetencia a prevencion en competencia desleal

Competencia administrativa iconSubdirección administrativa

Competencia administrativa iconDivisión administrativa

Competencia administrativa iconDirección administrativa de la revista

Competencia administrativa iconGestión administrativa de personal

Competencia administrativa iconResolución administrativa nº 05-0041-99

Competencia administrativa iconActualizaciones para legislación administrativa






© 2015
contactos
m.exam-10.com