Humanismo y renacimiento en europa






descargar 88.75 Kb.
títuloHumanismo y renacimiento en europa
página3/3
fecha de publicación11.09.2015
tamaño88.75 Kb.
tipoDocumentos
m.exam-10.com > Ley > Documentos
1   2   3
De la libertad cristiana(1519), A la nobleza cristiana de la nación alemana (1520), El cautiverio babilónico de la Iglesia (1520), De la esclavitud del arbitrio (1525)— publicó su libro más famoso, Pequeño catecismo (1529). Entre 1955 y 1976 se ha publicado la edición moderna de las obras de Lutero, que ocupa 54 volúmenes. Su Pequeño catecismo explica en un lenguaje sencillo y rico la teología de la Reforma evangélica comentando brevemente, en forma de preguntas y respuestas, los Diez Mandamientos, el Credo apostólico, el padrenuestro, el bautismo y la eucaristía. Al prohibírsele asistir a la Dieta de Augsburgo por estar excomulgado, Lutero delegó la defensa de los reformadores, formulada en la Confesión de Augsburgo (1530), en su colega y amigo el humanista Felipe Melanchthon (Felipe Schwarzerd). En 1532 se publicó su traducción del original hebreo del Nuevo Testamento. Mientras tanto, su influencia se extendió por el norte y el este de Europa, y su prestigio contribuyó a que Wittenberg se convirtiera en un centro intelectual. Su defensa de la independencia de los gobernantes respecto a la supervisión eclesiástica le ganó el apoyo de muchos príncipes, aunque después se interpretó de manera contraria a su intención original.

Últimos años

En 1537 la salud de Lutero empezó a deteriorarse. Preocupado por el resurgimiento del papado y por lo que interpretó como un intento de los judíos de aprovechar la ventaja de la confusión entre los cristianos para reabrir la cuestión del mesianismo de Jesús, se sintió responsable de semejante estado de cosas y escribió una violenta invectiva contra los judíos y otra contra el papado y la facción radical de los reformadores, los anabaptistas. En invierno de 1546 le pidieron que mediase en un conflicto entre dos condes que gobernaban en Mansfeld, donde había nacido. Viejo y enfermo, acudió, resolvió el litigio y murió el 18 de febrero de 1546 en Eisleben.

Teología

Lutero no fue un teólogo a la usanza clásica pero la sutilidad y complejidad de su obra, inspirada en su estudio riguroso del Nuevo Testamento y en el gran teólogo del siglo IV san Agustín de Hipona, ejerció una influencia muy importante.

Ley y Evangelio

Lutero sostuvo que Dios actúa sobre los seres humanos a través de la ley y de los Evangelios.

La ley representa las exigencias de Dios —como se expresa, por ejemplo, en los Diez Mandamientos y en los preceptos de Jesús en el Nuevo Testamento. Al margen de sus convicciones religiosas, todas las personas son conscientes de la ley y las tradiciones éticas de su cultura, aunque el pecado distorsiona su interpretación. Para Lutero, la ley cumple dos funciones. Permite a los seres humanos mantener cierto orden en su mundo, su comunidad y sus propias vidas a pesar del profundo alejamiento de Dios, del mundo, de sus semejantes y de sí mismos provocado por el pecado original que introdujo el mal radical. Además, la ley acerca a los seres humanos a Cristo por la necesidad del perdón de los pecados.

Dios también se relaciona con los seres humanos a través de los evangelios, donde se narra el sacrificio de su hijo para la salvación de la especie humana. Esta proclamación no exige más que su aceptación por parte de las personas. Lutero pensaba que la teología se equivocó al confundir la ley con el Evangelio y afirmó que los seres humanos sólo pueden aspirar a ser dignos del don incondicional de la gracia de Dios.

Pecado

Insistió en que los cristianos, desde que habitan este mundo, son pecadores y santos al mismo tiempo. Son santos en la medida en que creen en la gracia de Dios y no en sus propios actos. Sin embargo, el pecado es un aspecto permanente y omnipresente en la Iglesia igual que en el mundo, y un santo no es un emblema moral sino un pecador que acepta la gracia divina, de forma que desde el ciudadano más respetado al criminal empedernido todos necesitan el perdón de Dios.

Lo finito y lo infinito

Lutero pensaba que Dios se manifiesta ante los seres humanos a través de formas finitas y terrenales más que en su divinidad pura. Por ejemplo, se reveló a sí mismo en Jesucristo y se dirigió a nosotros hablando con las palabras humanas de los escritores del Nuevo Testamento, y su cuerpo y su sangre son recibidos por los creyentes (según la frase de Lutero) "en, con y bajo" el pan y el vino de la Sagrada Comunión. Para Lutero, que echó abajo la tradicional distinción entre ocupaciones sagradas y seculares, los seres humanos trabajan para sí mismos y para el mundo cualesquiera que sean sus ocupaciones (que llamó vocaciones) como madres, padres, gobernantes o súbditos, carniceros o panaderos; todos son instrumentos de Dios, que trabaja en el mundo a través de ellos.

Teología de la cruz

Lutero afirmó que la teología cristiana es la teología de la cruz más que la de la gloria. Los seres humanos no pueden percibir a Dios por medio de la filosofía o la ética. Deben dejar a Dios que sea Dios y verlo donde él quiere darse a conocer. Para Lutero, Dios revela su sabiduría en la insensatez de los sermones; su poder a través del sufrimiento y el significado secreto de la vida a través de la muerte de Cristo en la cruz.

A comienzos del siglo XVI, una profunda crisis se manifestó en la iglesia católica, que como consecuencia de la misma quedó dividida. Al centro y al norte de Europa fue dónde triunfó la nueva doctrina luterana. El Papa León X condenó las oposiciones de Lutero y finalmente excomulgó. Los puntos fundamentales de esta doctrina son:

  • La salvación se debe sólo a la fe y no a las buenas obras.

  • Cada persona puede interpretar libremente la Biblia y no hay obligación de aceptar la interpretación de la iglesia.

  • El Bautismo y la Eucaristía son los dos únicos sacramentos verdaderos.

  • El papado no es una institución creada por la voluntad de Jesucristo.

  • El culto a la Virgen y a los Santos ha de suprimirse.

  • Las indulgencias no sirven para redimir las penas debidas por los pecados.

La crisis religiosa ha de situarse en el marco de la profunda transformación de Europa en el Renacimiento. El triunfo de la reforma se debió a diversos, motivos siendo los más importantes los siguientes:

  • La relajación de la disciplina eclesiástica.

  • El conflicto propiamente religioso consistió en discusiones sobre puntos doctrinales, como era la autoridad el Papa o del concilio

  • La oposición nacionalista que existía en Alemania contra Roma, sede del Papa.

  • La nueva moral de la burguesía, que buscaba tranquilizar su conciencia ante la acumulación de bienes.

  • La actitud crítica y nacionalista de los humanistas, teólogos u artistas.

  • La oposición de los príncipes alemanes a la autoridad del Emperador Carlos V.

 Aspectos de la mentalidad moderna:

El individualismo renacentista enfadó el sentido del honor entre los nobles, que repudiaron el trabajo manual y el sentido de la honra entre las clases populares. La vanidad y el deseo de la gloria mundana indujo a los artistas al abandono del anonimato medieval; Todos los artistas Renacentistas firmaron sus obras y buscaron los bienes materiales y la riqueza. Los reyes, los burgueses, el clero y la nobleza compitieron en la posesión de obras artísticas. En muchas regiones, el clero sufrió una relajación de costumbres y se preocupaban más del poder y de la riqueza.

 Organización del estado Moderno:

La unificación era el primer paso para el nacimiento del estado moderno. Era necesario dotarlo de unas instituciones eficaces, una autoridad fuerte y centralizar los resortes del poder.

El nuevo Estado necesitaba unos técnicos expertos en la marcha administrativa, que no podían salir de las clases tradicionales sino de la pequeña nobleza y de la burguesía. La Santa Hermandad fue una institución creada para vigilar las ciudades. Paulatinamente se convirtió en una fuerza que también vigiló los caminos y fue utilizada como policía regular. La administración de justicia también adoptó una organización centralizada. Los jueces ordinarios eran corregidores y los alcaldes mayores dotados de jurisdicción civil y criminal. En las chancillerías era dónde se sacaban a relucir los problemas sociales.

En la sociedad urbana se manifestó un ascenso de la burguesía y hay muchas transformaciones sociales.

 Los movimientos campesinos:

La nobleza poseía la mayor parte de la propiedad agraria, con lo cual se provocaba un problema económico, característico del latifundio; pero al mismo tiempo poseían también jurisdicción sobre el campesino, para quien el señor era a la vez el amo, gobernante y juez. En estas condiciones el problema se convertía en social.

Por esto los campesinos empezaron a estar molestos y crearon un movimiento llamado movimiento campesino que se ponía en contra de las ideas que tenía la aristocracia terrateniente sobre ellas.

 Monarquía Autoritaria:

En estos momentos se van a constituir verdaderos estados modernos si entendemos por ello la concentración del poder en manos de los monarcas. Los principales elementos del gobierno están en sus manos y los nobles están sometidos a ellos.

Los Reyes Católicos en España, Luis XIII, Francisco I en Francia y Enrique VIII en Inglaterra podrían servirnos de ejemplo de monarquías autoritarias en Europa.

Esto que acabo de citar no se llevaría a cabo a no ser que los nobles entraran en decadencia y por ello los monarcas se fortalecieron; sin embargo no es igual en todas partes. En occidente es donde este fenómeno se ve con más claridad: Castilla, Portugal, Francia e Inglaterra avanzan rápidamente hacia la formación de estados modernos reinados por monarcas. Sin embargo los príncipes italianos y alemanes, dentro de un reducido marco, realizan el ideal del estado absoluto. Su gran teórico, el florentino Maquiavelo, autor de “El príncipe”, que es el compendio del ideal político renacentista. Por otro lado en Europa oriental la nobleza se impone a los reyes y se refuerza en los campesinos, por lo que impide la formación de un estado moderno.

Tras todo esto los reyes, después de haber frenado la ambición de los nobles, los convirtieron en sus colaboradores, confiriéndoles altos puestos del gobierno. Así fue como los reyes completaron su campo de acción con una creciente influencia en las iglesias de sus respectivos países, entonces ricas y poderosas.
1   2   3

similar:

Humanismo y renacimiento en europa iconEl renacimiento en el norte de Europa

Humanismo y renacimiento en europa iconVolumen II: El Renacimiento de la Tierra

Humanismo y renacimiento en europa iconArquitectura del renacimiento

Humanismo y renacimiento en europa iconCaracterísticas del Renacimiento

Humanismo y renacimiento en europa iconRevista breathe para el Trabajo de Respiración y el Renacimiento

Humanismo y renacimiento en europa iconNacimiento y renacimiento el significado de la iniciación en la cultura humana

Humanismo y renacimiento en europa iconIntroducción. Focos geográficos del Arte en el Renacimiento. Cronología. El

Humanismo y renacimiento en europa iconProbablemente se denomina Gótico porque los humanistas del Renacimiento...

Humanismo y renacimiento en europa iconUna apuesta por el humanismo frente al fanatismo
«Deja en paz al prójimo». Tolerar es eso, no otra cosa. Es, de alguna manera, desentenderse, para bien, del prójimo y fundar modos...

Humanismo y renacimiento en europa iconQuinceañeras europa






© 2015
contactos
m.exam-10.com