Profesor Agregado de Información P. Especializada. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación. Universidad San Pablo-ceu






descargar 48.94 Kb.
títuloProfesor Agregado de Información P. Especializada. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación. Universidad San Pablo-ceu
fecha de publicación05.09.2015
tamaño48.94 Kb.
tipoDocumentos
m.exam-10.com > Ley > Documentos




La incidencia de los nuevos desarrollos tecnológicos en la regulación de los contenidos audiovisuales

Leopoldo Seijas Candelas.

Profesor Agregado de Información P. Especializada. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación. Universidad San Pablo-CEU

Introducción.
Una mera ojeada a las páginas de cualquier periódico nos permitirá de modo inmediato apreciar que hoy en día el principal motor de progreso económico y de cambio social es un sector convergente, en el que vienen a fundirse, cada vez de manera más estrecha, las tecnologías de la información, las telecomunicaciones y los medios de comunicación. Este nuevo sector ofrece sin duda un sinfín de posibilidades. Por ejemplo, en un futuro próximo las comunicaciones móviles de nueva generación harán posible la prestación de servicios interactivos como la videoconferencia o el acceso a Internet desde cualquier lugar, y con anchos de banda sensiblemente superiores a los disponibles hoy en día. Desde un terminal móvil de tercera generación será posible también acceder a los medios de comunicación tradicionales (televisión, radio, prensa on-line)1. En este entorno en constante evolución, resulta ciertamente complicado intuir cuáles serán los próximos avances significativos, o dentro de cuánto tiempo tendrán lugar. Lo único que hemos podido aprender en estos últimos años es que los cambios son siempre más importantes y suceden más deprisa de lo que se había previsto.

No obstante, y por importantes que sean estos cambios, no hay que olvidar que las nuevas tecnologías no son ni más ni menos que una herramienta para la satisfacción de necesidades personales y sociales, que no han cambiado tan deprisa como la tecnología. En concreto, y en lo que respecta al sector de los medios de comunicación, las nuevas tecnologías hacen posible la disminución de los costes de acceso, la multiplicación de los agentes presentes en el mercado, el incremento de la difusión transfronteriza de la información. Pero ello no servirá para mejorar el servicio que reciben los ciudadanos si estos avances sólo trae consigo la aparición de medios de comunicación que no estén sometidos a ningún tipo de control y que difundan informaciones que no sean veraces o que vulneren los derechos al honor y a la intimidad de las personas sobre las que informan. En la nueva Sociedad de la Información sigue siendo importante y necesario garantizar el respeto de los derechos fundamentales y la realización de una serie de principios y valores éticos.

Hay que ser consciente, pues, de que estas nuevas herramientas tienen múltiples ventajas potenciales, que han de ser aprovechables, pero ello no ha de hacer olvidar que el mal uso de estos avances puede traer consigo nuevos problemas de difícil solución, por lo que es necesario establecer reglas que disciplinen de manera adecuada el uso de las nuevas tecnologías en el sector de los medios de comunicación. El principal problema que aparece al respecto es el de determinar cuál es el marco normativo adecuado para la nueva realidad del sector, lo que resulta ciertamente complicado si se tiene en cuenta de que resulta difícil ( cuando no imposible) extrapolar a este nuevo entorno las soluciones que se habían desarrollado previamente en esta materia.

La complejidad del tema impide abarcarlo en el reducido marco de esta comunicación, cuyo objetivo es proporcionar, de forma sintética, una visión de conjunto en la que, en primer lugar, se identifican brevemente los principales avances tecnológicos y sus distintas implicaciones en el sector de los medios audiovisuales; y, en segundo lugar, se estudia qué marco normativo sería el adecuado para regular la actividad de los medios de comunicación de masas en este nuevo entorno, en el que la autorregulación y los códigos de ética profesional desempeñarán sin duda un papel relevante.
Los nuevos avances tecnológicos en el sector de los medios audiovisuales.
La palabra clave detrás de los cambios tecnológicos que se han venido produciendo últimamente es “convergencia”. Con esta expresión se hace referencia al proceso de integración creciente de varios sectores que hasta ahora habían venido permaneciendo relativamente separados: el sector de los medios de comunicación, el de las telecomunicaciones y el de las tecnologías de la información2.

Esta convergencia se produce como consecuencia de la digitalización, que permite que todo tipo de datos (textos alfanuméricos, gráficos, fotos, sonidos o imágenes en movimiento) necesarios para la prestación de distintos servicios (TV, radio, teléfono, transmisión de datos, servicios on line....), se transformen en un solo tipo de unidades básicas de información (bits),lo que posibilita su almacenamiento en soportes comunes3, el fácil tratamiento de la información y su rápida transmisión, prácticamente sin interferencias, a través de distintos medios ( ondas terrestres, satélite, cable de televisión, cable telefónico)4.

Ello hace técnicamente posible que, mediante el empleo de técnicas de transmisión digital, se pueda prestar a través de cualquiera de estos medios de transmisión cualquiera de esos servicios. Así, por ejemplo, las redes que antes se utilizaban sólo para las comunicaciones telefónicas pueden ser empleadas para transmitir datos y televisión, y las redes que se empleaban para la difusión de televisión por cable permiten ahora mantener conversaciones telefónicas y acceder a Internet. Gracias a la digitalización y al empleo de sistemas de comprensión de la información, también se aumenta muy considerablemente la capacidad de transmisión de las redes de telecomunicaciones y el aprovechamiento del espectro radioeléctrico, haciendo posible, por ejemplo, la emisión de decenas de canales de televisión digital por ondas terrestres.
La digitalización no sólo afecta a los sistemas de transmisión, sino también a los equipos electrónicos de recepción que emplean los consumidores. Ahora, con un solo aparato ( una Web-TV o un PC-TV que disponga de una conexión a una red de telecomunicaciones de banda ancha, o incluso un teléfono móvil de tercera generación), será posible, por ejemplo, tanto ver la televisión como realizar llamadas telefónicas o crear y consultar bases de datos. Pero además de hacer posible el acceso a todos estos servicios que antes correspondían a sectores distintos, los nuevos equipos permiten realizar gran cantidad de funciones que antes no podía llevar a cabo ninguno de ellos(correo electrónico, consulta de bases de datos de todo el mundo, publicaciones on-line, videoconferencias...) de manera que el resultado de la convergencia es más que la mera suma de las partes5 .

Destaca especialmente la posibilidad de llevar a cabo servicios interactivos: el usuario ya no se limita a recibir la programación que le suministra un tercero, sino que puede decidir el servicio que quiere recibir o el programa que quiere ver, y el momento en el que desea hacerlo, lo que permite la personalización de los servicios. Ello hace posbible tanto el video bajo demanda (video-on-demand) como muchos otros servicios, tales como el banco en casa o múltiples otras formas de comercio electrónico, en el que el cliente puede elegir el producto o el servicio que desea a partir de un catálogo electrónico.

El desarrollo de los servicios bajo demanda puede tener una gran incidencia en la legislación del sector de los medios de comunicación audiovisuales: ya no estaríamos realmente en una actividad de radiodifusión, en la que una persona o empresa emite una información que es recibida simultáneamente por un número elevado de espectadores (one to many). En los servicios bajo demanda, es el usuario el que selecciona una información de las que ofrece en su catálogo el proveedor del servicio (one-to-one)6, de manera que se excluye de la recepción del servicio a los que no lo elijan expresamente, y si se presta bajo remuneración, a los que opten por no pagarlo. Existen además sistemas de filtrado que permiten que los propietarios de los equipos impidan el acceso no deseado a terceros ( por ejemplo, programas de software que sirven para evitar el acceso de menores a ciertos tipos de programas). Todo ello reduce la posibilidad de acceso involuntario o indeseado a un determinado programa. En estos sistemas, aún por desarrollar en toda su capacidad, la actividad desarrollada por el usuario se asemeja más a la lectura de un libro escogido de una biblioteca que a la tradicional recepción de un programa de radiodifusión7.

Las nuevas tecnologías afectan, por un lado, a los medios de comunicación audiovisuales ya existentes ( radio, televisión), por otro lado, dan lugar a la aparición de un nuevo mercado de las comunicaciones, el de “ los nuevos medios de comunicación” (new media), en el que destaca Internet.

En relación con los medios audiovisuales tradicionales, los principales cambios que introducen las nuevas tecnologías son:

  • Incremento del número de canales disponibles: ahora tanto la radio como la televisión pueden transmitirse por cable, satélite, ondas terrestres e incluso por la red telefónica.

  • Este incremento del número de canales permite diversificar y enriquecer la oferta ( p.ej., televisión temática, recepción de canales internacionales).

  • No obstante, el aumento del número de canales disponibles no supone que el mercado esté abierto, ya que existen determinados cuellos de botella (“bottlenecks”), que, si son controlados por una empresa, pueden otorgar a ésta una posición dominante. Por ejemplo, la empresa que domine las guías de programación electrónica ( que son los sistemas de navegación que permiten a los televidentes saber cuáles son los programas que integran las ofertas de las plataformas de televisión multicanal) influirá sobremanera en el consumo televisivo: un programa que figure al principio de la guía de programación electrónica y que esté muy promocionado tendrá muchas más opciones de ser visto que un programa que figure al final. También puede controlar el sector una empresa que consiga la exclusiva de los contenidos audiovisuales más atractivos ( ya que sus rivales tendrán canales de transmisión a su disposición, pero no contenidos que traigan a los telespectadores); o una empresa que controle el mercado de los sistemas de acceso condicional.....

  • Hay que señalar además que el proceso de convergencia y la globalización de la economía han dado lugar a un proceso de concentración mediática que podría redundar en perjuicio de la libre competencia y del pluralismo informativo.

  • El incremento del número de canales dificultará la labor de control de las autoridades.

  • Se generalizará el uso de la televisión de pago, lo que por un lado hará que los espectadores determinen de forma activa qué programación van a recibir, y por otro lado puede dar lugar a un cierto peligro de exclusión social.

  • Será `posible la prestación de nuevos servicios (p.Ej., video a la carta, servicios interactivos), en los que se difuminan las fronteras entre los medios audiovisuales tradicionales y los nuevos medios de comunicación.


Por lo que respecta a los nuevos medios de comunicación, se consideras como tales a los nuevos canales de comunicación digitales a través de los cuales pueden difundirse de manera conjunta textos, gráficos, imágenes en movimiento y sonido, permitiendo múltiples formas de producción, transmisión, recepción y almacenamiento8. Son medios de comunicación interpersonales y de masas al mismo tiempo, que combinan comunicación pública y privada, lo que origina una confusión que plantea importantes problemas desde el punto de vista normativo9, ya que no es igual usar Internet para una transacción bancaria que para enviar un correo electrónico o para hacer un diario on-line. Es necesario distinguir entre los distintos tipos de servicios – abandonando el criterio actual de establecer distintos regímenes jurídicos en función de la red de transmisión empleada -, aunque en todo caso será complicado establecer límites precisos entre las distintas categorías de servicios.

El desarrollo de estos nuevos medios de comunicación ( y, en particular, de Internet) afecta en gran medida al sector de los medios de comunicación.

En primer lugar porque permite que prácticamente cualquiera pueda pasar a informar directamente a través de su website, con unos costes muy reducidos, y con la posibilidad de que ese contenido sea recibido desde cualquier parte del mundo. Internet no sólo permitirá que se incorporen nuevos agentes al mercado, sino que supone un área de expansión natural de los medios de comunicación tradicionales, que gracias a Internet pueden aumentar su cobertura y prestar nuevos servicios interactivos, como sucede por ejemplo, con los diarios on-line ( que permiten consultar números atrasados, o participar en encuestas o debates, o actualizar las noticias) o con las televisiones ( que pueden ofrecer telediarios a la carta –customized news-, a la hora que quiera el usuario y sobre los tipos de noticias que éste haya seleccionado). Ello permite un incremento de la oferta informativa, tanto cualitativa como cuantitativamente.
Y en segundo lugar, Internet tiene el inconveniente de que pasarán a informar personas no cualificadas para ello, y a los que la tecnología les permite adulterar o manipular fácilmente informaciones. A este problema se une el de que en muchas ocasiones es muy difícil identificar a las personas que informan, y que, para eludir la aplicación de las normas nacionales que prohiben la difusión de ciertos contenidos (p.ej., incitación a la xenofobia, pornografía infantil, injurias....), esas personas pueden establecer un website en países en los que la emisión dichos contenidos no esté perseguida (safe havens), lo que puede hacer que el incumplimiento de las normas aplicables en el país de origen quede sin castigo10. Todo ello dificulta muy sensiblemente la labor de control de las autoridades, y podría llevar a una indeseable impunidad en el que quedarían sin sanción medios de comunicación que, actuando de espaldas a los requerimientos éticos de la actividad periodística, difundiesen contenidos injuriosos, o gravemente perjudiciales para los menores, o contrarios a las normas sobre propiedad intelectual...
Regulación pública y autorregulación.
El desarrollo tecnológico experimentado en el sector de la comunicación supone sin duda un gran avance, aunque sólo podrá aprovecharse plenamente su potencialidad si se adoptan las medidas adecuadas para impedir determinados supuestos de abuso. Los nuevos medios de comunicación deben suponer una forma más eficiente de lograr los objetivos que ya se perseguían con los medios de comunicación tradicionales: el ejercicio individual de la libertad de expresión e información y la garantía institucional de la opinión pública libre, esencial para un sistema democrático, dentro de un marco en el que la actividad informativa se realice respetando otros bienes y derechos constitucionales, como el derecho al honor, a la intimidad y a la libre imagen, los derechos de autor, o la protección de la infancia y a la juventud.

Varios son los obstáculos que surgen para lograr esos objetivos en el nuevo entorno convergente:

  • Por un lado, se difuminan las barreras entre servicios personales y servicios de comunicación de masas, lo que dificulta la adopción de medidas regulatorias adecuadas. Esta confusa situación está además en constante cambio, que se anticipa a la acción de los reguladores.

  • Por otro lado, el incremento del número de medios de comunicación y la naturaleza transfronteriza de los nuevos procesos comunicativos disminuyen de forma muy sensible la capacidad de control efectivo por parte de las autoridades nacionales.



Estas insuficiencias hacen que los poderes públicos, sin renunciar al ejercicio de sus competencias soberanas, reconozcan la necesidad de buscar nuevos modelos regulatorios, más flexibles, y en los que se reconoce tanto la necesidad de incrementar la cooperación a escala internacional, como la de fomentar la autorregulación por parte de los propios medios de comunicación. La autorregulación tiene ciertamente sus límites, y ni puede sustituir en ciertos casos a la acción de los poderes públicos (p.ej., cuando se cometen delitos comunes a través de Internet), ni puede solucionar determinados problemas. Pero sí puede complementar la acción del Estado, que no tiene capacidad para controlar todos los medios de comunicación cuya aparición hacen posibles las nuevas tecnologías. Además, la autorregulación puede incrementar la confianza de los usuarios, que, en medio de una oferta casi infinita, puedan buscar ciertas garantías optando por consumir únicamente aquellos medios de comunicación que suscriban un determinado código de autorregulación, inspirado en principios éticos básicos compartidos por esos medios y por sus usuarios.
La regulación de los medios de comunicación que se ven afectados por los recientes avances tecnológicos es un tema ciertamente complejo, que está siendo objeto de debate en todo el mundo.


  1. En materia de radio y televisión:




  • Se tiende a ampliar a los nuevos canales la normativa ya existente sobre protección de los menores, sobre publicidad, sobre protección del honor o sobre propiedad intelectual. No obstante, resulta ciertamente complicado aplicar algunas de esas normas a los nuevos servicios.

Por ejemplo, la normativa española prohíbe la emisión, fuera de determinadas horas (de 22.00 a 06.00), de aquellos programas de televisión que perjudiquen el desarrollo de los menores11. Sin embargo, las plataformas digitales emiten canales eróticos en pago por visión durante todo el día. En este caso, se podría estar infringiendo la normativa aplicable, que sin embargo no estaría teniendo debidamente en cuenta, como sí hacen las normativas de otros países12, que las películas emitidas en pay-per-view no pueden ser vistas directamente por los menores, sino que se emiten codificadas y que para poder verlas es necesario contratarlas de forma previa, teniendo los padres la posibilidad de usar sistemas electrónicos de bloqueo para evitar el acceso indeseado a los menores a los que la norma desea proteger

  • Las autoridades son conscientes de que no pueden realizar un seguimiento continuado de todos los canales que se encuentran bajo su jurisdicción, por lo que apoyan la adopción de medidas de autorregulación13, que, si son aplicadas correctamente, podrían reducir la intervención del Estado en un ámbito, como el de los medios de comunicación, en el que su actuación resulta a menudo polémica.

  1. En materia de Internet:


Los problemas que se plantean para poder ejercer el control de los contenidos en Internet son, si cabe, mucho mayores, y también es mucho mayor la necesidad de autorregulación14 y de colaboración internacional en este ámbito.

En relación con éste último aspecto, cabe destacar que la UNESCO y el Consell Supérieur de l’Audiovisuel (CSA) francés han convocado Congresos y Seminarios a nivel, mundial con entidades reguladoras sobre “ Internet y los nuevos servicios”, donde se debate acerca de cuál es el modelo regulatorio que hay que aplicar a la difusión de contenidos por Internet.

Por ello, entendemos que no basta que se intenten solucionar los posibles problemas que se plateen. Para ello resultan especialmente necesarios el incremento de la cooperación internacional y la participación activa de los operadores implicados, a través de mecanismos de autorregulación, porque el desarrollo de los nuevos medios de comunicación tiene importantes implicaciones no sólo sociales, sino también económicas, y es necesario que las autoridades, para evitar supuestos de exclusión social, fomenten su uso generalizado en condiciones asequibles.



1 Vid en este sentido the Economist, “Survey Telecommunications- The world in your pocket”, 9.10.1999,y L. Mauriac y C. Maussion, “Las tres claves del mundo que abre el teléfono digital”,El Mundo,21.11.1999.

2 Sobre el fenómeno de la convergencia, vid con carácter general T. Baldwin, D. Stevens and C. Steinfield, Convergence: Integrating Media, Information & Communication, 1996.

3 Ejemplos de soportes comunes son el CD ROM y el DVD, que pueden contener tanto imágenes de video como música, textos, programas informáticos, o programas multimedia que integren simultáneamente a todos los anteriores.

4 También cabe emitir mediante microondas (MMDS); e incluso las empresas Nortel y Norweb ya han prestado acceso de alta velocidad a Internet a través de líneas eléctricas.

5 Según el informe elaborado por KMPG, public Issues Arising from Telecommunications and Audiovisual Convergence, 1996,p.3, a través de este proceso de convergencia, que la digitalización ha hecho posible, se aspira a combinar: a) los contenidos proporcionados por la prensa y por la industria audiovisual; b) la capacidad de transmisión de información de las infraestructuras empleadas para la TV y las telecomunicaciones; c) la interactividad y la capacidad de almacenamiento y de proceso de los ordenadores, y d) la sencillez de uso, la funcionalidad y la implantación generalizada de los electrodomésticos.

6 Cabe destacar que cuando los servicios audiovisuales bajo demanda aún no se ofrecen de forma generalizada al público ( de momento sólo vía Internet, y siempre que se disponga de una conexión de acceso de alta velocidad), ya surgen nuevas formas de emisión, como el multicasting, que permite la difusión simultánea vía Internet de contenidos audiovisuales a 50.000 usuarios, difuminando así las fronteras entre las distintas modalidades de transmisión. Vid en este sentido el Libro Verde de la Comisión sobre la convergencia de los sectores de las telecomunicaciones, de los medios de comunicación y de las tecnologías de la información, COM (97) 623,3.12.1997,p.14.

7 Vid T. Prosser, D. Goldberg and S. Verhulst, The Impact of New Communications Technologies on Media Concentración and Pluralism, IMPS,1996,pp.49-53.

8 Resulta también de interés la definición de servicio multimedia dada en el informe de Squire, Sanders & Dempsey para la Comisión Europea Study on adapting the EU regulatory framework to the developing multimedia enviroment, febrero 1998,p.5: el servicio que incorpora más de un tipo de información (p.ej. texto, sonido imágenes fijas y móviles y datos) a los que se accede usando un mismo medio, y que da al usuario la posibilidad de manipular la información o de interactuar ( es decir, la posibilidad de determinar en tiempo real los contenidos que recibe).

9 Vid T. Prosser, D. Goldberg, and S. Verhulst, The Impact of New Communications Technologies on Media Concentración and Pluralism, IMPS,1996,p. 10. Sobre esta materia, vid también S. Bazanella y P. Gerad, “ Enjeux et conséquences juridiques de la convergence technologique entre les télécomunications et l’audiovisuel”, en Y. Poullet y R. Queck (Dirs), Telecommunications et Audiovisuel: convergence de vues?, 1996,pp. 13-33, y G. Calvo Díaz, “ La convergencia de sectores: telecomunicaciones, audiovisual, servicios telemáticos”, en G. Calvo Díaz (Dir), El nuevo marco jurídico de las telecomunicaciones y de los servicios audiovisuales, 1999,pp. 45-80.

10 Sirvan como ejemplos de los problemas planteados por las nuevas tecnologías y la internacionalización de las comunicaciones: A) la publicación en EEUU de un libro que había sido prohibido en Gran Bretaña al ser considerado injurioso (Kitty Kelley, The Royals, 1997), siendo posteriormente divulgados los detalles prohibidos por Internet, lo que hizo posible que fuesen accesibles desde todo el mundo, incluida GBR.(Vid. “Los Windsor, Internet y las imposibles puertas al campo”, El Mundo,16.9.1997,p.2); o B) la difusión vía Internet desde Suiza de sondeos sobre las elecciones en Francia dentro de la semana previa a las elecciones, a pesar de la prohibición existente en Francia a este respecto(Vid este ejemplo en el Libro Verde sobre Convergencia, COM (97) 623,presentado el 3.12.1997,p.20).

Si bien ese peligro de elusión de las normas es real, ello no puede llevar a la “criminalización de Internet” a la que se asiste a menudo en los medios de comunicación, que destacan que un asesino conoció a su víctima a través de Internet, como si no hubiera podido conocerla a través de la sección de contactos de un periódico o en un party-line. Vid., como ejemplo de este tipo de enfoque informativo apocalíptico sobre Internet, el artículo de M. Rodriguez, “ Sectas, mercenarios o estafadores se mantienen impunes en Internet”, Diario 16,1.11.1999,p.60, que comienza con el siguiente párrafo: “ Sexo, drogas, colanciones, estafas, hackers....Internet es una máquina incontrolable donde la anarquía no conoce límites legales o morales”.

11 Vid el art 17.2 de la Ley 25/1994, de 12 de julio(por la que se incorpora al derecho español la Directiva “Televisión sin Fronteras”, tal como queda reformado por la Ley 22/1999.

12 Vid.,p.ej., en el reino Unido, el art 1.2 y el Anexo 5 de The ITC Programme Code, de otoño de 1998, y la nota de prensa de la ITC n. 49/99 “Changes to ITC rules on pay-per-view film scheduling” de 27.7.1999.

13 En este sentido, vid., p.ej., en la Ley 25/1994 (por la que se incorpora al derecho español la Directiva “Televisión sin Fronteras”), tal como queda modificada por la Ley 22/1999: a) el art. 17.2, por el que se encomienda a los operadores de televisión la misión de calificar sus programas para informar a los padres y educadores sobre la forma en que su contenido puede afectar a los menores ( muchos operadores han llegado a un acuerdo sobre el sistema de calificación a emplear; vid. Al respecto “ Las televisiones pactan las señales para clasificar programas”, Cinco Días, 22.10.1999; y b) vid. La Disposición Adicional Tercera, titulada “ Promoción de la autorregulación”, en la que se indica que los poderes públicos, sin perjuicio del ejercicio de sus competencias sancionadoras, promoverán el desarrollo de organizaciones de autorregulación del sector, pudiendo acudir también a ellas cualesquiera personas o entidades que se sientan perjudicadas. Existen en la actualidad varios acuerdos de autorregulación, relativos a la publicidad ( Asociación de Autocontrol de la Publicidad –AAP-; Asociación Española de Fabricantes de Juguetes...) y a la protección de menores ( Convenio sobre principios para la autorregulación firmado por el Ministerio de educación y las cadenas de televisión el 26.3.1993).Vid estos códigos de autorregulación en http://www.aap.es/aap/castell/CODIGO.HTM. En materia de radio en Cataluña, bajo el auspicio del Consell Audiovisual de Catalunya, un acuerdo de autorregulación sobre la separación sobre la separación entre información y publicidad (“ Publicistas y radios acuerdan separar la promoción de la información”, Cinco Días, 10.11.1999).

14 Sobre la importancia de la autorregulación en el sector de los nuevos medios, vid en el derecho comunitario: las Conclusiones del Consejo de la Unión Europea, de 27 de septiembre de 1999, sobre el papel de la autorregulación en vista del desarrollo de nuevos servicios de medios de comunicación,DOL 283,06.10.99 p.3; la Decisión nº 276/1999/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 25 de enero de 199 por la que se aprueba un plan plurianual de acción comunitaria para propiciar una mayor seguridad en la utilización de Internet mediante la lucha contra los contenidos ilícitos y nocivos en las redes mundiales, DO L 033,06.02.99 p.1; la Recomendación del Consejo de 24 de septiembre de 1998 relativa al desarrollo de la competitividad de la industria europea de servicios audiovisuales y de información mediante la promoción de marcos nacionales destinados a lograr un nivel de protección comparable y efectivo de los menores y de la dignidad humana, DO L 270, 07.10.98 p.48; la resolución del Consejo y de los representantes de los Gobiernos de los Estados Miembros reunidos en el seno del Consejo de 17 de febrero de 1997 sobre contenidos ilícitos y nocivos en Internet, DO C 070,06.03.97 p.1; y vid en la doctrina J. Ukrow, Self-regulation in the media Sector and European Community Law,1999( en el website del Institut für Europäisches Medienrecht www.emr-sb.de) y M. De Zwart, “The Future of Internet: Content Regulation and its Potential Impact on the Shape of Cyberspace”, Entertainment Law Review, 1998,nº2,pp.86 y ss. En España la Asociación de Autocontrol de la Publicidad (www.aap.es) ha aprobado en 199 un convenio sobre publicidad en Internet, que ya ha sido aplicado (“Autocontrol pide por primera vez la retirada de un anuncio en Internet”,Cinco Días, 29.11.1999); La Asociación de Usuarios de Internet ( www.aui.es) también tiene abierto a la firma un convenio de autorregulación; y la Asociación Multisectorial de Empresas Españolas de Eléctronica (www.asimelec.es) también tiene un convenio en materia de de Internet.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Profesor Agregado de Información P. Especializada. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación. Universidad San Pablo-ceu iconEn el I curso de Pediatría hm hospitales-Universidad ceu san Pablo...

Profesor Agregado de Información P. Especializada. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación. Universidad San Pablo-ceu iconEl Dr. Pedro J. Delgado dirige el curso de Cirugía de la Mano organizado...

Profesor Agregado de Información P. Especializada. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación. Universidad San Pablo-ceu iconFacultad de comunicacióN, educación y humanidades

Profesor Agregado de Información P. Especializada. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación. Universidad San Pablo-ceu iconFacultad de comunicacióN, educación y humanidades

Profesor Agregado de Información P. Especializada. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación. Universidad San Pablo-ceu iconCriminólogo Psiquiatra Forense. Profesor de Medicina Legal. Facultad...

Profesor Agregado de Información P. Especializada. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación. Universidad San Pablo-ceu iconUniversidad san pedro facultad de ciencias contables y administrativas segunda unidad

Profesor Agregado de Información P. Especializada. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación. Universidad San Pablo-ceu iconUniversidad Católica Boliviana “San Pablo”

Profesor Agregado de Información P. Especializada. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación. Universidad San Pablo-ceu icon20 años de Facultad de Ciencias de la Comunicación

Profesor Agregado de Información P. Especializada. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación. Universidad San Pablo-ceu iconUniversidad de tarapacá facultad ciencias de la salud departamento...

Profesor Agregado de Información P. Especializada. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación. Universidad San Pablo-ceu iconProfesor Titular de Dermatología, a cargo de la Cátedra de Dermatología...






© 2015
contactos
m.exam-10.com