El presente documento se redacta al amparo del Capítulo III, Título II de la Ley 5/1999 de Urbanismo de Castilla y León (lucyL), modificada por la Ley 4/2008






descargar 489.74 Kb.
títuloEl presente documento se redacta al amparo del Capítulo III, Título II de la Ley 5/1999 de Urbanismo de Castilla y León (lucyL), modificada por la Ley 4/2008
página8/8
fecha de publicación09.08.2015
tamaño489.74 Kb.
tipoDocumentos
m.exam-10.com > Ley > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8

[2] En otoño de 2008 se ha procedido a una limpieza de este tramo, en unos 150 metros a la altura de Terradillos aunque las intervenciones en la misma son muy anteriores. La más antigua, por parte de la Comisión de Monumentos de Salamanca está fechada en 1900 tal y como reza la Carpetilla de expediente sobre la conservación del tramo de la vía romana que existe en el término de Alba de Tormes (Biblioteca de la Real Academia de la Historia). La intervención se realiza a instancias del Ingeniero Jefe de Obras Públicas de Salamanca quien había denunciado “el robo de bloques y piedras de la vía” en los términos municipales de Alba y Terradillos.


[3] Bueno Hernández, Historia de las obras públicas en la provincia de Salamanca: 284.

[4] Morán, César. Reseña histórico-artística de la Provincia de Salamanca. Diputación Provincial. Salamanca. 2000[1946]: 98.

[5] Otros autores, como Blázquez o Wattenberg proponen que Avia se corresponde con Abia de las Torres (Palencia). Véase: Unión Académica Internacional (Comité Español). Tabula Imperii Romani. Hoja K-30: Madrid. Caesaraugusta. Clunia. Madrid: Ministerio de Cultura, IGN, CSIC, 1993.

[6] La historiografía actual considera que el término “repoblación” no expresa tanto una ocupación física de un espacio vacío como la reorganización política de un territorio que presentaba una débil jerarquización territorial.

[7] Sobre el fuero de Alba, véanse: Castro, Américo; Onís, Federico de. Fueros leoneses de Zamora, Salamanca, Ledesma y Alba de Tormes. I: textos. Madrid: Centro de Estudios Históricos, 1916; y Carrasco Cantos, Inés; Carrasco Cantos, Pilar. Estudio léxico-semántico de los fueros leoneses de Zamora, Salamanca, Ledesma y Alba de Tormes: concordancias lematizadas. Granada: Universidad, 1997.

[8] Gacto Fernández, Mª Trinidad. Estructura de la población de la Extremadura Leonesa en los siglos XII y XIII: estudio de los grupos socio-jurídicos, a través de los fueros de Salamanca, Ledesma, Alba de Tormes y Zamora. Salamanca: Centro de Estudios Salmantinos, 1977.

[9] Ello no implicará que no se cree una diferenciación social y jurídica entre sus vecinos. En un diploma de Alfonso X dado en Burgos a 10 de septiembre de 1277 se lee “Por fazer bien e merced a los cavalleros e a las dueñas e a los fijos de los cavalleros de Alba de Tormes, quítolos que no pechen por sus personas en este servicio que me agora an a dar cada año ellos e las otras villas del regno de León, que es tanto como una moneda por en toda mi vida”.

[10] Alba de Tormes: Villa para la historia. Alba de Tormes: Ayuntamiento, 2001.

[11] Los orígenes de la comunidad hebrea medieval de Alba tienen una versión legendaria injustificable que situaría la llegada de los mismos en el siglo I después de Cristo o incluso en época veterotestamentaria (véase al respecto Sánchez Rueda, José. Recuerdos y esperanzas (de Alba de Tormes, su entorno y otras cosas). Salamanca: 1992: 19). Sobre la “repoblación” de Alba, veánse: González González, Julio. Repoblación en tierra de Alba de Tormes (1226). En Anuario de estudios medievales. 17 (1987): 105-118: y Monsalvo Antón, José María. La organización concejil en Salamanca, Ledesma y Alba de Tormes (s. XII-mediados del XIII). En Actas I Congreso de historia de Salamanca. Salamanca: Centro de Estudios Salmantinos, 1992: 365-396.

[12] Se conservan varias cartas y diplomas emitidos por la Chancillería Real el 10 de mayo de ese año en “la çerca sobre Alva de Tormes” (los edita Torres Fontes, Juan. Documentos de Fernando IV. Murcia: Academia Alfonso X el Sabio, 1980: 112-113).

[13] En 1834 la reforma de los partidos judiciales revela que la jurisdicción municipal de Alba se extendía por “la alquería de Martín Vicente, las aldeas de Matarrala y Veguilla, y los despoblados de Naharrillos, Perales, Revilla alta y baja, Revilla de San Pedro, San Bellín, Torrejón y Vadillo” (Subdivisión en partidos judiciales de la nueva división territorial de la Península e islas adyacentes, aprobada por S. M. en el real decreto de 21 de abril de 1834. Madrid: Imprenta Real, 1834.

[14] Para estos aspectos, véase: Barrios García, Ángel; Monsalvo Antón, José María. Poder y privilegio feudales: los señores y el señorío de Alba de Tormes en el siglo XV. En Salamanca. Revista Provincial de Estudios. 7 (1983): 33-96; y, sobre todo, Monsalvo Antón, José María. El sistema político concejil: el ejemplo del señorío medieval de Alba de Tormes y su Concejo de Villa y Tierra. Salamanca: Universidad, 1989.

[15] Ilustración incluida en la obra España Artística y Monumental París: 1842-1844. La descripción antigua más completa que poseemos es la de Antonio Ponz, de finales del siglo XVIII: “Al lado del Mediodía de la Villa está situado el Castillo, y Palacio del Excelentísimo Duque de Alba, incluida la habitación dentro del mismo castillo, y pocos se mantienen tan bien conservados, atendiendo a su antigüedad. En el patio principal hay galería alta, y baxa, con catorce arcos en cada una, y columnas caprichosas en la alta, figurando como cuerdas retorcidas entre istrias espirales desde la basa al capitel. Las columnas de la galería baxa son regulares pero con capiteles también caprichosos: a este modo es el trepado de la coronación, el antepecho, los arcos de la escalera, el pasamano hasta la galería alta, &c. La portada del Palacio tiene también infinitas de estas labores, con similitud a las de la portada principal de la Universidad de Salamanca, de la que di noticia á V.

Se entra en una pequeña galería, correspondiente a un balcón de dicha portada y se ve adornada con pinturas de animalillos, medallas, y lo demás que llaman de grotesco: desde esta pieza hay comunicación a otra redonda en el hueco de una de las torres de la portada, especie de gabinete, o tocador, toda pintada a fresco como la antecedente, y del mismo género de ornatos con su cupulilla dorada. El autor de estas obras parece que fue un Thomas de Florencia, según un letrero que hay en la pieza anterior, y dice: Illustrissimae Mariae Ferdinandi Ducis, conjugi cariss. & Comitis. Albae listicae fialiae felicissimae. Thomas Forentinus C. & D. No tengo presente si se llamó Thomas alguno de los hijos de Bergamasco, Fabricio, y Graneli, que pintaron las bóvedas de la Sacristía, y Capitulo del Escorial, conforme a las quales pinturas son estas que he referido a V.

Hay porción de cuadros repartidos en las piezas de este Palacio, que están bastante deteriorados: son de estilo flamenco, y juzgo que de Martín de Vios, o de su escuela. Parecen invenciones para pintar por ellas alguna bóveda: el mayor representa un congreso de los Dioses, y en los otros variedad de figuras, y adornos. Del mismo estilo son otra porción de cuadros de la historia de Moyses, y doce, que en figuras alegóricas expresan los meses del año. Las techumbres de algunas de estas piezas merecen observarse por sus labores.

También es cosa digna de verse la Armería, así por sus armas, y armaduras, como por las pinturas que adornan las paredes, ejecutadas por los mencionados Fabricio, y Graneli. Se representan tres batallas, en que fue General, y vencedor el gran Duque de Alba D. Fernando Álvarez de Toledo: una de ellas es, en la que quedó prisionero el Duque Mauricio de Saxonia, de quien se guarda allí mismo un busto de mármol.

Se sale á una espaciosa galería, al Mediodía de este Palacio, adornada de seis columnas de mármol, y medallas con cabezas de la misma materia en las enjutas. Dentro de la galería se ven algunos bustos de bronce sobre pedestales…

…Resalta del edificio ácia el lado de Poniente un parage que llaman el Paseo, especie de espolón, ó terrado, enlosado de mármoles, sitio delicioso como la galería, por lo que desde allí alcanza la vista” (Ponz, Antonio. Viaje de España. Aguilar. Madrid. 1947[1783], tomo XII). Las descripciones posteriores, como la de Fernando Araujo o la de Fidel Criado, describen el estado de ruina del conjunto palaciego (Araujo, Fernando. Guía histórico-descriptiva de Alba de Tormes. Salamanca: S. Cerezo, 1882; y Criado Miguel, Fidel. Descripción y guía de la villa ducal de Alba de Tormes. Salamanca: Imp. Núñez, 1905).

[16] La Comisión de Monumentos de Salamanca se hace cargo al filo de 1879 de determinar la propiedad del castillo y también de poner freno al expolio citado: “que la mayor parte de la piedra la han llevado los particulares, y ya no hay más que la torre” (oficio del 21 de noviembre de 1879). La denuncia había llegado a la Real Academia de la Historia en estos términos: “algunos vecinos de Alba de Tormes, los cuales están comprando para construir casas, a dos reales carro, las piedras del castillo que existen en dicha villa. Del mismo modo, se manifiesta que han destruido las famosas murallas que allí existían hace seis o siete años”.


[17] “Los orígenes del puente de Alba de Tormes son de esta época, concretamente del siglo XIII, ya que en dicho siglo aparece como blasón municipal, pero el actual no conserva ningún vestigio de ello” (Bueno Hernández, Historia de las obras públicas en la provincia de Salamanca: 308).

[1] Véase Bueno Hernández, Historia de las obras públicas en la provincia de Salamanca: 347.

[2] Madoz, Diccionario, voz “Alba de Tormes”.

[3] Véase: Marías, Fernando. Alba de Tormes. En Ciudades del Siglo de Oro: las vistas españolas de Anton Van den Wyngaerde. Madrid: El Viso, 1986: 259.

[4] Bueno Hernández, Historia de las obras públicas en la provincia de Salamanca: 347.

[5] Para esto y lo que sigue, véase: García Casar, María Fuencisla. La aljama de los judíos de Alba de Tormes en la Edad Media. En Espacio, tiempo y forma. Historia Medieval. 15 (2002): 77-94.

[6] Según informa María Fuencisla García Casar para el caso de Alba de Tormes, “las rentas del peso de la cera, del aceite, del hierro, del pan, del peso de la lana, de la sal, de los cotos y de la vendimia fueron sacadas entre 1407 y 1408 por los judíos don Biuas, don Qag Madrotiel, don Salomón Madrotiel y don Qag Xeteui. En 1460 arrendaban la renta del sotillo e vareaje don Daví Alcabaga, Symuel Sacud, su yerno, e Ysaque Husyllo” (La aljama de los judíos de Alba de Tormes.. En Espacio, tiempo y forma. Historia Medieval. 15 (2002): 81).

[7] García Casar, La aljama de los judíos de Alba de Tormes.. En Espacio, tiempo y forma. Historia Medieval. 15 (2002): 84 ss.

[8] García Casar, La aljama de los judíos de Alba de Tormes.. En Espacio, tiempo y forma. Historia Medieval. 15 (2002): 92.

[9] Lorenzo, Alfares en Salamanca: 67.

[10] Sobre el patrocinio de los Duques, véase: Castro Santamaría, Ana. Arquitectura y mecenazgo: Juan de Álava y la Casa de Alba. En Congreso Español de Historia del Arte (9e, 1992, León); Actas. León: Universidad, 1994: 199-212.

[11] Jiménez, Fernando. La alfondiga de Alba. En De Salamanca. Arte y otras cosas. Salamanca: Diputación Provincial, 1983: 133-136.

[12] Para lo que sigue, véanse: Angulo Iñiguez, Diego. Convento de las Carmelitas Descalzas de Alba de Tormes (Salamanca). Declaración de monumento histórico-artístico. En Boletín de la Real Academia de la Historia. 178 (1981): 5-8; Blázquez Gómez, Ricardo. Alba de Tormes y su historia. Salamanca: [el autor], 1994; Casaseca Casaseca, Antonio. Jardines, sitios y conjuntos históricos de la provincia de Salamanca. Salamanca: Diputación Provincial, 2002; Sánchez y Sánchez, Daniel. Alba de Tormes: historia, arte, tradiciones. Salamanca: 1984; VV.AA. Arte conventual en Alba de Tormes: los conventos de Santa Isabel y las Reverendas Madres Benedictinas (Dueñas). Salamanca: Centro de Estudios Salmantinos, 1998; García García, Jesús María. Alba de Tormes: páginas sueltas de su historia. Salamanca: Diputación Provincial, 1991. Miñambres Sánchez, Nicolás. Alba de Tormes. León: Edilesa, 2001.

[13] Lorenzo, Alfares en Salamanca: 65.

[14] Robledo, Ricardo; Infante, Javier. La Desamortización de Mendizábal en la provincia de Salamanca, 1836-1848. Primeros resultados. En Salamanca. Revista de Estudios. 38 (1997): 463-515.

[15] Sánchez Fernández, Jorge. Valladolid durante la Guerra de la Independencia Española (1808-1814). [Tesis doctoral]. Universidad de Valladolid, 2002.

[16] Al parecer, las obras de fortificación de los franceses en el castillo habían sido demolidas por orden de Wellington poco antes de Arapiles. Da noticias de ello La Gaceta de la Regencia (16 de julio de 1812). Véase, también: Pérez Delgado, Tomás y otros. Los Arapiles. La batalla y su entorno. Salamanca: Diputación Provincial, 2002.

[17] Miranda, José de. Diario de la defensa y evacuación del castillo de la villa de Alba de Tormes en el mes de noviembre del año de 1812. Sobre este personaje, véase: Vigil de Quiñones y Alonso, Rogelio. El mariscal de campo don José de Miranda y Cabezón, primer laureado del ejército español, defensor del castillo de Alba de Tormes (Salamanca) en la guerra de la independencia (1812). En Hidalguía: revista de genealogía, nobleza y armas. 119 (1973): 527-532.

[18] En el siglo XIX Alba mantendrá, además del mercado semanal que se celebraba en la plazuela de San Miguel, tres ferias anuales: la del domingo de la Santísima Trinidad que duraba tres días, la Feria de la Octava que se extendía desde el día de Santa Teresa al 15 de octubre, y la que acompañaba el primer lunes de septiembre a la romería de la Virgen del Otero.

[19] Ministerio de Agricultura. Cuadernos de Trashumancia. Segovia, Ávila, Salamanca, nº 21.

[20] Bueno Hernández, Historia de las obras públicas en la provincia de Salamanca: 327 y 359.

[21] Bueno Hernández, Historia de las obras públicas en la provincia de Salamanca: 363.

[22] Memoria sobre el Estado de las Obras Públicas en España en fin del primer trimestre de 1859. Madrid: Imprenta Nacional, 1859. Para el siglo XX, donde sigue figurando como de tercer orden con una longitud de 18+690 km, véase Bueno Hernández, Historia de las obras públicas en la provincia de Salamanca: 389.

[23] Sobre estos aspectos, véanse: Repullés y Vargas, Enrique María. Proyecto de Basílica a Santa Teresa de Jesús en Alba de Tormes. Salamanca: Calatrava, 1900. [existe edición facsímil. Ávila: Fundación Cultural Sta. Teresa, 1995]; Díez Elcuaz, José Ignacio; Rupérez Almajano, María Nieves. El peso de la tradición: la Basílica teresiana de Alba de Tormes, 1897-1923. En Congreso Español de Historia del Arte (9e, 1992, León); Actas. León: Universidad, 1994: 373-386; y Jiménez, Fernando. La Plaza Mayor de Alba de Tormes. En Plazas con encanto de la provincia de Salamanca. J.A. Bonilla, coord. Salamanca: Diputación Provincial, 2005: 25-32.
1   2   3   4   5   6   7   8

similar:

El presente documento se redacta al amparo del Capítulo III, Título II de la Ley 5/1999 de Urbanismo de Castilla y León (lucyL), modificada por la Ley 4/2008 iconPor el cual se reglamenta parcialmente el Título I de la Ley 9 de...

El presente documento se redacta al amparo del Capítulo III, Título II de la Ley 5/1999 de Urbanismo de Castilla y León (lucyL), modificada por la Ley 4/2008 icon"Por el cual se reglamenta la Ley 142 de 1994, la Ley 632 de 2000...

El presente documento se redacta al amparo del Capítulo III, Título II de la Ley 5/1999 de Urbanismo de Castilla y León (lucyL), modificada por la Ley 4/2008 icon"Por el cual se reglamenta la Ley 142 de 1994, la Ley 632 de 2000...

El presente documento se redacta al amparo del Capítulo III, Título II de la Ley 5/1999 de Urbanismo de Castilla y León (lucyL), modificada por la Ley 4/2008 iconIncluye Modificaciones: Ley No. 27008 publicada el 05. 12. 1998 Ley...

El presente documento se redacta al amparo del Capítulo III, Título II de la Ley 5/1999 de Urbanismo de Castilla y León (lucyL), modificada por la Ley 4/2008 iconIntroducción al III plan de Salud de Castilla y León 2

El presente documento se redacta al amparo del Capítulo III, Título II de la Ley 5/1999 de Urbanismo de Castilla y León (lucyL), modificada por la Ley 4/2008 iconAcefalía Presidencial: Constitucionalidad Art. 4° Ley 20972 (según...

El presente documento se redacta al amparo del Capítulo III, Título II de la Ley 5/1999 de Urbanismo de Castilla y León (lucyL), modificada por la Ley 4/2008 iconPor la cual se modifica la Ley 300 de 1996 -ley General de Turismo,...

El presente documento se redacta al amparo del Capítulo III, Título II de la Ley 5/1999 de Urbanismo de Castilla y León (lucyL), modificada por la Ley 4/2008 iconRenta. Que debe entenderse por “ingreso” para efectos del titulo...

El presente documento se redacta al amparo del Capítulo III, Título II de la Ley 5/1999 de Urbanismo de Castilla y León (lucyL), modificada por la Ley 4/2008 iconTitulo I. Principios generales titulo II. Titulares de los derechos...

El presente documento se redacta al amparo del Capítulo III, Título II de la Ley 5/1999 de Urbanismo de Castilla y León (lucyL), modificada por la Ley 4/2008 iconDefensor del Pueblo de la Nación inc dto. 1316/02 c/ E. N. P. E....






© 2015
contactos
m.exam-10.com