Como consecuencia de la evolución de la normativa comunitaria y la necesidad de aumentar los niveles de protección de la salud, tendremos en cuenta la Directiva






descargar 53.04 Kb.
títuloComo consecuencia de la evolución de la normativa comunitaria y la necesidad de aumentar los niveles de protección de la salud, tendremos en cuenta la Directiva
página2/3
fecha de publicación08.06.2015
tamaño53.04 Kb.
tipoDocumentos
m.exam-10.com > Ley > Documentos
1   2   3
De este modo los productos para tatuajes y maquillajes permanentes a efectos de la legislación Española son productos de estética regulados por la Disposición adicional segunda del Real Decreto 1599/97: Artículo 2. Definiciones:” Se entiende por producto cosmético toda sustancia o preparado destinado a ser puesto en contacto con las diversas partes superficiales del cuerpo humano (epidermis, sistema piloso y capilar, uñas, labios y órganos genitales externos…. Son productos cosméticos decorativos los que, en virtud de poseer sustancias coloreadas y por su poder cubriente, se aplican sobre diferentes zonas del cuerpo con el fin de acentuar temporalmente su belleza o enmascarar o disimular diversas imperfecciones cutáneas” (BOE 261/1997 de 31-10-1997: 31486).
Teniendo en cuenta esta definición, en 2008 la AEPMS acentúa, que los productos de higiene personal están los productos de estética, como explicábamos eran los usados para tatuajes, micropigmentos o preparados para maquillajes permanentes, mascarillas de abrasión de la piel por vía química, parches transdérmicos, pero con la peculiaridad de que éstos, no tienen la consideración legal de cosméticos, medicamentos o productos sanitarios por su composición, indicaciones, mecanismo de acción, de aplicación o duración.
Para ello debían estar destinados a otros usos: “Quedan excluidos del presente Real Decreto aquellos preparados destinados a la prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades, así como los destinados a ser ingeridos, inhalados, inyectados o implantados en el cuerpo humano” (BOE 261/1997: 31486).
Estamos de acuerdo en estas medidas sobre productos y pigmentos para la protección de la salud de todos los usuarios, pero hemos sido víctimas de una carencia a la hora de la regulación de la comercialización de los agentes inyectores, como las ventas de material sanitario tipo agujas y catéteres. Actualmente, cualquier persona puede comprar a empresas homologadas agujas para tatuajes, sin necesidad de tener declarada la actividad fiscal o un establecimiento autorizado por nuestros ayuntamientos, tanto medioambiental como sanitariamente. Creemos que existen ciertas lagunas ante las medidas de protección de la salud de las personas que se exponen a realizarse estas prácticas entre tatuadores errantes, ante la posibilidad de acceder fácilmente a estos productos sin las autorizaciones que deberían estar más legisladas por el Real Decreto 286/2002 de 26 de Noviembre publicado en el BOJA.
Igualmente hemos consultado todos los Reales Decretos de otras Comunidades autónomas y no amparan ni protegen al usuario en materia de protección de la salud, ni amparan al tatuador profesional, por su impotencia ante el libre mercado de material inyector y agujas, por parte de cualquier ciudadano de en relación a distribuidores, sin la necesidad de presentar altas fiscales ni altas en seguridad social en dicha actividad. Esta libre comercialización de material fungible, posteriormente tóxico y punzante, perjudica a los establecimientos, locales, usuarios, profesionales y en definitiva, a la salud pública.
Pensamos que el Consejo Inter territorial del Sistema Nacional de Salud, que estableció en el año 2003 estas directrices generales sobre requisitos y condiciones mínimas de los establecimientos donde se realizan tatuajes y maquillajes permanentes, debía establecer futuros anexos al respecto.
No obstante, el día 14 de Abril de 2011, hemos enviado la petición al Delegado de Sanidad de Sevilla, nuestra petición de abrir una vía de investigación sobre este tema por la problemática y por lo perjudicial para la salud, que muchas personas están sufriendo por contagios de enfermedades infecciosas de un tatuaje no clínico y no profesional. La respuesta fue, que el libre mercado no es de sus competencias.

Un aspecto innovador que recoge con claridad el Decreto Andaluz, es sobre la Ley de titularidad limitada. Hasta hoy, la mayoría de edad es a partir de los dieciocho años, pero hay que tener en cuenta la mayoría de edad sanitaria, que ha de ser autorizada bajo un certificado de madurez paterna, materna o del tutor legal del menor. Así el Decreto 41/2004, de 14 de Noviembre nos aclara que de 12 a 16 años, sólo se les considera como opción, el tener en cuenta su opinión y de 16 a 18 es vinculante, se tendrá en cuenta sus opiniones y decisión según su madurez.
Pensamos que algunos datos sobre tatuajes anteriores en cada usuario han de ser propuestos a la Dirección Sanitaria local, además de plantearles la posibilidad y opción de que nos preparen unos libros de registro específicos para nuestros estudios de tatuajes, para que todos los datos personales queden “volcados” en un programa de “gestión” para personas tatuadas, por los motivos siguientes:
Si vemos en la parte de la derecha superior, preguntamos antes de realizar el tatuaje o anillado, si ya ha pasado anteriormente estas experiencias, pues si un usuario tiene tatuajes de “cualquier espontáneo no profesional” de un lugar no legalizado, donde no sabe si había maquinaria de esterilización, ni ultrasonidos, ni control sanitario, pensamos que además de no conocer los riesgos, las posibles infecciones que lleve en su organismo quedan de alguna manera “incubadas” en nuestro organismo.
Pero si ahora el mismo usuario, después de aquella experiencia, decide hacerse un tatuaje en un estudio sanitario homologado y sin riesgos, deducimos, que si éste es portador de alguna patología que contrajo en el pasado, puede perjudicarnos en un futuro muy gravemente.
Por esta razón, proponemos a los organismos sanitarios, tengan en cuenta este necesario registro de intervenciones, con la posibilidad de ser testigos o pruebas de negligencias por parte del intrusismo profesional. Aunque también se podría poner fin a esta situación si el mercado “libre”, para algunas cosas, de la agencia española de farmacéuticos, no vendiera agujas a particulares sin presentar la declaración en alta de la actividad.
Pero la respuesta que hemos obtenido por parte de nuestros Delegados Sanitarios es exactamente esta problemática del mercado libre, que pensamos, que al igual que no es libre la venta de drogas en farmacias: ¿Porqué permite este estado en acuerdo con la agencia farmacéutica, vender agujas y catéteres, material de riesgo potencial, sin estar dado de alta en dicha actividad? Proponemos una revisión urgente de dichas “normas” de los órganos competentes, para que se estudie, valore y prevea con coordinación este tipo de acciones.

Histopatología en los tatuajes. El Mercurio y el PPD.
En los años setenta, las estadísticas ofrecidas por los médicos estadounidenses acerca de las infecciones y complicaciones producidas por negligencias realizadas al realizar tatuajes, son las siguientes: en su mayoría sífilis primaria, sífilis secundaria, infecciones piógenas, lupus eritematoso, lepra y sensibilidad mercurial entre algunos. Otros informes hablan de dermatitis (erisipela, linfangitis), la gangrena, la amputación y la muerte junto a aneurisma arterio-venoso como excepciones. Este fue el motivo que causó la prohibición del tatuaje en la segunda mitad del siglo XIX en Francia, Italia e Inglaterra mediante Real Decreto de los Ministerios responsables.
De entre todas las infecciones citadas, hoy día, sería impensable cuando se realiza tatuaje clínico profesional, debido al control sanitario que se ejercen en los estudios legales de tatuajes.
Una de las causas más usuales en la complicación de estos antiguos tatuajes era la reacción de sensibilidad mercurial: “Una noche con Venus y el resto de mi vida con Mercurio” (Donderis, 1964: 87).
El Mercurio fue considerado desde entonces como un alérgeno que desarrollaba dermatitis aguda grave en la zona periférica al tatuaje, en algunos casos. También se consideró responsable de procesos esquemáticos y lesiones de tipo tumoral por parte del cinabrio usado en el rojo del tatuaje.
Algunas reacciones al color rojo, pueden aparecer semanas más tarde, con un eritema edematoso y con relieve, bajo aspecto pruginoso y granulomatoso. Ante la presencia de tintas rojas de sales férricas, pigmentos orgánicos vegetales y partículas metálicas como el aluminio, hierro, calcio, titanio, sílice, mercurio y cadmio, algunas personas desarrollan erupciones tipo liquen. Son alérgenos el sulfato rojo de mercurio, el cloruro hidrato férrico, cloruro de cadmio y el sándalo.
En algunos casos de dermatosis en los tatuajes se agrava con casos de psoriasis, granulomas de cuerpos extraños, sarcoidosis, pseudolinfoma y linfadenosis benigna.
Otro agente que ha causado fuerte reacciones son los pseudotatuajes con pigmentos de henna, que puede contener productos fijadores como la parafenilendiamina (PPD) que origina reacciones alérgicas importantes. Estos tatuajes llamados temporales, no son tatuajes permanentes ni semi permanentes, puesto que no se realizan por penetración de pigmento con agujas, proliferan es épocas estivales y utilizan este colorante PPD con henna negra (tinte para cabellos) para la potenciación y brillo del color.

Esta sustancia se emplea en lugar de la tradicional henna natural de hojas y flores de arbustos, cuyo color en la piel es rojo castaño, llegando a producir diferentes reacciones en la piel además de estar prohibido su uso directamente en la epidermis, por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios Además, la henna negra fija en una sola hora para perdurar dos semanas, mientras que la natural necesita varias para perdurar tan sólo unos días.
El uso de esta sustancia ha producido entre algunas de estas reacciones el picor, enrojecimiento, ampollas, manchas, decoloración permanente de la piel, cicatrices, cuadros de dermatitis alérgica, eccemas, hipopigmentación residual secundaria al proceso inflamatorio provocando una cicatriz permanente. En algunos casos necesario tratamientos de urgencias.
En casos de pigmento marrón, ocre, óxido de hierro, el alérgeno es el hidrato férrico. Otros pigmentos como el verde y azul, han producido en algunos casos, granulomas sarcoideos, más bien relacionados con la composición a base de zirconio y berilio de algunas tintas. La aparición de un granuloma sarcoideo y un tatuaje lo puede derivar en una sarcoidosis sistémica. En los verdes, óxidos y sesquióxidos de cromo, tendremos los que son alérgenos, como el dicromato potásico.
En los azules-negros, tintas china y carbón, los alérgenos son la parafenilendiamina. En los azules, aluminatos de cobalto, los alérgenos son el sulfato y cloruro de cobalto. En algunos casos tatuajes con cobalto producen, aparte de las reacciones alérgicas, cuadros de uveitis.
En los pigmentos amarillos, sulfuro de cadmio, el alérgeno es el hidrato férrico. Este produce dermatitis de contacto como una fotodermatitis con la exposición a la luz solar.
En general, concluimos que los pueden producir mayor casos de dermatitis de contacto son el rojo a base de sulfato de mercurio, y en menor incidencia , los verdes a base de cromo, azules a base de cobalto y negros por la parafenilendiamina.
Aunque sus efectos secundarios no se pueden predecir con exactitud, incluso pueden derivar en pseudolinfomas a largo plazo en algunas personas. Es el caso de otra respuesta tipo granuloma, al depositar pigmento en la dermis como simple reacción alérgica de tipo retardado.
No podemos eludir la responsabilidad del profesional respecto a las medidas preventivas. Una de las incidencias tras realizarse tatuajes, es la negativa de los centros de salud a la donación de sangre, si no se han realizado en estudios legales u homologados. Incluso en estos casos, que cumplen la normativa, también se niegan en ocasiones. Hace años, se está consiguiendo mediante las mediadas de control e inspección, la reducción de enfermedades de transmisión hemática, muy común entre los que realizan tatuajes no profesionales ni clínicos, que impiden durante un año esta práctica de donación.
Estas enfermedades pueden ser la hepatitis B, C y D, SIDA y tétano, que aunque cada vez son menos frecuentes, son las más peligrosas y fácilmente transmitidas por los tatuadotes sin experiencia, sin profesionalidad ni formación. La transmisión de enfermedades por vía hematógena, o penetración de un microorganismo a través de la sangre, herida o tatuaje, a parte de las citadas anteriormente, tenemos la turberculosis, sífilis y la más frecuente de todas la hepatitis B.
La falta de higiene del personal profesional, como del usuario, junto al estado del material empleado, la técnica realizada, los cuidados posteriores o la inmunodeficiencia del portador del tatuaje, pueden derivar en infecciones frecuentes bacterianas y cutáneas, por introducción de un microorganismo en la piel y mucosas. Son provocados por los estafilococos y estreptococos, produciendo abscesos, linfagitis e impétigo.
Si hay tuberculosos cutánea en el sitio del tatuaje se puede producir una infección micro bacteriana y la infección tipo vírica, pueden aparecer hasta un año después de realizarse, como verruga vírica o lesión herpética, usando como reservorio de los virus la tinta utilizada o las agujas de inyección.
Otros casos de infección a causa de tatuajes, son los producidos por los tatuajes carcelarios cuyos portadores, en muchos casos, han deseado eliminarlo con agresivos métodos, como el de la eliminación por abrasión dérmica, conocido como la dermoabrasión, confirmado esto por el doctor Camacho en sus tratados de dermatología: “La dermoabrasión supone la eliminación de las capas superficiales de la piel mediante un raspado o alisamiento que va desprendiendo las capas del epitelio y partes de la dermis sin alcanzar el bulbo de los folículos pilosos, que serán los futuros puntos de epidermización. Para lograr esto se ha empleado desde el papel de lija a los aparatos de dermoabrasión, que tienen un mango donde se ajustan unas piezas circulares o “fresas” metálicas de piedra esmeril u otro material atérmico, movidas por un torno eléctrico…El paciente debe conocer desde el principio que la dermoabrasión no produce una maravillosa piel nueva sino que mejora aproximadamente un 10 por 100 e e incluso puede tener complicaciones como microquistes epidérmicos, hemorragias, eczema de contacto, hiperpigmentación y cicatrices” (Burks,1979) (Armijo y Camacho, tomo I, 1988:101).
Para la eliminación de tatuajes recomendamos el uso del “Láser”, que viene a ser una fuente de energía capaz de disgregar las partículas de pigmentos que están en la epidermis, fragmentándolas y eliminándolas.
Otra tipología de reacción que hemos experimentado en tatuajes efectuados en manos y pies, es la expulsión de la tinta o pigmento sin necesidad de utilizar fuentes exógenas. La piel de estas zonas carece de glándulas sebáceas y de pelos. Y conociendo que las glándulas sebáceas desembocan en los orificios de los conductos capilares de los folículos pilosos, el sebo será responsable de engrasar la piel y los pelos evitando su desecación. Este sebo se compone de grasas, células y ácidos libres y ello explica que en manos y pies, sobre todo en las palmas y plantas, no se retenga el pigmento por falta de algunas células necesarias y potenciado por la sudoración a través de la secreción ácida, compuesta esta por agua, sales, ácidos grasos volátiles, urea y amoniaco. Lo expuesto así que da completado con teorías que describen la piel de estas zonas:
“La piel de la superficie palmar de las manos y de los dedos y de la superficie plantar de los pies y dedos de los pies difiere del resto del cuerpo principalmente en que no presenta glándulas sebáceas ni pelos; en estos sitios se observan patrones de crestas y surcos. En la parte superior de las crestas se sitúan numerosos orificios para las glándulas sudoríparas… “(Ferner y Staubesand, 1982:51).
Por último destacar hay que evitar en las mujeres el tatuaje en las zonas lumbares donde se pueda localizar el punto de entrada de una anestesia epidural.
La anestesia epidural se puede administrar por debajo de la segunda vértebra y en esa zona se contraindica el tatuaje por el riesgo que hay de infección.
El Riesgo: La aguja podría arrastrar la tinta si hubiera tatuaje, provocando infección o si entra involuntariamente en la membrana llamada duramadre, pudiendo provocar una meningitis.
1   2   3

similar:

Como consecuencia de la evolución de la normativa comunitaria y la necesidad de aumentar los niveles de protección de la salud, tendremos en cuenta la Directiva iconCómo puede perjudicar mi salud el Yodo *La exposición a niveles altos...

Como consecuencia de la evolución de la normativa comunitaria y la necesidad de aumentar los niveles de protección de la salud, tendremos en cuenta la Directiva iconResumen la resolución mediante métodos numéricos de aplicaciones...

Como consecuencia de la evolución de la normativa comunitaria y la necesidad de aumentar los niveles de protección de la salud, tendremos en cuenta la Directiva iconDerecho a la salud de los niños y la necesidad de un tratamiento...

Como consecuencia de la evolución de la normativa comunitaria y la necesidad de aumentar los niveles de protección de la salud, tendremos en cuenta la Directiva iconEn cumplimiento de la normativa vigente en materia de protección...

Como consecuencia de la evolución de la normativa comunitaria y la necesidad de aumentar los niveles de protección de la salud, tendremos en cuenta la Directiva iconResumen de los derechos del consumidor en la salud mental comunitaria

Como consecuencia de la evolución de la normativa comunitaria y la necesidad de aumentar los niveles de protección de la salud, tendremos en cuenta la Directiva iconNormas generales a tener en cuenta es necesario que se tengan en...

Como consecuencia de la evolución de la normativa comunitaria y la necesidad de aumentar los niveles de protección de la salud, tendremos en cuenta la Directiva iconEl arte occidental evoluciona de manera distinta al oriental como...

Como consecuencia de la evolución de la normativa comunitaria y la necesidad de aumentar los niveles de protección de la salud, tendremos en cuenta la Directiva iconLa adaptación de la legislación a la evolución y exigencias de la...

Como consecuencia de la evolución de la normativa comunitaria y la necesidad de aumentar los niveles de protección de la salud, tendremos en cuenta la Directiva iconComo los administradores gerencia su negocio para alcanzar altos niveles de productividad

Como consecuencia de la evolución de la normativa comunitaria y la necesidad de aumentar los niveles de protección de la salud, tendremos en cuenta la Directiva iconComo los administradores gerencia su negocio para alcanzar altos niveles de productividad






© 2015
contactos
m.exam-10.com