902 decreto 126/2007, de 24 de mayo, por el que se establece la ordenación y el currículo de la Educación Primaria en la Comunidad Autónoma de Canarias






descargar 0.9 Mb.
título902 decreto 126/2007, de 24 de mayo, por el que se establece la ordenación y el currículo de la Educación Primaria en la Comunidad Autónoma de Canarias
página14/28
fecha de publicación20.07.2015
tamaño0.9 Mb.
tipoDocumentos
m.exam-10.com > Ley > Documentos
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   28

Criterios evaluación

  1. 1. Ajustar el movimiento a distintas situaciones motrices de forma autónoma, controlando el cuerpo en reposo y en movimiento y teniendo en cuenta su duración y el espacio donde se realiza.

Este criterio pretende valorar si el alumnado es capaz de mejorar su competencia motriz, realizando movimientos globales y segmentarios de forma coordinada y con equilibrio, adecuando la tensión, la relajación y la respiración y utilizando su lateralidad dominante y no dominante. Por ello, debe ser capaz de desarrollar su acción motriz ajustando los estímulos perceptivos a la elección y control del movimiento a partir de propuestas de tareas con distintos niveles de complejidad.

2. Aplicar las habilidades motrices básicas, genéricas y específicas a situaciones motrices de moderada complejidad, considerando el nivel de desarrollo de sus capacidades físicas básicas y adaptando su ejecución a la toma de decisiones.

Con el criterio se pretende constatar si el alumnado transfiere, de forma coordinada y autónoma, las habilidades motrices básicas, genéricas y específicas, teniendo en cuenta el desarrollo de sus capacidades físicas básicas, a situaciones motrices cada vez más complejas, a partir de la mejora en las capacidades coordinativas, el dominio en el manejo de objetos, el control y orientación corporal y la anticipación respecto a trayectorias y velocidades; para ello se incide en la toma de decisiones como criterio de las tareas para favorecer una mejora de la ejecución motriz.

3. Resolver problemas motores en situaciones lúdicas y deportivas, individuales y colectivas, en entornos habituales y en el medio natural, seleccionando y aplicando estrategias y respetando las reglas, normas y roles establecidos.

Este criterio pretende evaluar la eficiencia de los escolares en situaciones de juego, tanto en entornos habituales como naturales. Se trata de observar las acciones de ayuda y colaboración entre los miembros de un mismo equipo. Se observarán también acciones de oposición como la interceptación del móvil o dificultar el avance del oponente. También se debe observar si los participantes ocupan posiciones con intencionalidad estratégica en situaciones individuales, de cooperación, de oposición y de cooperación-oposición. Finalmente, se pretende constatar si el alumnado acepta las normas, reglas y roles establecidos para cada situación motriz.

4. Participar con respeto y tolerancia en distintas situaciones motrices, evitando discriminaciones y aceptando las reglas establecidas, resolviendo los conflictos mediante el diálogo y la mediación.

La aplicación del criterio verificará si el escolar es capaz de participar en diferentes juegos motores y deportivos, respetando a los demás y colaborando con ellos, a la vez que mostrando el cumplimiento de las normas, las reglas y la disposición al diálogo como medio para la resolución de conflictos de forma pacífica.

5. Utilizar, de forma creativa, los recursos expresivos del cuerpo y del movimiento para comunicar ideas, sentimientos, vivencias y emociones con desinhibición, aplicándolas a diferentes manifestaciones culturales, en especial a las de Canarias.

El criterio se propone valorar la capacidad para trabajar en grupo. Por otra parte, se observará la capacidad individual y colectiva para comunicar de forma comprensible sentimientos, vivencias, etc., a partir del gesto y el movimiento, y siendo capaz de transmitir los elementos expresivos con suficiente serenidad, desinhibición y estilo propio. Asimismo, la constatación de la mejora en las posibilidades expresivas y el incremento de la calidad de movimientos permitirá valorar sus recursos expresivos y los aportados por los demás. Por último, se verificará si el alumnado practica y reconoce bailes populares, en especial los de Canarias.

6. Participar en juegos y deportes, incluidos los tradicionales de Canarias, reconociendo su valor lúdico-motriz, social y cultural y mostrando una actitud crítica y responsable como participante, espectador y consumidor.

La aplicación del criterio verificará si el alumnado, a través de la práctica en diferentes manifestaciones lúdicas y deportivas, considerando en ellas las de Canarias, está en condiciones de conocerlas y apreciarlas como transmisoras de valores socioculturales y como una forma de ocupar y organizar su tiempo de ocio, además de mostrar una postura crítica y reflexiva ante ellos.

7. Identificar las repercusiones que la práctica habitual de actividades físicas, lúdicas y deportivas tienen sobre la salud individual y colectiva, aceptando las diferencias individuales y las propias posibilidades y limitaciones.

Este criterio trata de comprobar si el alumnado sabe establecer conexiones coherentes entre los conocimientos y las actitudes relacionadas con la adquisición de hábitos saludables. Se tendrá en cuenta la disposición a realizar ejercicio físico, evitando el sedentarismo; a mantener posturas adecuadas; a alimentarse de manera equilibrada; a hidratarse correctamente; a mostrar la responsabilidad y la precaución necesarias en la realización de actividades físicas, evitando riesgos. De igual modo, se pretende valorar la capacidad para dosificar el esfuerzo y participar con autoexigencia en las tareas motrices propuestas, aceptando las diferencias individuales y ajustando el ejercicio a tales diferencias.


EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA Y LOS DERECHOS HUMANOS

Introducción

La Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos se incorpora como área por primera vez en el currículo, aunque sus objetivos y contenidos conectan con la preocupación presente de manera tradicional en los programas educativos de los países de nuestro entorno por la educación de los niños y niñas como personas para que participen en la sociedad de manera decidida, autónoma, responsable y solidaria.

Educar para la ciudadanía significa apoyar los procesos de maduración y socialización de las personas en su infancia y juventud con el fin de capacitarlas para ejercer como ciudadanos y ciudadanas en una sociedad democrática; es decir, para que los alumnos y alumnas actúen como personas que conocen los derechos individuales y los deberes públicos, comprendan que los problemas sociales les atañen y, además, se animen no sólo a construir una opinión propia sino también a participar de forma responsable en los asuntos comunitarios.

La Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos enlaza con líneas de trabajo sobre la formación en valores como la educación vial, la educación para la paz, para la solidaridad, para el desarrollo, para la interculturalidad, para el consumo responsable, para la defensa del medioambiente, para la igualdad de género, etc.

La introducción de esta área permite la configuración de un ámbito privilegiado para el tratamiento en el entorno educativo de aquellos valores compartidos que vertebran nuestra convivencia y posibilitan la libre construcción de proyectos personales de vida. Se plantea, como aspiración, el respeto hacia las ideas y creencias de las demás personas y colectivos, pero no se trata de un relativismo cultural y ético, pues hay valores y comportamientos que no son tolerables en una sociedad democrática y existen unos mínimos éticos irrenunciables que fundamentan la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Constitución española.

Si bien la adquisición de la conciencia y de los hábitos cívicos constituye un proceso que se desarrolla a lo largo de los años de formación y maduración de las personas, es preciso destacar la incidencia que tienen los aprendizajes de los primeros años en la futura constitución de la condición ciudadana. La presencia de la Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos en el tercer ciclo de la Educación Primaria brinda la oportunidad no sólo de abordar desde una edad temprana y de forma sistemática las habilidades y actitudes necesarias para el ejercicio de la ciudadanía responsable y la convivencia democrática, sino también de apoyar actuaciones anteriores realizadas en la primera infancia en los ámbitos doméstico, escolar y social.

Este currículo permite ir más allá del horario propio del área y del aula concreta y puede constituir un marco de referencia para todo el centro, para la participación y las relaciones entre los miembros de la comunidad educativa, potenciando la coherencia de las actuaciones dentro y fuera del aula.

Algunos de sus contenidos son objeto de trabajo durante la etapa en las áreas de Conocimiento del Medio Natural, Social y Cultural y de Lengua Castellana y Literatura, aunque con diferente organización y un enfoque distinto. Esa coincidencia puede favorecer la interdisciplinariedad e impulsar la coordinación entre diferentes áreas. En Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos los contenidos se sistematizan como el paso inicial de un eje de trabajo que apoya fundamentalmente la adquisición de la competencia social y ciudadana, con continuidad en una materia de igual denominación en uno de los tres primeros cursos de la ESO, en la materia Educación Ético-Cívica en 4.º curso de esta etapa y, ya en la Educación Secundaria postobligatoria, en la materia Filosofía y Ciudadanía de 1.º de Bachillerato. Por un lado, los contenidos del currículo, que ha de ser adaptado y concretado en cada centro educativo, se han organizado teniendo en cuenta los ámbitos cercanos de convivencia (la familia, la escuela, los amigos…) como apoyo efectivo para una más adecuada adquisición de las competencias básicas. Por otro, están estructurados en un recorrido que va de lo individual a lo social, distribuyéndose en tres bloques en los que los conceptos, los procedimientos y las actitudes se abordan desde una perspectiva integrada, aunque destacan los aspectos actitudinales y procedimentales.

El bloque 1, «Contenidos comunes», se centra en la práctica de procedimientos como la comprensión y el tratamiento de la información, el uso del diálogo, la participación, la toma de decisiones y la comunicación de ideas. De igual modo, se tratarán actitudes como el rechazo de la discriminación, la violencia, los estereotipos y los prejuicios.

El bloque 2, «Individuos y relaciones interpersonales y sociales», incluye los contenidos personales: la autonomía y la identidad, el reconocimiento de las emociones propias y de las demás personas, la asunción de las propias responsabilidades. Se presenta un modelo de relaciones basado en el reconocimiento de la dignidad, de la diversidad y del respeto a las otras personas aunque manifiesten opiniones y creencias distintas a las propias. A partir de situaciones cotidianas, se considera la igualdad de hombres y mujeres en la familia y en el mundo laboral. De idéntico modo, desde el reconocimiento de la diversidad cultural y religiosa presente en el entorno inmediato y asumiendo la igualdad de todas las personas en cuanto a derechos y deberes, se puede trabajar el respeto crítico por las costumbres y los modos de vida distintos al propio y se facilita un contexto idóneo para identificar y rechazar situaciones de marginación, discriminación e injusticia social.

El bloque 3, «La vida en comunidad», trata de la convivencia en el entorno, de la necesidad y el conocimiento de las normas y principios de convivencia presentes en la Constitución, de los valores cívicos fundamentales de la sociedad democrática (respeto, tolerancia, actitud dialogante, solidaridad, justicia, igualdad, ayuda mutua, cooperación y cultura de la paz), de la forma de plantear la convivencia y el conflicto en los grupos de pertenencia (familia, centro escolar, amigos, asociaciones, localidad) y del ejercicio de los derechos y deberes que corresponden a cada persona en el seno de esos grupos, valorando la participación y sus cauces. Además se aborda la identificación y el aprecio de los servicios públicos y de los bienes comunes, así como las obligaciones de las administraciones y de los ciudadanos y ciudadanas para su mantenimiento. Algunos de esos servicios y bienes presentan un tratamiento específico adecuado a la edad de este alumnado; es el caso de la protección civil, la seguridad, la defensa al servicio de la paz y la educación vial. También se hace referencia a los medios de comunicación y su influencia en la creación de la opinión pública, al consumo responsable de la información y el ocio digital y a las estrategias para el análisis y difusión de información. En última instancia, se mencionan los medios de transporte y las tecnologías de la información y la comunicación por su influencia general y en la sociedad canaria.

Desde un punto de vista metodológico podría recomendarse el aprovechamiento de las posibilidades que el área ofrece para la práctica del lenguaje oral mediante el diálogo, la realización de pequeños foros, la defensa argumentada de opiniones e ideas… En la misma línea, ya que uno de los objetivos del área es el fomento de la participación, este es un ámbito propicio para el trabajo cooperativo. En ese marco cabrían instrumentos y actividades como el uso de fichas o cuestionarios de autoevaluación, el empleo de planillas de observación, el estudio de casos reales o simulados, la realización de pequeñas investigaciones, trabajos, entrevistas o encuestas, el estudio y la resolución individual y colectiva de problemas cotidianos, la creación de carteles, etc.

Contribución del área al desarrollo de las competencias básicas

La Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos contribuye a desarrollar algunos aspectos destacados de varias competencias, pero se relaciona principalmente con la competencia social y ciudadana.

Respecto a esta competencia, el área estudia el ámbito personal y el público y propicia la adquisición de habilidades para vivir en sociedad y para ejercer la ciudadanía democrática. Así, pretende el desarrollo de niños y niñas como personas dignas e íntegras, lo que exige reforzar la autonomía, la autoestima y la identidad personal, así como favorecer un espíritu crítico que ayude a la participación en el entorno social próximo y a la libre construcción de proyectos personales de vida.

El área también contribuye a dicha competencia en la medida que favorece la universalización de las propias aspiraciones y derechos para todos los hombres y mujeres, impulsa los vínculos personales y ayuda a afrontar las situaciones de conflicto mediante el uso sistemático del diálogo. Con esa finalidad, el área incluye contenidos específicos relativos a la convivencia, a la participación y al conocimiento de la diversidad y de las situaciones de discriminación e injusticia.

Así mismo, el área inicia en el conocimiento de los fundamentos y los modos de organización de las sociedades democráticas, y apoya la valoración de la conquista de los derechos humanos y el rechazo de las situaciones de injusticia y de los conflictos entre los grupos humanos. Se colabora, en definitiva, a construir la conciencia de ser ciudadanos y ciudadanas con derechos y deberes.

Al desarrollo de la competencia para aprender a aprender se contribuye en cuanto que el área propone el estímulo de las habilidades sociales, el impulso del trabajo en equipo, la participación, y el uso sistemático de la argumentación, que requiere el desarrollo de un pensamiento propio. Favorecen también los aprendizajes posteriores la síntesis de las ideas propias y ajenas, la presentación razonada del propio criterio, la valoración de la otra persona como interlocutora, la aceptación de los juicios razonables de ésta y la confrontación ordenada y crítica de conocimiento, información y opinión, todo ello acorde con el nivel y características del alumnado de esta etapa.

Desde el área se promueve la competencia de autonomía e iniciativa personal al desarrollarse iniciativas de planificación, toma de decisiones, participación, organización y asunción de responsabilidades adecuadas a la edad de los niños y niñas. El área entrena en el diálogo y el debate, en la aproximación respetuosa a las diferencias sociales, culturales y económicas y en la actitud crítica respecto a estas diferencias. El currículo atiende desde la argumentación a los rudimentos de la construcción libre de un pensamiento propio y a la adopción de opiniones fundadas sobre problemas y posibles soluciones. Con ello se fortalece la autonomía del alumnado, así como la disposición a tomar iniciativas y asumir compromisos.

A la competencia en comunicación lingüística se coadyuva a partir del conocimiento y uso de términos y conceptos propios del área. Además, la iniciación en la búsqueda de información en distintas fuentes, la comprensión de mensajes o el recurso sistemático al debate, procedimiento imprescindible en esta área, inciden específicamente en esta competencia, porque exigen ejercitarse en la escucha, la exposición y la argumentación.

También se colabora al tratamiento de la información y competencia digital, pues de tal modo se fomentan las bases para el acercamiento a la relación entre la ciudadanía y los medios de comunicación social. El área favorece, de acuerdo con las posibilidades de la etapa, la autonomía, la eficacia, la responsabilidad y la iniciación en el sentido crítico y reflexivo al introducirse en la selección, utilización y comparación de la información, de sus fuentes, así como en el aprendizaje de los distintos medios tecnológicos con los que se transmite.
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   28

similar:

902 decreto 126/2007, de 24 de mayo, por el que se establece la ordenación y el currículo de la Educación Primaria en la Comunidad Autónoma de Canarias iconDecreto nº xx/xx de XX de XX, por el que se establece el currículo...

902 decreto 126/2007, de 24 de mayo, por el que se establece la ordenación y el currículo de la Educación Primaria en la Comunidad Autónoma de Canarias iconLey [Comunidad Autónoma de Extremadura] 5/2002, de 23 de mayo, de...

902 decreto 126/2007, de 24 de mayo, por el que se establece la ordenación y el currículo de la Educación Primaria en la Comunidad Autónoma de Canarias iconOrden viv/, de por la que se modifican determinados documentos básicos...

902 decreto 126/2007, de 24 de mayo, por el que se establece la ordenación y el currículo de la Educación Primaria en la Comunidad Autónoma de Canarias iconMediante el Reglamento General de Conductores, aprobado por el Real...
«Sistema nervioso y muscular» del Anexo IV «Aptitudes psicofísicas requeridas para obtener o prorrogar la vigencia del permiso o...

902 decreto 126/2007, de 24 de mayo, por el que se establece la ordenación y el currículo de la Educación Primaria en la Comunidad Autónoma de Canarias iconDecreto reglamentario 126 de 2013

902 decreto 126/2007, de 24 de mayo, por el que se establece la ordenación y el currículo de la Educación Primaria en la Comunidad Autónoma de Canarias iconResolución de 13 de mayo de 2013, de la Secretaría de Estado de la...

902 decreto 126/2007, de 24 de mayo, por el que se establece la ordenación y el currículo de la Educación Primaria en la Comunidad Autónoma de Canarias iconModificación del Reglamento General de Conductores, aprobado por...

902 decreto 126/2007, de 24 de mayo, por el que se establece la ordenación y el currículo de la Educación Primaria en la Comunidad Autónoma de Canarias iconDecreto por el que se establece la tasa aplicable a partir del 1...

902 decreto 126/2007, de 24 de mayo, por el que se establece la ordenación y el currículo de la Educación Primaria en la Comunidad Autónoma de Canarias iconInembargabilidad
) Sobre el particular, sea lo primero precisar que conforme a lo señalado por el numeral 4 del artículo 126 del Estatuto Orgánico...

902 decreto 126/2007, de 24 de mayo, por el que se establece la ordenación y el currículo de la Educación Primaria en la Comunidad Autónoma de Canarias iconResumen de actualidad normativa
«acuerdos en materia de valoración de la situación de dependencia», incluido el del establecimiento de baremo y tabla de equivalencias,...






© 2015
contactos
m.exam-10.com