Libro III alquimia del espíritu humano una guía para la transición hacia la Nueva Era






descargar 1.25 Mb.
títuloLibro III alquimia del espíritu humano una guía para la transición hacia la Nueva Era
página9/28
fecha de publicación22.07.2015
tamaño1.25 Mb.
tipoDocumentos
m.exam-10.com > Historia > Documentos
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   28

Del escritor



Desde el principio, el implante neutral ha sido uno de los as­pectos más maravillosos y, sin embargo, peor malinterpretados de los escritos de Kryon. Si no sabe de qué estoy hablando, debe buscar el Libro I de Kryon, Los tiempos finales, para leer acerca de este don de la Nueva Era.

Como he dicho antes, desearía haber encontrado una mejor traducción de la palabra «implante», pero esa fue la palabra que se me indicó que utilizara. No existe ninguna palabra que signi­fique realmente lo que es el implante. Si en lugar de una palabra se me permitiera utilizar una paráfrasis, diría en su lugar «catali­zador para aclarar».

Sin embargo, con la información de este don maravillosamen­te otorgado de la aclaración, algunos se han aferrado inmediata­mente a la palabra y a la semántica del potencial negativo de su lado oscuro. Al margen de lo que se escuchara decir, lo único que se «oía» era: Implante, un instrumento de control y de escla­vización negativa. Algo extraño lo colocó en sus cuerpos para controlarles..., o algo que se espera que ciertos gobiernos hagan por usted. A pesar de la verdad, y de la inductora energía amoro­sa que rodea el mensaje de Kryon, ha habido muchos que no han permitido que nada irrumpa en sus propias percepciones de te­mor acerca de lo que es el implante. Recuerdo que Kryon ha dicho muchas veces en canalizaciones en directo, que cuando se en­cuentran a solas en una habitación a oscuras, los humanos se vuel­ven, antes que nada, hacia escenarios de temor. Kryon honra esto, puesto que es la fortaleza de la dualidad que permite que suceda tal cosa. La reacción opuesta, manifestada como amor, paz y ausencia de temor ante la incertidumbre, es un atributo aprendido a través de la autorrealización de la verdad de quiénes somos.

Si ha asistido a un seminario de Kryon, me disculpará por re­petir ahora un ejemplo que ofrezco siempre en relación con la visualización de cómo funciona el implante. Cuando estaba en la clase de química de la escuela superior, nuestro profesor nos hizo una maravillosa demostración. Un día nos mostró un recipiente de cristal lleno casi hasta el borde de un nauseabundo líquido verde oscuro. Parecía un cruce entre légamo verdoso y aceite de motor, pero tenía la consistencia del agua. El recipiente de cristal era lo bastante grande y estaba situado en un lugar alto, de modo que toda la clase pudiera verlo. También era evidente que aquel mejunje estaba tan descolorido y aparentemente contaminado, que ninguno de nosotros podía mirar a través de él. Era opaco.

Los estudiantes de la escuela superior emitimos de inmediato expresiones de asco. Hicimos muecas y produjimos sonidos feos para mostrar nuestra aversión ante aquella horrible materia que el profesor nos mostraba. Sin decir una sola palabra, el profesor se sirvió un pequeño vaso del fluido amarillento tomado de otro recipiente situado junto a él, y sostuvo el nuevo vaso por encima del nauseabundo material verdoso. Lo que sucedió a continua­ción nos conmocionó a todos, y es la analogía que deseo comu­nicarles respecto del implante.

Lentamente, el profesor vertió el fluido amarillento del vaso en el nauseabundo material verdoso, y luego extrajo una espátula de madera de su bata de laboratorio y procedió a agitar toda la mezcla. Todos los presentes en el aula permanecimos quietos, con los ojos muy abiertos y extrañados, al tiempo que, lentamen­te, la repulsiva mezcla verdosa empezaba a aclararse. Sin dejar de agitarla lentamente, el profesor sonrió mientras la sustancia del recipiente de cristal, antes tan nauseabunda, adquiría la claridad del cristal, tan clara como el agua de una corriente de montaña.

Luego, y ante nuestras miradas horrorizadas, el profesor tomó un vaso de plástico vacío del botellón de agua que había junto a la puerta, lo introdujo en el líquido ahora claro y se bebió su conte­nido.

La lección de química versaba sobre catalizadores y sobre el resultado maravilloso y a menudo espectacular que podía conse­guirse con un pequeño catalizador sobre un gran volumen de fluido. Al ser la clase de estudiante que fui, se me ha olvidado por completo qué eran aquellas sustancias químicas, pero he recordado ese ejemplo durante toda mi vida (del mismo modo que se recuerda un rostro amable durante mucho tiempo, pero se ol­vida el nombre de la persona a la que pertenecía).

Nuestro karma es acumulado desde experiencias pasadas, y situado en nuestro contenedor del período de aprendizaje. Está lleno de colorido y de propósito, y es mezclado y coloreado cui­dadosamente por nosotros mismos, antes de llegar a cada encar­nación. Llevamos con nosotros el recipiente como si fuera un oscuro peso, y la prueba por la que hemos de pasar consiste en ver si podemos reconocer lentamente lo que debemos hacer con él y pasar por las pruebas necesarias para aclarar su contenido. Al encontrar soluciones iluminadas a cada prueba, el color se hace cada vez más claro, hasta que finalmente es tan claro como el cristal. Cuando se aclara por completo, dejamos el recipiente en el suelo y nos alejamos de él. Nos encontramos entonces sin karma, pero todavía vivos y nos sentimos bien en este planeta. Estar sin karma no significa la muerte (como han temido algu­nos). «¿Qué hacemos después de haber aclarado las lecciones que hemos venido a aprender?», han preguntado algunos. La respuesta de Kryon es: «Ahora que no tienen que dedicar tiem­po a desenredar el pasado, continúen con su contrato».

La nueva energía sobre la Tierra, tal como ha sido descrita por Kryon y por muchos otros, es lo que permite que los nuevos y grandes dones del Espíritu nos sean transmitidos a través del velo. Kryon nos dice cómo lo ganamos, y ha explicado muchas veces (incluidos los mensajes contenidos en este libro) los detalles acer­ca de cómo ocurrió. Uno de los dones nuevos más grandes es nuestra capacidad para eliminar todo el karma sin necesidad de tomamos el tiempo necesario para pasar por él..., simplemente mediante la intencionalidad. Ese fue el mensaje inicial de Kryon. A ese nuevo don de eliminación lo llamó «el implante neutral». Como en el ejemplo antes expuesto, fue el catalizador espiritual implantado (o vertido) en nuestro recipiente kármico verde oscuro que, una vez agitado durante aproximadamente 90 días, se aclaró por completo. Se nos dijo que, simplemente a través de nuestra intencionalidad, podíamos eliminar una vida entera de lazos kármicos, de relaciones, de lecciones y sucesos.

Surgen muchas preguntas acerca del proceso. ¿Cómo se sabe cuándo se lo tiene? ¿Qué significa cuando se ha hecho todo lo que dijo Kryon y no sucede nada? ¿Es posible que se haya con­seguido lo mismo incluso antes de haber oído hablar de ello? ¿Cuál es la diferencia en la experiencia entre aquellos que tie­nen un recipiente verde oscuro de karma y aquellos otros cuyos recipientes está ahora casi claro? Animo a todos a leer la corta parábola sobre el pozo de alquitrán que encontrarán en el Libro II de Kryon, No piense como un humano. Ese ejemplo les indica lo que les sucede a aquellos que les rodean cuando alcanzan us­tedes la claridad. Es una buena noticia y, sin embargo, son mu­chos los que me escriben y me preguntan llenos de temor qué será de ellos y de sus familias si ofrecen la intencionalidad de recibir el implante. Algunos no comprenden que se trata de un don, y han asumido que se trata de algo que «deberían» hacer..., como si se tratara de tomar un medicamento.

La verdad es que el implante es universal para la nueva energía que hay sobre el planeta. Es un don ofrecido libremente por el Es­píritu, con amor, para permitir la iluminación y la paz de todos aquellos humanos que desean abrazarlo. No es un «tener que». No es un «debería». Sucede incluso automáticamente en muchos casos, sólo mediante la intencionalidad del sí mismo superior. Examine cuidadosamente este rasgo en lo que sigue, pues sucede una y otra vez. En mi opinión, eso es una prueba de que el im­plante (o como quieran llamarlo) es algo que sucede cuando el momento es el adecuado, y cuando nos sentimos bien. Realmente, no tiene nada que ver con el trabajo de Kryon, a excepción del he­cho de que Kryon ha sido la primera entidad canalizadora en ex­poner lo que sucede con la nueva energía, y en honrarnos tan completamente por ello.

A continuación se encuentra la parte de este libro en la que se transcriben cartas de personas que han pasado por este proceso, y que se incluyen aquí con el propósito de ofrecerles comprensión acerca de cómo ha funcionado este don en sus vidas. Las historias son muy variadas y, después de cada una de ellas, Kryon ofrece una respuesta, dirigida o bien a quien ha escrito la carta, o bien a todos nosotros. Todo este capítulo se ofrece para permitir una buena comprensión acerca de cómo funciona el proceso del im­plante neutral, ahora que ya ha transcurrido el tiempo desde que se expuso por primera vez en el Libro I de Kryon.

Finalmente, una nota antes de iniciar las cartas sobre el im­plante. La información del implante que Kryon nos aporta no es el foco central de su trabajo. Eso no es más que una calificación de uno de los nuevos dones del Espíritu, y también ocupó una buena parte del Libro I de Kryon. Ha ayudado a muchos a com­prender lo que ya está sucediendo en sus vidas, y para muchos otros ha constituido una verdadera revelación de lo que podría su­ceder si estuvieran preparados. Ha ocupado un aspecto destacado entre los otros atributos del trabajo de Kryon, puesto que este don puede tener un resultado muy profundo sobre el humano que está preparado para recibirlo. Todos deseamos mejorar nuestras vidas, de modo que este se ha convertido en uno de los dones más im­portantes para muchos de los que han escrito. Kryon no le pide a nadie que solicite este don, puesto que sabe que se trata de una decisión muy personal y que el momento en que se solicite es crí­tico para cada camino humano. Puesto que el trabajo de Kryon no es evangélico, se limita a informar de los nuevos dones que exis­ten, y deja en nuestras manos la decisión final. Por último, me re­cuerda constantemente que estos dones no proceden de Kryon. ¡Difícilmente podría ser así! Nos pertenecen a todos nosotros. Los hemos aprobado mucho antes de que llegáramos aquí, y aho­ra son nuestros. Justo a tiempo, y según la programación estable­cida.

Lee Carroll

Cartas sobre los implantes

De los lectores de Kryon


The Kryon Writings

1155 Camino del Mar – # 422

Del Mar, California 92014

Querido señor Carroll:

He experimentado todos los «ajustes» de los que ha hablado Kryon. Si me hubiera conocido hace siete meses, habría observado exactamente las fases de ajuste de las que ha hablado Kryon. Soy una mujer de negocios con un título en administración de empre­sas por la Universidad de Hawai, pensé, y mis ami­gos estarían de acuerdo con ello, que yo sería la ulti­ma persona en hablar de iluminación y de metafísica.

He alcanzado este punto iluminado en mi vida sin la ayuda de otros. Leí su libro sólo después de haber experimentado exactamente aquello de lo que habló Kryon. En consecuencia, veo que hay mucha verdad en sus palabras y ahora comprendo que aquello por lo que pasé fue sistemático y lógico, no sólo para mí, sino para todos.

También he experimentado verdaderamente la de­presión de los 90 días. Como quiera que eso sucedió antes de que leyera su libro, no tenía razón alguna para sentirme deprimida. Simplemente deseaba co­municarle que hubo una ventaja definitiva en el hecho de no estar «manchada» con literatura e interpreta­ciones, Precisamente porque mi experiencia no estu­vo condicionada, soy una prueba real de que aquello de lo que habla Kryon es cierto.

Que Dios le bendiga.

Jennifer Nakahara

Ewa Beach, Hawai



6 de octubre de 1994
Querido Kryon:

Me encontré en un estado profunda­mente deprimido durante los meses de ju­lio agosto y septiembre. Algunos días ni siquiera tenía ga­nas de levantarme de la cama, y no le veía sentido a la vida. No, no es que tuviera pensamientos suicidas, sino que más bien sentía mi alma vacía. Mi alma parecía estar pidiendo alimento a gritos, a pesar de lo cual nada apaciguaba esa terrible experiencia de dolor espiritual. Me sen­tía como si hubiera pasado por una iniciación de alguna magnitud. Hasta el momento presente, me he sentido sinto­nizada con Dios y con el sí mismo superior,

Durante esta época empecé a leer Kryon 1 y me di cuenta de que en mis oraciones y meditaciones había soli­citado el equivalente del estatus de «graduado» sin cono­cer siquiera las revelaciones de Kryon. Eso siempre ha sido un deseo del alma. Trabajo para elevar mis vibraciones, de modo que pueda estar preparada para la ascen­sión cuando llegue el momento.

Estoy saliendo de la depresión. Siento a uno de mis guías, pero todavía no puedo conectar realmente con él. Me siento como si mi batería estuviera agotada. Han resurgido los viejos temores y vuelvo a enfrentarme a ellos, espero que por última vez. Esto me produce una sensa­ción de conclusión y de nuevo principio.

Poner por escrito estos pensamientos me ha permitido sentir liberación. Espero que eso me aporte una consciencia de mis nuevos guías y del trasplante.

Con amor, luz y bendición.

Martha King

Montgomery, Alabama
Y más tarde, también de Martha.
9 de marzo de 1995
Querido Lee:
Tengo la sensación de que debo comuni­carle brevemente algunas de las cosas que he experimentado desde la última vez que le escribí. Pasé por la depresión y fueron muchas las cosas que surgieron y que necesitaban surgir para ser limpiadas y liberadas. AI parecer, estas tenían profundas raíces, y la solicitud del implante me ayudó a librarme de ellas, eso y mi fe en el Espíritu. Desde que era una niña pequeña, siempre he sabido que era algo más que Martha Brown King, como así se me ha demostrado a través de diversos períodos de mi vida,

En los meses recientes he experimentado algunos acon­tecimientos maravillosos, y mi fe se ha convertido en un co­nocimiento profundo del alma sobre la unicidad del Espíritu y de toda la vida. Tengo pruebas continuas de lo que se puede conseguir con el uso de la energía espiritual, Está ahí, para que la utilicemos si así lo queremos hacer y for­mar parte de ella. Me extraña y, sin embargo, se nos dice: «Todo es posible para aquellos que creen».

Permítame terminar diciendo, una vez más, gracias. Puedo decir, verdaderamente, que he tenido una relación amorosa con el espíritu, y que la sensación de estar viva es lo más maravilloso.

Con amor y bendiciones.

Martha King

Montgomery, Alabama

Comentario de Kryon (para el lector): ¿Se da cuenta de cómo esta querida persona recibió el don del implante antes de conocer siquiera la información de Kryon? Esto es importante: el implante no es un don de Kryon. No forma parte del «sistema de creen­cias» de Kryon. Estoy aquí para transmitirles información sobre un don que ustedes se han ganado libremente por sí mismos. Soy el mensajero de información que acelerará su proceso, que le ofrecerá conocimiento relativo a los atributos que están sucediéndole, sin intervención alguna por mi parte. Estoy aquí para apoyar su trabajo mediante el ajuste de la rejilla, de un modo que le per­mitirá continuar hacia el siguiente milenio. El don forma parte del plan que usted mismo ha diseñado, y el momento es el apropiado en esta Nueva Era.

Son muchos los que han malinterpretado el implante en rela­ción con Kryon. Algunos han preguntado: «¿Cómo puedo tener esto sin pedirlo?». La respuesta es que, en realidad, lo ha pedido. Algunos de ustedes, como en el caso de esta querida persona, han llegado a un punto en el que el karma se encuentra a punto de quedar aclarado por sí mismo. Han pasado por él de modo natu­ral, y ahora se encuentran en un punto en el que están preparados para dar el siguiente paso. Todo su contrato trata precisamente de esto. Cuando eso sea así, su sí mismo superior le concederá per­miso a su sí mismo encarnado para proceder a pasar al nivel si­guiente. En consecuencia, algunos de ustedes experimentan el proceso del implante sin ningún conocimiento previo del trabajo de Kryon. Luego, recogen la información y dicen: «Entonces, ¿eso es lo que ha ocurrido?».

Quizá se pregunten: «Si esta querida persona estaba prepara­da para el implante, ¿por qué tuvo una depresión? Al fin y al cabo, ya no le quedaba más karma por aclarar y por lo tanto pa­recería como si el proceso fuera casi invisible para ella». Es una pregunta importante. Aunque ella había aclarado totalmente el trabajo del karma, aún tenía que aclarar el «residuo» del contrato con el karma. Esto no siempre es así, de modo que cada indivi­duo es diferente en cuanto a este proceso. Cada uno de ustedes es una entidad maravillosamente singular, ¡lo mismo que el Kryon! Todos tenemos nuestros propios rasgos y talentos individuales. Ya he hablado antes de esto; no permita nunca que nadie le diga que las entidades espirituales del Universo son como autómatas sin rostro y que todos tienen los mismos pensamientos. ¡Esa idea de los humanos es tan humorística! ¿Se ha preguntado alguna vez por qué sólo las entidades que han pasado por la lección superior tienen sentido del humor? ¿Qué me dice del hecho de que sólo los humanos tengan verdadera capacidad de elección de consciencia entre todas las almas vivientes de la Tierra? Eso, por sí solo, debería decirle que cuanto más se parezca a la entidad que es realmente, tanto más especial será, y tanto más humor tendrá acerca de la visión general de todas las cosas. Más adelan­te hablaré de lo importante que es esto. Cada individuo del pla­neta tendrá su propio potencial de implante, con su propia expe­riencia rodeándolo, y cada uno será diferente.

15 de noviembre de 1994
Querido Lee:

Soy un maestro Reiki. Como tal, ofrezco formación y armonización a todos aquellos que desean canalizar esta amorosa energía universal de la fuerza de la vida para que se ayuden a curarse a sí mismos, a otros y al planeta. Hace unos pocos meses, un hombre que había asistido a una de nuestras reuniones AGORA acordó una cita con­migo para recibir su formación y armonización para el Reiki uno. Pasamos horas hablando sobre los cambios de la Tierra y sobre nuestras filosofías, y no pude dejar de preguntarle! «¿Está seguro de que no ha leído a Kryon?». Aunque no había leído el libro, la mayor parte de lo que me decía estaba en perfecto equilibrio con las enseñanzas de Kryon (que repetía casi palabra por palabra).

No hace falta decir que mi iniciado en Reiki consiguió el libro y lo leyó en un solo día. Luego me visitó y hablamos durante horas sobre las enseñanzas de Kryon, Cuando el hombre acudió para recibir su formación y armonización para el Reiki dos, me dijo que aunque no había vocalizado oficialmente su solicitud para implante tenía la sensación de que el proceso ya se había iniciado. (Hemos descubierto que muchos de los pertenecientes a nuestro grupo no han solicitado el implante, pero al vocalizar su intencionalidad de honrar su contrato y seguir su camino, se encuentran ahora en el proceso de recibir el implante.)

Cuando mi iniciado acudió para su Reiki dos, dijo que tenía la sensación de que podría recibir a sus maestros en el término de otras dos semanas. No obstante, y puesto que yo le ofrecía la armonización, sucedió un aconteci­miento maravilloso. Mi iniciado se hallaba sentado en una silla, con las manos en posición de oración y los ojos cerrados. Yo estaba de pie, delante de él y de repente me sentí consumido y abrumado por el amor. Sentí que mis propios maestros se encontraban detrás de mí, y «vi» a los tres nuevos maestros de mi iniciado que estaban de pie detrás de él. Las lágrimas empezaron a correr por mis mejillas, mientras los saludaba en silencio y les daba las gracias por haber hecho su primera aparición durante este momento tan especial para él. Cuando me situé por detrás de él para iniciar el proceso de armonización, ellos se apartaron ligeramente, mientras que mis propios maestros permanecían delante de él (es decir, frente a mí). Su ener­gía era tan hermosa y fuerte, que no puedo describir con palabras lo muy querido y bendito que me sentí.

Durante el proceso de armonización siempre les pido a los guías o maestros del iniciado que si existe alguna guía, don o información que deseen ofrecer, lo pongan simbóli­camente sobre la palma de mi mano. Me volví hacia la iz­quierda y experimenté maravillosas vibraciones, mientras el maestro de la izquierda hacía honor a mi petición. Le­vanté la mano por encima y por detrás de mi cabeza para que el maestro del centro colocara sus dones en mi palma, y luego me volví hacia la derecha para que ese maestro colocara simbólicamente sus dones en la palma de mi mano. Luego, lentamente, volví la palma hacia abajo y la situé sobre el chakra corona de mi iniciado, y sentí que todo el amor, la información, la guía y los dones se vertían sobre él.

Una vez terminado el proceso de armonización abando­né la estancia, para que él pudiera asimilar todo lo que había ocurrido. El hombre permaneció sumido en medita­ción durante largo rato. Cuando finalmente escuché un «¡Uau!», me uní a él y nos pasamos la hora siguiente sin dejar de reír, llorar, abrazarnos y compartir esta expe­riencia tan maravillosa.

Íntimamente se han producido muchos «acontecimien­tos» maravillosos, pero deseaba compartir especialmente este con usted. El Reiki es una forma de trabajo con la energía. El practicante canaliza la energía de la fuerza de la vida a través del chakra corona, para hacerla des­cender hacia el chakra del corazón y que salga luego a través de las palmas de las manos. Mi iniciado y yo estamos siendo guiados para combinar la energía Reiki con el trabajo de polaridad al ofrecer curación a nuestros clientes, con resultados maravillosos.

¡Gracias, Kryon! Namaste,

Rev. Whitney & Murdock

Maestro profesor de Reiki

Vacaville, California

Comentario de Kryon (para el lector): He aquí otro ejemplo de un alma iluminada que conoce intuitivamente el trabajo del Kryon, antes incluso de leer los libros. Es una nueva prueba de que el proceso de aclaración del karma, sustitución de los guías maestros y el proceso mismo de la Nueva Era, constituye un acontecimiento de energía de la Tierra, y no un suceso de Kryon. Este precioso humano ya se encontraba en proceso de experi­mentar todos los cambios, y la información de Kryon le resultó útil para clarificar lo que estaba sucediendo.

El verdadero mensaje de esta comunicación, sin embargo, es el papel del facilitador de la Nueva Era, dentro del alcance de los cambios de la Nueva Era. Observen cómo este querido hu­mano se vio ensalzado y acelerado a través del maravilloso pro­ceso del cambio de los guías. No fue ninguna casualidad que, en este caso, el facilitador estuviera familiarizado con la informa­ción de Kryon, pues eso aceleró el proceso para el humano que se hallaba a su cuidado, y le permitió pasar por él con alegría, paz y mucho amor.

No se puede subestimar el papel de los facilitadores en la Nueva Era. Los maestros siguen siendo los maestros, y los faci­litadores son tan necesarios ahora como en cualquier otro perío­do de la historia humana. Si es usted facilitador de algún tipo, empiece por conectar con su trabajo toda la información de la nueva energía. Muchos de ustedes recibirán maravillosa infor­mación a través de visiones y sueños. Ese es su don para ensal­zar su trabajo. No descarten nada de todo eso. Utilicen los nue­vos métodos intuitivos que reciban y observen los resultados en su trabajo. No se sorprendan si algunos a los que sirven cada se­mana no regresan nunca más, gracias a que se haya producido en ellos una curación permanente. Se difundirá rápidamente la noticia de que poseen ustedes dones nuevos, así que no se preo­cupen lo más mínimo por sus temas relativos a la abundancia. Sus nuevos dones ensalzarán mucho su vida y la de aquellos a los que faciliten en el amor. ¡Créanlo!

11 de octubre de 1994
Hola:

Acabo de inhalar el Libro dos y la cabeza me da vuel­tas con el poder que contiene. Gracias por ser escéptico. Qué sabio es el Espíritu! Le envié una carta cuando ter­miné de leer el Libro uno, y resultó ser una carta llena de preocupación, temores y lágrimas.

Esta carta es completamente diferente. Me siento tan agradecida por el valor que ha demostrado, y por Kryon, pues me habla directamente. Hice la solicitud del implante y al cabo de una semana todo empezó a cambiar para mí. Me sentí aliviada al descubrir que no entraba en un perío­do de depresión, ni experimentaba un sentimiento de aban­dono. De hecho, ahora me doy cuenta de que muchos de los pasos han estado ocurriendo sin necesidad de que yo tuviera las palabras para designarlos, precisamente cuan­do soy una persona que suele insistir mucho en las pala­bras. Buena parte de lo que se dijo me resultó intensamen­te familiar, y buena parte fue nuevo, no nuevo en el sentido de que yo no lo supiera antes, sino nuevo en el sentido de que finalmente podía escuchar sin esa réplica siempre pre­sente que dice; «Sí, pero...».

Ha transcurrido tanto tiempo desde que sentí la hormigueante sensación que me alertó acerca de la cercanía del Espíritu, y la echaba tan profundamente de menos que anhelaba tenerla. Ahora me siento y noto con frecuencia ese hormigueo, y aunque nunca pensé que se hubieran marchado, me sentía frenética cuando no podía notar su presencia. Han empezado a ocurrir numerosas «coinciden­cias»; personas a las que he conocido y que se hallan pro­fundamente involucradas con el espíritu, pero a las que no habría conocido (supongo) si de repente no hubiera decidi­do acudir a una tienda de una clase en la que nunca había estado con anterioridad, clientes de mi consulta de masa­jista que parecían fallar, etcétera. No tengo ni la menor ideo de hacia dónde va a parar todo esto, y la verdad es que tampoco me importa conocer y sentir el movimiento y el amor del Universo me está dando nuevas alas.

Sinceramente.

Karen Kleyla

Gresham, Oregón
Y Karen vuelve a escribir...
16 de marzo de 1995
Querido Lee:

Aunque todavía no puedo afirmar que mi consulta de masajista me permita ganarme bien la vida, tengo la sen­sación de que está creciendo, y no me cabe la menor duda acerca de dónde procede la ayuda que recibo. He expli­cado claramente mis necesidades y parecen ir quedando satisfechas, pero un día se me ocurrió hacer algo más (¿por qué tardé tanto tiempo en darme cuenta?), y entonces se produjo un aumento definitivo en mis clientes. Me li­mité a preguntarles a mis guías qué podía hacer por ellos y les aseguré que les ayudaría de cualquier forma que me solicitaran. Me siento azorada por el hecho de que pu­diera estar tan dispuesta a tomar y, sin embargo, se me olvidara durante tanto tiempo el ofrecer.

Me doy cuenta de que resulta fácil mantenerse serena cuando no se encuentra una enfrentada con una crisis, pero parece que tengo una cierta calma en estos días. Antes solía pensar que la felicidad era regocijo, me sentía miserable si no estaba jubilosa. Pero ahora me doy cuenta de que, para mí, la felicidad es pacífica y muy, muy sere­na. Es mi sensación de estar conectada con todo esto. Sólo cuando me retiro y finjo distancia me siento sola y deprimida. Por lo demás, me siento expansiva, como si no hubiera ningún final para mí.

Sinceramente.

Karen Kleyla

Gresham, Oregón

Comentario de Kryon: Karen, su voluntad para estar en el «lu­gar dulce» de su contrato ha afectado a las circunstancias que le rodean. ¿Se da cuenta de ello? En escritos anteriores le hablé de este principio y de cómo es usted realmente un catalizador de los cambios que tienen lugar a su alrededor. Las coincidencias aparentes que se producen en su vida no lo son. Las nuevas aso­ciaciones humanas le ofrecerán nuevas ventanas de oportunidad. Está creando su propia realidad y se siente en paz con lo que está sucediendo, viviendo totalmente con la fe de que el Espíritu le mostrará lo que debe hacer. La honramos mucho por ello.

Observe lo que está ocurriendo con su negocio de facilitación. En el momento en que se ha distanciado de él, se ha hecho más fuerte. Aunque es posible que esta actividad no sea la que va a hacer en la vida, constituye por el momento un maravilloso ejem­plo del control que tiene usted sobre su propia abundancia. ¿Cuál fue exactamente la clave para crear más? Fue la introspección y el amar a sus guías. ¡Qué lección para que todos la vean! Hay mucha sabiduría oculta en sus palabras, para que las examinen todos los que lean esto.

A medida que se acerca más a su sí mismo superior, continua­rá cambiando toda su visión general. ¿Qué le hace sentirse feliz? ¿Qué le hace sentirse pacífica? ¿Cómo puede ser de servicio para la Tierra? Su sentimiento expansivo es la verdad de lo que es usted realmente cuando no está encarnada aquí. En ese senti­miento intuitivo de que no hay «final para usted» la prueba más exacta del fragmento de Dios que es usted en realidad. Todos de­berían ser libres y equilibrados para conocer ese sentimiento. For­ma parte de los nuevos dones que se han ganado los humanos.

6 de febrero de 1995
Querido Lee:

Convoco diariamente la energía de Kryon para alcanzar un aumento de la claridad, una armonización más íntima y cualquier com­prensión que fomente la luz.

Un «producto secundario» importante del implante neu­tral fue la superación de la claustrofobia. Volaba en un pe­queño avión a y desde Nassau, y ya no experimentaba ese nudo en el estómago y esas palpitaciones del corazón que formaban parte de mis experiencias anteriores. Una extraña se me acercó en el aeropuerto de Miami, se dis­culpó por su «atrevimiento» y me dijo que veía a mi alrede­dor una hermosa luz translúcida de madreperla. Le di las gracias por haber tenido el valor de compartir su experiencia conmigo. Afirmar que la vida es maravillosa y que siento paz en el corazón sólo es una afirmación que queda muy por debajo de la realidad.

Una vez más, amor, bendiciones y mi más expresivo agradecimiento por todo lo que usted y el Kryon están ha­ciendo. Me siento muy agradecida y aprecio lo que nacen.
Rebekah C. Alezander

Boise, Idaho

Comentario de Kryon: Rebekah, este sencillo ejemplo de lo que siente demostrará a los lectores que el proceso del implante tiene efectivamente validez en las pequeñas cosas de su existen­cia humana. Sus nuevos colores atraerán también a quienes co­nozcan de estas cosas. Esos atributos serán comunes en los hu­manos de la nueva energía.

Algunos de los que leen esto tienen residuos kármicos de toda la vida que posiblemente no tengan nada que ver con lo que son en esta vida, pero que siguen afectándoles a pesar de todo. Estas son la clase de cosas de las que he hablado, y de las que se desengancharán por completo tras el éxito de recibir el implante neutral. Muchos temores inexplicados serán aclarados para aquellos que sólo han estado en el lugar debido al motor del karma, y también se eliminarán los residuos dejados por eones de encarnación. ¿Empieza a comprender el funcionamiento interno de todo esto?

Examinen ahora lo que sigue. Se trata de un viaje cuidadosa­mente documentado a través del proceso del implante, tal como ha sido descrito por una querida persona que no sabía en el mo­mento de hacerlo que ayudaría con ello a mostrar a otros muchos la singularidad del proceso del implante, al mismo tiempo que mostraba el viaje general de noventa días de duración, tal como se describe en el Libro I de Kryon.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   28

similar:

Libro III alquimia del espíritu humano una guía para la transición hacia la Nueva Era iconAl llegar a la luna, el ser humano cambió radicalmente su visión...

Libro III alquimia del espíritu humano una guía para la transición hacia la Nueva Era iconPor el cual se reglamenta parcialmente el Título I de la Ley 9 de...

Libro III alquimia del espíritu humano una guía para la transición hacia la Nueva Era iconCosmologíA PLEYADIANA UNA NUEVA cosmología para la era de la luz barbara hand clow

Libro III alquimia del espíritu humano una guía para la transición hacia la Nueva Era iconResumen la Luffa Cylindrica (L.) Roem, estropajo, puede considerarse...

Libro III alquimia del espíritu humano una guía para la transición hacia la Nueva Era iconGUÍa para el manejo de la hemorragia del III trimestre

Libro III alquimia del espíritu humano una guía para la transición hacia la Nueva Era iconReiki, una puerta hacia una nueva dimensión de salud, de conocimiento y sabiduría

Libro III alquimia del espíritu humano una guía para la transición hacia la Nueva Era iconEl alba de una nueva era: Esclavitud Total

Libro III alquimia del espíritu humano una guía para la transición hacia la Nueva Era iconEl alba de una nueva era: Esclavitud Total

Libro III alquimia del espíritu humano una guía para la transición hacia la Nueva Era iconEl Libro de Urantia ofrece una nueva visión del universo que satisface...

Libro III alquimia del espíritu humano una guía para la transición hacia la Nueva Era iconMemorias evolucionan cada vez más hacia una mayor capacidad de grabación,...
«realidad virtual» no era generalmente grabada tal cual en una memoria informática. Frecuentemente había sido calculada en tiempo...






© 2015
contactos
m.exam-10.com