Libro III alquimia del espíritu humano una guía para la transición hacia la Nueva Era






descargar 1.25 Mb.
títuloLibro III alquimia del espíritu humano una guía para la transición hacia la Nueva Era
página2/28
fecha de publicación22.07.2015
tamaño1.25 Mb.
tipoDocumentos
m.exam-10.com > Historia > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   28




«Esta lectura es de aquellas en las que no se puede dejar el libro hasta la última página. Una vez que el lector ha terminado, sus procesos de pensamiento se verán ciertamente expandidos más allá del simple pensar como un humano.»
New Age Retailer

Bellingham, Washington


Prefacio

Canalización de Kryon

Alquimia del espíritu humano


Del escritor
Bien, ya tenemos aquí el Libro III. Parece como si sólo hubieran transcurrido unos pocos meses desde que me encontré recelosamente al borde de la razón, a punto de lanzar unos escritos extraños y fantasmales del «más allá». Lo demás es historia.

El éxito de los libros de Kryon me ha asombrado. Hay decenas de miles de libros «ahí fuera», en el planeta. Se reciben cientos de cartas al mes..., se organizan seminarios por todo el mundo, se realizan encuentros de famosos profesionales a los que he admirado durante años y que ahora son lectores de Kryon, y se reciben ofertas para unirnos, para estar, para acudir. A pesar de todo esto, Kryon sigue diciéndome: «Nunca dejes de tener en cuenta las advertencias. Recuerda que Kryon habla a los corazones y a las mentes de la humanidad una a una. Tú eres uno, y lo mismo son los demás». Lo que eso significa para mí, es evidente. Mis advertencias de canalización se encuentran más adelante, en este mismo libro, para que usted las vea. Son los postulados o axiomas del trabajo de Kryon para mí. Eso significa, claramente, que mi «unicidad» es idéntica a la de todos los demás. «Quédate quieto y realiza el trabajo, y no mires demasiado a tu alrededor porque eso te distraerá.» Mi contrato no es más grande que el de usted, sea quien fuere el que está leyendo esto. Cada uno de nosotros ha estado de acuerdo en emprender alguna clase de acción antes de llegar aquí. El desafío consiste en librarnos hasta el punto en que podamos encontrar esta búsqueda oculta y ponerla en práctica. Puesto que cada uno de nosotros formamos parte del todo, por así decirlo, algunos de ustedes reconocerán al Kryon como una familia, y no como una entidad a la que haya que seguir, o adorar, o de la que se deba depender para encontrar poder o paz.

Me siento agradecido hacia todos aquellos de ustedes que hayan leído los libros de Kryon de esta serie, que hayan escuchado las cintas, y también a los muchos que han viajado para acudir a los seminarios a fin de impregnarse de la energía del Kryon y empaparse de amor. Ahora ya saben qué aspecto tengo, cómo suena mi voz, y también saben más acerca de quién soy como humano. No puedo ocultarme por más tiempo en el anonimato del que disfruté hasta hace unos pocos meses (por lo que parece). Mi contrato para el planeta fue Kryon. Mi contrato conmigo mismo fue afrontar el miedo al ridículo, produciendo con ello potencialmente la pérdida de los amigos, de los colegas y de la familia. De hecho, este trabajo conmigo mismo todavía está en marcha y aún se producen descubrimientos al aplicar los principios. Estoy canalizando hacia mi existencia cotidiana. Kryon quiere que «viva» los niveles que les estoy ofreciendo, para que pueda sentir cómo es eso. Supongo que es, simplemente, justo.

Por último, también es bien conocido que mi esposa, Jan Tober, es la otra mitad del trabajo del Kryon. La mayoría no se han dado cuenta de ello, excepto aquellos que han asistido a los seminarios. Los seminarios son un lugar en el que explico cómo tuvo ella la paciencia de esperarme nueve años, en los que estuve sumido en la incredulidad, para que al final llegara lógicamente a decisiones acerca de lo intangible..., y para que aceptara mi contrato. Ella es por tanto tan responsable como yo de mi conexión con Kryon. Como quiera que ella lo percibió desde hacía años (y sabía que era mejor no decírmelo), buscó oportunidades para que se me presentara por mí mismo de una forma tal que yo pudiera aceptarlo. Fue Jan la que me llevó a los dos lectores (ambos de paso por mi ciudad) que, hace ya tres años, pronunciaron el nombre de Kryon en una sesión, y me hablaron de mi búsqueda, en la que yo no creía ni siquiera entonces. Finalmente, empecé a abrirme lentamente a algo que Jan supo durante todo el tiempo. Tal como explico en el seminario, este canal no sólo trae consigo a su esposa, sino que trae la otra mitad del trabajo. Jan y yo siempre nos presentamos juntos ante Kryon. No he hecho nunca un libro o un seminario sin ella. Es cierto que yo canalizo y escribo los libros, pero su energía impulsa hacia adelante todo aquello que hago. Yo soy el motor y ella representa las ruedas y, a veces, también el claxon. Nuestro vehículo forma una asociación vinculada en el amor y en el trabajo del Espíritu. Disfrutamos contándole a la gente lo que hemos aprendido como pareja, pues estamos convencidos de que esa información es valiosa en la nueva energía, y aplicable a toda clase de vinculación amorosa. A medida que siga leyendo este libro, debe darse cuenta de que todas las canalizaciones directas que lea fueron realizadas con Jan físicamente a mi lado. Esto es importante para el mantenimiento del equilibrio entre hombre y mujer.

Este libro tiene un formato similar al anterior en el sentido en que se vuelve a utilizar con profusión la configuración de preguntas y respuestas. También explico algunos casos un poco más aquí, puesto que Kryon desea que cuente usted con mi perspectiva, como humano, para comprender las palabras y los significados del Espíritu. Desde el último libro, he acumulado cientos de horas de experiencia con los humanos en transición. Eso me ha proporcionado una mayor sabiduría en cuanto a las interpretaciones de los mensajes de Kryon y acerca de cómo se aplican a la vida cotidiana.

La palabra alquimia se utiliza para representar una imagen de lo que el Espíritu quisiera que viera alrededor de la nueva energía, tal como se aplica a su vida. Ahora nos encontramos en un nuevo paradigma espiritual. (La palabra paradigma se está convirtiendo en parte del lenguaje de la Nueva Era, y significa «pauta» o «modelo». En el contexto de este libro, también significa «la forma en que funcionan las cosas».) La fuerza de la connotación mágica de la alquimia se añade a propósito, así como la firme idea de la transmutación. Kryon habla de la urgencia de nuestro tiempo (sobre lo que encontrará más cosas a medida que avance el libro). También habla de la nueva capacitación humana y de que todos nosotros nos encontramos metafóricamente «en fila» para estar aquí, en el planeta, en este momento particular. ¿Podemos ser realmente diferentes? ¿Podemos crear nuestra propia realidad, o curarnos a nosotros mismos? ¡Absolutamente que sí!

Querido lector, le invito a viajar por estas páginas conmigo, dentro de la comodidad de sus propios ojos y de sus propios momentos. A medida que lea, debe darse cuenta de que todo el propósito de publicar este libro es el de ofrecerle información que se traducirá en capacitación para sí mismo. No hay nada de lo que ser miembro, nada a lo que contribuir, ninguna doctrina con la que comprometerse..., y tampoco se aplica ningún castigo espiritual por dejar el libro. El mensaje de Kryon se presenta en la más pura forma de amor que yo haya experimentado jamás. Aquellos de ustedes que sepan lo que quiero decir, encontrarán aquí la misma energía que encontraron en el Libro de Kryon I y en el Libro de Kryon II. La razón es muy sencilla. Es el Espíritu el que les habla como un igual, y el amor que se transmite tendrá hoy la misma energía que tuvo cuando se formó el planeta. La energía es pura, familiar y nada amenazadora. Si el sentimiento le produce la sensación de haber regresado al hogar, entonces es que ha captado realmente la verdad sobre quién es usted mismo.


1. Alquimia humana


Saludos. Soy Kryon, del servicio magnético. En este mismo momento, cada uno de ustedes está en una situación muy interesante. No es ninguna casualidad que estas palabras encuentren la forma de llegar a sus mentes y de penetrar en sus espíritus, pues todos ustedes se hallan en una fase de descubrimiento. Desde mi primera comunicación, hace varios años, sus energías han cambiado notablemente. Ahora están profundamente inmersos en una transición hacia niveles más altos, y algunos de ustedes se sienten perturbados por algo tan grande.

Comenzaré en este momento esta nueva serie de publicaciones sin decirles lo mucho que son honrados. Al leer estas palabras, les ruego que comprendan unas pocas cosas: 1) Mi palabra «usted» se refiere a la entidad cuyos ojos están leyendo ahora esta frase; 2) sé quién es usted; 3) no es ninguna casualidad que estemos teniendo esta comunicación.

Si le digo, querido mío, que sé quién es usted, lo digo en el sentido más pacífico imaginable. Del mismo modo que un querido amigo observa cuidadosamente una multitud y reconoce a alguien a quien ama, yo le veo ahora y sé su nombre. No hay ninguna entidad en este planeta que no me haya visto, o que no haya participado en la ceremonia de mi energía desde el Gran Sol Central. ¿Cómo puede ser esto?, usted se pregunta, pues hay un verdadero mar de entidades en este planeta. ¡Miles de millones! Le digo que hay muchos menos de ustedes que estrellas, y yo conozco todas las estrellas. Su concepto de la comunicación en serie y de los números limita su capacidad para comprender cómo puedo prestar atención a todos ustedes en este mismo momento. La «estructura temporal del ahora» que existe para una entidad universal como yo mismo, me proporciona la capacidad para situarme frente a usted y tomarme mi tiempo, mientras honro su valiosa entidad y le ofrezco consejo en el amor.

Cada uno de ustedes ha sido seleccionado para su tiempo aquí. Sí, incluso aquellos que mueren de las enfermedades del bosque, y aquellos otros que mueren de las enfermedades de la guerra. No se han limitado a presentarse como voluntarios para cumplir con este deber, sino que lo han pedido activamente, y luego han planificado el contrato que ahora cumplen. Puede parecer extraño que algunos sean seleccionados para estar aquí sólo para morir. Si se pregunta eso es porque no capta la visión general de la obra en la que participa, o la importancia de la parte acordada por usted mismo que representa en ella. La obra de la que hablo es aquella que le sitúa en el planeta como una entidad todopoderosa, seleccionada entre innumerables otros, para participar en el gran acontecimien­to de convertirse en humano, y luego recibir todo aquello que le ha sido ocultado. Además, lleva consigo la capa sobrepuesta de no reconocer siquiera su misión, o a sus hermanos y hermanas. Le digo una vez más que es con un gran honor como le veo en el pe­ríodo de aprendizaje en el que se encuentra ahora, en el planeta. Aquí está sentado, leyendo las palabras del Kryon. Anhela recibir información espiritual, pues sabe que hay algo diferente en la Tierra. Percibe la urgencia y la inquietud, y no sabe por qué. Bus­ca alguna gran señal, o espera a que acuda Dios a su lado y le ofrezca consuelo. Espera todo esto, y debido a la dualidad de la humanidad, no reconoce su propio poder, ni quién es usted real­mente.

La verdad es que se encuentra sentado ante su siervo Kryon. Mi socio está impaciente por ofrecerle la realidad de quién es usted. Lo envuelvo con energía y amor, pues sé exactamente todo aquello por lo que ha tenido que pasar durante toda su vida. To­davía no reconoce su capacidad o su potencial, mientras que yo ya veo su grandeza. No sabe usted quién es, mientras que yo veo su increíble linaje. Si sabe cómo funcionan las cosas, y ha leído las comunicaciones anteriores que le he dirigido, debe saber tam­bién que ha pasado por muchas encarnaciones en el Universo. Éste es su servicio y su grupo. En consecuencia, su linaje es im­presionante y empequeñece cualquier otra cosa que tenemos la mayoría de nosotros como nuestros colores.

En este libro verá muchas veces transcripciones de mis pala­bras para ustedes, ofrecidas en canalizaciones en directo, a medi­da que mi socio cumple con su contrato, que consiste en comu­nicar el Kryon sobre su gran planeta. Algunos de los mensajes parecerán similares, pues me dirijo repetidamente a muchos indi­viduos diferentes para hablarles de lo mucho que les honro. Tam­bién me oirá hablar de sus colores. Permítame explicarle esto una vez más con mayor claridad.

La primera vez que llegué solicité que mi socio intentara re­presentar el aspecto de la publicación que está leyendo, con un cierto sentido de color cambiante. El color nunca es el mismo al mirar el nombre de Kryon en el libro. Cambia, dependiendo de cómo lo mira usted; y si se mueve, los colores cambian. Cada uno de nosotros tiene su atributo exacto como una entidad del Uni­verso. Nuestra configuración y nuestros colores les indican a quienes nos rodean nuestros «nombres» y nuestro servicio. Ade­más, los colores les indican a los demás dónde hemos estado y qué hemos hecho. El Kryon tiene una magnífica configuración y muchos colores, y algunos de ustedes los han visto.1 Ellos ha­blan de mi servicio al Universo, y de los diversos lugares donde he estado, realizando el trabajo en el que estoy especializado. Mi color subyacente es lo que usted podría llamar un resplandor, y también lo es el suyo. Sobrepuesto a eso se encuentra una ligera vibración de color que usted no puede ver como humano. Esa li­gera vibración de color es el verdadero inicio de mi «historia del color», en contraposición con el resplandor, que habla de mi servicio. Del mismo modo que es capaz de leer estas palabras, tam­bién puede verme como una entidad universal y leer mis colores y mi configuración. Comprenderá inmediatamente que mi fuente es el centro, pues este atributo de color es el más fuerte que ten­go, y lleva consigo la más alta vibración de todas. Representa el centro creativo y la Hermandad de Luz. Eso es algo que saben todas las entidades del Universo. Como ya he mencionado antes, este centro no es un mando. Es simplemente una parte, y no cuenta con una jerarquía de importancia, tal como usted la entien­de. El peso que lleva consigo es que es honrado para este propó­sito y para este servicio. La «importancia» es, por tanto, de cele­bración del propósito, y no de rango. Esto es algo muy difícil de explicar para aquellos de ustedes que todavía siguen pensando como humanos (chiste cósmico).

Imagine a dos entidades que van por el camino. Se detienen para hablar la una con la otra y, de repente, reconocen que una de ellas es el cerebro y la otra el corazón. El cerebro siente un gran respeto por el corazón. Durante años, el corazón no ha de­jado nunca de ser la bomba de la vida. Ambos han sido socios para crear vida para el conjunto y, sin embargo, nunca han ocu­pado el mismo espacio hasta este momento, en el camino. El ce­rebro desea plantear muchas preguntas al corazón acerca de cómo se siente ser un órgano tan importante, y cómo fue el bombear el líquido del sistema humano y mantenerlo fluyendo tan bien.

Pero el corazón también siente un gran respeto por el cerebro. Durante años, ha dependido del cerebro, de recibir de él los ne­cesarios ritmos de reloj para poder funcionar. El corazón desea plantear muchas preguntas al cerebro. ¿Cómo era contener un sistema eléctrico como el suyo, y ser tan complejo que también pudiera comunicarse con todos los órganos al mismo tiempo?

Así pues, estas dos partes, completamente diferentes, se sien­tan juntas y se pasan un tiempo estupendo informándose la una a la otra de cómo era eso de servir al conjunto. Cuando siguen su camino, cada una sabe que ese día ha conocido a una celebri­dad, y cada una se ha alejado con la sensación de haberse visto enriquecida por la experiencia.

Lo mismo sucede con usted y conmigo. Hemos trabajado jun­tos en este planeta durante años, usted en su capacidad y el Kryon en su capacidad. Es ahora cuando nos encontramos el uno al otro en el camino; y aunque pueda usted mirarme con mucho respeto, pues represento al Espíritu, soy yo el que le mira con mucho res­peto y le dice una y otra vez que procedo de la mente del amor, y que es usted querido muy tiernamente. La principal diferencia, queridos míos, es que, hasta el momento, ustedes y yo nunca he­mos ocupado el mismo espacio. Ahora lo ocupamos, y ustedes se lo han ganado.

Y así sucede también que cada vez que descienden sobre cualquier planeta en forma humanoide, se ganan una banda de color que se entremezcla con las que ya poseen. Lo mismo que los anillos de un árbol de la Tierra, esas bandas cuentan una his­toria a todos aquellos que las miran. En este preciso momento, todos ustedes que están en la Tierra tienen algo en común. Sus colores son aquellos que cuentan la historia de la Tierra. Esta es la gran historia de un trastorno de la undécima hora (como desea llamarla mi socio), y representa una victoria de valor asombroso. Cualquier entidad universal que les observe ahora mismo tam­bién verá la historia de su gran linaje. Fueron ustedes los que planificaron y ejecutaron una de las pruebas y experimentos más grandes que se han hecho nunca, pues su trabajo ha cambiado el futuro de todo el Universo. ¿Le parece demasiado grandioso? Eso quiere decir que su dualidad está trabajando bien, y que la impronta que llevan consigo y que oculta la verdad está funcio­nando a plena capacidad. Creedme, la historia es eso y mucho más. Llegará un día en que sabrán una vez más que estas pala­bras son la verdad, y que son ustedes mucho más que simple bio­logía que camina por el planeta con nombres humanos.

Debido a su trabajo, será alterada la dirección de las acciones del Universo. Ahora, mundos enteros tendrán un plan que dispon­drá de sustancia. Esto es nuevamente difícil de explicar. Cuando ustedes utilizan papel moneda, lo apoyan con oro. El oro es la sus­tancia que demuestra que el papel tiene valor. Lo mismo sucede con su papel en el lugar de muchos mundos por venir. En términos universales, el resultado de sus viajes y pruebas como huma­nos han proporcionado la sustancia y la precedencia para el valor de ciertas acciones por venir. En consecuencia, son ustedes como oro. (¿Recuerdan los dos colores de la Nueva Era de los que hablé en libros anteriores? Encuéntrenlos y podrán reírse ante esta ana­logía.) Han demostrado que, en un vacío, la tendencia natural de una entidad en la oscuridad es la de motivar la fuente del amor. Aunque esto pueda parecerles una afirmación demasiado simple, nunca se demostró que este hecho fuera realmente así, hasta que ustedes lo demostraron sobre este planeta. El significado de esto les asombraría en su importancia universal, cuando finalmente se desprendan del manto de biología que ahora llevan consigo.

Llegará un tiempo, cuando viajen por el Universo, en el que todo aquellos con los que se encuentren a lo largo del camino se detendrán y mirarán con respeto sus colores, y reconocerán
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   28

similar:

Libro III alquimia del espíritu humano una guía para la transición hacia la Nueva Era iconAl llegar a la luna, el ser humano cambió radicalmente su visión...

Libro III alquimia del espíritu humano una guía para la transición hacia la Nueva Era iconPor el cual se reglamenta parcialmente el Título I de la Ley 9 de...

Libro III alquimia del espíritu humano una guía para la transición hacia la Nueva Era iconCosmologíA PLEYADIANA UNA NUEVA cosmología para la era de la luz barbara hand clow

Libro III alquimia del espíritu humano una guía para la transición hacia la Nueva Era iconResumen la Luffa Cylindrica (L.) Roem, estropajo, puede considerarse...

Libro III alquimia del espíritu humano una guía para la transición hacia la Nueva Era iconGUÍa para el manejo de la hemorragia del III trimestre

Libro III alquimia del espíritu humano una guía para la transición hacia la Nueva Era iconReiki, una puerta hacia una nueva dimensión de salud, de conocimiento y sabiduría

Libro III alquimia del espíritu humano una guía para la transición hacia la Nueva Era iconEl alba de una nueva era: Esclavitud Total

Libro III alquimia del espíritu humano una guía para la transición hacia la Nueva Era iconEl alba de una nueva era: Esclavitud Total

Libro III alquimia del espíritu humano una guía para la transición hacia la Nueva Era iconEl Libro de Urantia ofrece una nueva visión del universo que satisface...

Libro III alquimia del espíritu humano una guía para la transición hacia la Nueva Era iconMemorias evolucionan cada vez más hacia una mayor capacidad de grabación,...
«realidad virtual» no era generalmente grabada tal cual en una memoria informática. Frecuentemente había sido calculada en tiempo...






© 2015
contactos
m.exam-10.com