En general los objetos valiosos y transportables son motivo de robos. Tales objetos: automóviles, Televisores, Computadoras, Máquinas fotográficas, armas






descargar 48.8 Kb.
títuloEn general los objetos valiosos y transportables son motivo de robos. Tales objetos: automóviles, Televisores, Computadoras, Máquinas fotográficas, armas
fecha de publicación04.08.2015
tamaño48.8 Kb.
tipoDocumentos
m.exam-10.com > Química > Documentos
Revenido de Metales

En general los objetos valiosos y transportables son motivo de robos. Tales objetos: automóviles, Televisores, Computadoras, Máquinas fotográficas, armas, relojes, son “MARCADOS” por el fabricante en una secuencia alfanumérica que permite su identificación. Dicha marca consta en la documentación que acompaña al producto y permite a su dueño legal identificarlo en caso de ser sustraído. La mayoría de los laboratorios químicos criminalísticos está capacitada técnicamente para regenerar, por procedimientos físicos y/o químicos, las marcas seriales eliminadas en forma ilícita.

Estos procedimientos varían de acuerdo a:

1) El tipo de metal o material que constituye el soporte de donde fue borrado el número.

2) El sistema usado para asentar la numeración original

3) El tipo de técnica aplicable.

Las marcas o señales identificatorias borradas con fines delictuosos son, en mayor o menor grado, re generables por medios químicos, procedimiento que es conocido como REVENIDO QUIMICO.

Revenir = retomar = volver una cosa a su estado original. Este tipo de análisis pericial es el que requiere del perito una gran dosis de paciencia y perseverancia. Se trata de una labor lenta, que exige excelente vista y un desarrollado espíritu de observación.

Estructura cristalográfica de los metales: Los metales raramente se usan en estado puro para la fabricación de objetos. En general se los usa combinados, formando “aleaciones”. El acero es hierro + carbono y otros elementos: manganeso, níquel, cromo, sodio. En el aluminio se encuentran presentes: cobre, silicio, manganeso. El llamado “enlace metálico” es la configuración propia que presentan los metales, sólidos cristalinos con propiedades típicas debidos al ordenamiento de sus átomos según el sistema geométrico determinado.

Deformación de los metales: por tener una estructura cristalina los metales pueden sufrir dos tipos de deformaciones:

a) Si la fuerza aplicada es pequeña el metal recupera su posición original, lo que se conoce como “deformación elástica”.

b) Si la fuerza aplicada es lo suficientemente fuerte, ésta deformará la disposición original del metal dando lugar a la llamada “deformación plástica”.

Esta operación produce la aparición de las llamadas tenciones residuales. El retículo cristalográfico del metal o aleación sufre una distorsión que origina cambios en sus propiedades físicas y químicas, como por ejemplo la resistencia mecánica, dureza, ductilidad, conductividad eléctrica, propiedades magnéticas y resistencia a la corrosión. Esta última da lugar al proceso de revenido químico.

Fundamento del revenido químico: El principio se basa en que la estructura metálica alterada presenta variación en sus propiedades físicas y químicas, por lo tanto, será más susceptible a la acción de distintos reactivos químicos, en general corrosivos.

Método de ejecución de marcaciones seriales en estructuras metálicas: El revenido químico no podrá ser realizado en marcas pintadas u obtenidas por vaciado ya que ninguna de éstas permiten su restitución o revenido.

El falsario usa en general métodos físicos abrasivos para eliminar parcial o totalmente la numeración original. Entre los métodos usados están:

1. Lijado: se observan estrías paralelas, de escasa profundidad que se trata de disimularlas con pinturas o pavonados.

2. Pulido: estrías más profundas, si se usó lima, son paralelas; si se usó pulidora son concéntricas. La parte central del área afectada aparece más deprimida que la periférica.

3. Aplicación de soldaduras: se rellena la superficie de la marca con metal fundido, queda una protuberancia que luego se pule para disimular ópticamente. Esto queda manifiesto al iniciar el revenido cuando se produce un efecto diferencial entre el metal original y el agregado.

4. Punteado eléctrico: presenta un acabado burdo, grosero, no interesa ocultar su maniobra. Se lleva a cabo con una punta metálica, calentada al rojo, realizándose una serie de concavidades sobre la zona marcada de profundidad suficiente como para enmascararla.

5. Corrección por adición: agregan trazos sobre los números para transformarlos, los números más comúnmente transformados son: 1, 3,

Revenido químico: al golpear la superficie de un objeto metálico con un punzón o matriz de acero duro, con una fuerza capaz de dejar una marca, las fuerzas aplicadas se trasmiten al entorno de las zonas de penetración del instrumento. Estas fuerzas cambian la estructura micro-cristalina del metal hasta cierta profundidad. Operación realizada por la empresa que quiere dejar su número de serie. Superficie del metal Marca producida por el punzón Zona del metal con su estructura microcristalina alterada

El falsario que se ha apoderado ilícitamente del objeto marcado, lima o pule la marca afectada por la marcación serial con el fin de eliminarla, erradicando el metal hasta el fondo de la penetración a fin de que la maniobra fraudulenta pase inadvertida, el adulterador trata de quitar la menor cantidad posible de metal constituyente del objeto marcado. Al realizar el revenido la parte afectada será más fácilmente atacada por los reactivos que el resto del metal, provocando la regeneración del número, letra o signo.

Operaciones previas: Al realizar el revenido se debe contar con una máquina fotográfica y un molde con material plástico adecuado.

Pasos:

1. Determinar el tipo de metal de la pieza a tratar: se deben realizar ensayos previos en zonas distantes, también se deben contar con trozos testigos. Con uno de éstos trozos se determinará el reactivo adecuado, luego se preparará la superficie a tratar, en general en la superficie se suele observar un estriado producido por la herramienta usada para erradicar el número original (lima, amoladora) y un número apócrifo sobre ella.

2. Pulir la superficie a tratar para eliminar el número apócrifo y las estrías, esto se debe hacer con gran cuidado a fin de no eliminar el trozo de metal original que conserva latente los números y letras a regenerar. Como regla general no debe eliminarse más de 0,5 mm de espesor del metal a tratar. El pulido se hará con papel, tela o pasta esmeril de grano fino.

3. Se desengrasa el metal con solvente líquido apropiado (alcohol, cloroformo, éter)

4. Tratamiento químico: el reactivo se debe aplicar con hisopo, primero a temperatura ambiente, luego se probará con la superficie previamente calentada. Se aplica el reactivo con el hisopo, se deja unos minutos y se va observando, en lo posible con algún aumento (4x, 10x, bajo lupa), cuando comienzan a aparecer las marcas borradas se lava la superficie con agua, se seca, se van sacando fotografías durante este tiempo.

Reactivos según el material o matriz:

a) Revenido de hierro y acero dulce: Acero dulce: Hierro con bajo contenido de carbono: 0,15 a 0,60 %.Se usa el reactivo de Fry o el de Wazau, solución acuosa de cloruro cúprico y acidoclorhídrico.

b) Revenido de acero duro: Contiene más del 0,60% de carbono. Se usa el reactivo de Nickloss: solución sulfúrica de dicromato de potasio, o el de Maehly solución alcohólica de ácido clorhídrico y cloruro cúprico.

c) Revenido de cobre: el cobre presenta aleaciones con estaño (bronce) y zinc (latones) se pueden utilizar reactivos a base de AgNO3 o HNO3 /H2O destilada o bien Cl3Fe + HCl en solución de ácido crómico.

d) Revenido de aluminio: el duraluminio es la aleación más común, contiene aluminio + 3%de Cu + 1% de Mn + 0,5% de Mg. Se usará un reactivo que contiene ácidos fluorhídricos y nítrico con glicerina.

e) Revenido de plata, oro y platino: La plata y el oro son metales blandos por lo que se usan en aleación con cobre. El reactivo usado en ambos casos es a base de cianuro de potasio y persulfato de amonio. Para el Platino: se usa agua regia.

Restos de deflagración de pólvora

Estudio de restos de deflagración de pólvoras por métodos químicos e instrumentales Balística Forense:

La balística es la disciplina que estudia integralmente las armas de fuego, el alcance y dirección de los proyectiles que disparan y los efectos que producen. Según la Real Academia Española es el arte de medir el alcance y dirección de los proyectiles. Para su estudio se la subdivide en: Balística interior: relativo a la estructura, mecanismo, funcionamiento, carga y técnica del disparo del arma de fuego, hasta que el proyectil disparado abandona la boca del cañón. Balística exterior: estudia los efectos producidos por el proyectil, desde que abandona la boca del cañón del arma, hasta que llega al punto objetivo u otro que el azar determine considerando la gravedad, resistencia del aire y obstáculos que se le puedan interponer. Balística de efectos: corresponde al estudio de los efectos producidos por el proyectil desde que abandona la boca del cañón del arma disparada considerando el efecto de rebotes, choques, perforaciones, etc. hasta que incide sobre el punto que el azar determine por desviación de trayectoria, cuyas causas habrán de determinarse con la investigación criminal.

Arma: es todo aquello que potencia la fuerza humana

Arma de fuego: es aquella que utiliza la propulsión de la pólvora para sus fines

Arma corta o de puño: son las que se transportan y disparan con una sola mano (pistola y revólver)

Armas largas o de hombro: las que además de transportarlas con una mano se utiliza el hombro para dispararlas.

Partes constituyentes del arma corta

Culata: destinada a sujetar el arma.

Armadura: sostén de las otras piezas, lleva impreso el sello característico de la casa fabricante y la numeración de serie. Esto es importante cuando se investiga la procedencia del arma. Si se encuentra borrado o adulterado se procede al revenido o tratamiento para revelar la numeración original.

Cañón: tubo por donde sale el proyectil. Tiene cuerpo, ánima y bocas. El cuerpo es variable según el calibre y longitud del cañón. En los cañones cortos el tiempo de paso del proyectil es reducido, la combustión de la pólvora es incompleta y por ende la velocidad y energía de arribo disminuyen. Lo inverso ocurre con los cañones largos, los componentes de la carga propulsora que constituirán el tatuaje se proyectarán también a distinta distancia según la longitud del cañón para un mismo calibre.

Anima: es la superficie interior del cañón que puede ser lisa o rayada. El caso del rayado o estriado imprime al proyectil un efecto giroscópico que asegura el alcance, penetración, estabilidad en la trayectoria y precisión en el disparo. Este rayado adquiere la característica del arma y deja en la superficie del proyectil, además de las señales comunes a todas las armas de este tipo, características que la identifican y diferencian de las demás. En este trabajo se exponen dos de las armas cortas o de puño: Pistola (Fig.1) y Revolver (Fig. 2).

Tipos de armas cortas:

Revólver: El utilizado es del calibre 32 largo, además de las características señaladas para armas de fuego de puño, es de simple y doble acción con sistema de puntería compuesta de alza y guión fijas. Presenta un cilindro apto para alojar hasta 6 cartuchos. El mencionado es de fácil adquisición en los comercios del ramo por lo cual se toma éste, como tipo para las experiencias de disparos. Además es bastante corriente en hechos delictuosos.

Pistola: Esta es de simple acción, de carga automática y fuego semiautomático, con tres sistemas de seguridad, a llave sobre el lado izquierdo, de cargador y de primer monte de martillo percutor, con un cargador apto para alojar hasta 13 cartuchos pudiendo albergar uno más en su recámara.

Cartucho: elemento formado por la vaina, el proyectil y la carga balística (unidad funcional). Esta última constituida por fulminante y pólvora (Fig. 3).

Vaina: es la que contiene a las demás partes que integran el cartucho, es decir, es el soporte del cartucho.

Bala o proyectil: cuerpo que será arrojado. En esta experiencia, proyectil único de plomo.

Carga propulsora: Sustancia cuya explosión libera energía necesaria para propulsar el proyectil y en el caso de la pistola aprovecha la inercia para tirar la corredera hacia atrás, en el viaje de cierre, arrastrar el cartucho siguiente y dejarlo presto para el próximo disparo.

Fulminante: explosivo muy poderoso y sensible que detona por estímulo externo, golpe de la aguja percutora produciendo fuego. Sustancias tales como fulminato de mercurio, bario, antimonio entre otras, producen la activación de la pólvora. Fig. 3:

Cartucho con fulminante tipo Berdan. Obtención de halos de ahumamiento, proyectiles y restos de pólvora Con cartuchos a los cuales se les retiró el plomo y en su lugar se colocó algodón, se procede a cargar el arma y efectuar disparos, por ejemplo, en géneros de color blanco y del tipo jean, con el cañón apoyado sobre las mencionadas telas, a distancias de 20 cm,40 cm y superiores a 50 cm. Como soporte de las telas se utiliza papel de diario prensado con un espesor de aproximadamente 15 cm, de manera de absorber el cúmulo de gases y pólvora incandescentes como consecuencia del disparo (Fig. 4).Cabe señalar que en una causa penal, donde es necesario establecer si la víctima de un disparo sufrió el impacto con el arma apoyada (en caso de suicidio u homicidio, a corta o mediana distancia) es necesario realizar experiencias de disparos con el arma incriminada y tratar de utilizar cartuchos del mismo año y lote de fabricación, con el objeto que la carga impulsora, sea semejante a la sustancia que poseía la vaina incriminada antes de la producción del hecho.

Halo de ahumamiento: Las telas a utilizar en cada uno de los ensayos de disparo se manipulan con sumo cuidado aplicándose la técnica de Peter Griess Von Illoswa, que se detalla más abajo para análisis químicos de restos de deflagración de pólvora. Posterior a la aplicación de la técnica se levantan de la mano con la que se efectuó el disparo, restos de combustión de pólvora, mediante algodón embebido en ácido nítrico al 5%, para procesar en el espectro fotómetro de absorción atómica y efectuar las interpretaciones pertinentes.

Análisis químico de restos de deflagración de pólvora en prendas

Colorimetría por diazotación-copulación:

Reactivos: Acido sulfanílico al 0,5% en agua. Solución al 0,5% de alfa-naftilamina en metanol. Papel fotográfico desensibilizado. Procedimiento: se utiliza la técnica de Peter Griess von Illoswa para el revelado de restos de pólvora deflagrados.

1) Se realiza el análisis de las zonas perforadas en la ropa en cuestión mediante lupa binocular para observar partículas de pólvora parcialmente quemada alrededor de los orificios.

2) Se practican las reacciones específicas de caracterización cualitativa de restos de combustión incompleta de los propulsores del proyectil y permiten individualizar los nitritos presentes. Las técnicas se basan en la conversión de los mismos en un azocolorante.Se utiliza papel fotográfico desensibilizado (sin la sal de plata del papel), dejando solamente la gelatina, tratado con una solución de ácido sulfanílico al 0,5% en agua y luego dejado secar. El papel secado es entonces tratado con una solución al 0,5% de alfa-naftilamina en metanol. El ácido sulfanílico es diazotado por el ácido nitroso formado a partir de los nitritos por acción del ácido acético, empleado en gasas embebidas al 25% en agua. Este compuesto formado copula con la alfanaftilamina, para formar un azocolorante rojo-anaranjado. Las gasas embebidas en acético se colocan sobre la prenda, en la que la zona agujereada se encuentra comprimida en el papel desensibilizado, mediante plancha caliente durante breves minutos.

Las reacciones correspondientes se detallan en la figura 5. S O3H S O3H + NO2H + H + H2O NH2 +NH NO 2 Fig.5: reacciones de diazocopulación. S O3H NH2 +N= N: S O3H HN-N +NH Cl 24.2

Interpretación de resultados

Esta reacción no ocurrirá a menos que haya nitritos y debe efectuarse en presencia de un ácido como se indicó precedentemente. Las partículas de pólvora quemada o parcialmente quemada existente en la ropa, pasarán al papel fotográfico en forma de puntos color rojo-naranja. En el caso que el orificio analizado hubiera sido provocado por la entrada de proyectiles arrojando resultados positivos en las condiciones de ensayo, se confirma que el disparo fue efectuado desde una distancia menor a 50 cm. Si la reacción es negativa, es decir, no se observa distribución de puntos rojo-naranja alrededor del orificio analizado, se interpreta que el disparo se realizó a una distancia superior a los 50 cm. No obstante, este valor consignado dependerá del tipo de armas, del cartucho, lote, año de fabricación, etc. También debe tenerse en cuenta que las partículas de nitrito hayan podido ser arrastradas o lavadas de las prendas por la sangre que eventualmente emanara de las heridas. Hay que tener en cuenta, además, el manipuleo de la ropa sacada a las víctimas, la cual se debe manejar con sumo cuidado para impedir que se pierda o desprenda cualquier residuo de pólvora; Por esta razón al laboratorio debe ser enviada cada prenda por separado entre dos capas de cartón grueso, bien apretadas. También las presuntas manchas de sangre fresca que existieren, deberían secarse con corriente de aire tibio, ya que al estar húmedas las prendas, se enmohecen y no permiten condiciones aptas para la prueba. En la actualidad, este tipo de discusiones es muy común en los juicios orales para casos de homicidios y cuyo objetivo es establecer la distancia probable del disparo. En las siguientes reacciones se ilustra el mecanismo de formación de los puntos coloreados originados en las reacciones positivas.

Importante: debe interpretarse como positivos aquellos ensayos en los que se observan varios puntos (5 o 6 como mínimo) que posean disposición circular, es decir, dispuestos alrededor del presunto orificio de entrada. Si los puntos se observan aislados o no dispuestos en la forma indicada, carece de valor legal el informe de la existencia de puntos, que han reaccionado con los reactivos del sistema de identificación de VonIlloswa.

Espectrofotometría de absorción atómica Investigación de restos metálicos provenientes de deflagración de pólvora asentado sobre las manos: se procede a realizar la determinación de Sb, Ba y Pb(componentes del detonador), previa extracción de los residuos de las manos mediante el lavado con ácido nítrico diluido (5%), utilizando para ello hisopos de algodón. Los hisopos embebidos en la solución son pasados por la zona dígito pulgar varias veces y rotando el soporte. Al ser accesibles económicamente, se adquieren en proveedores habituales de laboratorio e inclusive en farmacias. Deben guardarse un hisopo virgen como blanco. Luego de realizar el hisopado, los hisopos se colocan en recipientes plásticos, que previamente han sido lavados con ácido nítrico para eliminar eventuales contaminaciones. Luego se trata con ácido nítrico al 5% y se agita, la solución resultante se introduce en el equipo de absorción atómica y se coteja contra soluciones testigos de los correspondientes analitos (Pb, Sb y Ba).

A continuación se describen las condiciones utilizadas para la determinación de los distintos parámetros metálicos utilizando llama:

Plomo: Longitud de onda: 217 nm. Ranura: 2 nm. Corriente de lámpara: 5nA Combustible: acetileno. Oxidante: aire Estequiometría de la llama: oxidante. Rango de trabajo: 5-20 ppm

Antimonio: Longitud de onda: 217,6 nm Ranura: 2 nm Corriente de lámpara: 10 nA Combustible: acetileno Oxidante: aire Estequiometría de la llama: oxidante Rango de trabajo: 10-40 ppm

Bario: Longitud de onda: 553,5 nm Ranura: 5 nm Corriente de lámpara: 10 mA Combustible: acetileno Oxidante: aire Estequiometría de la llama: reductora Rango de trabajo: 5-50 ppm

Se obtienen límites más bajos trabajando con horno de grafito. Condiciones de trabajo: lámparas de cátodo hueco de los elementos: Sb, Pb y Ba. Programa de calentamiento:  Temperatura de lectura de Pb: 1800ºC  Temperatura de lectura de Ba: 2700ºC  Temperatura de lectura de Sb: 2.000ºCGas de limpieza: Argón Corrección de background: mediante lámpara de deuterio Cuantificación: Mediante curva de calibración con standares indubitables, por determinación de altura de pico y comparación entre muestra y standard. Límite de detección: Plomo: 5 ng/ml Antimonio: 5 ppb Bario: 50 ppb

Valores de corte (cut-off) Guatelli (Manual de Policía Federal, 1983) refiere la opinión de algunos autores aconsejando su medición considerando positivas las determinaciones de Sb mayores a170 ngr y Ba mayor a 550 ngr. En las manos que no han accionado armas de fuego los niveles estipulados por Guinn para el Sb son menores a 20 ngr y para Ba menor de 60 ngr. Hay consenso que en todos los individuos existen antimonio y bario en el orden del nanogramo. Dimaio (1985), ha informado que valores superiores a los consignados a continuación son presuntivos de existencia de residuos de pólvora:  Antimonio: 35 ng.  Bario: 150 ng.  Plomo: 800 ng. El mismo autor, no obstante, considera varios casos en los que elevado contenido de Ba y Pb son atribuidos a contaminación, pero nota que la cantidad de Sb permanece muy baja o ausente. Por lo tanto el resultado analítico debe manejarse con ciertas precauciones y en lo posible efectuar la determinación simultánea de los tres elementos mencionados, especialmente el Sb.

En nuestro medio (R. Nieto, S. Giorgeri et al, 2001) se han establecido valores de cut-off en base a colección propia por experiencias de disparos con distintas armas y municiones, llegando a los siguientes resultados:  Plomo: 1000 ng  Antimonio: 20 ng  Bario: 150 ng5. Métodos basados en el estudio morfológico y elemental de las partículas deflagradas. Microscopía electrónica de barrido-sonda EDX. Es un excelente método que combina la observación de las características de la partícula en estudio y su composición atómica. Esto último gracias a la sonda dispersiva de rayos X que permite obtener señales, como las que se muestran en la Fig. 6 asignables a determinado elemento contenido en la partícula analizada. Además tiene la ventaja de ser una técnica no destructiva. Es considerada actualmente la técnica de más alta selectividad para el estudio de residuos de pólvora deflagrada.

La Microscopía Electrónica de Barrido, se basa en el análisis de la superficie de una muestra con un haz de electrones. La interacción de la muestra con dicho haz da como resultado diferentes tipos de señales provenientes de la misma. Estas señales secundarias son captadas por detectores apropiados, brindando información sobre microestructura topográfica o de contraste por composición con una sensibilidad de 0,1numero atómico (electrones retro dispersados BSE). Dado que cada elemento presente en la muestra, por interacción de un haz de electrones incidente, emite fotones de rayos X de energía característica (sonda EDAX) el análisis permite la identificación inequívoca. Según nuestra experiencia sólo puede presentar problemas si la matriz sobre la que se ha de analizar el residuo es ósea. Esto debido a que las señales de Ca suelen interferir en las de Sb, elemento éste fundamental para asignar identidad de una partícula sospechosa de ser pólvora.

Algunos autores han dado importancia no solo a la morfología y composición sino también a la medida de las partículas. Estas suelen ser de unos pocos micrones de diámetro, esféricas. La fusión de los elementos relevantes (Pb, Sb y Ba) en una partícula, generadas bajo condiciones específicas de temperatura y presión, suele ser tomada como “característica de residuos de arma de fuego”. Así, es muy común observar partículas fusionadas de Pb-Sb-Ba, Sb-Ba, Pb-Sb. Asimismo, es aconsejable efectuar un cotejo con partículas obtenidas de la misma arma incriminada y los mismos cartuchos utilizados. Con ello se obtendrá una mejor aproximación de identidad de la partícula y evitará disquisiciones sutiles en casos disputados en estrados judiciales.

En definitiva una Corte podrá evaluar más claramente la prueba científica si se efectúa en base a cotejo utilizando la misma arma y proyectiles semejantes que si se deduce del análisis de la partícula solamente. La toma de muestra en este caso debe realizarse por el método denominado: “tapelifting” o levantamiento por medio de cintas adhesivas tipo “Scotch”. Debido a que el receptáculo de muchos microscopios electrónicos de barrido poseen un centímetro cuadrado, se debe tratar de utilizar una cantidad discreta de cinta al tomarla muestra. Si esto no fuera posible, dividir cuidadosamente dicha cinta en cuadrículas de manera de formar una grilla, tomando cuadrados representativos. Evitar la manipulación excesiva de la cinta. Laboratorios más avanzados poseen en sus microscopios electrónicos platinas más amplias en las que pueden colocarse objetos de dimensiones relativamente grandes. Por ejemplo, en nuestro país el laboratorio de Gendarmería Nacional, cuenta con tal equipamiento. Las normas americanas ASTM contiene una guía standard para análisis de residuos de pólvora (ASTM E1588-95), sin embargo las definiciones y clasificaciones consignadas no dan una visión profunda del problema a la hora de interpretar el resultado. Fig. 6: Microscopía electrónica de barrido: parte superior observación de partículas, parte inferior espectro EDAX. 13

1. Bibliografía Aplicación de la espectrofotometría de Absorción Atómica y Microscopía electrónia con sonda EDX en la investigación de restos de deflagración de pólvoras. R.Nieto, S. Giorgeri, C.A. Nardo, P. Brignoles y L.A. Ferrari.

2. Actas del II Congreso Internacional de Criminalística. Paraná, Entre Ríos, p. 17, 2001

3. La muerte violenta. Raffo, Osvaldo. Ed. Universidad, 1980.

4. Restos de deflagraciones. Manuel Guatelli en Tratado de Criminalística. Tomo II. La Química Analítica en la Investigación del Delito. Editorial Policial, 1983.

5. Identification of gunshot residue: a critical review. F. S. Romolo & P. Margot. Forensic Sci. Int. 119 (2) 195-211, 2001Toxic Metals and their Analysis. E. Berman. Ed. Heyden, 1980

6. Fundamentals of Criminal Investigation Charles O Hara. Charles C. ThomasPublisher, 1976

7. Gunshot Wounds, Practical Aspects firearms. Ballistics and Forensic Techniques.Vincent Dimaio. Chap 12. Elsevier Pub. 1985.

8. Nitrites Examinations in Propellant Powder Residue. Watson D. J. A.F.T.E. (1): 32, 1979. Examination of Gunshot Residues. Stone & Petty C.S. Forensic Science. 19(4):784-788, 1974.

9. ASTM-E1588-95, Standard guide for gunshot residue analysis by scanning gelectron microscopy/ energy dispersive spectroscopy. American Society for Testing and Materials. West Conshohocken. PA, pp.1006-1008, 1995 14

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

En general los objetos valiosos y transportables son motivo de robos. Tales objetos: automóviles, Televisores, Computadoras, Máquinas fotográficas, armas iconCadenas Para Java las cadenas de texto son objetos especiales. Los...

En general los objetos valiosos y transportables son motivo de robos. Tales objetos: automóviles, Televisores, Computadoras, Máquinas fotográficas, armas icon1 Identificar los elementos configurativos esenciales de objetos...

En general los objetos valiosos y transportables son motivo de robos. Tales objetos: automóviles, Televisores, Computadoras, Máquinas fotográficas, armas icon1 Identificar los elementos configurativos esenciales de objetos...

En general los objetos valiosos y transportables son motivo de robos. Tales objetos: automóviles, Televisores, Computadoras, Máquinas fotográficas, armas iconDefinida habitualmente como «pintura con palabras», la descripción...
«recrear» la realidad: el emisor pretende formar una imagen de los objetos que sea semejante a la que se puede captar mediante los...

En general los objetos valiosos y transportables son motivo de robos. Tales objetos: automóviles, Televisores, Computadoras, Máquinas fotográficas, armas iconTienen cinco ojos en total, de los cuales dos de ellos son los que...

En general los objetos valiosos y transportables son motivo de robos. Tales objetos: automóviles, Televisores, Computadoras, Máquinas fotográficas, armas iconConsideraciones Las fobias son miedos exagerados e ilógicos ante...

En general los objetos valiosos y transportables son motivo de robos. Tales objetos: automóviles, Televisores, Computadoras, Máquinas fotográficas, armas iconSexto cuaderno la danza de los objetos con recuerdo

En general los objetos valiosos y transportables son motivo de robos. Tales objetos: automóviles, Televisores, Computadoras, Máquinas fotográficas, armas iconEl microscopio es un instrumento óptico que produce una imagen aumentada...

En general los objetos valiosos y transportables son motivo de robos. Tales objetos: automóviles, Televisores, Computadoras, Máquinas fotográficas, armas iconLos traficantes de la muerte Armas pequeñas, tan letales como las armas de destrucción masiva

En general los objetos valiosos y transportables son motivo de robos. Tales objetos: automóviles, Televisores, Computadoras, Máquinas fotográficas, armas iconProgramación Orientada a Objetos






© 2015
contactos
m.exam-10.com