Corte suprema de justicia sala de casacion civil magistrada Ponente






descargar 115.36 Kb.
títuloCorte suprema de justicia sala de casacion civil magistrada Ponente
página4/7
fecha de publicación28.03.2017
tamaño115.36 Kb.
tipoDocumentos
m.exam-10.com > Finanzas > Documentos
1   2   3   4   5   6   7

LA DEMANDA DE CASACION

El escrito incorpora tres cargos trazados, todos, por la causal primera de casación, vía indirecta, y fundados en los supuestos errores de derecho y de hecho en que incurrió el Tribunal al emitir la sentencia de segunda instancia. Su estudio comprenderá el orden en que se propusieron, aunque el primero y segundo cargo serán conjuntados, pues la violación denunciada, con respecto a algunos elementos de juicio, coinciden en uno y otro.


CARGO PRIMERO
1. El recurrente asegura que el juzgador al elaborar el fallo impugnado incurrió en algunas equivocaciones de disciplina probatoria, en cuanto que desconoció los artículos 174, 185, 252 y 254 (num. 1º), del Código de Procedimiento Civil; 25 del Decreto 2651 de 1991; 11 de la Ley 446 de 1998; 26 de la Ley 794 de 2003; y, 11 de la Ley 1395 de 2010; yerros que generaron, a su vez, la violación, por falta de aplicación, de los artículos 1602, 1603, 1714, 2221, 2409, 2410 y 2411 del Código Civil; y, 98, 101, 619,752, 830, 882 y 1173 del Código de Comercio.
2. Sostuvo que según la perspectiva del Tribunal, la documental aportada no podía ser validada como elemento persuasivo, habida cuenta que, por un lado, siendo copias, no cumplían con las exigencias previstas en el artículo 254 del C. de P. C.; por otro lado, tampoco lograban la categoría de prueba trasladada en los precisos términos del artículo 185 ib. Aseguró, entonces, que el error en que incurrió el fallador se redujo al desconocimiento del “mérito jurídico de una prueba regularmente allegada” (folio 18 cuaderno de la Corte).
Afirmó que el a-quo, a instancia de las dos partes, en el auto que dispuso la apertura a pruebas del presente proceso, ordenó librar oficio al juzgado que tramitó y resolvió la ejecución adelantada entre las mismas partes, con el propósito de que remitiera la reproducción de todo el proceso ejecutivo y, ciertamente, dicho juzgador así lo decidió, habiendo librado la Secretaría del mismo el oficio pertinente junto con el cual fue remitido el material mencionado.

En esa dirección, arguyó, las copias enviadas por el Juzgado 3º Civil Municipal de Bogotá, correspondientes a lo actuado dentro de la ejecución que la entidad bancaria adelantó en contra de los aquí demandantes, en procura de recaudar el saldo de la obligación mutuada, si bien tienen la atestación, únicamente, del Secretario de la oficina judicial mencionada, en donde precisa la coincidencia de dicha reproducción con los originales que reposan en esa dependencia judicial, son consecuencia de la orden del juez de conocimiento y deben ser valoradas.
Siendo así las cosas, las réplicas expedidas, en los términos en que lo fueron, responden a la categoría de auténticas y, como en esa foliatura aparecen duplicados los pagarés suscritos por los demandantes, atendiendo igual número de mutuos, así como los planes o proyecciones de pago de uno y otro, cumplen las exigencias propias de la prueba trasladada.

3. Argumentó el censor, así mismo, que el Juzgador también incurrió en error por cuanto que, aun dando por cierto que las réplicas allegadas no reunían la calidad de auténticas y tampoco respondían al carácter de prueba trasladada, debió valorarlas, por así establecerlo multitud de normas expedidas en ese sentido; por tanto, los calcos informales sí prestaban mérito probatorio.
3.1. Agregó, que el dislate atribuido al sentenciador es de tal envergadura que de haber brindado el poder de persuasión que corresponde al material referido, el sentido del fallo hubiese sido muy diferente. En esa medida, insistió, el desatino denunciado es notorio y trascendente.
3.2. Por último, exhorta a la Corte a revisar y replantear su posición con respecto al valor probatorio de esas imitaciones, pues no hacerlo, además de contrariar las tendencias legislativas sobre el particular de los últimos tiempos, afecta principios como la buena fe y condena el derecho sustancial a instancia del procesal.

CARGO SEGUNDO
1. En esta oportunidad, el censor, debido a los errores de hecho en que supuestamente incurrió el Tribunal, opugna la sentencia emitida por haber trasgredido, en la medida en que no los aplicó, los artículos 1602, 1603, 2409, 2410 y 2411 del Código Civil y, 98, 101, 619, 752, 830, 882 y 1173 del Código de Comercio y, por aplicación indebida, los artículos 1714, 2221, de la primera obra citada.
2. Bajo tal perspectiva, expuso que las siguientes pruebas fueron preteridas por el ad-quem: i) la nota crédito emitida por el Banco Uconal el 14 de agosto de 1996, que le hubiese revelado al Tribunal que la entidad bancaria retuvo indebidamente parte del mutuo “con fines de garantía y con función compensatoria futura”; ii) el plan de pagos, persona natural, expedido por dicha entidad en la misma fecha; cuya preterición “contribuyó a los desvaríos en la conceptualización legal del vínculo entre las partes”; iii) las Escrituras Públicas Nos. 1628 de 1 de septiembre de 1998, de la Notaría 27; 2091 de 28 de diciembre de 1999, de la Notaría 44; 1042 de 12 de junio de 1998, de la Notaría 27 y, 1813 de 23 de septiembre de 1998, de la Notaría 27, todas del Circulo Notarial de Bogotá.
Informó además que los elementos probativos como: i) el pagaré No. 052-000447-7 de 14 de agosto de 1996; y, ii) El título 058765 de 31 de agosto de 1998, representativo del bono convertible obligatoriamente en acciones, no fueron apreciados debidamente.
Afirmó, en definitiva, que los referidos documentos, en cuanto que unos no fueron apreciados y otros de manera indebida, condujeron al Tribunal a no comprender las características de la relación contractual nacida del mutuo celebrado.
Otro error de hecho en que incurrió el juzgador, agrega, concierne con la valoración de la página 3ª de la contestación de la demanda, pues, según la percepción del casacionista, el proceder del juzgador configuró “(…) un evento de suposición absoluta de prueba” (folio 28, cuaderno de la Corte), reproche que más adelante (folio 31 ib), valida aseverando que “El folio 799 del cuaderno 1B contiene la página 3ª de la contestación a la demanda y su referencia como los estatutos del Banco Uconal constituye una suposición absoluta de prueba”; tema que retoma a folio 33 (numeral 6), insistiendo en que el discernimiento del Tribunal, “lo llevó a concluir asociación donde sólo adhesión abusiva se había configurado”. El recurrente arguye que el Tribunal cuando refiere a aquella pieza procesal (página 3 de la contestación de la demanda), da por establecido la existencia de los estatutos del Banco Uconal y que los mismos consagran que la cuenta de aportes no constituye un depósito de ahorro a la vista, cuando dicho clausulado no aparece, siquiera, glosado en el expediente.

En fin, el casacionista, procedió a desarrollar la acusación y plasmó, en los siguientes términos, lo que consideró que había estructurado, puntualmente, el yerro denunciado con respecto al pagaré, la nota crédito y el plan de pagos:
i) “(…) el mismo día que nació para las partes un contrato de mutuo, la mutuaria principal quedó con un crédito –de ahí su nombre de nota crédito-, con un activo patrimonial, con un saldo a su favor, con una suma de dinero disponible en una cuenta de ahorros, por la suma de 1 millón (sic) de pesos”.

ii) Las partes convinieron en el pagaré suscrito que el acreedor quedaba facultado para servirse como garantía, de todos los saldos o sumas de dinero que los deudores tuvieran en cualquier cuenta con el Banco y la facultad de descontar o debitar de esas cuentas los valores pendientes de cancelar. Así lo patentizó el actor: “Que las condiciones de retención y garantía que se pactaron en el pagaré con sentido claramente compensatorio, debieron operar en el momento moratorio respectivo”.
iii) “Y que la conversión del depósito a la vista en cuenta de ahorros en bono obligatoriamente convertible en acciones fue violatorio del contrato de mutuo originario y abuso de posición dominante”.
Concerniente con el bono convertible en acciones, dijo el censor: “(…) no solo porque su creación e imposición a la mutuaria principal se efectuó dos años después, sino porque se oponía de manera ostensible a las reglas pactadas en el contrato de mutuo y al necesario elemento de consentimiento y voluntad interna de Martha Patricia Martínez Pinzón”. En la emisión del referido bono no se tuvo en cuenta el reglamento de emisión que establecía un procedimiento que no fue cumplido.
Relativamente a las Escrituras mencionadas y a la página 3ª de la contestación de la demanda, dice el accionante en casación que el juzgador consideró que allí aparecían los estatutos o reglamentos del Banco demandado, atinentes al “régimen social y económico” de la entidad bancaria, a partir del cual podía inferirse que, efectivamente, la suma retenida podía convertirse en acciones, cuando la realidad es otra; allí no se refería a esos aspectos, sino al cambio de la razón social, disolución y liquidación de la demandada, la fusión del Banco Uconal con el del Estado, lo que implica una suposición de prueba, sin tener en cuenta que dichos documentos fueron posteriores al mutuo celebrado.
Definitivamente, el actor arguyó que los errores cometidos condujeron al Tribunal a considerar que la retención efectuada del 20% del préstamo estuvo ajustada a la legalidad, que el Banco podía, antes que compensarla o validarla como garantía del mutuo, convertirla en acciones y sin el consentimiento de la deudora. Los errores de valoración probatoria en que incurrió el fallador, sostuvo el impugnante, le impidieron ver que la entidad bancaria, además de haber abusado al retener los porcentajes aludidos, no procedió, como había sido convenido, a compensar los saldos pendientes con dichos dineros.


1   2   3   4   5   6   7

similar:

Corte suprema de justicia sala de casacion civil magistrada Ponente iconRepública de Colombia Corte Suprema de Justicia Sala de Casación...

Corte suprema de justicia sala de casacion civil magistrada Ponente iconCorte suprema de justicia sala de casación penal magistrado ponente

Corte suprema de justicia sala de casacion civil magistrada Ponente iconCorte suprema de justicia sala de casación civil

Corte suprema de justicia sala de casacion civil magistrada Ponente iconCorte suprema de justicia sala de casación penal

Corte suprema de justicia sala de casacion civil magistrada Ponente iconLa sala civil permanente de la corte suprema de justicia de la república

Corte suprema de justicia sala de casacion civil magistrada Ponente iconSala primera de la corte suprema de justicia

Corte suprema de justicia sala de casacion civil magistrada Ponente iconRepública de Colombia Casación Fallo sistema acusatorio N° 31. 531 A corte Suprema de Justicia

Corte suprema de justicia sala de casacion civil magistrada Ponente iconSala de casación penal magistrada Ponente: maría del rosario gonzález...

Corte suprema de justicia sala de casacion civil magistrada Ponente iconEn Mendoza, a seis de noviembre del año dos mil trece, reunida la...

Corte suprema de justicia sala de casacion civil magistrada Ponente iconSala constitucional de la corte suprema de justicia. San José, a...






© 2015
contactos
m.exam-10.com