Informe nextel fs. 437/438, informe microsoft fs. 439/480, copia fotolog y texto mesn fs. 491 494/500, informe personal fs. 509, informe laboral abramovich fs.






descargar 0.55 Mb.
títuloInforme nextel fs. 437/438, informe microsoft fs. 439/480, copia fotolog y texto mesn fs. 491 494/500, informe personal fs. 509, informe laboral abramovich fs.
página5/10
fecha de publicación02.09.2015
tamaño0.55 Mb.
tipoInforme
m.exam-10.com > Contabilidad > Informe
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

En definitiva, luego de una discusión al respecto el testigo dijo que se rectificaba en cuanto al plazo de la rigidez que sería entonces de 18 a 24 hs (1 a 7 horas) y en cuanto a livideces 15 a 18 horas, lo cual daba finalmente el horario de 1 a 10 horas.

Mariana Gabriela Sabella Rosa, dijo ser perito anatomopatóloga de Gendarmería Nacional y que trabajó en el dictamen de Gendarmería a partir de un peritaje patológico que se hizo en La Plata y que obra a fs. 1409/1415.

Que quería aclarar que no trabajó en el tema del horario de la muerte sino en el mecanismo de la muerte, que hizo una interpretación de un informe de anatomía patológica que se hizo en La Plata, el estudio histopatológico de 4 fojas que estaba como material de trabajo. Que no trabajó en rigidez ni livideces, ya que no era su tema específico.

Como el dictamen era conjunto se le preguntó si ratificaba el informe también respecto de la data de la muerte, a lo que dijo que no era de su incumbencia sin perjuicio de haber firmado el dictamen porque trabajaron en equipo y en ese sentido lo ratificaba.

Que se trabajó charlando sobre la autopsia y fotos que todos vieron, bibliografía y discusión sobre ello aportando el conocimiento específico de cada uno.

Que se habló del tema de la data de la muerte y se llegó a la conclusión que está en el informe, que no sabría decir qué pasó después, que no se podía hacer cargo de lo que otro perito hubiera rectificado.

Dijo que surgían surcos de estrangulamiento en el estudio de la anatomía patológica.

Que tomó como base el examen de la Dra. Di Piero nro. 98/07 (fs. 626/629), del que surgió la existencia de múltiples líneas amarronadas que no perforan la piel, eso es macroscópicamente, y en la microscopía dice lesiones de carácter compresivo que tienen correspondencia con características de surcos de ahorcadura. El mecanismo es comprensión extrínseca del cuello, que hay surco por ahorcamiento, pero no podía decir qué elemento lo hizo.

Que del informe de fs. 882 surge que en la lengua no hay lesiones evidentes.

Viviana Torresi, dijo ser médica legista y auditora.

Que intervino en el dictamen como “abogado del diablo” del equipo, que trabajaba en el departamento de pericias complejas, se llamaba así porque las que llegaban a ese lugar tenían cierta complejidad por lo que se armó un equipo interdisciplinario para trabajar en ellas.

Que se expidieron sobre los dos puntos pedidos, mecanismo de muerte y data.

Que su tarea en el equipo era “jaquear” las hipótesis de los otros profesionales para reducirlas y salir de las posibilidades hacia el terreno de lo probable y arrimar lo más probable a lo cierto.

Que respecto del informe de fs. 1409/1415 dijo que no podía aportar nada que era una ampliación del primer informe.

Respecto del informe de fs. 895/914 dijo que era el primero y que tomaron como punto de referencia el protocolo de autopsia donde las rigideces estaban fijas y la rigidez a punto de desaparecer y no el informe de Aranda del lugar del hecho porque en ese informe manifestaba que la rigidez era completa solamente.

Que a su criterio la clínica es soberana y el que tiene mayores herramientas es el que está revisando al enfermo. Que se expidieron sobre el trabajo ajeno. Al hacer este informe se basaron solamente en el informe de autopsia, ya que no tenía otra cosa en ese momento.

Que el profesional que revisa el cadáver en el lugar del hecho a su juicio es el que tiene las mayores herramientas para definir los fenómenos post mortem, pero hasta ese momento ese profesional no había dicho nada del levantamiento del cadáver por lo cual se apoyaron en el protocolo de autopsia.

Se le preguntó la diferencia entre rigidez reductible e irreductible, a lo que dijo que la irreductibilidad y no irreductibilidad, está dada por la posibilidad de vencerla sin desgarro o fractura.

Que si se dice COMPLETA ES REDUCTIBLE.

Es reductible la rigidez que se puede vencer, que no hay que hacer tanta fuerza.

La irreductible se produce luego de las 18 horas a alrededor de las 24, y en eso no hay demasiada diferencia, Gisbert Calabuig dice 24 horas, dice COMPLETA o sobre todo el cuerpo después de las 12 hs en que ingresa en la fase de estado donde va creciendo el grado.

Que el médico que va al lugar del hecho debería hacer esa distinción porque es un dato importante en cuanto al dato post mortem, debería hacerse según el protocolo de la evaluación médico legal en el lugar del hecho, hacer eso, y tomar temperatura con termómetro o tacto (frío, cálida o caliente) y livideces. Manualmente sólo podría decir si está caliente o frío.

Respecto del dictamen de fs.1414 3er. Párrafo, dijo que la modificación de la posición tuvo que ver con la reunión de peritos a partir de lo que dijo Aranda: “completa y difícilmente reductible“, que el primer informe se hizo en base a la autopsia, el segundo, en base a la constatación de Aranda en el lugar del hecho que aportó luego.

Que en el acta cuando se hizo el levantamiento del cadáver había datos insuficientes para expedirse.

Se le preguntó por qué no se advirtió entonces que faltaban datos para expedirse antes de hacerlo, a lo que dijo que en el primer informe pusieron de 15 a 18 horas y en el posterior se mantuvieron en esa base de 15 horas.

Que cambia la información si primero sólo se dice completa y luego se dice completa y difícilmente reductible, agrega información que no estaba.

Que por rigidez completa solamente se puede entender que es un dato incompleto, porque puede ser reductible o no, luego se amplió el dato a “difícilmente” reductible, que no podía contestar por qué razón el Dr. Aranda no informó completamente, que le estaban pidiendo que evalúe las tareas de otro profesional.

Que no hay un protocolo escrito de cómo actuar pero sí hay algo sistemático o sistematizado, lo que hay que hacer, en cualquier libro de medicina legal dice que además de la constatación de la muerte, la evaluación física de lesiones, visualización de manos uñas, temperatura, corresponde la descripción de livideces y de la rigidez.

Que no sabía qué era un necrotermómetro, pero que un termómetro común en su criterio podía ser más que la mano y que no se haya tomado la temperatura con termómetro en el caso era una falencia.

La Lic. Sandra Musumeci, dijo que formó parte del equipo que realizó la reconstrucción del hallazgo y realizó luego la autopsia psicológica.

Explicó que era una técnica novedosa en nuestro país desde 2004 y que recién ahora se estaba conociendo en los juicios.

Que involucraba entrevistas con personas que conocían a la víctima y el estudio del escenario del hecho. Que el resultado era probabilístico.

Que una autopsia psicológica era útil desde la victimología porque enseña que víctima y victimario se complementan, orientada a saber quién era la víctima podemos sospechar quién podría haberle hecho daño. Utilizando herramientas de la psicología para la criminalística. Que sirve como un auxiliar de la investigación.

Que estuvo presente en la reconstrucción, en la escena de los hechos haciendo un estudio de las costumbres de Solange y de sus hábitos de alimentación e higiene, un estudio de las películas que veía, la música que escuchaba, sus rutinas y hábitos. Entrevistó a la madre, la prima y la señora que limpiaba en su casa. Que el objetivo era detectar huellas psicológicas, indicios conductuales que la persona despliega en vida.

Que en el caso principalmente concluyó que Sol estaba en una gran crisis existencial, que tuvo a la vista cuadernos, fotos, libros, un libro de Eva Luna - no sabía si se lo compró o se lo regalaron -, pero que le dijo la prima que lo estaba leyendo, que estaba en su mesa de luz pero no podía decir más que eso, que esto no era más que una nota de color, que también se averigua qué comían por lo que estaba en la heladera.

Que todos los detalles le hablaban de una profunda crisis existencial de Sol, ella estaba reorganizando sus valores, no era su prioridad el trabajo, lo social era lo primordial y durante el último año existían elementos para hablar de la intención de poner límites en cuanto a organizarse. Una crisis motivada cree porque estaría cansada del estilo de vida que tenía.

Cuando hizo la pericia la causa tenía tres cuerpos por lo que en ese momento la madre le parecía un allegado válido, que hoy tendría que hacer una revisión del caso y ver si se mantienen o no los vínculos y situaciones actuales.

Que en esta causa le pasó algo que nunca le había pasado antes, que dos personas no quisieron colaborar, no incluyó al hermano porque era un vínculo muy idealizado, al padre porque era un vínculo muy conflictivo y al novio porque en ese momento era una pareja que estaba en crisis, rompían y se arreglaban.

Que a su criterio el padre era más un par para Solange que una autoridad aunque él quisiera imponer su autoridad. Que llegó a esa conclusión por los elementos recabados, su cuaderno de anotaciones que era llevado por momentos, aisladamente, no rutinario. Que tenía con el padre un vínculo de compinche y no de autoridad, un padre que asimismo no se presentaba como modelo a seguir, más que nada por su inestabilidad emocional, sus parejas.

Que esta técnica comenzó para estudiar muertes de causalidad dudosa.

Que donde más conflicto tenía la víctima durante su último año de vida era con el novio, con el padre y con Lucila. Que en el caso de Lucila respecto de lo vinculado con el orden, los hábitos y la cotidianeidad donde ella empezaba a poner límites respecto de cosas que no le gustaban.

Con el padre por trabajos que le hacía hacer y no quería, y con el novio por cuestiones vinculadas con la familia de él que a ella no le gustaban, aunque no podía especificarlas.

Que hay una contrapartida probabilística de carácter indiciario respecto del victimario, ningún objetivo concluyente sino con la idea de orientar una investigación, dar hipótesis para trabajar.

Que como hipótesis pudo concluir en aquel momento que el autor podría ser alguien del círculo de allegados, conocido por Sol y alguien que no ha podido aceptar un cambio o un límite puesto por Sol. Que Sol no era dócil, fácil de convencer, tenía su carácter y sabía imponerse, por momentos caprichosa, por lo que puede haber sido muy enérgica con su puesta de límites, lo cual la hizo vulnerable ante un victimario que no aceptó límites.

Que tuvo ese desenlace por oponerse a un victimario con carácter suficientemente fuerte.

Que todos estaríamos expuestos a una persona de esas características.

Que el victimario debería tener una estructura de personalidad donde los frenos represivos no funcionan.

Que en este victimario todos esos controles fallaron, generalmente estructura no neurótica, sino dentro de las psicopatías o perversiones narcisistas de la personalidad, que una perversión no es sólo un rasgo.

Que Sol era una chica temeraria, audaz que se exponía a situaciones de riesgo lo cual pudo ser aprovechado por el victimario, no era dócil, y se encontró con un victimario que no aceptó ese no y pudo desencadenarse esa situación.

Se le preguntó si el estudio arrojó algún parámetro sobre la sexualidad de Sol. Dijo que sí, que como la mayoría de las chicas de su edad y generación, estaba experimentando, era claramente heterosexual pero eso no la privaba de experimentar como por ejemplo con alguien del mismo sexo, se animó a probar las drogas, con otras mujeres, andar fuerte con el automóvil.

Se le preguntó si había posibilidad en el estudio de determinar el sexo del victimario. A lo que dijo que en su momento no encontró indicadores de motivos masculinos, no había robo, violación, y dijo que estadísticamente el arma blanca era más utilizada por las mujeres, pero reconoció que no había estadísticas serias y tampoco a nivel nacional.

Se le señaló que en las conclusiones dijo que no podía comprobar que sea masculino ni descartar el sexo femenino, a lo que dijo que si el móvil fue pasional es probable que el victimario se haya sentido abandonado o traicionado, y eso era estadísticamente femenino, que en ese sentido había un estudio de México que daba un porcentaje de 60 o 62 %, y sería un estudio latinoamericano, que estaba citado en un libro por Ruiz Harrell que se llama “Mujeres que matan“.

Se le preguntó si exponerse a situaciones de riesgo podía ser por ejemplo dormir con una ventana abierta, a lo que dijo también que sí, por una situación inconsciente de riesgo, no intencional como otras conductas. De no evaluar el riesgo más que de asumirlo.

Que de examinar los cuerpos posteriores del expediente sus conclusiones podrían modificarse, reforzarse o no.

Ramón González , Sargento de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, que revistaba en la comisaría de Florida a la fecha del hecho dijo que cerca de las 22:50 recibieron un llamado del 911 que indicaba que hubo un homicidio, que con el oficial La Torre fueron al lugar, que al llegar los para un ciudadano y les indica el lugar. Bajaron del móvil y había mucha gente que luego se identificó.

Entró al lugar, había un pasillo, un casa, una cocina, una escalera y encontró una señora con un cuerpo a su lado llorando, una señora mayor con una femenina de 20 a 25 años. Bajó a la señora que lloraba y se preservó el lugar. Comunicó a los superiores lo sucedido.

Que observó una femenina de 20 a 25 años, boca abajo con manchas de sangre en el cuello, manchas de sangre en la cama y el piso.

Que las habitaciones no tenían puertas, una escalera caracol y una puerta ventana de frente a la salida de la escalera, la cama y una puerta ventana de frente un poco en diagonal. Que la puerta ventana estaba cerrada con la cama arrimada, y la cama estaba ubicada normalmente a su modo de ver.

Que no recordaba cómo estaba el tiempo ese día.

Que exhibida el acta de fs. 6/8, reconoció su firma señalándola.

Expuesto que fs. 8 tercera línea dice “se procede a cerrar la puerta del balcón con trozo de cable y se coloca una franja … cerrándose”, dijo que sería para mantener el lugar cerrado, nada más.

Expuesto que a fs. 7, reglón 11 dice: “no se observa desorden … puerta con llave en cerradura pero no cerrada …”., dijo no saber si era la misma puerta, que ellos ingresaron y luego el acta la hizo el oficial de servicio o el comisario“.

Que no tocó a la víctima, que estaba boca abajo con un brazo flexionado según las señas que hizo el testigo con su mano derecha hacia arriba.

Angel Ezequiel Latorre, funcionario policial en Florida, dijo que se dirigió al lugar del hecho con el Sargento González, por un llamado al 911, que una persona les hizo señas -el padre del novio de la víctima-, entraron al domicilio para constatar y encontraron una femenina tirada boca abajo en el piso con manchas de sangre por todos lados. Que salió a dar aviso al móvil y luego se preservó el lugar.

Que al ingresar preguntaron por los moradores o propietarios y se presentó una chica que vivía en el lugar con el novio de la víctima, cuando llegaron no estaban adentro, sí la madre de la víctima.

Que el cuerpo estaba en el piso, la habitación era un sobrepiso al que se accedió por una escalera caracol, el piso era de madera, por entre él cayó sangre a una mesada del piso inferior donde había cubiertos, había una cama, un ventanal, una cómoda.

Que el ventanal estaba cerrado porque la cama estaba apoyada sobre el ventanal.

Reconoció su firma en el acta de procedimiento, y exhibido que se lee desde “no se observan …”, y al final que dice “no siendo para más… cierran con trozo de cable”, dijo: que era la puerta del ventanal, que recordaba que la cama estaba apoyada contra la puerta, pero que no sabía si se abría para adentro o para afuera, que no recordaba quién cerró la puerta con esos cables.

Marcelino Lionel Cottier, Licenciado en criminalística con funciones en 2007 como Jefe Dptal. de Policía Científica San Isidro, dijo que fue convocado al caso desde las 18 horas del día del hallazgo del cuerpo. Que iba a comenzar la autopsia, y le dijeron que en los miembros inferiores había rastros papilares, que se dirigió al lugar donde se iba a hacer la autopsia.

Que luego, días después del hecho, se hizo una nueva inspección ocular del lugar del hecho a pedido del Fiscal, para tomar nuevos rastros.

Que luego realizó una secuencia fáctica, mecánica del hecho en base a los indicios levantados y posteriores estudios de laboratorio.

Que se hizo un peritaje en conjunto en el que se desempeñó respecto de lo pericial, no lo médico.

Que respecto del levantamiento de rastros del cuerpo de la víctima, eran formados por el contacto con sangre en miembros inferiores, entrepierna, muslo y cerca del tobillo, fueron causados por alguien que estaba manchado con sangre y no usó guantes.

Que esos rastros del cuerpo no tenían la cantidad suficiente de datos característicos, había presión y corrimiento. Eran rastros de diferentes manos: mano derecha en zona de piernas, mano izquierda, dedos, mano completa y palma. No eran completos los dibujos y había empaste por lo que no servían para cotejo pero permiten inferir que la persona no usaba guantes.

Al lugar del hecho en el hallazgo fueron los peritos de rastros y no encontraron en la puerta del nivel inferior ningún signo de fuerza ni en la puerta superior del balcón. Esa comprobación se hizo el día 11 cuando llegaron los peritos.

Que faltantes no se determinaron, la víctima tenía un reloj “Cartier“, y en un sector se encontró dinero.

Que el encendedor no se ubicó si bien se ve en la autopsia la impronta, tampoco en la inspección ocular que hizo después donde se lo buscó y tampoco se lo encontró, pero dejó la impronta, por lo que no podía decir si fue extraído por alguien o retirado de forma desprolija al momento de la remoción del cuerpo.

Que consultó a los peritos que fueron al lugar el día del hallazgo pero no recordaron haber visto un encendedor, que en las fotos tomadas tampoco se evidenciaba.

Que buscó con luz blanca y no encontró signos ni dentro ni en el balcón de que hubiera ingresado alguien. Que se investigó el estado atmosférico y llovía y no había transferencia de marcas, aunque ante la pregunta de si debió quedar alguna un día de lluvia dijo que “probablemente“.

Que nunca estuvo en la escena del hecho, sino luego.

Que la ampliación en que participó se hizo porque por ejemplo los peritos no encontraron el arma blanca, tampoco encontraron algo respecto de un posible estrangulamiento. Que en la inspección que hizo personalmente no se encontró cuchillo con mancha hemática, sí en el tercer nivel en una canaleta como “C” invertida se encontró un cuchillo del tipo “tramontina” que no tenía manchas hemáticas visibles y el extremo de la hoja tenía cinta de enfermería. Preguntado respecto de por qué tendría la hoja con esa cinta, respondió que podría haber sido usado para conectar cables o pudo ser cubierto para tomarlo de la hoja y hacerle dibujos en el mango.

Que por lo que supo de laboratorio no había indicios de sangre en ese cuchillo. Que estaba en buenas condiciones y no tenía suciedad por depósito, como que no hacía mucho tiempo que estuviese en el lugar, estaba limpio y conservado.

Que los peritos no encontraron rastros de origen papilar al momento de la inspección.

Que al costado de la cama había una botella de la que tomaron muestras, cosa que se hizo en la segunda inspección ocular.

Que antes de realizar la segunda inspección y pese a que el lugar estaba fajado las cosas estaban colocadas sobre la cama. Que alguna persona ingresó aunque las fajas no estaban rotas; alguien volvió a sacar algo.

Que al momento de la segunda inspección buscaron cuadernos y cosas de la víctima y no encontraron nada.

Que había cosas dispersas pero no parecían de violencia o forcejeo, que no sabe si estuvieron familiares o sólo los peritos.

Que la inspección en que participó y que habla fue una semana después.

Se le preguntó entonces en qué se había respetado el protocolo, a lo que dijo que se le informó que se buscaron indicios, manchas biológicas. Que el reloj no se secuestró porque no tenía signos.

Que el reloj despertador tampoco se secuestró, y que del horario en que sonaba no se decía nada.

Que recordaba manchas hemáticas en el inferior de la vivienda, que ni bien se ingresa hay una mesada y en la pared se encontraron goteos de salpicadura y la misma línea se encuentra en el piso en que estaba la víctima y goteó por gravedad pegando en un colador invertido que causó micro salpicaduras.

Que eso no se reveló en la primer inspección.

Que como criminalista, en cuanto a la mecánica del hecho, luego que estuvieron todos los informes y algunos estudios se hizo una interpretación de ello, e hizo el estudio de patrones hemáticos que es su especialidad, que a partir de ello se hicieron concordancias respecto de la cama.

La cama tenía mucha sangre en la zona media, y la almohada que no estaba completamente apoyada porque había otro almohadón, lo que concordaba con la remera de la víctima, por lo que a su criterio la víctima estuvo en decúbito dorsal previo a la remoción al piso, con lo que necesariamente a un momento de recibir las lesiones debió estar boca arriba.

Que había algunas salpicaduras en un lateral.

Que se levantó un pantalón corto tipo boxer con mancha de sangre con impronta de movimiento, de velocidad media, por lo que esa prenda debió estar entre los 50 cm y no más de un metro, de la zona de las lesiones. Eso indica que en uno de los movimientos del arma blanca por desplazamiento impregnó con ese sentido, lo cual señala apuñalamiento de 10 a 15 grados pero cerca del cuello.

Que no se pudo determinar si la víctima la tenía colocada, y refirió que tras consultar a los peritos, no recordaban esa prenda ni su ubicación en el escenario. Que no sabía decir por qué no lo vieron pero estuvo con seguridad en el lugar en el momento del crimen por la mancha que tenía.

Se le preguntó de quién sería esa prenda, a lo que dijo que no lo sabía ni se determinó.

Que en una foto se ve en los pies de la víctima y de la cama, y no debió estar ahí, alguien la movió de lugar al remover el cuerpo.

Que había manchones de sujeción o limpieza en la parte del pie del cubrecama, por eso no se explicaba como estaría ahí esa prenda con esa mancha.

Que estuvo en la autopsia y estaba la incertidumbre respecto de la estrangulación, se le preguntó a los peritos y no apareció el lazo. También surgió el tema del cuello estirado de la víctima.

Que respecto del lavado de manos con sangre en el lugar, dijo que se tomó una muestra del sifón, se miraron cubiertos y no existieron rastros en este sentido. Que en el cubrecama hay una mancha como que alguien lo agarró o se limpió en él, no puede determinar cuál de las dos posibilidades. El goteo en ese mismo lugar del cubrecama se puede deber al goteo de las manos del victimario o del arma, es una gota estática.

Que las prendas de la víctima tenían una mancha lateral interna desde la axila por lo que en algún momento fue apoyada en decúbito lateral derecho.

Que hay manchas al lado de un muñeco con forma de sol.

Que no sabía si del control remoto se tomaron muestras.

Que en cuanto a los movimientos tal vez pudo estar descansando hacia el lateral derecho y sorprendida en ese momento, puede haber empezado la acción desde el lateral izquierdo con la posibilidad de usar la mano izquierda y luego subirse a la víctima y por ello la imposibilidad de lucha o forcejeo. Que dice mano izquierda por la incidencia de la hoja.

Que si bien hay otro informe que dice mano derecha, por otra apreciación, no lo discutía desde el punto de vista médico legal, pero ratificaba su forma de ver.

Que desde el punto de vista de la secuencia fáctica la víctima estuvo tapada por las sábanas y con el victimario arriba no pudo mover sus miembros y posiblemente estuvo decúbito dorsal o boca arriba por las manchas del lado izquierdo, tal vez lateral derecho al estar durmiendo y luego boca arriba. Ello así lo sostiene por las manchas hemáticas.

Que luego hubo movimientos en la cama, fueron removidas las sábanas, luego el cuerpo fue removido del sector superior de la cama al inferior y al piso, hubo varios pasos, lo que indica que pudo ser una sola persona. Que incluso parece haber un momento estático cuando hay un goteo estático desde la zona de lesión hacia el costado de la cama, luego desde otra parte del cuerpo se volvió a mover. Que el cuerpo fue movido por rotación y en algún momento el cuello quedó colgando al borde de la cama para hacer el goteo estático al piso.

Luego cae el almohadón. También hay tracción desde el tobillo.

Luego entre la cama y una especie de cómoda hay una reja por donde se esparció sangre posiblemente al caer la cabeza al piso.

Que no encontraron pisadas con sangre en el lugar, tampoco goteo de altura.

Que el movimiento no debe haberse realizado mucho después de las lesiones pues la sangre a los 5 minutos inicia coagulación. Entre cinco y diez minutos deben haber pasado entre la posición inicial a la posición final sobre la cama.

Que si el agresor se limpió las manos con la sábana era normal que quedaran rastros en los dedos o en las uñas.

Que desde el punto de vista de la remoción o movimiento del cuerpo que se hizo descartaba que hayan sido dos los victimarios.

Que no sabía cuándo llovió el día del hecho, que no podía precisar horarios, aunque si llovió quedarían improntas de arenisca o barro.

Que no podía asegurar que llovía cuando se cometió el hecho.

Que al momento de las lesiones punzo cortantes de haber sido con la víctima boca abajo tiene que haber tenido el lugar para ingresar el arma y sacarla, y allí ocurre el fenómeno de transferencia, al sacar el arma las gotas de sangre tendrían que haber quedado en la almohada o cortinas si la víctima estaba boca abajo y no las había. Que para él la víctima estaría lateralizada y el victimario por detrás, o la víctima boca arriba, puede haber sido el primer ataque lateral y luego boca arriba. En la cabecera no había manchas.

Que no tuvo en cuenta las lesiones que serían de estrangulamiento al hacer el informe, pues no estaban los estudios patológicos que hablan de la existencia de un lazo.

Las lesiones punzo cortantes sostiene que se hicieron con la víctima boca arriba.

Respecto de la secuencia del hecho puede variar teniendo en cuenta la posible existencia de un lazo.

El agresor pudo no dejar pisadas con sangre porque la sangre estuvo antes de mover el cuerpo solo en la cama, con lo cual pudo no mancharse.

Que aparte de los lugares indicados en el termo tanque en la pared contraria había sangre.

En la escalera se buscó con luz y no. En toallas tampoco.

Que en la obra contigua no se hizo análisis a este respecto en cañerías. Sí, se buscó por todos lados el arma blanca en la obra vecina y no se encontró.

Que los cuchillos de la cocina fueron examinados, que no se secuestraron cuchillos que eran de un solo filo y no acerrados, pero los había, se observaron con lupa y luz y nada se encontró.

Tampoco se encontraron manchas hemáticas en ducha ni bañera.

Que la cerradura de adelante era perno pasante y la de arriba tipo trabex. No había improntas de que fueron abiertas aún con llave colocada.

Que no recordaba el sistema de cerradura de la puerta balcón, pero al momento de la primer inspección ocular cree la encontraron sin la llave.

Que no vio al momento de su inspección que la puerta estuviera con un cable.

Julio César Julián, dijo que al momento de la pericia que realizó y obra en el expediente se desempeñaba como Médico Forense de la División Homicidios de la Policía Provincial, Médico Auditor, Master en Investigación Criminal, Docente de Posgrado, Docente de Medicina Legal, Jefe de Guardia, Perito Oficial de la Justicia Nacional, Secretario de la Academia de Medicina Legal, y otros títulos.

Comenzó el Fiscal interrogándolo acerca de cuándo comenzaba una pericia de autopsia, a lo que dijo que clásicamente se dice que comienza en el lugar del hecho, tres cuartas partes.

Preguntó luego el Fiscal: “¿si tuviéramos un caso en el cual el médico que concurre al lugar no es el mismo que el autopsiante, tiene más datos el primero?”. A lo que contestó que dependía de las capacidades del médico, ya que su idoneidad va a transmitir al autopsiante datos relevantes del lugar del hecho. Que el relevamiento del lugar del hecho aporta gran cantidad de elementos. Aporta pruebas o indicios que luego van a complementar la autopsia.

Se le preguntó por el Dr. Aranda, y dijo que lo conocía y que no era médico legista.

Dijo que su intervención en la causa se produjo a partir de un pedido de la Fiscalía, pedido que llega a través del Ministerio de Seguridad, sobre tres puntos, para lo cual contaba con seis cuerpos de expediente hasta ese momento, las pericias de Gendarmería y las fotografías originales.

Reconoció su firma en el dictamen de fs. 1091.

Exhibió fotografías proyectadas.

Dijo que lo que hay que observar es el conjunto lesional y tener presente el informe de anatomía patológica. Que había tres signos de lesiones.

Que las lesiones punzo cortantes son típicas, tienen un borde romo y un borde agudo. El agudo corresponde al filo y el romo al elemento punzo cortante por lo cual es posible concluir en un elemento monofilo. La lesión más grande tiene coleta de salida o “cola de ratón de Lacassagne”, lo cual marca por dónde sale el cuchillo. Tiene la forma ovalada típica de las lesiones punzo cortantes. La anatomía corrobora que los bordes son netos. Que en este caso no hay coleta de entrada por lo que se puede afirmar que el borde es romo y corresponde a la entrada; “de eso no hay duda”.

Que las otras lesiones contusas exulcerativas no están producidas por la misma arma.

Explica que la exulceración es el efecto que produce por ejemplo una uña sobre la piel, uña como ejemplo, como un rasguño, es superficial, la superficialidad está dada por la coloración nacarada.

Que el arma, objeto o elemento que produjo estas lesiones no tiene filo, y no puede ser el mismo elemento. Los trazos nacarados son todos desiguales entre sí en cuanto a su ancho. Unas son más gruesas que otras. Si fuera un cuchillo debería mantener la misma medida. Que el lomo de un cuchillo no puede generalmente producir este tipo de lesiones, el filo tampoco y la punta no puede, serían constantes y en este caso los surcos no lo son.

Que la diferencia entre el ancho de uno y otro surco es notoria, los bordes son festoneados, esto se ve a simple vista y es notorio.

Que con un tenedor jamás podría ser, y un cuchillo en su opinión no daba la curvatura para hacer este tipo de lesiones, si el arma fuese más corta que diez centímetros tal vez, pero no es el caso según el lugar hasta donde interesaron las lesiones punzocortantes.

Si fue un cuchillo no se compadece con las otras lesiones punzo cortantes donde se nota claramente que ese elemento tenía filo -coleta de salida-.

Las bandas apergaminadas en su opinión se corresponden a surcos de estrangulación, la anatomía patológica indica que corresponden a un surco de estrangulación con un elemento multifilamentoso.

Mostró una fotografía donde se ve claramente el surco de compresión o estrangulación, y dijo que esa fotografía era tan clara que no necesitaba mayor explicación pues se observa claramente la depresión del cuello y ese efecto no lo produce más que un lazo de compresión y dentro de la depresión se observan a su vez cuatro surcos al menos.

En otra fotografía muestra una lesión cercana al mentón en la que señala que el elemento multiconstrictor del cuello es multifilamentoso y maneable.

Explicó que la víctima sufrió una asfixia mecánica con un lazo semirígido y coadyuvó al mecanismo de la muerte.

Que para comprimir la vía aérea se necesita una fuerza de 20 kilos.

El lazo es incompleto, no abarca todo el cuello, puede haber estado interrumpido con el cabello, que con la lesión en la subclavia la llevó a un shock hipovolémico.

Otro elemento es que el nacarado de los surcos de compresión habla de tiempo de muerte.

El mecanismo asfíxico se comprueba además porque tiene lesiones en el mentón que se llaman manchas de “Thoinot“, además el informe patológico demuestra que es una asfixia por compresión, tiene edema pulmonar, ruptura de tabiques intraalveolares y hemorragia pulmonar que es típico de las asfixias mecánicas.

Que en una parte de la autopsia se dice que se produce la asfixia por la propia sangre pero no es posible porque no hay lugar por donde pase la sangre.

Dicen que tiene sangre en la vía aérea pero no significa que se haya asfixiado porque la anatomía no lo corrobora. Y desde el punto de vista anatómico no tiene por dónde pasar la sangre.

En el paquete vascular lo único que se mandó es la carótida derecha y por la lesión tiene un signo patognomónico de estrangulamiento, un hematoma externo.

En las asfixias por compresión la muerte se produce por un triple mecanismo.

Explicó con un croquis por donde pasan las venas subclavias y la traquea, las lesiones dicen entre 3° y 4° anillo traqueal, eso le produjo un neumotórax -entrada de aire en la cavidad pleural-, y con otro croquis del cuerpo humano mostró que no hay cavidades por donde la sangre haya podido pasar. Que algo puede pasar por las lesiones y puede expulsarla por la toz, pero la sangre hallada no fue al pulmón sino en la cavidad pleural.

La sangre de la subclavia es lo que generó la sangre en la cama y en la región pleural.

Que no se pudo asfixiar con la sangre porque no tenía por dónde pasar.

Que hay una lesión más cercana al mango del esternón que golpea el bronco fuente derecho y le genera un hematoma, no lo lesiona, por lo que no hay lesión para que pase la sangre a la vía aérea salvo algo que pudo haber pasado por las lesiones.

Que la víctima no tenía sangre ni en la nariz ni en la boca, y cómo se va a ahogar alguien sin tener un mínimo reflejo de toz; ni una gota de sangre por la nariz y la boca.

Mostró la lesión de la tráquea en una foto que indica que no tiene por dónde pasar la sangre -a cuerpo abierto de la autopsia-

En cuanto al elemento causante del estrangulamiento, aunque sin rigor científico, dijo que podría tratarse de un grupo de alambres enroscados sobre sí mismos, porque pensaba también en las puntas del alambre y la irregularidad de los surcos nacarados.

Que se veía en la lesión inferior un camino ondulante, si el arma tiene más de diez centímetros eso es imposible por el recorrido, y además todas son al mismo tiempo, por lo que a su entender, con las lesiones punzcortantes son concomitantes.

Que esa mecánica era posible porque la persona sostiene a la víctima con una mano y con la otra produce la lesión punzo cortante, que no pasan por el mismo lado.

Que el actor sostiene con el lazo y provoca las otras lesiones.

Sostuvo que su opinión era lo que claramente se veía en las fotografías y no una mera opinión personal.

Que no sería serio decir un orden en las lesiones, que eran concomitantes, al mismo tiempo, por la vitalidad de los surcos.

Que la lesión punzo cortante pegada a una cortante es porque debe haber pasado pegada al elemento que constriñe el cuello.

Que el ingreso del arma era oblicuo.

En cuanto a la posición del agresor dijo que no se podía determinar por la coleta de salida si el agresor era zurdo o es diestro, sólo con eso no se podía determinar.

Que es un acuerdo de todos los que saben, puede ser diestro o zurdo. No hay nada que indique invariablemente que sea así.

Que si hiciera un razonamiento de que el agresor la agrede por detrás también puede ser diestro porque no sabe para qué lado puede orientar el filo del cuchillo, para el diestro es más cómodo el filo para abajo, para el zurdo no, pero muchos utilizan el cuchillo para abajo. Son todas especulaciones pero no hay determinación científica en ésto.

En cuanto a la posición de la víctima creía que ha sido sorprendida probablemente en el sueño. Y el agresor detrás por el estrangulamiento, por lo que era dable pensar en indefensión y no tiene lesiones de defensa. Que parece más razonable que la víctima estuviera boca abajo al iniciarse la agresión, y hubo que inmovilizarla ya que no tiene las lesiones de defensa típicas. Y como dice Raffo nadie se deja matar y menos estrangular aunque esté durmiendo.

Dirigiéndose al Fiscal le dijo que estuvo en la junta de peritos; “Ud. sabe lo que dije y dijeron los demás, pero aquí están las fotos”.

Que las lesiones que tiene en la boca, en el labio superior, una lesión contusa que coincide con el borde de los dientes, en el inferior otra, en el borde de la lengua otra contusa que corresponde en lo típico a sofocación o acallamiento. Cuando se coloca la mano sobre la boca se producen estas lesiones. “La lesión de la lengua es porque se habrá mordido. El mordillo va al nivel de la boca, no pudo ser ello, pero indica que estaría durmiendo”.

Cuando se le preguntó cómo se conjugan esa tres cosas -acallar, lazo y lesiones punzo cortantes, dijo que primero se ejerce fuerza para sujetar a la víctima, la necesaria para comprimir la laringe (20 kilos), debe tener una fuerza de 20 kilos fuerza para acallar a la víctima, que el parámetro de los 20 kilos habla de una persona fuerte (un balde de pintura de 20 kilos). Que no es posible que una persona de menor peso o igual a la víctima pueda estrangularla. Si es el mismo autor debe tener fuerza para mover un balde de 20 litros y que además hay que levantar y sostener por 30 segundos al menos para que la víctima pierda la conciencia.

Que puede ser que en un primer momento el victimario quiso acallar a la víctima y por ello las lesiones en la cara.

Refiere que hay una secuencia; primero se intenta acallarla, luego la víctima se despierta, la compresión de la carótida y la yugular la lleva a la pérdida de la conciencia. Que la víctima se despertó porque tiene lesiones escoreativas -golpes. Lo supone a su criterio, pero porque a ciencia cierta nadie puede decir que se encontrase durmiendo. Aunque fue inmovilizada probablemente por la ausencia de lesiones de defensa significativas que en general se encuentran en las agresiones con armas blancas. Cuando se despertó intentó acallarla, por eso las lesiones en la cara, estando detrás el agresor por el cuello extendido. Por las lesiones que tenía en el cuello entiende que la atacó detrás durmiendo y de decúbito ventral o costado más boca abajo.

Que podía tratarse como hipótesis de un ataque sexual frustrado por la resistencia de la víctima que luego desencadenó la secuencia.

Entre 2 y 4 kilos se obstruye la circulación de la carótida y pérdida de conciencia en 30 segundos, y la imposibilidad posterior de defensa.

Que una cosa no excluye a la otra, se desmaya pero requiere 20 kilos fuerza para obturar la glotis, con 30 kilos las arterias de la columna.

Que cree que una sola persona lo pudo hacer pero no excluye que hayan sido dos como posibilidad. “Yo creo que una sola persona lo pudo hacer.”

Ratificó su informe de Fs. 1401/1404.

Le preguntó el Fiscal si podría señalar dónde están en la autopsia las livideces dorsales. Dijo que no, porque no las describen.

Preguntado si ¿Recuerda si Aranda las describe? Respondió que no las describe.

A fs. 1402 punto 7, lee “Es decir la muerte…”, y le indicó el Fiscal que antes dice que fue movido en 4 hs y luego que fue movido 10 o 12 hs. A lo que contestó que eso es lo que dice Gisbert Calabuig, luego de dos puntos transposición de las livideces. “Comparto lo que dice ese autor. No dice que estén fijas a las 4 hs. No hay contradicción alguna”. Que no trajo el libro de Gisbert Calabuig, pero “digo que es así y lo digo bajo juramento”.

El Fiscal dice que hay dos contradicciones: en 1402 vta. Punto de la importancia médico legal a) dice las livideces son importantes -12 a 15 hs después de la muerte- es lo que dice Gisbert Calabuig; a fs. 1404 en el párrafo dice “compartiendo con Gisbert...” dice a partir de las 10 a 13 hs no se modifican, lo cual da una aproximación. A lo que contestó que no hay cifras absolutas. Que él estaría en 12 a 15 hs para debatir otras cuestiones y basado en la bibliografía en general y mi análisis. Que había citado dos autores, pero de 12 a 15 era su opinión, su apreciación personal.

Que Calabuig dice 10 a 12 horas pero se ha basado en dos autores, todos coinciden con pequeñas diferencias de una a dos horas, y todos son datos estadísticos.

Citó dos libros, uno de Calabuig y otro que exhibió que habla solo de intervalo post mortal, libro que viene con un CD para evaluar distintas características de la víctima, de la Ed. Masson, y donde se indica de 10 a 12 horas.

Se le lee Fs. 1403/vta. Punto 9, dice suele ser completa en 8 a 12 con máxima intensidad a las 24, y desaparición en 36 hs., preguntado por el Fiscal si es una cita textual o su opinión, dijo que si no se equivocaba era una cita de Gisbert Calabuig.

Que de todas formas Calabuig escribe en España y acá teníamos muchos cadáveres que no podían tener esa data de muerte.

Que no hay un dato específico taxativo. Todos los valores en medicina son arbitrarios en ese sentido.

Que un cadáver no se comporta de la misma manera, depende del ambiente, en el caso particular es un cadáver que ha perdido la volemia, la sangre, las livideces se modifican por el déficit de sangre, cada persona es diferente, por ejemplo en una persona que toma antibióticos el período de putrefacción empieza luego. En chicos y grandes cambia, por la cantidad de masa muscular, el rango horario cambia mucho.

Que un ventilador airea el ambiente pero no refrigera.

Que el punto 9 de su informe lo copió del libro para darle un rigor científico a la cita, de 8 a 12 es el valor que propone aunque también pueda ser de 12 a 15.

Que luego se explican en el informe las etapas, que la rigidez comienza como criterio más generalizado a las 2 y 4 hs., se completa entre 6 y 8, se hace de máxima intensidad a las 24, y desaparece a las 36.

Que son maneras de explicar un mismo proceso. Lo que se trata de explicar es cuándo se pierde, que es a las 24 hs. Que Bonnet incluso dice trece horas.

Que la medicina legal no se estudia por lo que puedan decir dos renglones.

Que el perito tiene y debe dar una opinión propia y no transcribir lo que dicen otros, lo demás se pone para mostrar que hay diferentes posiciones, hay diferentes libros sobre la data de la muerte, que puso una conclusión que a su criterio es entre 12 y 15 hs. La cita de otros autores es para demostrar en qué se basa, que no es autodidacta sino acotado a lo que la mayoría de los autores dicen porque no hay coincidencias incluso entre los maestros, y entonces se toman valores de referencia. Todos los peritos de este caso tomaron valores de referencia que no son arbitrarios.

Refiere que la conclusión es que la muerte se produjo entre 12 y 15 hs. antes del hallazgo en base a las consideraciones que hace. Que entre las 10.10 y 13.10 del día 10 de enero. Que esto está basado en las livideces y en la rigidez. Las livideces no están descriptas en la autopsia.

Le preguntó el Fiscal por qué los médicos autopsiantes no describieron las livideces dorsales. A lo que dijo obviamente desconocerlo porque no estuvo en la autopsia, pero que sí las veía claramente en las fotografías que proyectó en la audiencia.

Que en su opinión la rigidez “Es completa entre 12 y 13 hs, si es irreductible entre 15 y 24 hs.”.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

similar:

Informe nextel fs. 437/438, informe microsoft fs. 439/480, copia fotolog y texto mesn fs. 491 494/500, informe personal fs. 509, informe laboral abramovich fs. iconInforme semanal sobre las reacciones al informe final de la cvr

Informe nextel fs. 437/438, informe microsoft fs. 439/480, copia fotolog y texto mesn fs. 491 494/500, informe personal fs. 509, informe laboral abramovich fs. iconInforme de resultados: encuesta sobre ausentismo laboral 2013

Informe nextel fs. 437/438, informe microsoft fs. 439/480, copia fotolog y texto mesn fs. 491 494/500, informe personal fs. 509, informe laboral abramovich fs. iconInforme sobre la evolución jurisprudencial de las acciones de clase...

Informe nextel fs. 437/438, informe microsoft fs. 439/480, copia fotolog y texto mesn fs. 491 494/500, informe personal fs. 509, informe laboral abramovich fs. iconUniversidad Autónoma de Barcelona Doctorado en Comunicación Audiovisual
«auctoritas», la elaboración de un informe que contenga una propuesta sobre el modo más adecuado de su articulación jurídica, los...

Informe nextel fs. 437/438, informe microsoft fs. 439/480, copia fotolog y texto mesn fs. 491 494/500, informe personal fs. 509, informe laboral abramovich fs. iconInforme de gestióN, manejo operativo del relleno sanitario del municipio...

Informe nextel fs. 437/438, informe microsoft fs. 439/480, copia fotolog y texto mesn fs. 491 494/500, informe personal fs. 509, informe laboral abramovich fs. iconInforme de

Informe nextel fs. 437/438, informe microsoft fs. 439/480, copia fotolog y texto mesn fs. 491 494/500, informe personal fs. 509, informe laboral abramovich fs. iconInforme N° 2

Informe nextel fs. 437/438, informe microsoft fs. 439/480, copia fotolog y texto mesn fs. 491 494/500, informe personal fs. 509, informe laboral abramovich fs. iconInforme nº 4

Informe nextel fs. 437/438, informe microsoft fs. 439/480, copia fotolog y texto mesn fs. 491 494/500, informe personal fs. 509, informe laboral abramovich fs. iconInforme de

Informe nextel fs. 437/438, informe microsoft fs. 439/480, copia fotolog y texto mesn fs. 491 494/500, informe personal fs. 509, informe laboral abramovich fs. iconInforme de






© 2015
contactos
m.exam-10.com