Este año, que comenzaba con la presidencia española y con la entrada de la moneda única, ha sido decisivo para el futuro de la Unión Europea. En materia agraria, la propuesta del comisario Fischler para reformar la pac






descargar 57.98 Kb.
títuloEste año, que comenzaba con la presidencia española y con la entrada de la moneda única, ha sido decisivo para el futuro de la Unión Europea. En materia agraria, la propuesta del comisario Fischler para reformar la pac
fecha de publicación31.08.2015
tamaño57.98 Kb.
tipoDocumentos
m.exam-10.com > Biología > Documentos


Este año, que comenzaba con la presidencia española y con la entrada de la moneda única, ha sido decisivo para el futuro de la Unión Europea. En materia agraria, la propuesta del comisario Fischler para reformar la PAC ha producido un rotundo rechazo entre los profesionales del campo de la UE. En Castilla y León, ASAJA ha liderado la oposición a esta reforma “a medio plazo”, con manifestaciones en Bruselas y Madrid, ya que supone una reforma radical con efectos devastadores para la agricultura y ganadería de la Comunidad Autónoma.

En el plano agrícola, el año no ha sido especialmente bueno. La campaña ha estado marcada por la sequía y por unas penalizaciones muy importantes en todos los cultivos que tienen una superficie máxima garantizada.

En cereales se ha producido una cosecha ligeramente mejor a la del año anterior, que fue desastrosa, pero que no se puede calificar como normal porque, debido a la sequía del tramo final de la campaña, ha estado por debajo de la media de los de los últimos cinco años. Además, esta cosecha no se ha visto compensada con una mejora de los precios. En cambio, el girasol, cuya superficie ha descendido de forma importante tras equipararse las ayudas a las de los cereales, se ha visto parcialmente compensado con unos precios favorables.

En el caso del maíz, pese a que la siembra en Castilla y León fue inferior a la de otros años, seguimos sobrepasando la superficie garantizada para la región y la multa ha sido superior a la de la campaña anterior, con unas pérdidas de más de 15 millones de euros para los cultivadores de la Comunidad Autónoma. Otros cultivos que han visto reducidas las ayudas en una cuantía importante han sido el trigo duro y las leguminosas de consumo animal y, en menor medida, los forrajes deshidratados.

Un año más el sector de la patata se ha visto inmerso en una crisis de precios sin que las Administraciones públicas hayan aplicado ninguna medida para evitarlo.

En remolacha, con una campaña buena en cuanto a producción, ha sido un año marcado por los importantes problemas con el reporte, los bajos precios internacionales del azúcar y el escaso interés de la Industria por mejorar los precios de la remolacha excedentaria.

En ganadería, han continuado los problemas por las secuelas de la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB) y la Peste Porcina Clásica (PPC); si bien se han comenzado a recuperar tanto el consumo como los precios, no se han alcanzado los niveles anteriores a las crisis.

El sector ganadero continúa inmerso un año más en las penalizaciones, con una disminución algo inferior a la del año anterior en la prima al bovino macho, que supone una pérdida de unos 16 millones de euros para los ganaderos de Castilla y León. Pero la situación es todavía peor si tenemos en cuenta que por primera vez también se produce penalización en la prima al sacrificio para bovinos de ocho meses.


POLÍTICA AGRARIA COMUNITARIA


ASAJA ya lo llevaba advirtiendo mucho tiempo y ahora el Ministerio de Agricultura admite que el impacto de la reforma de la PAC en España será brutal, realizando un estudio en el que se han evaluado las consecuencias para cereales, oleaginosas, leguminosas grano, proteaginosas y otros sectores. Los resultados no pueden ser más decepcionantes, pues las zonas cerealistas, abundantes en Castilla y León, prácticamente desaparecerán de salir adelante la propuesta de modulación. El MAPA, vistos los resultados, ha optado por elaborar una alternativa más racional, para buscar aliados dentro de Unión Europea para hacer frente a la propuesta del comisario de Agricultura, Franz Fischler. ASAJA comparte con el MAPA su rechazo frontal a la propuesta de la reforma de la PAC hecha por Fischler. No obstante, la organización realiza una serie de consideraciones a los planteamientos del Gobierno.

  • ASAJA se opone a la reducción del 5 por ciento propuesto al precio de intervención del cereal, así como a la supresión de los incrementos mensuales y a la eliminación de la intervención en centeno.

  • ASAJA no comparte la alternativa del MAPA en cuanto a modulación, puesto que asume un principio para entrar luego en una negociación a la baja. Para la OPA, no es posible plantear con rigor ningún tipo de exención, techo o tramo, ni de 5.000 ni de 10.000 euros ni ninguna otra cantidad. No tiene sentido que el MAPA defienda a estas alturas la modulación, sistema hasta ahora apoyado solamente por COAG y UPA, que con su cruzada a favor están diciendo que todos los agricultores y ganaderos cuyos ingresos por ayudas directas superen los 5.000 euros (831.930 pesetas) son unos “especuladores y cazaprimas”.

  • Esta alternativa llevaría a un desacoplamiento sólo parcial para evitar en parte la “deslocalización” de las producciones. Esto implicaría el establecimiento de una ayuda anual para la agricultura multifuncional, ligada al cumplimiento de requisitos medioambientales y que iría dirigida a unos “agricultores determinados”, aún por definir.

Además, no hay que olvidar que detrás de todas estas reformas de las ayudas PAC está el propósito de Bruselas de aplicar un recorte presupuestario y lograr, a la vez, facilitar las negociaciones que a lo largo de este 2003 se desarrollarán en la Organización Mundial de Comercio. Pero recortar el apoyo al campo es exactamente lo contrario de lo que Estados Unidos hace de puertas para dentro, aumentado cada vez más su apoyo a sus agricultores.


CRISIS DE PRECIOS


En los últimos meses del año, agricultores y ganaderos de ASAJA de toda España han protagonizado una campaña de protesta ante las puertas de las grandes superficies denunciando los excesivos márgenes comerciales que practican los intermediarios y la distribución. Con estas medidas, los productores quieren reclamar al Gobierno que, de forma urgente, adopte medidas para corregir el enorme diferencial existente entre los precios que percibe el agricultor por la venta de sus productos y los precios a los que compra el consumidor.

Los últimos datos publicados del IPC asignan a la alimentación una subida del 8 por ciento, poniendo de manifiesto que es precisamente en los eslabones intermedios de la cadena donde se produce un incremento abusivo y exagerado que dispara el precio final. Así, el consumidor llega a pagar hasta 10 veces más de lo que percibe el agricultor por el mismo producto, cuando en muchos casos este incremento no está justificado, al tratarse de productos como las patatas, las cebollas y en general todas las frutas y hortalizas que se presentan en el mercado sin apenas proceso de manipulación, como mucho lavados y colocados en bolsas.

A modo de ejemplo, destacamos los márgenes de los intermediarios, como diferencia entre el precio en origen y el precio al consumidor, de algunos productos básicos: patatas (marfona) el 2.400 por ciento, cebollas (grano) el 1.080 por ciento, ajo (morao) el 801 por ciento, tomate (cherry) el 529 por ciento, carne de cerdo el 435 por ciento, carne de ternera-añojo el 261 por ciento, carne de pollo el 244 por ciento y docena de huevos el 103 por ciento.

CEREALES


La producción global española de cereales de otoño-invierno ha alcanzado una cantidad de 16,3 millones de toneladas, siendo una campaña un tanto atípica, que se prometía muy buena en la primavera, aunque finalmente la sequía mermó la cosecha en el último tramo de la campaña. En términos generales la cosecha ha sido mejor que el pasado año, aunque no se puede calificar como buena, ya que se encuentra por debajo de la media de los cinco últimos años.

La superficie de cereal sembrada este año en Castilla y León se ha situado sobre las 2.214.900 hectáreas, lo que supone un incremento respecto al año pasado del 13 por ciento. Asimismo, la producción de esta campaña ha ascendido hasta los 5,4 millones de toneladas, lo que supone un aumento del 50 por ciento respecto a la campaña pasada, aunque está un 22 por ciento por debajo de la media de los últimos cinco años.

Por cultivos, se han sembrado 737.900 hectáreas de trigo con una producción de 2,2 millones de toneladas, lo que se traduce en un ascenso del 68 por ciento respecto al año anterior, una producción que está en la media de los últimos años. Hay 1.280,3 hectáreas de cebada, aumentando la producción un 36 por ciento, y situándose en 2,9 millones de toneladas, aunque la campaña ha sido mala, con una disminución del 36 por ciento respecto a una campaña media. El único cereal que ha disminuido la superficie ha sido el centeno, con 69.900 hectáreas, aunque la cantidad cosechada ha aumentado casi un 79 por ciento, recogiéndose 121.500 toneladas, cifra inferior a una campaña media en un 30 por ciento. En avena se han obtenido 268.300 toneladas sobre 126.800 hectáreas, lo que significa un aumento de la producción de un 72 por ciento, aunque supone un 42 por ciento menos que la media de los últimos años.

Pese a la mejora de la campaña con respecto a la pasada, España continúa siendo un país muy deficitario, y prueba de ello es la gran importación procedente de países del Este. Pero esta escasez de producto no ha supuesto un incremento de los precios, que incluso han disminuido en Castilla y León en 2,80 €/100 kilos en el caso del trigo blando panificable y en 2,02 €/100 kilos para la cebada respecto a los alcanzados el año pasado por estas fechas.

En cuanto a la campaña del maíz, la producción global nacional se cifra en unos 4,3 millones de toneladas, frente a los 5 millones del año 2001. Un año más, el problema del maíz ha sido el exceso de superficie sembrada, debido a la falta de alternativas de cultivo en regadío, lo que ha llevado a una penalización en algunas Comunidades Autónomas, entre las que se encuentra Castilla y León donde la multa ha supuesto que los pagos por superficie de maíz hayan descendido un 22,84 por ciento.

En Castilla y León se han sembrado 121.900 hectáreas de maíz frente a las 92.708 que hay de superficie base, obteniéndose una cosecha de 1,2 millones de toneladas, un 11 por ciento menos que la campaña pasada y un 22 por ciento superior a la media de los últimos años. Este descenso de producción ha influido en un ligero incremento del valor de mercado del maíz, aunque la importación de producto de países de fuera de la Unión Europea tira a la baja los precios en origen.

Otro cultivo con sobrepasamiento de la superficie máxima garantizada ha sido el trigo duro en zona tradicional. En Burgos se ha producido un sobrepasamiento de un 115,56 por ciento, en Salamanca ha sido un 9,63 por ciento y en Zamora un 151,77 por ciento. Por tanto, las penalizaciones a aplicar son el 53,61 por ciento en Burgos, el 8,78 por ciento en Salamanca y el 60,28 por ciento en Zamora. También se ha producido una superación del 99 por ciento de la superficie máxima garantizada en el caso de la ayuda específica, con lo cual esta ayuda especial se ve reducida en un 49,74 por ciento.

OLEAGINOSAS

La superficie de girasol ha vuelto a disminuir esta campaña en España y en toda la UE por los nefastos acuerdos de la Cumbre de Berlín para equiparar las oleaginosas con los cereales. En el territorio nacional el descenso ha sido del 11,7 por ciento, lo que supone 757.700 hectáreas sembradas.

En Castilla y León la superficie sembrada ha sido de 180.900 hectáreas, con una producción de 142.900 toneladas, lo que representa una disminución del 20 por ciento en superficie y un 39 por ciento de la producción respecto a la campaña pasada. Además, los precios también han acompañado experimentando, en general, un incremento respecto a la campaña precedente.

La ayuda medioambiental, que prometía paliar el posible descenso del cultivo, no ha cubierto las expectativas. Un total de aproximadamente 60.000 hectáreas se han beneficiado de la ayuda agroambiental al girasol en secano. Esto indica la escasa aceptación de la medida, principalmente debida a la poca compensación percibida en contraposición a todos los requisitos que se exigen.

LEGUMINOSAS


En España se han incrementado tanto las superficies sembradas de leguminosas de consumo humano como las de consumo animal, quedando así 29.700 hectáreas de lentejas, 88.300 de garbanzos, 168.200 de veza y 118.900 de yeros. Sin embargo, los rendimientos han sido malos debido a la sequía, aunque han mejorado respecto a los del año pasado. Se han producido 23.900 toneladas de lentejas, 72.500 de garbanzos, 131.100 de veza y 98.300 de yeros.

Castilla y León siembra 12.329 hectáreas de legumbres de consumo humano (el 10,4 por ciento de España) y 67.060 de leguminosas para consumo animal (el 23,4), con unas producciones de 2.851 toneladas de lentejas, 6.146 de garbanzos, 42.068 de veza grano y 3.669 de yeros. Esto sitúa a Castilla y León como la Comunidad con mayor peso en este tipo de producciones.

En cuanto a las ayudas, no hubo penalización en leguminosas de consumo humano, pero sí en las de consumo animal, que quedó finalmente en un 16,8 por ciento. Esto se corresponde con una ayuda de 30.116 pesetas por hectárea para las lentejas y garbanzos y 25.044 para las vezas y yeros. Un año más las administraciones nacionales y comunitarias desoyen las peticiones de ASAJA y continúan sin apoyar estos cultivos como fuente importante de proteínas para la alimentación animal.


FORRAJES DESHIDRATADOS


La campaña 2001-02, cerrada el 31 de marzo, finalizó con una producción comunitaria de 4.421.008 toneladas, ligeramente superior a la Cantidad Máxima Garantizada, por lo que hay una penalización de 0,13 euros por tonelada. La producción baja 300.000 toneladas respecto a la campaña anterior por la disminución de la cosecha en la mayoría de los países. España produjo 143.000 toneladas menos (-7 por ciento), y sigue siendo el primer productor de forraje deshidratado de la UE, con un 41 por ciento del total de la producción europea.

El sector está muy preocupado por la propuesta de reforma de la PAC del comisario Fischler, ya que pretende la desaparición de la ayuda al deshidratado y su sustitución por una ayuda desacoplada a la renta de los cultivadores que, en la práctica, supondría la desaparición de la industria y del cultivo de alfalfa.

Castilla y León, con una superficie de 59.500 hectáreas dedicadas al cultivo de alfalfa, sólo produce unas 85.000 toneladas de forraje deshidratado de las 1.590.100 (15,5 por ciento menos que el año pasado) de forraje en verde que aproximadamente se producen al año. Ello es debido a la incipiente industrialización con plantas transformadoras en la Comunidad Autónoma que permita generar el valor añadido que actualmente está marchando a otras Comunidades Autónomas como Aragón y Navarra. Esta incipiente industrialización y la casi nula existencia de derechos históricos, podría hacer desaparecer este cultivo tan importante en Castilla y León si se aplicase la propuesta actual de la Comisión.


REMOLACHA


La campaña de cosecha de verano ha sido muy buena en la zona sur en cuanto a producción y, aún sin finalizar en el Norte, se confirma una gran cosecha, e importantes problemas con el reporte y sobre todo con la remolacha excedentaria.

En la zona Norte se prevé una cosecha de 4.381.000 toneladas frente a las 3.792.200 del año pasado, lo que supone un incremento del 15,5 por ciento. La situación de bajos precios internacionales del azúcar y el escaso interés de la Industria por mejorar los precios de la remolacha excedentaria, hacen que el precio de esta remolacha esté por debajo incluso del coste de transporte para el agricultor.

La UE decidió en el mes de octubre un recorte de cuota para toda la UE en aplicación de los límites a las exportaciones establecidos por la OMC. A España le corresponde eliminar 22.800 toneladas de cuota de azúcar. Este hecho repercutirá en la próxima campaña a través de una menor contratación.

La posible reforma de la OCM y la reestructuración del mapa azucarero español, serán dos puntos importantes de atención para el próximo año 2003, y en los que ASAJA estará expectante.


VITIVINÍCOLA


La ley de prevención del consumo de bebidas alcohólicas levantó gran polémica. ASAJA negoció al más alto nivel y consiguió que la citada Ley considere al vino como producto alimentario con unas pautas de consumo y una tradición específicas.

El MAPA quiere elaborar una nueva Ley del vino, que sustituirá al actual Estatuto de la Viña, del Vino y de los Alcoholes, obsoleto ya por la evolución del sector, así como por los cambios en las normas de la UE y nacionales. El anteproyecto ha sido aprobado por Consejo de Ministros y tiene que debatirse en el Congreso. Por otra parte, la Comisión Europea, tras las presiones de ASAJA y de algunos Estados Miembros, ha dado marcha atrás y ha retirado su propuesta para modificar el régimen de destilación de vino para la elaboración de alcohol de boca. Tampoco se aprobó la modificación de la actual normativa sobre impuestos especiales, por lo que el vino seguirá con tasa cero.

En Castilla y León, la vendimia del 2002 comenzó con muy buenas expectativas en cuanto a producción, pero a mitad de la vendimia comenzaron las lluvias, que ocasionaron pérdidas por podredumbre y obligaron a dejar muchos racimos en las cepas. Pese a que las pérdidas han estado en torno al 25 por ciento, se han recogido 191.000 toneladas de uva (el 5,9 por ciento más que la anterior).

La Comisión Europea ha distribuido entre los Estados Miembros los fondos para la reestructuración y reconversión del viñedo para la campaña 2002/2003, siendo España el país más beneficiado, al corresponderle 157,3 millones de euros, cifra que representa un 35,5 por ciento del total y un incremento de 3,1 millones de euros con respecto a los fondos que le fueron asignados inicialmente en la campaña anterior.

En nuestra Comunidad Autónoma la ejecución de medidas de los planes de reestructuración ha supuesto el pago de más de 12 millones de euros durante el año 2002, y la asignación inicial para la campaña 2002/2003 ha sido de 8,089 millones de euros, un 2 por ciento más que la pasada campaña.

FRUTAS Y HORTALIZAS

En la región, el sector de la patata ha soportado una nueva crisis, con precios ruinosos, entre 0,04 euros y 0,07 por kilo debido al exceso de oferta en el mercado, evidenciando la falta de estructuración.

En esta campaña se han plantado en Castilla y León cerca de 27.400 hectáreas, lo que supone un incremento del 10 por ciento respecto al año anterior, con una producción de más de 1 millón de toneladas (un 12,6 por ciento más que la pasada campaña).

En este sentido, ASAJA entiende que es primordial la regulación del sector por medio de una organización común de mercado, para el cultivo de la patata, como ocurre en otros cultivos, así como establecer relaciones interprofesionales entre el sector productor y los almacenistas y transformadores para establecer la superficie de siembra y precio de la mercancía y controlar los abusivos márgenes de los almacenistas y, especialmente, los de las grandes superficies donde compra el consumidor final.

A corto plazo, ASAJA también propuso una serie de medidas encaminadas a paliar esta crisis de precios de la patata, como son la retirada del mercado de la producción excedentaria por parte de las administraciones, con destino a destrucción o a alimentación animal; ayudas para paliar los costes de producción; otorgar a los cultivadores de patata un tratamiento fiscal especial, así como eximirlos del pago de cuotas a la Seguridad Social, y programar una línea de créditos blandos, con un periodo inicial de carencia. Finalmente también se solicitó acometer desde las administraciones una campaña de fomento del consumo de patatas.

El MAPA publicó un Real Decreto para regular el reconocimiento de las agrupaciones de productores y que articula medidas para mejorar la organización de la producción y que no vienen, desgraciadamente, a ser las más eficaces para paliar las sistemáticas crisis.

El cultivo de zanahoria, que ocupa unas 1.800 hectáreas en la provincia de Segovia y en las comarcas limítrofes de Iscar y Olmedo, de la provincia de Valladolid, sufrió el invierno pasado fuertes heladas, con temperaturas de –17 ºC a –19 ºC, que afectaron a la cosecha que aún permanecía en campo, aproximadamente un 40-50 por ciento del total, de la que gran parte fue inutilizada. Las estimaciones apuntan unas pérdidas directas de 6 millones de euros.

Este año por fin ha visto la luz la producción integrada en Castilla y León, cuestión que ASAJA llevaba reclamando desde hace mucho tiempo, por ofrecer una nueva posibilidad de comercialización a los agricultores de nuestra Comunidad Autónoma. La Consejería de Agricultura y Ganadería ha publicado este otoño los reglamentos de producción integrada de los cultivos de zanahoria y patata.

VACUNO DE CARNE

Tras la crisis sufrida en el 2001, por la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB), este año el sector ha tendido a estabilizarse, si bien se mantienen algunas secuelas importantes, con un continuo goteo de casos. Se han detectado 121 casos en España, de los cuales 34 se han producido en Castilla y León (10 en Zamora, 7 en León, 6 en Ávila, 5 en Palencia, 3 en Valladolid, 2 en Salamanca y 1 en Burgos). Los precios se han recuperado en un porcentaje elevado, pero continúan siendo un 3 por ciento inferiores a los registrados en los meses anteriores a la crisis. Sin embargo, la venta de hembras lecheras de ganado mayor sigue estancada y con unos precios muy bajos, cerca de un 300 por ciento menos que antes de la crisis de la EEB. El consumo continúa a la baja, con un descenso del 11,5 por ciento del año 2000 al 2001 y del 26 por ciento del 2001 al tercer trimestre del 2002.

Entre los efectos negativos que aún se mantienen, destaca la inexistencia de un mecanismo que permita que el coste de extracción y gestión de los MER no sea pagado por los ganaderos como ocurre en la actualidad. El MAPA se comprometió a buscar un sistema para financiar los costes de eliminación de los MER y que no se ha llevado a efecto hasta el momento.

La exigencia de un certificado veterinario para los animales de las especies susceptibles de padecer alguna EET, con destino al matadero, además de carecer de todo rigor y no aportar ninguna nueva garantía de seguridad alimentaria, supone un aumento de burocracia y de costes innecesarios e inútiles al ganadero.

La penalización de la prima especial al bovino macho del año 2001 ha sido del 30,22 por ciento, al solicitarse en España por 1.023.227 animales, mientras que la cantidad máxima garantizada es de 713.999. En cuanto a la prima por sacrificio, el número de animales por los que se ha solicitado en todo el territorio nacional supera los dos millones de cabezas, lo que supone, teniendo en cuenta que la cuota nacional no llega a esa cifra, una penalización del 2,11 por ciento. En Castilla y León se han solicitado ayudas para 243.000 animales en relación con la prima especial a los bovinos machos y para más de 420.000 cabezas en cuanto a la prima por sacrificio.

Esta situación podría agravarse el año que viene, al llevarse a cabo la reducción del número total de derechos de la prima especial al bovino macho para España, pasando de 713.999 a 643.525, lo que significa un descenso del 9,87 por ciento.


VACUNO DE LECHE

En nuestra Comunidad quedan actualmente 5.604 ganaderos de vacuno de leche, 277 menos que en el año 2001, que se reparten una cuota total de 833.576 toneladas de leche, un 10 por ciento superior a la del año pasado. Esto significa que la cuota media por explotación es de 148.747 kilogramos, y que está por encima de la media nacional, que se cifra en 121.406 kilogramos por explotación, aunque se encuentra por debajo de la media europea, que se eleva hasta 200.000 kilos por explotación.

En un periodo de seis años, la cuota media por explotación ha pasado de poco más de 68.000 kilogramos a más de 148.000, con una media de 20 vacas por explotación y con una media de 7000 kilos por lactación, lo que da una idea de la competitividad y profesionalización de este sector en Castilla y León. A ello hay que sumar los importantes esfuerzos para cumplir los exigentes requisitos de calidad de la leche y de bienestar de los animales, que han venido impuestos por la Unión Europea.

Un año más, como ha constatado ASAJA, el abandono de la producción lechera ha sido sobre todo en las zonas de montaña, zonas de difícil acceso y complicada comercialización de la leche, que se encuentran fundamentalmente en la periferia de la Comunidad Autónoma. Es necesario el apoyo económico de las Administraciones para garantizar su calidad de vida y diversificación de actividades.

A lo largo de todo el año ha continuado el descenso de los precios iniciado en otoño de 2001. La industria lo achaca a la coyuntura internacional y a la mayor producción, sin embargo, el descenso no se ha trasladado en los precios al consumo, sino en un aumento lo que significa mayor beneficio para el distribuidor e industria.

A este descenso de precios hay que añadir un aumento del 7,71 por ciento en la producción respecto al año pasado, que va a repercutir en una superación de la tasa suplementaria con la consiguiente multa, ahondando este hecho aún más en la crisis que están soportando los ganaderos del sector lácteo.
OVINO Y CAPRINO

Este año entró en vigor la nueva OCM, aprobaba a finales de diciembre del año anterior. El acuerdo establece una prima fija de 21 euros para las ovejas productoras de corderos pesados y 16,8 euros para ovejas productoras de leche y cabras. Además, ha abonado una prima complementaria de 7 euros por cabeza para las explotaciones situadas en zonas donde la producción de ganado ovino y caprino constituya una actividad tradicional o contribuyan significativamente a la economía rural. Por último se establecieron unos “sobres nacionales” por un montante total de 72 millones de euros, de los que a España corresponden 18,827. Estos pagos adicionales, en este primer año, se establecieron de un modo lineal correspondiendo 1 euro por cabeza.

El MAPA ha elaborado un Real Decreto por el que se establecen los principios generales de concesión de los pagos adicionales, así como sus modalidades de aplicación. ASAJA mostró su decepción por la escasa cuantía de la prima fijada en la nueva OCM y por el establecimiento de los “sobres nacionales”, rechazando que en la nueva normativa exista la posibilidad de que las CCAA puedan completar la cantidad global del “sobre” con la reducción de un euro en el importe de la prima base y menos aún, con carácter opcional.

El número total de animales con derecho a prima en Castilla y León se establece en 3.849.967 en el 2002, un 1,6 por ciento menos que en el año 2001. También se produce un descenso, en este caso del 5,6 por ciento, en el número de ganaderos, quedando 13.271.

El 2002 ha sido un buen año para el ovino, con un incremento el consumo del 4,2 por ciento respecto al año anterior, aunque este aumento ha sido menor que en el 2001, en el cual creció un 11,2 por ciento. También se ha producido una mejoría de los precios, fundamentalmente en el segundo semestre del año, con una subida media del 5-6 por ciento respecto al año anterior.

PORCINO


No ha sido un buen año para este sector, ya que los precios han ido disminuyendo paulatinamente y se han situado a final de año un 35 por ciento inferiores a los del año anterior en ganado de cebo y un 17 por ciento menos en lechones. Gracias a que ha crecido el consumo los precios percibidos por los agricultores no han descendido aún más. El incremento de carne de porcino ha sido de un 14,23 por ciento hasta el tercer trimestre del año, superior al 7,77 por ciento que se produjo el año pasado.

Durante los primeros meses del año aparecieron en Cataluña diferentes focos de Peste Porcina Clásica (PPC), lo que originó el sacrificio de 222.594 animales, cifra que incluye los llevados a cabo en los propios focos y los que tuvieron que efectuarse en un radio alrededor de la zona afectada.

Entre la normativa publicada por el MAPA, figuran tres Reales Decretos: El primero, establece un plan de vigilancia sanitaria que permitirá realizar el seguimiento y control en todas las explotaciones de la peste porcina clásica, la peste porcina africana, la enfermedad vesicular porcina y la enfermedad de Aujeszky. El segundo, fija medidas mínimas de lucha contra la peste porcina clásica, y el tercero incluye normas mínimas para la protección de los cerdos.

En Castilla y León, ASAJA sigue trabajando para que en el 2003 estén operativos varios polígonos ganaderos, sobre todo en la provincia de Zamora.

DESARROLLO RURAL

Durante 2002 se ha llevado a cabo la aplicación práctica de los diferentes programas vigentes para el periodo 2000-2006: Indemnización Compensatoria, Medidas Agroambientales, Cese Anticipado, Planes de Mejora e Incorporación de Jóvenes.

Un año más. la Administración regional ha defraudado a muchos agricultores y ganaderos, ajustando los pagos de la indemnización compensatoria a su voluntad y limitando las ayudas a un tope de 1.000 euros cuando inicialmente estaba previsto llegar hasta los 2.000 euros por explotación y perjudicando, con la nueva normativa de la Indemnización Compensatoria, sobre todo a los ganaderos y en particular a los de vacuno de leche.

El cambio más importante está en las medidas agroambientales, con la aplicación de la degresividad y la puesta en marcha de las UMCA (Unidades Mínimas de Cultivo Agroambiental). En líneas generales, las explotaciones con superficies mayores a la UMCA verán reducidas sus primas en los programas medioambientales.

Este verano entró en vigor el nuevo programa agroambiental de extensificación para la protección de la flora y la fauna, en sustitución del programa de estepas cerealistas. Los agricultores estaban expectantes ante la publicación de esta nueva medida, como lo manifiestan las más de 6.700 solicitudes presentadas, pero una vez más la falta de presupuesto ha sido limitante, dejando fuera a más de 5.100 de ellos.

A lo largo del 2002, la Administración regional no ha publicado la convocatoria para solicitar el cese anticipado, dedicándose a resolver los expedientes pendientes del 2000 y 2001. Lo que se está consiguiendo es que los profesionales salgan escaldados y desconfíen de futuras convocatorias de esta línea, ya que formular las solicitudes es una tarea enormemente compleja y que requiere abundante documentación complementaria.

Por otro lado, ASAJA ha recriminado la lentitud en los plazos de aprobación y cobro de las ayudas para la incorporación de jóvenes y modernización de las explotaciones, pasando aproximadamente nueve meses hasta que se resuelve el expediente y otro año más desde que se certifica la inversión hasta que se cobra el dinero. De los 2.280 expedientes presentados este año se pueden haber resuelto poco más de la mitad. Esta tardanza en las resoluciones, junto con la complejidad de la normativa, que requiere el cumplimiento de infinidad de requisitos, la presentación de un estudio de viabilidad y la aportación de una gran cantidad de documentación, desanima al sector, realizando las nuevas inversiones e instalaciones de jóvenes sin la solicitud de ayudas públicas.


POLÍTICA HIDRÁULICA

En este año que acaba de concluir, ASAJA ha denunciado también que, mientras que en el resto del país ya se ha gestionado más de la mitad del dinero presupuestado en el Plan Nacional de Regadíos para la consolidación y mejora de estructuras, en Castilla y León apenas se ha comprometido un 14 por ciento de los fondos disponibles. El ritmo en la suscripción de convenios y redacción de proyectos de las SEIASA (Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias, S.A.) con las comunidades de regantes, en nuestra Comunidad Autónoma, va muy despacio. En estos momentos, sólo han entrado en la fase de redacción de proyecto o licitación un total de 18.728 hectáreas, con una inversión prevista de 93,61 millones de euros del presupuesto previsto hasta el horizonte 2008 (658 millones de euros).

Esta situación es muy peligrosa y, como advierte ASAJA, si no se invierte a lo largo de 2003 puede causar que la partida asignada para nuestra Comunidad Autónoma acabe siendo reasignada a otras zonas del país, más dinámicas. Por eso es muy importante lo que se haga el año que viene, porque Castilla y León no se puede permitir perder este tren de modernización. Sólo con un regadío bien organizado se podrá contribuir al mantenimiento o fijación de la población en el medio rural, pudiendo el agricultor apostar por cultivos más rentables, y no depender tanto de los vaivenes del tiempo.

Por estas razones, ASAJA hace un llamamiento tanto a SEIASA, para que impulse con más eficacia estos proyectos, como a los propietarios de tierra, ya que son ellos los que tienen que dar su aprobación para que la comunidad de regantes decida afrontar las obras, aunque ASAJA denuncia que el agricultor se encuentra en muchas ocasiones atado de pies y manos, ya que la mayoría de las tierras que trabaja no le pertenecen y la decisión depende únicamente del propietario, que muchas veces ni siquiera reside en el pueblo y no tiene interés en modernizar la explotación. La OPA considera que la Administración debería procurar que el agricultor titular no propietario pudiera participar al menos en parte en esta decisión.

Dentro del programa de consolidación y mejora de regadíos se prevén las siguientes obras: reparación de estructuras hidráulicas, modificación de sistemas de transporte y distribución, cambio del sistema de aplicación del riego, y otras actuaciones complementarias. En total, son 1.316 millones de euros (218.969 millones de pesetas) los adjudicados a Castilla y León, de los que la mitad 658 millones de euros (109.484 millones de pesetas) se han de ejecutar dentro del Horizonte 2008.

SEGUROS AGRARIOS

La campaña de 2002 de seguros agrarios se ha visto muy afectada por el complicado tiempo. En Castilla y León, a fecha de 10 de diciembre, se han suscrito 55.101 pólizas de seguros agrícolas, lo que representa un incremento del 2,8 por ciento de las pólizas contratadas el año pasado.

La superficie asegurada de cereales sube 3 puntos, pasando de asegurarse en el 2001 un 76 por ciento de la superficie cerealista de Castilla y León (1.489.903 hectáreas) a tener asegurado un 79 por ciento en el 2002 (1.748.071 hectáreas). La superficie total asegurada también ha aumentado, pasando de asegurarse 1.646.789 hectáreas en el 2001 a 1.983.167 en el 2002.

En cuanto a los seguros pecuarios, destacar el gran aumento del número de pólizas, que este año ha alcanzado la cifra de 26.253 (frente a las 2.514 del año pasado) dando cobertura a 1.995.087 animales (el año anterior 357.483). Este incremento es debido fundamentalmente a la contratación del nuevo seguro de gastos derivados de la destrucción de animales muertos (MER), aunque también se ha incrementado considerablemente la contratación del seguro de la EEB, que ha experimentado un crecimiento del 340 por ciento en cuanto a pólizas contratadas, alcanzando 3.276 y dando cobertura a 212.962 animales, un 214 por ciento más que la pasada campaña. Estas líneas de seguros están fuertemente subvencionadas por ENESA y la Consejería de Agricultura y Ganadería.

También hay que destacar la subida de los seguros de explotación de ganado vacuno y de ovino-caprino, con un incremento en el número de pólizas del 47 y del 145 por ciento respectivamente, asegurando un 45 y un 130 por ciento más de animales.

La siniestralidad ha sido un 9,5 por ciento mayor que en el año anterior, habiéndose realizado 22.083 declaraciones de siniestro, suponiendo un 86 por ciento de esta cantidad los seguros de cereales de invierno, al verse afectadas unas 400.000 hectáreas, siendo los siniestros provocados en un 55 por ciento por la sequía, un 21 por pedrisco y un 15 por heladas.

La uva de vinificación ocupa un lugar importante en siniestros, con 1.832 partes de siniestro.

FISCALIDAD AGRARIA

El año ha tenido una tónica muy parecida al ejercicio 2001. Las reducciones de los módulos por las inclemencias meteorológicas se publicaron tarde y al final del período impositivo del impuesto sobre la renta. Se encuentra pendiente de solución el tratamiento fiscal de las subvenciones, en especial las que según Tributos están vinculadas al precio como las del aceite de oliva. ASAJA continúa reclamando una solución respecto al tratamiento fiscal en la transmisión de tierras, especialmente de padres a hijos.


SEGURIDAD SOCIAL


Lo más destacable ha sido la publicación de dos Reales Decretos que afectan muy directamente al sector: El de Reforma del Desempleo, del que destacamos la reordenación del subsidio agrario, la movilidad geográfica y el que más afecta a los empresarios agrarios, la prestación por desempleo de nivel contributivo para los trabajadores eventuales del REASS.

Por otro lado, se publicó el Real Decreto sobre Inscripción y Altas en el REASS, por el que se obliga a dar de alta al trabajador con anterioridad al inicio de la actividad. ASAJA, que ha negociado duramente con la Secretaria de Estado, ha logrado que se pueda dar de alta al trabajador el mismo día de inicio del trabajo.

Igualmente, ASAJA ha continuado su labor reivindicativa y negociadora para mejorar el Régimen Especial Agrario de la Seguridad Social (REASS) y para que se adapte a la realidad del campo. Desgraciadamente hay quien sigue haciendo demagogia y mucho daño a costa del sector asegurando que el REASS va a desaparecer, algo desmentido por el propio secretario de Estado, quien asegura que el Régimen, lejos de desaparecer, va a mejorar.

MEDIO AMBIENTE

La fauna silvestre ha continuado este año originando daños en nuestra ganadería y aunque las líneas de seguro y las indemnizaciones patrimoniales han paliado en parte los efectos negativos, ni el valor de las indemnizaciones ni los procedimientos han sido satisfactorios para el sector. Todo ello conlleva la necesidad de una urgente revisión de las medidas de indemnización y del control de las especies silvestres.

La Consejería de Medio Ambiente sigue obcecada en legislar contra los agricultores y ganaderos, fijando unos precios mínimos abusivos para el aprovechamiento de los pastos de los montes catalogados como de utilidad pública, con un incremento del 33 por ciento respecto a los precios que se estaban pagando en el 2001. Esto conlleva, según denuncia ASAJA, que los ganaderos no soliciten los aprovechamientos, adjudicándoseles después en subastas públicas y a mejor precio a ganaderos no profesionales de otras Comunidades Autónomas.

ASAJA ha presentado varias alegaciones al anteproyecto de la Ley de Montes de Castilla y León, ya que considera que contiene algunos aspectos que perjudican a agricultores y ganaderos, entre ellos, la desaparición en la Comunidad Autónoma de más de 49.000 hectáreas de superficie agraria útil, sin ver claro el beneficio medioambiental directo de dejar de trabajar estos terrenos.



ASAJA CASTILLA Y LEON. BALANCE AÑO 2002

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Este año, que comenzaba con la presidencia española y con la entrada de la moneda única, ha sido decisivo para el futuro de la Unión Europea. En materia agraria, la propuesta del comisario Fischler para reformar la pac iconComisario de exposiciones. Agricultor, ganadero y selvicultor, con...

Este año, que comenzaba con la presidencia española y con la entrada de la moneda única, ha sido decisivo para el futuro de la Unión Europea. En materia agraria, la propuesta del comisario Fischler para reformar la pac iconManual para la implementación de políticas contables de acuerdo con...

Este año, que comenzaba con la presidencia española y con la entrada de la moneda única, ha sido decisivo para el futuro de la Unión Europea. En materia agraria, la propuesta del comisario Fischler para reformar la pac iconEnseñanza de las Matemáticas con Tecnología para la Educación Básica,...

Este año, que comenzaba con la presidencia española y con la entrada de la moneda única, ha sido decisivo para el futuro de la Unión Europea. En materia agraria, la propuesta del comisario Fischler para reformar la pac iconEn la ciudad de Trelew, a los 21 días de agosto del año dos mil quince,...

Este año, que comenzaba con la presidencia española y con la entrada de la moneda única, ha sido decisivo para el futuro de la Unión Europea. En materia agraria, la propuesta del comisario Fischler para reformar la pac iconLa Unión Europea aprueba el primer tratamiento autoadministrable para la Enfermedad de Crohn

Este año, que comenzaba con la presidencia española y con la entrada de la moneda única, ha sido decisivo para el futuro de la Unión Europea. En materia agraria, la propuesta del comisario Fischler para reformar la pac iconPropuesta didáctica para trabajar con niños con dislexia

Este año, que comenzaba con la presidencia española y con la entrada de la moneda única, ha sido decisivo para el futuro de la Unión Europea. En materia agraria, la propuesta del comisario Fischler para reformar la pac iconTesis profesional titulada “ incidencia de parasitosis intestinales...

Este año, que comenzaba con la presidencia española y con la entrada de la moneda única, ha sido decisivo para el futuro de la Unión Europea. En materia agraria, la propuesta del comisario Fischler para reformar la pac iconPropuesta Tratamiento Del Cancer 2010 propuesta para el tratamiento...

Este año, que comenzaba con la presidencia española y con la entrada de la moneda única, ha sido decisivo para el futuro de la Unión Europea. En materia agraria, la propuesta del comisario Fischler para reformar la pac iconResumen Como parte del proyecto de investigación “size”, dentro del...

Este año, que comenzaba con la presidencia española y con la entrada de la moneda única, ha sido decisivo para el futuro de la Unión Europea. En materia agraria, la propuesta del comisario Fischler para reformar la pac iconResumen por todos es conocida la apuesta decidida de la Unión Europea...






© 2015
contactos
m.exam-10.com