Discurso y decisiones de los tecnocratas recientes economicos guatemaltecos y su viabilidad social, 1986 a 2010 un analisis critico contemporaneo






descargar 77.14 Kb.
títuloDiscurso y decisiones de los tecnocratas recientes economicos guatemaltecos y su viabilidad social, 1986 a 2010 un analisis critico contemporaneo
página1/3
fecha de publicación13.08.2015
tamaño77.14 Kb.
tipoDocumentos
m.exam-10.com > Derecho > Documentos
  1   2   3
DISCURSO Y DECISIONES DE LOS TECNOCRATAS RECIENTES ECONOMICOS GUATEMALTECOS Y SU VIABILIDAD SOCIAL, 1986 A 2010 UN ANALISIS CRITICO CONTEMPORANEO

  1. ELEMENTOS TEORICO CONCEPTUALES IMPORTANTES PARA ENTENDER EL DISCURSO Y LAS DECISIONES TECONOCRATICAS EN GUATEMALA

La primera sistematización sociológica del poder y la dominación, data de 19211 y se vincula con las preocupaciones entre la conceptualización de poder como la facultad de imponerse a otra persona, aún a pesar de la oposición de ésta, y el tipo de poder que es obedecido y seguido. De acuerdo con la concepción weberiana, el segundo de los explicitados es lo que se considera como “dominación” y puede ser de diversos tipos, evolucionando el mismo al tenor del tránsito de la Comunidad a la Sociedad.

Partiendo de preocupaciones filosóficas en relación con la dialéctica de las sociedades y la conformación del poder y la autoridad, lo cual es enfatizado desde un punto de vista determinista y radical por Marx, a Weber le preocupa que “el poder se imponga lo menos posible”, y he ahí el énfasis del autor en relación con los tipos de dominación.

A partir de Weber, la preocupación entre sociólogos clásicos y modernos gira en torno a si en las diferentes etapas del capitalismo puede haber un orden social legítimo, produciéndose así una serie de utopías y puntos de vista, que serán expuestos más adelante, siendo importante entonces el estudio de los actores o agentes2 y los mecanismos o procesos que amalgaman la legitimidad del poder en las sociedades modernas, y especialmente en Guatemala, a través de la entronización de esquemas de política económica y el funcionamiento del Estado; cuyo objeto es propiciar la estabilidad y el orden, así como la búsqueda de una mejora de la calidad de vida de los habitantes del espacio geográfico a estudiar.

Las categorías de dominación y legitimidad forman parte de los conceptos sociológicos fundamentales de Weber, siendo que los mismos son un punto fundamental de la sociología comprensiva.y de los conceptos sociológicos fundamentales. A este respecto, debemos subrayar que una buena parte de las deliberaciones en torno a la sociología política y la filosofía política, empezando con Hegel, muestran una preocupación recurrente por la legitimidad del orden social.

Para la sociología clásica weberiana, a partir de una conceptualización de la acción social, aparece la legitimidad del orden social, ya sea por tradición o por factores ligados a la misma, que consolidan la creencia en dicho orden3 . Ahora bien, es a partir de ese orden social legítimo que Weber pasa a estudiar los diferentes tipos de dominación.

Es así como un orden social legítimo consiste en un conjunto de normas aceptadas por el grupo social. Se trata de normas obligatorias para el comportamiento. Lo que se observa y se persigue aquí es un conjunto de normas aceptadas, que inducen hacia acciones sociales repetitivas o previsibles. Se trata así de una forma estructurada de regularidad social, que es sancionada desde el Derecho o desde la convención.

El tema entonces de la validez del orden se erige como uno de los aspectos fundamentales, para que el mismo sea obligatorio y modélico. A partir de ahí podemos referirnos entonces al concepto de dominación. A este respecto, acudiendo a las ideas iniciales sociológicas de organización social, la sociología comprensiva weberiana se interesa por los grupos estructurados en función de un orden social legítimo. A este respecto, a diferencia de Marx que ve en la dominación la subsunción del trabajo sobre el capital, Weber la visualiza como una fuerza importante que, ejerciendo poder, amalgama el orden social; es decir lo cimenta. Es así como los grupos sociales cuentan con un ordenamiento que les es impuesto mediante el poder.Los integrantes, entonces, obedecen mandatos con contenidos determinados.

Weber tiene el mérito de sociologizar el tema del poder, en virtud de que anteriormente a su obra las conceptualizaciones jurìdicas eran las que privaban. Weber estudia las relaciones de mando-obediencia y sus incidencias en los grupos sociales estructurados, acudiendo a los clásicos estudios sobre las diferentes formas de dominación, y desembocando para los intereses de nuestro estudio en la dominación burocrática o racional, que es la que priva en las sociedades del hemisferio occidental.

El estudio de la burocracia de corte weberiano constituye el punto de partida de todas las teorías sobre este actor. Weber parte del modelo ideal de burocracia, acudiendo incluso al estudio de las jerarquías y acciones de corte militar, siendo que es en el ejército en donde se observan, precisamente por esa relación de mando-obediencia, las características más claras de las organizaciones burocráticas en su versión pionera clásica y de tipo ideal.

A este modelo de burocracia, y de dominación, se le denomina legal-racional, y como se observará posteriormente al estudiar las élites tecnocráticas guatemaltecas, en su actuación en el seno del aparato del Estado, una característica fundamental de las mismas es crear y modificar cuerpos reguladores, para que, apegándose a la ley, se sancionen las resoluciones diversas, ya sea sobre tasas de interés, tipos de cambio, formas de intervención en el sistema económico-financiero, etc.

En tal sentido, la legitimidad que posee esta dominación reside en el requisito de que las leyes estén sancionadas y publicadas, y qué mejor: que se le otorgue autonomía a los cuerpos burocráticos, para que puedan actuar como agentes del orden establecido, acudiendo a marcos teóricos determinados para darle tratamiento a los problemas económicos, de acuerdo con determinados preceptos técnico-teóricos, producidos predominantemente en grandes centros académicos, y adoptados por grandes organismos internacionales, como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial o la Organización Internacional de Comercio, actores a los que hemos denominado “tras bambalinas” en la presente tesis.

Weber es entonces uno de los clásicos del estudio del aparato administrativo, focalizándose entonces en aspectos específicos de la burocracia, como ya se indicó. De acuerdo con su modelo ideal de burocracia, deben cumplirse los siguientes requisitos para un adecuado funcionamiento de la misma:

  • Cualificación profesional

  • El trabajo dentro de una jerarquía de cargos delimitados con competencias precisas

  • Separación entre renta y fortuna privadas


Los mismos constituyen variables específicas importantes para el desarrollo de la presente tesis, que abundará en el tema de la cualificación profesional de las élites tecnocráticas de corte económico, con especial referencia a los marcos teóricos que utiliza en el tratamiento de los complejos problemas económicos, así como la incidencia que ello tiene en el campo social.

Es importante resaltar que para Weber, el capitalismo y la dominación burocrática son dos relaciones de gran complementariedad; es decir una asienta la otra: mientras más se observa la dinámica capitalista, y su tipo de Estado, más se observa la especialización, el imperio de la ley y el Estado de Derecho y una burocracia de carrera que atiende los asuntos del Estado.

En tal sentido Weber matiza notablemente el enfoque radical marxista, que parte de la noción del Derecho como superstructura de un orden desigual, que asienta la subordinación del trabajo al capital. Al observar esto bajo la óptica weberiana se concluye que lo que existe es una situación de legitimidad y dominación, consolidada por la costumbre, la cultura y otros factores, que fomentan un Estado de Derecho que le da vida a la acción social repetitiva y que asienta un orden legalmente constituído en aras del progreso social y el funcionamiento de las relaciones sociales.

Al igual que buena parte de las preocupaciones de Weber, como respuestas al socialismo, los primeros teóricos de las élites, tal es el caso de Wilfredo Pareto y Joseph Schumpeter, economistas ambos, así como Caetano Mosca, elaboraron importantes proposiciones que ayudan a estilizar los comportamientos de la tecnocracia, principalmente la que toma las principales decisiones en el campo de lo económico.

Se debe subrayar que la alta burocracia y específicamente la alta tecnocracia interacciona con élites políticas y económicas, contribuyendo a la administración del sistema, en este caso nos referimos principalmente al sistema capitalista y con la postmodernidad al sistema de capitalismo tardío.

Mosca, por ejemplo, en su tratado intitulado The Ruling Class, anticipa que en toda sociedad surgen dos clases de personas, la clase que gobierna y la que es gobernada. Mosca admite que la sociedad es gobernada por medio de la manipulación y la violencia. Y resalta un tema que es luego ampliamente retomado por los teóricos de la acción colectiva, referente a que la unidad de objetivos y su carácter minoritario facilita a los gobernantes a ponerse de acuerdo frente a los gobernados, que tienen una amplia gama de objetivos dispersos. En The ruling class, Mosca añade claramente que un centenar de hombres con objetivos comunes y simples, gobernarán sobre mil hombres con objetivos dispersos.

Mosca inspira además el término paretiano de la circulación de las élites, aseverando que esa tradición de gobierno de las élites, toca fondo de cuando en vez, debido a que la herencia de su dominio enfrenta situaciones cambiantes, que los hace morir como tales, o reconvertirse en nuevas y redefinidas elites. Para las elites es imprescindible entonces adecuarse a las fuerzas cambiantes de la sociedad, so pena de morir.

La presentación de un marco teórico-conceptual obliga, forzosamente, a elaborar un hilo conductor posterior, siendo que desde el título del presente trabajo, pasando por el marco teórico y la constatación empírica, hasta las conclusiones debe haber coherencia. La aplicación de lo expuesto, a propósito del presente estudio ayuda a concluir primeramente que el poder y su aparato administrativo que lo legitima son dos esferas interconectadas de la sociedad. Como parte del ejercicio del poder están las élites que lo alimentan y que se benefician primordialmente de la situación. Ahora bien, debe admitirse que las elites circulan, y en ese movimiento histórico hay transiciones y entropías, lo cual nos hace entrar en las deliberaciones de la sociología del cambio, y en tránsitos importantes como el pasar del patrimonialismo y la comunidad a una sociedad capitalista moderna, siendo que incluso las teorías de la postmodernidad hablan del denominado “capitalismo tardío”, que impera hoy día en los países más desarrollados y que le impone ritmos cambiantes al Estado, como lo es el tema de las graves crisis económicas y principalmente las crisis fiscales y monetarias de nuestro tiempo.

De acuerdo con Pareto, quien acuña la teoría de la circulación de las élites, en su libro The Mind and Society asevera que el equilibrio social depende de que una suficiente cantidad de individuos talentosos y ambiciosos circulen hacia las elites, desde abajo. Si ello no se produce, añade Pareto, se viene la Revolución.

Pareto utilizó también los famosos términos de zorros y leones, que interactúan como sigue: en los primeros momentos de mágico predominio de la élite dominante y hegemónica, predominan los individuos que tienen las características del zorro, quienes son hábiles, inteligentes y carismáticos. En los momentos de declive del dominio elitario, predominan los leones: individuos violentos, de raigambre militar, represivos.

Pareciera entonces que la clave y la utopía optimista, se alimenta con el mantenimiento de un sistema de élites abierto, que permita el ascenso de las élites y de los individuos y familias talentosas, así como la incorporación de elementos propicios al clima democrático, tema éste enfatizado sobretodo por Caetano Mosca.

Un análisis más específico es planteado en tiempos similares por Robert Michels4, quien pertenece a una generación posterior a Weber, pero que sostuvo correspondencia con el Maestro. El propio Michels reconocía la influencia de Weber quien lo apoyó en diversos esfuerzos académicos en Alemania. Siendo que la obra del primero es de suma importante para el desarrollo de nuestra tesis, en virtud de que precisamente se centra en nuestro principal interés: ¿cómo se conforman y se legitiman las decisiones al más alto nivel de los grupos tecnocráticos?. Michels, utilizando su experiencia de observación en el plano de los partidos políticos, podría afirmarse que utiliza otro marco ideal, en virtud de que analiza una organización en donde forzosamente, por su complejidad, y situación estratégica frente al Estado, se producen los más intrincados procesos de toma de decisiones, al punto que la denominada Ley de hierro de la oligarquía constituirá uno de nuestros apoyos más importantes para observar cómo las tecnocracias, acudiendo al basamento del imperio legal, se apoyan mutuamente en decisiones elitistas, para diseñar e imponer leyes y normas que luego deben ser defendidas y refrendadas por el poder político y la maquinaria ideológica difusora del Estado.

Michels cambió radicalmente el sentido de sus ideas, al pasar de un marxismo ortodoxo, al más claro estilo de los marxistas alemanes de principios del siglo XX, hacia la más clara visión voluntarista del mundo, sirviendo de apoyo teórico a los fascistas italianos, y a una visión denominada como ademocrática, que se encuentra en la base del decisionismo que ha privado en los estados neoliberales y oligárquicos latinoamericanos, cuando de instauración del monetarismo se trata, y como pareciera también ser parte de los gobiernos populistas latinoamericanos.

Tanto Mosca como Michels, ponen de relieve los cambios que sufre una organización, a medida que se consolida su cobertura de acción, principalmente política o institucional, hacia terceros, no miembros de la misma, e incluso, cómo se concentra el poder y las decisiones al interior. Se trata, como se indicó, de una escuela de pensamiento ademocrática, en la cual se afirma que cualquier régimen político va viajando ineluctablemente hacia una aristocracia. Se trata así de una minoría organizada y gobernante, sobre una mayoría desorganizada y gobernada.

Cabe comentar que el atractivo de esta teoría es que, efectivamente, cuando se efecúa el análisis de las más altas decisiones políticas en una época determinada, se observan anillos de poder que se conforman y se diluyen de acuerdo al desgaste de las decisiones y las opciones que la coyuntura y el poder plantean. A juicio de este escribiente, y habiendo actuado, en el epicentro de las decisiones económicas en el segundo semestre del 2010, sí efectivamente se observan pináculos de la toma de decisiones tanto en materia de consolidación de la cúspide partidaria, como de la solución de los problemas más ingentes del conglomerado, y con intereses personales de enriquecimiento y conformación de alianzas de negocios público/privadas.

El aporte de Michels a nuestro análisis es el de subrayar que, aparte de la tradicional visión del determinismo de la injusta estructura económica, y de la dicotomía y subordinación de obreros hacia patronos, subyacen en las organizaciones diversos rasgos y presupuestos organizativos, además de aspectos sociopsicológicos, y no económicos, que a menudo van forjando estratos sociales dominantes que tienen un comportamiento oligárquico, incluso en los propios partidos socialistas. En tal sentido, el análisis de Michels resulta ser brillante y útil, pues ha sido ampliamente demostrado que en la propia sociedad soviética se consolidó una nomenklatura oligárquica que al final condujo a la entropía del sistema.

Cabe agregar que ésta resulta ser una proposición fundamental para el desarrollo de la presente tesis en virtud de que inicialmente la misma estuvo descansando en una crítica al discurso monetarista predominante, principalmente durante el período de Oscar Berger y el impulso que los gobiernos de Cerezo, Serrano y Arzú le dieron al ajuste económico ortodoxo y la reforma estructural de la economía. Sin embargo, al conjuntar resabios del gobierno de Cerezo con Portillo y Colom, se observa un comportamiento cíclico en materia de élites políticas y alta tecnocracia en donde se conjugan en estos regímenes elementos ideológicos populistas, socialdemócratas en convivencia con la emergencia de cúpulas vinculadas a procesos opacos, poco transparentes y de alta improvisación en el conocimiento del manejo de asuntos organizacionales en general y públicos en particular, dentro de un entorno sumamente complejo que, como el que impera en Guatemala lleva a grandes elementos de inestabilidad y descontento principalmente entre los sectores medios urbanos, de mayor educación e ingreso.

Nos vamos adentrando entonces en la sociología de la organización y en la teoría de la organización, que se constituye en un marco clave para el desarrollo de la presente tesis. En conjunción con la teoría de las élites, por ejemplo, el análisis de Michels nos delinea diversos rasgos que se acentúan a manera que la complejidad de las organizaciones va creciendo, siendo útiles cuando uno analiza, por ejemplo, no sólo los partidos políticos sino organizaciones complejas como la tecnocracia guatemalteca, la burocracia española, o bien el complejo entramado de decisiones en el gobierno de los Estados Unidos de América. Michels resalta así los diferentes factores derivados de las necesidades de la organización5 :

  • El crecimiento de la organización

  • La necesidad de decisiones rápidas

  • La dificultad de comunicarse con los miembros

  • El crecimiento y la complejidad de las tareas

  • La división del trabajo

  • Las exigencias de una actividad de tiempo completo y el desarrollo de conocimientos especializados que conduce a la necesidad de un liderazgo estable

  • La necesidad de profesionalización de tal liderazgo

Tales factores, por consiguiente, llevan a la necesaria estabilidad y van conduciendo a la oligarquía. Nos vamos uniendo así a reflexiones de otros pensadores modernos sobre el tema de élites como Robert Dahl.. Lo importante es subrayar los principales elementos que delinean el sesgo hacia lo oligárquico6:

  • Formación de un liderazgo

  • Formación de un liderazgo profesional y su estabilización

  • Formación de una burocracia, o sea de un conjunto de empleados con tareas específicas y remunerados de forma regular

  • Centralización de la autoridad

  • Creciente rigidez ideológica

  • Creciente diferencia entre los intereses de los líderes y los de los miembros, tendiéndose a imponer los intereses de los primeros

  • Elección de nuevos líderes mediante cooptación7

  • Disminución de la posibilidad de que los miembros ordinarios de la organización, tengan influencia en la misma


Autores como Robert Dahl,8 refinan de nuevo el análisis, indicando que las tendencia oligárquicas sólo podrán comprobarse si:

  • La hipotética élite dominante está constituída por un grupo bien definido

  • En muchos casos relevantes las opiniones de la hipotética élite dominante difieren de las de todos los otros grupos en problemas públicos de considerable importancia

  • En estos casos prevalece regularmente la opinión de la élite.


Como se observa, y siendo que también es parte de la preocupación de esta tesis, desde el mismo título, existe una tendencia de las élties a viajar en contra de la democracia, siendo que la estabilidad y la perpetuación de su poder viaja en contra de los principios del relevo democrático, propiciando entonces la cooptación y la falta de apertura en el sistema comportamientos muy comunes en la toma de decisiones de organizaciones complejas.

Este tema es especialmente importante en la Guatemala actual en donde hay una aguda fragmentación de la participación política y en donde a diferencia del resto de América Central no se trata de dos o tres partidos políticos dominantes, sino una variada gama de ellos, que además son principalmente unipersonales, y de escasa raigambre ideológica y de base. Lo preocupante en la Guatemala actual, sobretodo en los últimos años de desarrollo de la democracia es la emergencia de cuadros improvisados en materia de élites tecnocráticas. Tan sólo los relevos en el Gabinete Económico central, con los tres ministros principales (Agricultura, Finanzas y Economía) siete ocasiones, siendo la mayoría de funcionarios poco conocidos en la tarea de altas decisión o alta gerencia, reconociendo la percepción ciudadana que se trata de profesionales de escasa presencia e influencia a nivel organizacional, lo cual sucede de una manera diferente en los gobiernos de mayor raigambre empresarial.

Las propuestas de autores norteamericanos, como es el caso de Robert Dahl, consisten en alejarse del fascismo, pero adoptando los análisis de teóricos como Michels, en donde se acepta que es indiscutible la existencia de élites y de procesos concentrados de decisiones en organizaciones complejas, pero para ello debe propenderse a la
  1   2   3

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Discurso y decisiones de los tecnocratas recientes economicos guatemaltecos y su viabilidad social, 1986 a 2010 un analisis critico contemporaneo iconEse discurso que llamo analítico –dice también J. Lacan– es el lazo...

Discurso y decisiones de los tecnocratas recientes economicos guatemaltecos y su viabilidad social, 1986 a 2010 un analisis critico contemporaneo iconEl discurso crítico sociocriminal

Discurso y decisiones de los tecnocratas recientes economicos guatemaltecos y su viabilidad social, 1986 a 2010 un analisis critico contemporaneo iconResumen el análisis de la publicidad social emitida por el Ministerio...

Discurso y decisiones de los tecnocratas recientes economicos guatemaltecos y su viabilidad social, 1986 a 2010 un analisis critico contemporaneo iconAnálisis crítico de textos expositivos

Discurso y decisiones de los tecnocratas recientes economicos guatemaltecos y su viabilidad social, 1986 a 2010 un analisis critico contemporaneo iconFicha para el analisis crítico de anuncios publicitarios

Discurso y decisiones de los tecnocratas recientes economicos guatemaltecos y su viabilidad social, 1986 a 2010 un analisis critico contemporaneo icon1985: La estrella de cine estadounidense Rock Hudson se convierte...

Discurso y decisiones de los tecnocratas recientes economicos guatemaltecos y su viabilidad social, 1986 a 2010 un analisis critico contemporaneo iconSinopsis David es un oficinista de 34 años consumido en una gran...

Discurso y decisiones de los tecnocratas recientes economicos guatemaltecos y su viabilidad social, 1986 a 2010 un analisis critico contemporaneo iconResumen n la ciudad de Avellaneda, provincia de Santa Fe, durante...

Discurso y decisiones de los tecnocratas recientes economicos guatemaltecos y su viabilidad social, 1986 a 2010 un analisis critico contemporaneo iconReal Decreto Legislativo nº. 1302/1986, de 28-6-1986, sobre Evaluación del Impacto Ambiental

Discurso y decisiones de los tecnocratas recientes economicos guatemaltecos y su viabilidad social, 1986 a 2010 un analisis critico contemporaneo iconLa construcción del racismo a través del discurso social: el caso de la inmigración






© 2015
contactos
m.exam-10.com