Honorio delgado/ obras completas






descargar 3.34 Mb.
títuloHonorio delgado/ obras completas
página7/59
fecha de publicación29.03.2017
tamaño3.34 Mb.
tipoDocumentos
m.exam-10.com > medicina > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   59
la apariencia de adivinación es menor, pues aquí la naturaleza de lo intuido es igual -anímica- en el sujeto observado y en el observador, mientras que en patología orgánica el paciente sufre la enfermedad pero no la conoce, no tiene conciencia sino de algunas de sus consecuencias. Apenas es necesario agregar que así como el médico no se guía de su ojo clínico sino como de un indicio, el psicopa- tólogo no se contenta con la mera intuición cuando dispone de otros medios para cumplir su tarea.

  • De ordinario lo único que comunica espontáneamente el sujeto es el contenido y la interpretación ingenua de su anormalidad. Después

  • de conseguir todos los datos importantes en este respecto, el investigador orientará su pesquisa en el sentido formal y completivo: cómo experimenta o vive sus anormalidades el sujeto; de qué índole son, a qué categoría precisa de fenómenos pertenecen, qué funciones afectan; qué relaciones tiene el contenido y la estructura anormal con el contenido y 'ía esrrurrura O.e. lt!b'm tre l1 íHe-iúciiiiuau, 6.e1 u:ü~t.:'rt:-1 -i ~~\a.. 'ii.i~\ü-f,a. del sujeto. Esto tiene sus dificultades, pues con frecuencia el paciente está muy lejos de poder colaborar con discernimiento: vive su anormalidad como los otros viven su normalidad -de modo reactivo o espontáneo-, sin percatarse de su verdadera modalidad fenomenal. En cambio, el psicopatólogo, aunque no pueda vivir o convivir lo que pasa en el alma ajena, es capaz de pensarlo, de considerarlo metódicamente, quedándose a menudo un fondo de incertidumbre, que para el investigador de raza no será el menor incentivo de la dedicación de su espíritu al ahonde de los problemas de la existencia humana, acaso más abismal que sus desórdenes que en la regularidad de sus manifestaciones.

  • De acuerdo con estas consideraciones, el sujeto ideal para el estudio que nos interesa es el individuo en quien el desorden o la anomalía de la mente son compatibles con un espíritu rico y una personalidad diferenciada, el hombre inteligente, sensible y culto, capaz de comunicar la variedad de estados, modos y matices de la vida anímica propia. Por eso son tan valiosas las descripciones de los grandes literatos que sufren y estudian sus flaquezas y anormaíidades:Dostoiewsky, Arrúéi, i~ousseau, Grillparzer,Hebbel, Cellini,Leopardi, DeQuincey,Baudelaire,Maupassant, Proust y tantos otros.

  • ¿Qué orden debe seguirse en el estudio psicopatológico de cada caso concreto? A esta pregunta no cabe responder formulando principios válidos para todos, salvo el de seguir el camino personal más apropiado a la peculiaridad del sujeto que se estudia. En la vida cotidiana cada cual, por instinto y por educación, tiene su manera de escrutar al prójimo y de llegar a conclusiones acerca de los móviles de su conducta, los alcances de su inteligencia, las particularidades de su carácter y, en general, de lo que le interesa respecto a su mentalidad. Lo mismo ocurre con el psicopatólogo, si bien en un plano de conocimiento más determinado e impersonal. Aquí es forzosa la aplicación deliberada de los métodos especiales. Pero de ninguna manera se trata de emplearlos sistemáticamente y menos aún uno tras otro, sino cuándo y cómo conviene al fin perseguido y de acuerdo con las circunstancias. La consecución de los datos y su ordenamiento constituyen una tarea intelectual en la que se asocian el pensar analítico y el sintético. Así, se parte de la aprehensión de la anormalidad más asequible y se trata de conseguir por etapas una visión del conjunto de la mentalidad, cuya perspectiva, a su vez, facilita,

  • amplía y perfecciona el análisis de las diversas funciones comprometidas. El orden contrario es menos factible, aunque lo recomienda un fino analista del alma, Amiel, quien preconiza que en vez de desmembrar y desarticular el objeto dé conocimiento, es menester ante todo adueñarse de su conjunto -en una especie de visión fisonómica-, después de su formación, y solamente al último de sus partes. Combinando ei anáiisis y la síntesis, en una suerte de proceso dialécticoque avanza en profundidad y en amplitud, se esclarece más y más la significación de los hechos que motivan la exploración. En psicopatología -como en todos los campos de la ciencia- la verdad es. un ideal al que el saber se aproxima con trabajo, en. un panorama de posibilidades, abierto e ilimitado, nunca en un sistema esquemático de validez absoluta.

  • BIBLIOGRAFIA

  • Narziss, Ach: «Ueber den Begriff des Unbewussten in der Psychologie der Gegenwart», 'Zeitsch.riftftlr PsycJwlo~, 1933, t. 129.-Rudolf Ailers: Eristencialism andPsychilltry, Springfield, 1961. - K. W. Bash: Lehrbuch der allgemeinen Psychopllthologie, Stuttgart, 1955 - Walter v. Baeyer: «Experimentierende Psychopathologie», Neroenarü, 1950, N2 11; 1951, N1 6. - v. Baeyer: «Der Begriff der Begegmmg in der Psychiatrie», Neroenarzt, 1955, N2 9. - Ludwing Binswanger: Grundftmnen und Erkenntnis des menschlichen Daseins, Zürich,'1953. - Binswanger: DerMensch in derPsychiatrit, Pfullingen, 1957. -Medard Boss:Psicoanálisis y anlllíticllexistencial (Trad. del alemán por A. Linares. Maza), Madrid, 1957.- Manuel Cabaleiro Coas: Temas psiquiátricos. Cuestiones generaks y direcciones de investigación, Madrid, 1959, - C CatalanoNobili & G. Cerquetelli: Elementi di psicopatologiatoeretica, Roma, 1959. - K. Conrad: «Die Gestanalyse in der psychiatrischen Forschung», Neroenarzt, 1960, N16. - Honorio Delgado & Mariano lberico: Psirologfa, Barcelona, 1966. - H Delgado: Enjuiciamiento de la medicina psimsomátiaz, Barcelona, 1960. - H. Delgado: «Introducción al estudio de la psicopatología», A. M. P., 1935, NO 6. - Ernst Frauchiger: Seelische Erkrankungen bei Mensch und Tier, Bem, 1953. - Horst Geyer: Dichter des Wahnsinns, GOttingen, 1955. - Hans W. Gruhle: «Psychologie des Abnormen», Gustav Kafka: Handbuch der vergleichenden Psychologie, t. 3, München, 1923. - S. Haddenbrock: «Hírn-Seele-Phánomene», 'Zeitschrift, 1958, t. 198, N12. -Nicolai

  • Hartmann: Der aufbau der realen Welt, Meisenheim am Clan, 1949. - Karl Jaspers: Allgemeine Psychopathologie, Berlin u. Heildelberg, 1965 (existe versión española). - F. A. Kehrer: Das Verstehen und Begreifen in der Psychiatrie, Stuttgart, 1951. - Kurt Kolle: Das Bild des Menschen in der Psychiatrie, Stuttgart, 1954. -Roland Kuhn: «Daseinanalyse und Psychiatrie», Psychiatrie der Gegenwart, t. 1/2, Berlin, 1963. - Florín Laubenthal: «Das Gehim und die Seele in der Sicht der heutigen medizinischen Forschung», Uni'oersitas, 1963, Nl 10. - Aubrey Lewis: «Medicalpsychologyi.,ACenturyo/Science,London, 1951.-JavierMariátegui:«Psicopatolog{a de la intoxicación experimental con la LSD», R. N-P., 1956, N1 4. - J. Mariátegui & M. Zambrano: «Psicosindromes experimentales con los derivados del ácido lisérgico», R. NP., 1957, NQ 4.- J. Mariátegui & M. Zambrano: «Acerca del empleo de drogas alucinógenas en el Perú», R. N-P., 1959, N' 1. - Paul Martini: Methodenlehre der therapeutisch-lclinischen Forschung, Berlin, 1953. - Willlam McDougall: An outhine ofitmonnal psydwiogy, London, 1926. - E. Minkowski: «La psycho-pathologie, son orientation, ses tendances», L'Eoolution Psychiatrique, 1937, N13. -L R. Müller: «Neurologische Bemerkungen über die Beziehungen des Kórpers zu seelischen Vorgangen», M. M. W., 1933, Núms. 41y42. -Hemmo Müller-

  • Suur. DasPsychischA~, Berlín, 1950. - Bernhard Pauleikhoff: «Eine Revision der Begriffe

  • Verstehen und Erkláren, l.eitschrift, 1952, t. 189, NO 4. - N. Petrilowitsch: 'Beiträge zu einer Struktur-Psycho¡xlthologie, Basel, 1958.- Detlev Ploog: «Verhaltensforschungund Psychiatrie», Psychiatrie der Gegmwart, l l/1B, Berlin, 1964. - K. Poeck: «Das limbische Systemi., D. M. W., 1965, NO 3. - Mariano Querol: «Significación actual de la psicología médica», Tercer Congreso Mundial de Psiquiatrúz, Montreal, 1961, t. l. - H. Rotondo: «Fenomenclogía de la mtaxi.cad.6:0.. mescalíníca y análisis ~nal do.!~.'San”i'?!'.tQ W_ su decui:so,., R. N-P_, 1943, N° 1. - H C. Rümke: «Die Bedeutung von Phänomenologie und Beschreibung in der Psychiatrie», Z. P.M.P., 1962, NI 3. - Víctor Saavedra: «El euforio-análísís como témica de exploración psiquiátrica», R. N-P., 1966, NO 1. -Kurt Schneider: Klinische Psychopalholo~, Stuttgart, 1955. - William Stem: Studien zurPersonwissmschaft, t. L Leipzig, 1930. -A. Vallejo Nágera: Propedéutica clínica psiquúítrú:a, Madrid, 1944. - Heinrich Waelsch & Hans Weil- Malherbe: «Neurochemistry and Psychíatry», Psychiatrie der Gegenwa.rt, l l/1B, Berlin, 1964. - Hans H. Wieck: «Zur allgemeinen Psychopathologie», Fortschritte, 1957, N"11. - Wilhelm Zeh: «Ueber Strukturuntersuchungen in der Psychiatrie», l.eitschrift, 1960, t. 200, N° 2. - Jürg Zutt: «Ueber verstehende Anthropologie», Psychiatrie der Gegenwart, t. 1/2, Berlin, 1963.

  • ArturoM. Changana Arroyo
    Medico Cirujano


  • CMP 54350

    CAPÍTULO II

  • ANORMALIDADES DE LA PERCEPCIÓN

    1. CLASIFICACIÓN

    1. El acto intencional que relaciona la conciencia con los objetos sensibles normalmente implica concordancia entre la sensación y la significación del objeto; adecuada intensidad y cualidad de las sensaciones;distinción de las sensaciones privadas de cada órgano de los sentidos; relación determinada con el espacio; naturalidad de las impresiones correspondientes; en fin y sobre todo, ajuste de la sensación al estímulo. Las anormalidades de la percepción se deben a la pérdida de alguna de tales regularidades, pérdida que no depende sino excepcionalmente de al te- ración física de los órganos de los sentidos.

    2. Según esto, la psicopatología de la percepción comprende las siguientes alteraciones: la agnosia y la convicción corporal sin sensación; la anormal intensidad, cualidad y asociación de las sensaciones; la percepción alterada de la forma espacial; la extrañeza de lo percibido; las pseudopercepciones y percepciones engañosas o falsas (ilusiones, alucinaciones
  • 1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   59

    similar:

    Honorio delgado/ obras completas iconBiblioteca teosofica de las maravillas
    «novelas cortas», damos hoy este tomo XXXI de nuestras «Obras completas», intercalando entre aquéllos algunos, pe­queños trabajitos...

    Honorio delgado/ obras completas iconJosé antonio delgado pérez

    Honorio delgado/ obras completas iconEgion inframesocolica, intestino delgado y retroperitoneo

    Honorio delgado/ obras completas iconRealizado por Dr. Oscar Delgado Rodríguez

    Honorio delgado/ obras completas iconL01 R1 Enfermedades Inflamatorias Intestino delgado

    Honorio delgado/ obras completas iconResumen En la actualidad el Marco de referencia de la discapacidad...

    Honorio delgado/ obras completas iconAutor: venegas castillo karla edith y retana delgado brenda cristina

    Honorio delgado/ obras completas iconDesde que llegó hace unos meses, el Dr. Delgado ha conseguido incrementar...

    Honorio delgado/ obras completas iconPor: Leonardo Moreira, Leticia Tejera, Elianni de la Rosa, Massiel...

    Honorio delgado/ obras completas iconSe autoriza la utilización hasta de una página completa dando crédito...






    © 2015
    contactos
    m.exam-10.com