Ana Alisio- mariana Armada- gabriela Scagnet- liliana Nicolosi- teresita Ferrary






descargar 149.09 Kb.
títuloAna Alisio- mariana Armada- gabriela Scagnet- liliana Nicolosi- teresita Ferrary
página4/4
fecha de publicación20.08.2016
tamaño149.09 Kb.
tipoDocumentos
m.exam-10.com > medicina > Documentos
1   2   3   4


BIPOLAR

El trastorno bipolar es una enfermedad mental severa. Las personas que la sufren experimentan cambios drásticos en su estado de ánimo. Pueden pasar de estar con mucha energía, "eufóricos" y/o irritables, a sentirse tristes, desesperanzados y luego comenzar el ciclo nuevamente. Frecuentemente tienen estados de ánimo normales entre uno y otro ciclo. A las sensaciones que levantan el ánimo se les llaman manías. A las que bajan esas sensaciones se llaman depresión.

El trastorno bipolar puede provenir de una tendencia familiar. Suele empezar al final de la adolescencia o al inicio de la edad adulta.

Si no se trata, el trastorno bipolar puede dar como resultado el deterioro de las relaciones interpersonales, bajo desempeño escolar o laboral e incluso el suicidio. Sin embargo, existen tratamientos eficaces: con psicofármacos y terapias psicologicas. La combinación de ambas suele ser tener el mejor resultado
Manifestaciones Bucales: no están relacionadas con la patología de base, si se observan alteraciones por la medicación antisicotica que generalmente altera el flujo salival, con la aparición de mayor cantidad de caries. Existe también una deficiente higiene y es frecuente la presencia de enfermedad periodontal.

Es importante la presencia de aurtoagresiones en labios, carrillo, lengua además del habito de bruxar.
TRATAMIENTO ODONTOLOGICO DEL PACIENTE CON ALTERACIONES EN EL COMPORTAMIENTO

PROTOCOLO GENERAL DE ATENCIÓN


  • Historia Clínica Médico-Odontológica

  • Interconsulta médica

  • Interdisciplina –con Psiquiatría y Psicología

    • Evaluación de las drogas que utiliza en su terapia.

  • Elección de la modalidad de abordaje odontológico integrando al paciente a la situación odontológica

  • Prevención de enfermedades bucales . Fluor- Clorhexidina

  • Colocación de placa para bruxismo

    • Posible elección de sedación consciente



DISCAPACIDADES SENSORIALES

HIPOACUSIA

  • El oír y el hablar están íntimamente relacionados en el desarrollo del individuo, pudiendo alterar la conducta de éstos.

    Las definiciones y clasificaciones son múltiples, se puede definir como hipoacusico a aquella persona que no posee suficiente audición residual para comprender el habla, aún con aparato, sin recurrir a la instrucción especial.

    .

Clasificación de la pérdida auditiva:

  • Leve (pérdida de 15 a 30 decibelios). La incapacidad es ligera, interfiere poco en el desarrollo y requiere poca ayuda.

  • Parcial (pérdida de 30 a 65 decibelios). Habitualmente requieren amplificación combinada con lectura de labios.

  • Grave (pérdida de 65 a 95 decibelios). Los entrenamientos auditivos y de dicción deben iniciarse temprano, la amplificación puede ser útil si se complementa con lectura labial.

  • Profunda (pérdida de 95 decibelios y más). Muy pocos individuos tienen una pérdida auditiva total. Generalmente suelen oír algunos sonidos si son amplificados. Es necesario un entrenamiento temprano e intensivo en la lectura labial y otras técnicas como la comunicación digital.

Las personas con pérdidas de audición de leve a moderadas, en el rango de 25-65 decibelios, son incapaces de entender todas las palabras durante los niveles conversacionales normales.

Causas de pérdidas auditivas:

  • Prenatales

  • Enfermedades hereditarias

  • Malformaciones Congénitas

  • Rubéola

  • Sífilis

  • Citomegalovirus

  • Toxoplasmosis

  • Medicamentos ototóxicos

  • Toxemia – Diabetes

  • Irradiación y otras


Cavidad bucal:


El paciente con hipacusia muestra alteraciones en su cavidad bucal como hipoplasia y desmineralización dental, relacionadas con la causa de la deficiencia sensitiva, por ejemplo la rubéola o la prematurez.

Existe una mayor incidencia de bruxismo, sobre todo cuando se une a otra discapacidad (sordo-ciego), en muchos casos este hábito parafuncional aparece durante los momentos de vigilia en los periodos de inactividad para suplir el vacío sensorial dejado por las incapacidades.

Las personas con hipoacusia suelen presentar mala higiene bucal. Se deberá iniciar al paciente en un programa preventivo, explicándole la importancia de la higiene oral, así como del mantenimiento de ésta. Deberemos vigilar la dieta y cerciorarnos de que es equilibrada.

Los protocolos de prevención comprenden:

  • Enseñanza al paciente y capacitación a los padres o tutores.

  • Integración de los cuidados de la salud bucodental dentro de las actividades de la vida cotidiana.

  • Controles periódicos de tipo preventivo: aplicación de flúor, clorhexidina, nutrición, motivación y refuerzo, etc.

En cuanto a la caries y enfermedad periodontal no existen estudios concluyentes que demuestren que el paciente con alteraciones auditivas presenta mayor patología que el que no la tiene.

.
El lenguaje corporal y la expresión facial juegan un papel muy importante en la comunicación con el paciente con hipoacusia. Es de particular relevancia que durante la consulta odontológica el paciente sienta que los miembros del equipo de salud trabajan con calma, están relajados y lo tratan con tacto y de forma amistosa.


CEGUERA

Ceguera o amaurosis: ausencia completa o casi completa del sentido de la vista. Puede estar causada por un obstáculo que impide la llegada de los rayos de luz hasta las terminaciones del nervio óptico, por enfermedad del nervio óptico o del tracto óptico, o por enfermedad o alteración en las áreas cerebrales de la visión. Puede ser permanente o transitoria, completa o parcial, o aparecer sólo en situaciones ambientales de poca luz (ceguera nocturna).

La ceguera congénita es rara, pero muchos individuos pierden la vista durante la infancia por causas evitables. En bastantes casos la ceguera proviene de una infección ocular por gérmenes adquiridos en el canal materno del parto (gonococia por Neisseria gonorrhoeae), por lo que la legislación de muchos países obliga al tratamiento profiláctico de los recién nacidos (profilaxis oftálmica de Credé) con antibióticos, solución de nitrato de plata o antisépticos modernos.

Muchas cegueras se deben a diversas enfermedades del ojo, destacando, en el mundo desarrollado, la catarata y el glaucoma. En los países en vías de desarrollo las enfermedades oculares más frecuentes son las infecciosas y parasitarias, en especial en los niños. Otra causa de ceguera en los niños es la malnutrición (carencias de vitamina A). Las madres que hayan padecido rubéola durante la gestación pueden ocasionar ceguera congénita a sus hijos. En los adultos también son causa de ceguera la Diabetes Mellitus y la Hipertensión. Otra causa frecuente de ceguera en los ancianos, la enfermedad degenerativa de la retina central (degeneración de la mácula), es a veces causa de la Arteriosclerosis.

Los pacientes ciegos requieren una especial preparación para superar su discapacidad. Generalmente el paciente ciego no plantea problemas para el odontólogo. Sin embargo deberá ser muy cuidadoso de explicar todo lo que se realizará y disminuir los ruidos alarmantes. Los distintos sonidos deben ser descriptos al paciente con anterioridad a la utilización del instrumental que los producirá.

Enfermedades más frecuentes que ocasionan baja visión:

  • Catarata congénita.

  • Glaucoma congénito.

  • Atrofia óptica.

  • Distrofia de conos.

  • Albinismo.

  • Retinosis pigmentaria y otras

La persona con discapacidad visual tiene las mismas necesidades de atención que la persona vidente pero en ella son más difíciles de implementar, la falta o déficit de un sentido como la visión crea dificultades en el individuo para incorporarse al mundo circundante y por parte de los padres para mantener el flujo adecuado de comunicación a través del resto de los sentidos sanos.

El niño con discapacidad visual en edad temprana (de 0 a 6) debe valorarse por un equipo multidisciplinario formado por: oftalmólogo, odontólogo, maestro rehabilitador, pediatra, psicólogo y trabajador social.

Atención odontológica a personas con trastornos visuales y de audición:

En los trastornos visuales y auditivos debemos tener en cuenta las posibilidades de comunicación que tiene el individuo. Una persona normal recibe información por el tacto, el olfato, la visión, la audición y el gusto. En estos individuos en que uno de los sentidos esta afectado debemos valernos de los otros cuatros para acercarnos a ellos y ganar su confianza , actuando despacio , de manera tal que la velocidad de nuestras manipulaciones no despierte desconfianza en ellos, pacientemente podemos lograr que cooperen con el tratamiento odontológico convencional. Con los que no oyen tendremos que usar el lenguaje de señas, el tacto y hasta el gusto y el olfato para llevarlos al convencimiento de aceptar ser tratados.

Sobre todo debemos apoyarnos en la presencia permanente del ser con que ellos se relacionen habitualmente y que ellos quieran. Este apoyo es absolutamente indispensable para la seguridad emocional de nuestro paciente tanto adulto como niño especialmente este último. En las personas con alteraciones visuales explotaremos más el sentido del tacto permitiéndoles que toque la pieza de mano, la jeringa y otros instrumentos, ya que este sentido compensatoriamente está más desarrollado y obtendrán más confianza para aceptar el tratamiento. A veces esto no se logra en la primera consulta, hay que darles tiempo para que acepten la atención que se les va a realizar. Difícil combinación es tener afectado el oído y la visión. Son pacientes que ocupan mucho tiempo sobre todo en edad pediátrica, solo si han tenido un muy buen entrenamiento y educación, son capaces de aceptar el tratamiento odontológico. La dulzura del trato y los ademanes del odontólogo y su asistente determinaran el éxito de la intervención para eliminar dolor, molestia o defecto en cada uno de estos seres. Solo centraremos nuestra atención en ganarnos su confianza que no siempre se lograra en la primera consulta, ello dependerá mucho de la edad del paciente, de su educación familiar, de los tratamientos recibidos anteriormente y los posibles traumas que le pudieron ocasionar. El profesional debe establecer relaciones de cordialidad y tener mucha paciencia, diplomacia y sinceridad con este tipo de personas, explicarles detalladamente lo que se le va a realizar, que va a sentir, y sobre todas las cosas tratarlos con mucho amor, eso le ayudara a tener éxito en su tratamiento.

Bibliografía:
1- Ostuni E. : Stroke and the dental patient. J. Am. Dent. Assoc. 721-722. 2002
2- Handin R. : Valproic acid a drug with potential side effects of dental concern 983-984 J. Am.Dent. Assoc. 1999
3- Kitler B. et al Cerebrovascular disease McGraw-Hill 342-345 2003
4- Philstrom L. Prevention and treatment of gingival enlargement. J. Am. Dental Assoc. 115-118 2004
5- Leppik M. : Bleeding and trombosis JAMA 456-457 2005
6- Asbury AK. et al Diseases of nervous system . Clinical neurobiology. 1992
7- Sami M. The cranial Nerves. J. Neurology. 2001
8- Giglio M.J. L. Nicolosi. Semiología en la práctica de la odontología. McGraw-Hill. 2000
9- Little W. Tratamiento odontológico del paciente bajo tratamiento medico. 5ta edición. 1998
10- Helkimo M.,(1974). "Studies on function and dysfunction of the masticatory system. Index for anamestic and clinical dysfunction and occlusal state", Swedish Dental Journal, 67, 101-8.
11- Dos Santos MT, Masiero D, Simionato MRSpec 2002 Risk factors for dental caries in children with cerebral palsy. Care Dentist. May-Jun;22(3):103-7.
12- Klein M. (1999) A cross-sectional study into the prevalence of root caries in periodontal maintenance patients. J Clin Periodontol. April: 12 (1): 56-59
13- Miller J. Brand M. et al (2000)Salivary Streptococcus mutans, Lactobacilli levels and buffer capacity in children with cerebral palsy. J. Clin Pediatr Dent. Jan: (6): 43-47
14- Klein M. (1999) A cross-sectional study into the prevalence of root caries in periodontal maintenance patients. J Clin Periodontol. April: 12 (1): 56-59
15- Siqueira WL, Santos MT,et al (2007) The influence of valproic acid on salivary pH in children with cerebral palsy Spec Care Dentist. Mar-Apr; 27(2):64-67
16- Pellegrino L., (1991). "Cerebral palsy: a paradigm for developmental

disabilities", Developmental Medicine and Child Neurology, 37, 834-39.

17-Alfaro P, Cedeño E, Valderrama J.,(1997). "Condiciones cefalométricas en pacientes con parálisis cerebral", Temas Selectos de Investigación Clínica UAM-X, III, 103-13

.

18- Gray R, Davies S, Quayle A., (1994). "A clinical approach to temporomandibular disorders", British Dental Journal, 23, 63-68.
19- Pelegano J, Nowysz S, Goepferd S., (1994). "Temporomandibular joint contracture in spastic quadriplegia: effect on oral motor skills", Developmental Medicine and Child Neurology, 36, 487-94.
20- Reider C, Martinoff J, Wilcox S., (1983). " The prevalence of mandibular dysfunction. Part I: sex and age distribution of related sings and symptoms", Journal of Prosthetic Dentistry, 50, 81-8
21- Limme M., (1991) "Consequenses of mouth-breathing" Rev-Beige-Med-Dent, 45, 39-50.
22- Limbrock G, Hoyer H, Scheying H., (1990). "Drooling, chewing and swallowing dysfunction in children with cerebral palsy: treatment according to Castillo Morales", Journal of Dentistry for Children, Nov-Dec, 445-51

.

22- Reilly S, Skuse D., (1992). "Characteristics and manegement of feeding problems of young children with cerebral palsy", Developmental Medicine and Child Neurology, 34, 379-88.
23- Kuru L, Yilmaz S,et al (2004) Expression of growth factors in the gingival crevice fluid of patients with phenytoin-induced gingival enlargement Arch Oral Biol. Nov;49(11):945-50
24- Vittek J., (1994). "Analysis of orthodontic anomalies in mentally retarded developmentally disable persons", Special Care in Dentistry, 14, 198-202.

                 

Final del formulario


1   2   3   4

similar:

Ana Alisio- mariana Armada- gabriela Scagnet- liliana Nicolosi- teresita Ferrary iconDe joseph nicolosi, ph. D. & Linda ames nicolosi

Ana Alisio- mariana Armada- gabriela Scagnet- liliana Nicolosi- teresita Ferrary iconDe joseph nicolosi, ph. D. & Linda ames nicolosi

Ana Alisio- mariana Armada- gabriela Scagnet- liliana Nicolosi- teresita Ferrary iconMónica Liliana Jaraba Vargas

Ana Alisio- mariana Armada- gabriela Scagnet- liliana Nicolosi- teresita Ferrary iconAlba liliana saavedra rodriguez

Ana Alisio- mariana Armada- gabriela Scagnet- liliana Nicolosi- teresita Ferrary iconDemandado : Ministerio de Defensa-Fuerzas Militares-Armada

Ana Alisio- mariana Armada- gabriela Scagnet- liliana Nicolosi- teresita Ferrary iconLaxantes mariana patiño monsalve

Ana Alisio- mariana Armada- gabriela Scagnet- liliana Nicolosi- teresita Ferrary iconDra. Mariana Koppmann Mesa Uno

Ana Alisio- mariana Armada- gabriela Scagnet- liliana Nicolosi- teresita Ferrary iconEnríquez García Mariana Monserrat 21156870D

Ana Alisio- mariana Armada- gabriela Scagnet- liliana Nicolosi- teresita Ferrary iconUniversidad nacional experimental politécnica de la fuerza armada nacional

Ana Alisio- mariana Armada- gabriela Scagnet- liliana Nicolosi- teresita Ferrary iconQue se llaman polimorfismos y que varían de manera predecible. (Mondragón,Mariana, 2000 P. 65 )






© 2015
contactos
m.exam-10.com