“Árbol de guerra de Oyá”. Con las hojas del Cabo Hacha se enfurece y se azuza a Oyá para que pelee y gane una guerra mágicamente. El clocha excita la cólera y






descargar 51.67 Kb.
título“Árbol de guerra de Oyá”. Con las hojas del Cabo Hacha se enfurece y se azuza a Oyá para que pelee y gane una guerra mágicamente. El clocha excita la cólera y
fecha de publicación06.09.2015
tamaño51.67 Kb.
tipoDocumentos
m.exam-10.com > medicina > Documentos
CABO DE HACHA

“Árbol de guerra de Oyá”. Con las hojas del Cabo Hacha se enfurece y se azuza a Oyá para que pelee y gane una guerra mágicamente. El clocha excita la cólera y el ardor bélico de Oyá contra su enemigo o el de su cliente, obteniendo siempre la victoria por difíciles y espinosa que sea la lucha. Es uno de los árboles rituales y más poderosos de Oyá. Muy estimado también por los mayomberos. “Palo fuerte” para montar “Ganga”. Los baños de las hojas hervidas, purifican y disuelven todo lo malo. Los “despojos” y “limpiezas” con Cabo Hacha deben hacerse a las doce en punto en el día recomendándose que se mezclen sus hojas con apasote y albahaca, que se expondrán largo rato al sol, antes, de bañarse, para que recojan la fuerza solar. En cocimiento de sus hojasmuy utilizado para la anemia, el asma, la bronquitis y la pulmonía.

CAFE

Dueños: Obbatalá

Dueños son todos los Santos El café es una gran medicina del corazón y del estómago, pues le produce calor al mismo. Las hojas verdes, en buche alivian el dolor de muelas. La semilla verde sirve de laxante. La raíz, cortada en tres trozos en cocimiento, se emplea para bajar la fiebre. En caso del enfermo una pasta de café y sebo, “ lo absorbe y lo deja libre de fiebre”. Se derrama café molido en el ataúd, y en las partes más intimas del cadáver para evitar que se corrompan rápidamente, y a veces, se mezclan el café con hojas de guayaba. En las ofrendas que se tributan a los muertos, jamás falta la taza de café que siempre apetecieron. El café es el gran alcahuete de las brujerías, y no debe tomarse en todas partes.


CAGUARIAN

Dueños: Babalú Ayé

Dueño es Babalú-Ayé “Pata-Llaga” o “Pata Puri” como le llaman en Regla de Congos al dueño de la lepra Sán Lázaro, desinfecta y cura las llagas rebeldes y con este “palo”, que es la misma “quiebra hacha” inmejorable para las “ngangas” y sus efectos son muy poderosos. El dueño de una ganga de “Coballende”, cuando llama el espíritu y éste “plana” (se manifiesta), tiene que empuñar un bastón de “cuguairán”. La savia alivia el dolor de los callos de sangre.

CAIMITO BLANCO

Dueños: Obbatalá

Dueños son todos los Santos Para cargar “prendas” y dar fuerza a los “mpakas” (talismanes). Muy efectivo como alimento para hacer “trabajar” a Oyá a favor de determinada persona. El cocimiento de las hojas y la raíz, combate la obesidad, en baños corporales.

CAISIMON

Dueños: Yemayá

Dueños son Yemayá y otros dicen que Changó o Babalú-Ayé Las hojas tibias aplicadas al vientre, con manteca de corojo y cacao bajan la inflamación producida por orquitis. Las hojas como fomentos usadas para la erisipela, la irritación de las quebraduras, de los forúnculos y del vientre. El cocimiento de la raíz para la cistitis y la gonorrea.

CALABAZA

Dueños: Ochún

Dueño es Ochún A los “asentados” que en “Itá” (lectura del porvenir), si les sale la “letra” o signo “Obbara Melli”, deberán respetar las calabazas, no pueden comerlas ni regalárselas a nadie, pues son hijas legitimas del orisha Changó en un camino “Obbara”. El “ebbo” o sacrificio que aconseja este signo para triunfar en cualquier obstáculo, comprende un gallo, un cesto de calabaza, ñame, plátanos y dos o cuatro macitos de leña para quemar la ropa del que hace el “ebbú” junto a una palma real, y que después vestirá de limpio, con “achó fun fun” (traje blanco). Este “ebbo” reproduce el que hizo Obbara en la selva. La primera cazuela de congo fue una calabaza. Mucho antes que en cazuela de barro, la “ganga” se guardó en “Nkandia (calabaza). En el campo de la medicina el “onichoggún” o el “inkisi” la emplea en cataplasmas para aliviar el ardor de las quemaduras. Las semillas pulverizadas mezcladas con leche hervida, son tradicionalmente conocidas para el tratamiento y expulsión de la lombriz solitaria. El zumo se aplica a los eczemas. La tripa se fríe con aceite y semilla de mamey colorado para el pelo. Hace crecer el cabello y le da gran brillantez.


CAMPANA

Dueños: Obbatalá

Dueño es Obatalá Se emplea en el Omiero de este orisha. También para “despojos” y purificadores de las casas (para Ibora Omitutu), y en baños. El zumo se emplea para la bronquitis, pues facilita la expectoración. La raíz y la corteza es utilizada para contrarrestar los efectos de la embriaguez, pero no debe administrarse durante la borrachera, sino después. La flor para hacer cigarrillos para calmar el ahogo, “se tuesta al sol, se hace picadura y se envuelve en papel”.


CANELA DEL MONTE

Dueños: Ochún

Dueño es Ochún Es el árbol por excelencia de la “Venus Lucumi”. Con la canela prepara todo sus “filtros”, “afoches” y talismanes amorosos. En el terreno del amor resuelve todos los problemas que se le plantean al “babalocha”, y al “palero”. Tiene un gran poder de atracción y es indispensable para todas las cuestiones amorosas. Hecha polvo y con aguardiente, es alimento de algunas “prendas” congas. La limaya de la piedra Imán se rocía siempre con canela y pimienta de Guinea. Como se hace con el “palo guachinango”, se lleva una astilla de este árbol en la boca, cada vez que va a formularse una petición de cualquier índole, la más difícil de obtener. Las mujeres galantes “que necesitan gustar” deben mezclar con polvos de canela sus polvos de la cara, porque la canela atrae a los hombres, “como la miel a las moscas”, y así tendrán siempre muchos intereses por sus encantos. El palito de canela en la boca, para “engatuzar” y seducir, la esencia en el baño, etc., son empleados con verdadero éxito a través de la sacratísima “Oshún Panchaggara”. El arte de curar de santeros y paleros, es empleado en jarabes para los resfriados intestinales, contener las diarreas y los vómitos sanguinolentos. Recuérdese que Oshún castiga enfermando el vientre, ya a la vez lo cura.


CANUTILLO

Dueños: Changó, Obbatalá

Dueños son Obatalá y Changó En purificaciones con canutillo se lavan todos los orishas femeninos. En cocimiento es diurético. El blanco es excelente para lavar los ojos. El morado, en baños, es muy beneficioso. Para “despojos” y buena suerte. El Canutillo morado, Campana blanca, Albahaca y Paraíso, todo hervido, se echa en una tina con “Espíritu Vencedor”, “Espíritu Tranquilo” y “Amansaguapo”.

CAÑA BRAVA

Dueños: Babalú Ayé

Dueño es Babalú-Ayé Babalú-Ayé bendijo la caña brava y por esta razón el trueno no la daña nunca. En ningún otro árbol o planta ni en el Ateje ni en la Jocuma, en el Cundiamor o el Apasote, Babá recibe con más gusto una ofrenda. La Caña Brava le esta consagrada a Naná “Madre de los Sán Lázaro”. La tierra en torno a ella tiene muchas virtudes, es “munanso mboma” (casa del majá) lo que aumenta su prestigio. Un trozo del canuto sirve de “corazón” (tima) de gangas, es decir sirve para guardar dentro, con los extremos tapados naturalmente, el azogue y arena de mar, “la vida de mar y el azogue” que comunicarán a las gangas su movilidad incesante que se traduce en diligencia para cumplir los mandatos de mayombero. La Madre bibijagua y comején sirven par desbaratar lo que se quiera. La Mitología Africana es a ofrecer. Que en el primer Baroco, Eroko, le entrego a Iyamba una punta de caña brava cuando lo bautizaron y le dieron el titulo de Mosongo. La raíz en cocimientos tiene propiedades que calma el asma y el ahogo, cuando se siente en la boca sabor a sangre (de lo contrario no debe tomarse). También se aplica su infusión en inyecciones vaginales. Es muy buena para la cistitis y para purificar la sangre.


CAÑA DE AZÚCAR

Dueños: Changó

Dueño es Changó El azúcar endulza por igual al ángel como al enemigo. En un vaso de agua se mete una vela encendida y esta agua se endulza con dos cucharadas de azúcar, se mete un papel con el nombre del que se desea “endulzar” y conseguirá de él, lo que se desea. A Changó se le ofrece cortada en trozos en un plato con las hojas de la misma caña de azúcar. Es muy importante en la liturgia o ritos de “abakua”. Si se cruzan dos pedazos de caña y se colocan en el suelo ante el “ireme” éste permanecerá inmóvil y no se atreverá a avanzar.

CAÑA SANTA

Dueños: Oggún

Dueños es Oggún Con esta planta se enardece a Oggún Es excelente en cocimiento para los catarros bronquiales y para la suspensión del menstruo. En lavados vaginales para curar la leucorrea. Es muy buena en la presión arterial. Con la raíz se prepara un licor, que da calor al estómago y a los bronquios

CAOBA

Dueños: Changó

Dueño es Changó El zumo de las hojas sirve para contener la sangre de las heridas. En cocimientos de la corteza es usado para la purgación y “flores blancas”. La raíz para resguardo en los que padecen sonambulismo o de pesadilla angustiosa, para los neuróticos que se encuentran al margen de la locura. Las hojas para “despojar” a los locos o a los que pierden pasajeramente el juicio. En baños tranquiliza a los que están ya enteramente locos, y en los tratamientos en casa del “Padre Ganga”.


CAOBILLA DE SABANA

Dueños: Obbatalá

Dueño es Eshu La savia se recomienda para mordidas de perro, hincadas de espinas venenosas o picadas de insectos. La raíz en infusión y en las tisanas o chichas, es un gran purificador de la sangre.


CARDON

Dueños: Oggún

Dueño es Oggún Con su savia se borran los tatuajes cuando convienen que desaparezcan. Surte el mismo efecto que la quinina para el paludismo. Las semillas son vomitivo. La leche del “cardon” ciega. Pero la ceguera que produce el cardon se cura lavándose los ojos con la peluza de la raíz de la parte inferior de la tuna hervida.
CAREY

Dueños: Ochún

Dueño es Oshún No se pone en el Omiero del Asiento. El Carey lo pide la diosa para guerrear y sólo se utiliza con el propósito de embravecerla. Hay muchas clases de Carey y todos pertenecen a Oshún.


CARIEL

Dueño es Changó Para hacer “rogación al pie del santo”, y preparar joyas de valor que se transformarán de este modo en amuleto, para proporcionar a su dueño buena suerte en amores, en negocios y en el juego.

CARQUESA

Dueños: Yemayá

Dueño es Yemayá Para “despojos” y limpieza. Es uno de los ewe del Asiento. La savia es abortiva y si ésta no surte efecto, se emplea la raíz bien machacada. Recoge el menstruo o lo provoca. En alcohol, cualquier parte de la planta es utilizada para dislocaciones, dolores musculares y para friccionar diariamente a los reumáticos y tullidos.

CAUMAO

Dueños: Eleggua

Dueño es Elegguá Para el reumatismo, el jugo de la raíz y de la corteza con agua bien caliente, es excelente. El Caumao es un pulpo del monte, enreda a todos los árboles y matojos que le quedan cerca y es utilizado por los mayomberos para enredar a las personas, etc. Un “masango” de Caumao es cosa seria.


CAYUMBO

Dueños: Oggún, Yemayá

Dueños son Oggún y Yemayá Sus propiedades y virtudes son secretas. Se dan a conocer a los “Asentados” que tengan experiencia y jerarquía de “Mayores”. Es necesario saber buscarlo. Si no se encuentra a las tres de la mañana, será difícil de hallarlo. Trabaja con Espuela de caballero, en “nkangues de Mayombe”.

CEBOLLA

Dueños: Obbatalá

Dueños son todos los Orishas. La pequeña molida y pulverizada con los palos “fuertes” y “sollanga” (bichos) de la ganga, se da a tomar y enloquece. Es diurética ya que disuelve los cálculos del riñón y de la vejiga. Cruda evita los catarros y la influenza. Si se come cocida al acostarse, hace conciliar el sueño a los que padecen de insomnio, destruye los tumores y panadizos aplicados en cataplasmas de linaza.

CEBOLLETA

Dueños: Babalú Ayé

Dueño es Babalú-Ayé Para rogaciones en caso de lepra (Adete). Alivia las comezones de los lazarinos (onideté). Bien picada se mezcla al incienso y aleja las malas influencias.


CEDRO

Dueños: Changó

Dueño es Changó El cedro es uno de los árboles más sagrados que existen para los lucumís. Changó fugitivo, reposó en su sombra. No puede quemarse su santa madera y es la indicada para construir reliquias y atributos del orisha, “estatuas (ete) y cruces (iya). Son muchos sus misterios, es Awo. Así, para que el mal bajo ningún aspecto penetre en el interior de la casa, se coloca una crucecita de cedro atada con cinta roja detrás de la puerta. Los mayomberos construyen con su madera sus “nkisi malongo” de la misma familia de los muñecos, ( “ita” “chicherekú) de los lucumís, que caminan de noche y van a hacer maldades por cuenta de sus dueños. El cedro es uno de los “iggi” más nobles del monte, porque cura muchos males. Las hojas en cocimientos y la resina en jarabe, para la hemoptisis y catarros fuertes. Como abortivo: mezclada la raíz con la leche de la palma real y endulzada con miel de abeja. El zumo de la semilla del cedro hembra (pasiá), calma el ardor de las picadas infecciosas. La raíz, la corteza y las hojas, depura y enriquece la sangre. Esta tisana se refuerza con raíz de perejil y cura la purgación, y en las mujeres el flujo y las irregularidades del menstruo. En tiempo de epidemias, se debe meter un trozo de cedro en el agua de beber. El cedro hembra se empleará para los hombres y el macho para las mujeres. Los herniados, marcan una cuchilla sobre su tronco, la plantilla o contorno del pie, y cuando esta cortadura o marca desaparece, también lo hará la hernia.


CHAMICO

Sirve para baños de asiento y en cataplasmas, para las almorranas, en fricciones y para el reuma.

CHAYOTE

Dueños: Ochún, Yemayá

Dueños son Yemayá y Oshún Las hojas tiernas son usadas para los guisos y comidas que se ofrendan a los orishas. Lo comen Oshún, Yemayá e Inle. Es muy diurético y el cocimiento se recomienda para las enfermedades del riñón y la vejiga. Ayuda a expulsar los cálculos. Con el chayote se hace “dimbo” (jarabe de miel) para la pulmonía.

CHICHICATE

Dueños: Obbatalá

Dueño son todos los santos Como el “guao” y un bejuco llamado “Manuelito” le pertenecen al Diablo, andan juntos para hacer daño. Aunque muchos mayomberos estiman que solo se utiliza para perjudicar, como el Guao y el Curumagüey, y que “su esencia es malvada, da muy buenos resultados, para combatir las hemorragias femeninas, y no hay nada mejor para un “aró ngibé” (tuberculoso), que el cocimiento del eweko completo de toda la planta. También para estrechar la próstata pero se debe tener cuidado porque perjudica un poco

CHICHONA

Dueños: Yemayá

Dueño es Yemayá Las cosas malas “malembo”, “las morubbas”, los mensajeros invisibles de los hechiceros que aprovechan las horas en que el hombre duerme para tomar posesión de su cuerpo, y al amparo de la noche se introducen en las casas y llevan a ellas la desgracia, no hallarán fácil el paso si se tiene la precaución, antes de entregarse al sueño, de derramar en la puerta, un cubo de agua con las hojas machacadas de la “chinchona” o “palo vigueta”.

CHIRIMOYA

Dueños: Obbatalá

Dueño es Obatalá Para “despojos”. Las hojas suelen emplearse en el Omiero del Asiento. En cocimiento resultan estimulantes en casos de debilidad o decaimiento, y también para combatir las diarreas y los pujos.


CIPRES

Dueños: Obbatalá

Dueño son todos los Orishas Palo de muerto Con la rama de un “ciprés” que crezca en el cementerio los mayomberos llaman al Diablo y se arreglan con él. Para hablar con el diablo se hará lo siguiente: Con un gajo de Ciprés del cementerio y las canillas de un esqueleto de un muerto, se hace un trazo redondo con yeso blanco, el mayombero se sentará en medio de este redondel y zambulle tres veces a un gatito negro en un caldero de agua hirviendo que tendrá preparado al efecto. A cada maullido que realice el gatico gritará “Satanás, Satanás", y éste responderá. Preguntará qué le van a dar de comer, porque lo que a él le dan, él se lo da a sus espíritus vasallos. Se le dirá: Te daré un sapo, él se reirá y firmará, y asi quedarán ambos de acuerdo. Pero no firma con tinta y lápiz. Las firmas del pacto que se realice se hará con sangre de las venas del mayombero. Si no, no hay trato. La relación del Ciprés con el que los mayomberos judíos llaman al Diablo y a los espíritus malos tiene su origen en un popular tratado “Tratado de Magia” con el cual “trabajaron” muchos congos antiguos y es la guía de los mayomberos. Ausentes los Cipreses de los cementerios, cualquier árbol, yerba o matojo que crezca dentro de sus tapias, les suple en todas las “operaciones” de magia negra.

CIRUELA

Es el árbol predilecto de Oyá. Su árbol de batalla. Tres gajos de ciruela servirán de látigo, son necesarios para un “ebbo” de enfermo (también se utiliza el Marpacifico). De resultar Oyá el que se encargue de una curación y esto naturalmente debe preguntarlo el santero a sus caracoles. Se necesita además, una cabeza de chivo, una sabana para tapar el enfermo, nueve velas, nueve ekó, nueve varas de género de todos los colores, ofún (cascarilla), un gallo, dos gallinas, tres palomas, “ekú”, “eyá”, tres pitos y nueve cocos. Oyá maneja varón con ciruela. Todas le pertenecen.

CÓJATE O COLONIA

Dueños: Ochún

Dueño es Obatalá, en Matanzas Oshún El zumo de las hojas se utiliza humedeciendo abundantemente un algodón o un pañuelo y se le introduce en la boca del cadáver que expulsa espumarajos sanguinolentos y se le tapona también la nariz, los oídos y demás conductos de desahogo, etc. Las hojas frescas, para el dolor de cabeza se aplilcan a las sienes. Para enfermedades de la piel, se hierven las hojas y se usan en baños. El cocimiento de las hojas y flores es anticatarral. En fricciones para la buena suerte y para matar lo malo, con piñón de botija y Artemisa. Con la albahaca es muy usada para alejar a los Eggún, librarse de una mala influencia y para purificar la casa.

COMECARA

Dueños: Oggún, Yemayá

Dueño son Yemayá y Oggún La raíz y la corteza hervidas después del “ebbo” correspondiente, se recomiendan para bañar y frotarle las piernas y los pies de las personas que vacilan y se caen a menudo. Las caídas son invariablemente de muy mal augurio, indicio de algo grave, de algo que se va a derrumbar, la suerte, los negocios que se vienen abajo, la salud que decae, etc. Si es un santero el que cae, el asunto es mucho más grave. Si cae un “caballo” con santo, si el día de su “Asiento”, desciende un “iyawó” de su pilón, de su piedra o de su trono, si durante la ceremonia se le escapa de la mano al Babáo a la “iyalocha” algún objeto sagrado, inmediatamente se consulta a Orula, y se práctica a la carrera, un rito expiatorio, un “ebbó” (purificación y sacrificio de animales),para evitarles la muerte. Es gravísimo que se caiga “Osu”, mensajero de Olofi y Orula, es un gallo de plata o de metal blanco, que recibe el “iyawó” cuando le entregan para que les dé culto, la piedra de Elegguá, la de Oggún y Ochosi, con sus atributos respectivamente de hierro. Lo prepara el Babalawo y su misión junto al “iyawó” consiste en tenerle siempre levantado y fuerte. Sólo cuando éste muere, el Osun se acuesta, es decir se pone horizontalmente en el suelo. Algunas personas deben poseer un Osun de su misma estatura, y en estos casos, es un tubo sobre una base igualmente de metal con el gallito en la parte superior. Osun come con Elegguá y si por desgracia cae (al caer él, cae también el dueño), pues Osun es sostén de su vida, su salud, y su suerte, (hay que trabajar) y darle inmediatamente la sangre de una paloma. El mismo peligro existe para el mayombero que se cae, o de cuyas manos rueda a tierra una “prenda”, el “mpaka” o cuerno relleno de substancia mágicas animado por una energía espiritual, y para el ñañigo o abakua en funciones, el diablito o ireme si se desploma vestido con su traje este traje mágicamente “cargado” que lo convierte en espíritu. En torno al mayombero caído, a lo largo de la habitación en que se halla, siguiendo el trazado de un espiral, es preciso quemar “fula” (pólvora) “tió, tió, mputo fula”, para que se lleve el mal que ha provocado y augura este accidente. Por suerte hay maneras de engañar a la “Ikú” o a la tierra cuando demuestran un apetito prematuro (aunque no somos más que su alimento). Por ello, si la sepultura está abierta, se le da de comer un chivo. Por todo esto se recomienda que cuando una persona cae y se golpea, darle de comer un poco de agua con tierra, para impedir que se formen tumores y contentar de esta forma a la tierra.

COPAIBA O COPALBA

Dueños: Babalú Ayé

Dueños es Babalú-Ayé Son muchas sus propiedades, con la resina, las hojas, la raíz y la corteza se curan las enfermedades secretas e infecciosas (las cura Babalú-Ayé, Santo Sifilítico). La resina desinfecta, absorbe el mal y cicatriza


COPEY

Dueños: Orula

Dueño es Orula Se emplea para hacer “prendas”, porque es muy poderoso, donde nace se apodera de la tierra y ningún otro “palo” puede vivir por allí. Por eso precisamente es bueno, con la resina se desinfecta la habitación de los enfermos contagiosos. Con el jugo y la resina en emplasto, se extrae el mal humor de ulceras y llagas, y las cicatriza. La raíz, las hojas y la corteza hervida se utilizan en fomentos.


COQUITO AFRICANO

Dueños: Obbatalá

Dueños son todos los Santos Para hacer santo, el secreto del mismo es una semila durísima importada de África, con otras dos, “erú” y “tuché”, indispensables en el “Asiento”. De una sola semilla de “Obí Kolá” (nuez de palma) salen muchas cabezas. ES decir que basta un pedacito para consagrar varios iniciados. Cada iyalocha de las que testimonian en esta ceremonia, coloca en el centro de la cabeza del iyawó un montoncillo de hojas trituradas, y la Madrina, por último, el “Obí Kola", con erú y tuché. Debajo del pilón trono que ocupa el Asentado, que es un nuevo Rey se colocan otras partículas de las semillas sagradas. Actualmente escasean mucho y las santeras que las han heredado, las guardan como algo

CORALILLO BLANCO

Dueños: Ochún, Obbatalá

Dueños son Obatalá, Oshún En baños como “despojo” para atraer la buena suerte. En cocimiento, curan los golondrinos rebeldes enrojecidos, pues el zumo los disuelve o los revienta.

CORDOBAN

Dueños: Changó

Dueño son Changó, otros dicen que Oggún y Yemayá Se usada para “despojos” y “baños”. Es utilizado en el Omiero para lavar las piezas y reliquias del orisha. Las hojas en cocimiento para asma, catarros y hemoptisis. Excelente para la tos ferina y la tos del sarampión. Con la raíz se prepara un jarabe que se administra en cualquier enfermedad de las vías respiratorias

COROJO

Dueños: Changó

Dueño es Changó Y lo es de todos los santos menos de Obatalá, Ochún y Yemayá Cuando están enojado con uno de sus hijos, para que se aplaque y le perdone, se baña su piedra y los caracoles que le acompañan en manteca de corojo y miel de abeja. Esta “rogación” se practica seis días, el primero son 4 racimos de plátanos. El segundo día seis pitahayas. El tercero, una jícara de harina de maíz, (ámala) con quimbombó, la miel de abejas, manteca de corojo y seis granos de pimienta de Guinea (atá). Todo adornado con una cinta roja. El cuarto seis calabazas (eleggudi) también adornadas con cintas. El quinto, seis mameyes (amí), y por último se le sacrifican dos gallos blancos y se le cocina mucho quimbombó sin semillas. El “otán” se cubre con una tela blanca (afo fún fún). Las ofrendas se le reparten en tres bultos que se llevan a una loma, a la palma real y a la ceiba. Se retira el pañuelo que cubría la piedra del orisha y se le pone al “omó”, para quien, con objeto de desagraviar a Changó, se ha practicado este rito o ceremonia. La manteca de corojo es una substancia de gran importancia en el culto de los orishas, quienes continuamente la reclaman para su aseo y bienestar. Elegguá, Oggún, Changó, Babalú-Ayé y Oyá, se tienen siempre untados de manteca de corojo. A ciertos alimentos que se les ofrenda se les pasa siempre un poco de “epó”, al maíz tostado y a los bollos de carita de Elegguá y Oyá, al pan y a la mazorca de maíz asada de Babalú-Ayé. En regla de congo sólo se emplea para limpiar a “Zarabanda” (a los hierros que simbolizan a “Zarabanda”). Los “nikises” (calderos), se frotan también con manteca de corojo.


CRESTA DE GALLO

Dueños: Obbatalá

Dueños son todos los Santos u Orishas. Para limpiar y hacer rogación, al pie de Changó y de Aggayú a los hombres “apocados” tímidos, con almas que se las pasean por el cuerpo. Aggayú y Changó con cresta de gallo, les infundirán su Espíritu valeroso y combativo, su energía y lo que más le falta....coraje.

CROTO

Dueños: Eleggua

Se puede invocar a Elegguá y hablar con él al pie de un “croto”. Después de contar hasta siete se abre un agujero en la tierra y se echa vino, dulce, anís y algunas chucherías más de las que le gustan.

CUABA

Dueños: Obbatalá

Dueños son todos los Orishas Si el palero va a buscarlo al monte y no se hace una herida y le ofrece unos goterones de sangre, este árbol retira sus virtudes de las partes que aquél le haya tomado. Ni sus embrujos o medicinas surtirán efecto. La “cuaba” es el mismo palo Guachinango y Cambia voz que se esconde o se hace invisible al que no sabe cómo tratarlo. No es un árbol de gran tamaño y corpulencia, pero es tan prodigioso que ninguna ganga trabaja bien sin el Guachinango. Debe llevarse siempre como protección una astilla de “nkita” en la boca, cuando va a proponerse un negocio, a solicitarle un empleo o a pedirse un favor. Es ideal para los abogados y para todo el que defiende una causa, con razón o sin ella, pues el Guachinango en la boca de quien habla, sugestionará al que escucha, y éste quedará sometido a la voluntad del que le habla. En ese caso la palabra domina por la virtud del palo. Entre las virtudes de la cuaba tenemos que la corteza cura los males venéreos, y los baños calientes de las hojas, se emplean con éxito en cualquier caso de fiebres por rebeldes que sean.


CUCARACHA

Dueños: Yemayá

Dueño es Yemayá En Omiero, para lavar las piezas de este orisha En cocimientos se usa para la irritación interior, la crisis de colitis y para provocar la menstruación. Las hojas hervidas y tomadas con un poco de azúcar destruyen los cálculos renales. También terminar con los callos aplicando a éstos sus hojas.


CULANTRILLO DE POZO

Dueños: Ochún

Dueño es Oshún Muy usado en el Omiero del Orisha y rogar cabezas con flor de agua, “imo” u “ómomí” (helecho de río), vinagre y algodón. Con el culantrillo se prepara un jarabe muy eficaz para los bronquios.
CULANTRO

Dueños: Yemayá

Dueño es Yemayá Con las hojas tiernas se condimenta la comida de los Orishas. El jugo es abortivo y en infusión regula el período. La raíz de resedá, malva y ruda, se emplea con frecuencias en casos de hemorragia (esta receta es exclusivamente para mujeres).

CURUJEY

Dueños: Eleggua

Dueño es Elegguá Es un parásito que tiene inclinación a vivir encaramado sobre un árbol. Con él se hacen resguardos y afoche. El Curujey limpia y fortalece el cuerpo, y es un buen depurativo de la sangre. Tiene una misión, absorbe y diseca hasta el último microbio maligno. Por eso se echan sus polvos sobre las llagas (ilé aró). El mayombero que lo llama Akín, toma a la raíz para reforzar su ganga.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

“Árbol de guerra de Oyá”. Con las hojas del Cabo Hacha se enfurece y se azuza a Oyá para que pelee y gane una guerra mágicamente. El clocha excita la cólera y iconLa evolución de los géneros
«película de guerra», a pesar de que se desarrolle durante la Segunda Guerra Mundial y de que ese conflicto afecte profundamente...

“Árbol de guerra de Oyá”. Con las hojas del Cabo Hacha se enfurece y se azuza a Oyá para que pelee y gane una guerra mágicamente. El clocha excita la cólera y iconLa economía en los primeros años de vida departamental una guerra para comenzar el siglo

“Árbol de guerra de Oyá”. Con las hojas del Cabo Hacha se enfurece y se azuza a Oyá para que pelee y gane una guerra mágicamente. El clocha excita la cólera y iconLa economía en los primeros años de vida departamental una guerra para comenzar el siglo

“Árbol de guerra de Oyá”. Con las hojas del Cabo Hacha se enfurece y se azuza a Oyá para que pelee y gane una guerra mágicamente. El clocha excita la cólera y iconAnte el dolor de los demás Susan Sontag
«en la lucha alguna gloria, una necesidad, una satisfacción» que las mujeres (la mayoría) no siente ni disfruta. ¿Qué sabe una mujer...

“Árbol de guerra de Oyá”. Con las hojas del Cabo Hacha se enfurece y se azuza a Oyá para que pelee y gane una guerra mágicamente. El clocha excita la cólera y iconLa Moringa oleifera, más conocida como el Árbol de la Vida, o el...

“Árbol de guerra de Oyá”. Con las hojas del Cabo Hacha se enfurece y se azuza a Oyá para que pelee y gane una guerra mágicamente. El clocha excita la cólera y iconLuego de la Segunda Guerra Mundial, el mundo entró en una bipolaridad,...

“Árbol de guerra de Oyá”. Con las hojas del Cabo Hacha se enfurece y se azuza a Oyá para que pelee y gane una guerra mágicamente. El clocha excita la cólera y iconDespuéS de tantas horas de caminar sin encontrar ni una sombra de...

“Árbol de guerra de Oyá”. Con las hojas del Cabo Hacha se enfurece y se azuza a Oyá para que pelee y gane una guerra mágicamente. El clocha excita la cólera y iconPor el valle de la sombra La lucha para sobrevivir de un prisionero de guerra

“Árbol de guerra de Oyá”. Con las hojas del Cabo Hacha se enfurece y se azuza a Oyá para que pelee y gane una guerra mágicamente. El clocha excita la cólera y icon¿Cómo va la guerra al 16 de Junio del 2010 ?

“Árbol de guerra de Oyá”. Con las hojas del Cabo Hacha se enfurece y se azuza a Oyá para que pelee y gane una guerra mágicamente. El clocha excita la cólera y iconBibliografía Completa del artículo: Santos Guerra, M. (1995)






© 2015
contactos
m.exam-10.com