Importancia de los factores externos






descargar 160.07 Kb.
títuloImportancia de los factores externos
página1/7
fecha de publicación07.08.2015
tamaño160.07 Kb.
tipoDocumentos
m.exam-10.com > medicina > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7










  • ALUMNOS ESTRESADOS




  • ALUMNOS ANSIOSOS




  • ALUMNOS INSEGUROS




  • ALUMNOS CON FOBIAS




  • ALUMNOS CON PROBLEMAS PSICOSOMÁTICOS




  • ALUMNOS HISTRIÓNICOS




  • ALUMNOS CON OBSESIONES Y COMPULSIONES


VI . PROBLEMAS DE ANSIEDAD



ALUMNOS ESTRESADOS

CONCEPTO DE ESTRÉS
De acuerdo con el MODELO TRANSACCIONAL de RICHARD LAZARUS (Lazarus y Folkman, 1986) podemos definir al estrés de la siguiente manera:
“... una relación entre el individuo y el entorno que es evaluado por éste como amenazante o desbordante de sus recursos y que pone en peligro su bienestar”

IMPORTANCIA DE LOS FACTORES EXTERNOS



A los estímulos que provienen del entorno que son percibidos negativamente y son susceptibles de desencadenar estrés les vamos a llamar AGENTES ESTRESANTES. Como ser en evolución, el alumno está sometido al influjo de situaciones, sucesos y eventos que le influyen y mediatizan y que, en determinadas circunstancias, le pueden “desbordar”. Además, él mismo como persona, está en un proceso de cambio y reajustes continuados respecto a su persona. Su propio autoconcepto y autoestima, su nivel de adaptación escolar, familiar, social etc. y sus capacidades de adaptación a las nuevas demandas que le surjan (roles nuevos) serán importantes para su desarrollo biopsicosocial.
Acontecimientos que pueden favorecen respuestas de estrés en los alumnos:


  • Acontecimientos vitales problemáticos: El tipo de educación recibida, las adversidades pasadas y presentes, enfermedades, experiencias con la muerte, problemas relacionales con la familia, grupos, etc. .




  • Acontecimientos imprevisibles y extraordinarios: Son acontecimientos improbables, altamente amenazantes y perturbadores del tipo de: catástrofes naturales (inundaciones, terremotos, huracanes, incendios, aludes, etc.) o acontecimientos en los que hay implicación humana (violaciones, guerras, terrorismo, secuestros, torturas, etc.). Pueden impactar en los individuos provocando reacciones diversas.


Son excepcionales los acontecimientos señalados anteriormente pero son susceptibles de provocar un trauma en casi todo el mundo. Cuando dejan secuelas pueden dar lugar a un TRASTORNO DE ESTRÉS POSTRAUMÁTICO en donde se reexperimenta de manera repetida el acontecimiento traumático a través de imágenes, pensamientos o sensaciones intrusas, pesadillas recurrentes y la sensación de que el acontecimiento se revive, con la consiguiente angustia y malestar fisiológico. Tienden estos sujetos a evitar lo que se relaciona con la situación (personas, lugares, ...), les puede costar recordar detalles de lo que pasó y presentan alteraciones de la alimentación, del sueño, de las emociones - irritabilidad, sobresaltos, dependencia, alertar excesiva, etc. -. A veces, este trastorno aparece durante un tiempo posterior (varios meses) al suceso traumático.
Algunas situaciones de PÉRDIDA O DUELO pueden ser consideradas en este apartado y acompañarse de incredulidad, protesta, shock, alteración emocional en forma de llanto, lamentos, pérdida de apetito, insomnio, etc. de varios días de duración y que suele dar paso a una fase de duelo y desesperanza en la que se va aceptando la pérdida, aunque persisten las alteraciones emocionales para con el tiempo, frecuentemente, ir resolviéndose el estado anímico y la persona llega a recuperarse, aunque depende de cada caso tanto el transito por cada fase como la resolución de la misma.


  • Acontecimientos cotidianos: Ante los pequeños problemas pueden los alumnos responder con un cierto nivel de estrés de baja intensidad, pero que si se mantienen y se van sumando pueden llegar a “sobrecargar” su salud. Un ritmo de trabajo fuerte, dificultades escolares, problemas relacionales -discusiones, enemistades, incomunicación...-, pueden ser algunos ejemplos. Las molestias y contrariedades más o menos cotidianas son mejores predictores del estrés que los acontecimientos vitales problemáticos.



TIPOS DE ESTRÉS



ESTRÉS AGUDO: El alumno ha estado expuesto a un agente estresante de carácter excepcional como puede ser una experiencia traumática devastadora que implica una amenaza seria a la seguridad o integridad personal o de personas queridas (ej.: catástrofes, atracos,...) o un cambio brusco y amenazador del rango o entorno social del individuo (ej.: pérdida de seres queridos, incendio de la vivienda,...). Hay una relación clara e inmediata entre el impacto y la aparición de síntomas tales como “embotamiento”, depresión, ansiedad, ira, desesperación, hiperactividad o aislamiento, aunque ninguno predomina sobre otro durante mucho tiempo. Crisis agudas de nervios, shocks emocionales entrarían aquí.


ESTRÉS CRÓNICO: El alumno vive sobrecargado en un estado de tensión crónico relacionado con su forma de desenvolverse en su sistema de vida (ej.: modos de afrontamiento inadecuados..., estilo de vida adoptado (ej.: sobrecarga de estudios y trabajo,...), la persistencia de un problema (ej. problemas relacionales,...) o una condición vital adversa (ej.: conflictos familiares,...).

ESTRÉS POST-TRAUMÁTICO: El alumno ha estado expuesto a una situación breve o duradera de carácter excepcionalmente amenazante o catastrófica que causaría de por sí malestar generalizado en casi todo el mundo (catástrofes naturales o producidas por el hombre). Aparecen síntomas tales como episodios reiterados de revivir o vivenciar el trauma, “entumecimiento” y embotamiento emocional, desapego de los demás, falta de respuesta al medio, anhedonia y de evitación. Se tienden a evitar situaciones que recuerden la traumática. Suele haber hiperactividad vegetativa (hipervigilancia, sobresalto,...), ansiedad y depresión.
TRASTORNO DE ADAPTACIÓN: Se trata de un malestar subjetivo acompañado de alteraciones emocionales que, por lo general, interfieren con la actividad social y que aparecen en el período de adaptación a un cambio biográfico significativo o a un acontecimiento vital estresante (separaciones, experiencias de duelo, emigración, cambio de lugar de vida, inicio de la escolaridad, cambio de etapa o centro, ...). Los síntomas pueden ser muy variados y pueden incluir: humor depresivo, ansiedad, preocupación, sentimientos de incapacidad para afrontar los problemas, el futuro o de llevar la rutina diaria.

RESPUESTAS DE ESTRÉS
Las posibilidades de respuesta del alumno ante los agentes estresantes pueden afectar a una gama variada de cambios: fisiológicos, emocionales, de pensamiento, etc. Aquí es donde se percibe la frágil barrera entre lo psíquico y lo físico: es la totalidad del individuo la que reacciona. Y el modo de reacción es lo que constituye su especificidad, su particular sistema de respuesta

Analizaremos algunos síntomas del estrés:

ALTERACIONES DE ÍNDOLE FISIOLÓGICO


  • Taquicardia y arritmias episódicas.

  • Disminución del riego sanguíneo periférico.

  • Opresión precordial.

  • Sensación de nudo en la garganta.

  • Problemas de la piel: dermatitis, prurito, hipersudoración, acné, alopecia, rubor, tricotilomania,... .

  • Sudoración.

  • Dolores de cabeza.

  • Problemas digestivos.

  • Tensión muscular facial y mandibular, tics nerviosos, mayor tono muscular, temblores, lumbalgias, etc.

  • Dilatación de los bronquios, disnea - sensación de falta de aire y respiración irregular- y sensación de ahogo.

  • Trastornos sensoriales (zumbido de oídos, visión borrosa, etc.).

  • Micción frecuente.

  • Alteración de la temperatura corporal -calor/frío-.


Los niveles de estrés sostenido y la activación biológica resultante causan alteraciones en el funcionamiento del sistema nervioso, neuroendocrino e inmunitario siendo un factor importante en la vulnerabilidad a la enfermedad: problemas de alergias, enfermedades coronarias (infarto de miocardio, angina de pecho, enfermedad de Raynaud,...), hipertensión, ataques de asma por exceso de constricción de los bronquios, diabetes, artritis reumatoide, hipo o hipertiroidismo, etc.
ALTERACIONES EMOCIONALES




  • Sentimientos de indefensión e impotencia.

  • Inseguridad e incertidumbre.

  • Altibajos en las emociones.

  • Inquietud interior, impaciencia, amenaza.

  • Irritabilidad.

  • Deseos de descargar la agresividad.

  • Deseos de huida y escape.

  • Displacer y falta de disfrute.

  • Perplejidad.

  • Hipervigilancia o alerta excesiva.

  • Temor (a perder el control, a la muerte, a la locura, al suicidio,...).

  • Aprensión.

  • Excitación general.

  • Miedo u horror.

  • Temor a las valoraciones ajenas.

  • Ansiedad.




  • Depresión.

  • Conductas obsesivas y compulsivas.

  • Frustración. Mal humor, ira o agresividad

  • Problemas de alimentación (anorexia, bulimia, náuseas, vómitos, diarreas, etc.).

  • Problemas de sueño (insomnio de conciliación, despertarse, sobresaltos,...).

  • Disfunciones sexuales (disminución o aumento del deseo sexual, eyaculación precoz, incapacidad de orgasmo, coito doloroso, vaginismo, impotencia...).

  • Conductas sexuales alteradas: travestismo, exhibicionismo, etc.

  • Vivencias de extrañeza y despersonalización.

  • Cansancio y fatiga.

  • Bloqueo afectivo.

  • Sensación de inestabilidad en la marcha.

  • Puede resentirse la propia estima.

  • Puede haber sentimientos de soledad, de abandono o de centraje (ser el centro de una catástrofe).

  • Baja satisfacción (de vida, profesional, relacional).


ALTERACIONES COMPORTAMENTALES
Excesos de comportamientos tales como: Inquietud motora, desorganización de la acción, excitabilidad, huida hacia adelante, imposibilidad para relajarse, sobresaltos, caminatas sin rumbo, hablar rápido, lloros, respuestas desproporcionadas a estímulos, etc.
En forma de déficits comportamentales del tipo: Inhibición, sumisión, inmovilidad o paralización, apatía o repliegue.
Pueden aparecer conductas sustitutivas: agresividad o autoestimulativas: fumar, beber, drogas, practicar sexo o hacer deporte de forma un tanto compulsiva), de dependencia (búsqueda de apoyo o reconocimiento social), o de evitación de situaciones percibidas como problemáticas o amenazantes. Se pueden desatender o descuidar las relaciones sociales. En ocasiones se puede no tener en cuenta las consecuencias negativas o peligros de la propia acción.

ALTERACIONES INTELECTUALES




  • dificultades de atención y concentración.

  • bloqueos, fugas de ideas, fallos de memoria, errores de apreciación, embotamiento mental, etc.

  • No es extraña la disminución del rendimiento intelectual.

  • Posiblemente desorientación temporo-espacial.

  • Cierta desorganización del pensamiento que puede manifestarse en el discurso.

  • Existencia de pensamientos ilógicos o “mágicos”.

  • Errores en el procesamiento de la información.



ALTERACIONES ASERTIVAS




  • Descenso en las habilidades sociales o una peculiaridad en las mismas.

  • Puede aparecer bloqueo en la relación, no saber qué decir, no saber decir que no,

  • Problemas relacionales debido a cierta hostilidad o agresividad.

  • Dificultades para centrarse en la escucha o conversación, monotemas en el discurso, etc.




ALUMNOS ANSIOSOS

Hemos de tener en cuenta que los niños debido a su plasticidad los niños y jóvenes pueden presentar síntomas ansiosos que no reflejan cuadros tan claros como ocurre en los trastornos de los adultos. Presentan, por tanto, polimorfismo en los síntomas. Les reconoceremos por diversas manifestaciones comportamentales, pero hemos de tener en cuenta que la existencia de algunos de estas respuestas de por sí no son necesariamente representativas de que existan alteraciones psicológicas.



¿CÓMO LES RECONOCEREMOS?





  • Inseguros

  • Anticipan cosas negativas

  • Hipersensibles

  • Fácilmente sus emociones se ven afectadas

  • Se pueden desmoronar con facilidad

  • Fácilmente impresionables

  • Frágiles

  • Hiperpreocupados

  • Pueden mostrar inquietud

  • Con miedos más o menos específicos

  • Asustadizos

  • Pueden tener crisis de nervios

  • Posibles problemas psicosomáticos

  • Dubitativos, irresolutos

  • Poca confianza en sí mismo

  • Falta de autonomía o dependencia

  • Posible autoestima baja





De una manera más técnica, podemos decir que la ansiedad puede presentarse como ansiedad generalizada, crisis de ansiedad, concretizada en situaciones u objetos (fobias) o relacionada con ideas obsesivas o actos compulsivos (obsesiones-compulsiones). Por último analizaremos el trastorno de histeria infantil, que se incluye también dentro de los trastornos de ansiedad.
  1   2   3   4   5   6   7

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Importancia de los factores externos iconLa ecología (del griego «οίκος» oikos="casa", y «λóγος» logos=" conocimiento")...
«la biología de los ecosistemas» (Margalef, 1998, p. 2). En el ambiente se incluyen las propiedades físicas que pueden ser descritas...

Importancia de los factores externos iconAunque los gimnasios están obligados a tener Desfibriladores Externos...

Importancia de los factores externos iconSon el techo de un edificio que lo protege de todos los agentes externos...

Importancia de los factores externos iconResumen el presente trabajo surge a razón que se quiso hacer una...

Importancia de los factores externos icon228 Son el techo de un edificio. Su misión, al igual que la de las...

Importancia de los factores externos iconLa vagina tiene una humedad natural que abarca también los genitales...

Importancia de los factores externos iconImportancia de los sistemas de liberación prolongada en los preparados dermofarmacéuticos

Importancia de los factores externos iconLa importancia de los contenidos de los libros de texto de Historia

Importancia de los factores externos iconFisiopatología Este se caracteriza por la inflamación microvascular...

Importancia de los factores externos iconEnsayo de clarificación de los tipos de relaciones clínico-cliente...






© 2015
contactos
m.exam-10.com