Factores que afectan el comportamiento clínico de los adhesivos






descargar 38.45 Kb.
títuloFactores que afectan el comportamiento clínico de los adhesivos
fecha de publicación08.06.2015
tamaño38.45 Kb.
tipoDocumentos
m.exam-10.com > Química > Documentos
Universidad “Rómulo Gallegos”

Área de Odontología

Asignatura: Operatoria Dental

Clínica Integral del Adulto II

Sistemas Adhesivos

Adhesión: se considera adhesión a cualquier mecanismo que permita mantener a dos partes o estructuras en contacto, en este caso, diente y material restaurador. Es conveniente que la adhesión no se limite sólo a evitar el desalojo del material restaurador, sino a lograr la integración y la continuidad entre ambas estructuras, evitando así la microfiltración marginal que conlleva al fracaso de la acción terapéutica.

Tipos de adhesión: existen dos tipos de adhesión:

- Mecánica: consiste en lograr una traba mecánica a través de pequeñas irregularidades superficiales de las partes puestas en contacto.

- Química: donde la unión se logra en función de las fuerzas intermoleculares generadas entre los componentes de ambas estructuras.

Sistemas Adhesivos: Los sistemas adhesivos, constituyen una estrategia clínica que se aplica a nivel de esmalte y dentina, con el objeto de crear en ellos una serie de modificaciones que permiten uniones más fuertes entre estos tejidos y los materiales de restauración definitivos, específicamente las resinas compuestas. Los sistemas adhesivos constan de tres elementos: ácido, primer o imprimador y agente de enlace o adhesivo.

Ventajas:

- Brinda retención y estabilidad al material restaurador, sin necesidad de “sacrificar” o remover estructura dentaria sana.

- Disminuyen la microfiltración marginal, por lo tanto, disminuyen también la pigmentación marginal y la caries recurrente, prolongando así la longevidad o tiempo de vida útil de la restauración.

- Disminuyen la sensibilidad postoperatoria.

- Tienen la capacidad de reforzar estructuras dentarias debilitadas, en el caso de restauraciones con resinas compuestas, ya que las restauraciones metálicas tradicionales, actúan como especie de cuña entre paredes débiles, aumentando así el riesgo de fractura.

Indicaciones:

- En el tratamiento de procesos como caries, erosión, abrasión y traumatismos o fracturas.

- Para corregir alteraciones de forma, tamaño o color. Permite aumentar la longitud del diente, cerrar diastemas y enmascarar manchas o pigmentaciones.

- Para cementar restauraciones cerámicas como carillas, incrustaciones, coronas, puentes fijos, brackets y aditamentos de ferulización, utilizando para ello, cementos resinosos, es decir, cementos a base de resina compuesta.

- Para tratar la hipersensibilidad dentinaria.

- Como sellantes de fosas y fisuras.

- Como protector dentino pulpar en sustitución del barniz cavitario, en cavidades a ser restauradas con amalgama.

Factores que afectan el comportamiento clínico de los adhesivos:

- Factores relacionados al adhesivo: Las fallas clínicas de la primera generación de adhesivos, se debían a que estos eran esencialmente “hidrofóbicos” y como la dentina es un tejido básicamente orgánico que contiene fluidos, su éxito clínico era poco probable. Las nuevas generaciones incluyen elementos “hidrofílicos” que permiten una adecuada unión a dentina.

- Factores relacionados al substrato: Específicamente nos referimos a la dentina, cuya permeabilidad constituye un elemento de suma importancia, pues a mayor permeabilidad mayor será la adhesión. La permeabilidad dentinaria depende del número, del diámetro y de la longitud de los túbulos, así como de la viscosidad del fluido dentinario. La dentina proximal es más permeable que la dentina oclusal y la dentina coronal más que la radicular. Existen dos elementos que pueden disminuir considerablemente la permeabilidad dentinaria:

a) La esclerosis dentinaria: es la obliteración de los túbulos debido a la aposición de dentina peritubular y precipitación de minerales. Puede ser “fisiológica” o por envejecimiento y “reactiva” en respuesta a procesos patológicos como caries, erosión o abrasión.

b) El barrillo dentinario: conocido como capa de desecho, el cual resulta de la preparación cavitaria con instrumentos rotatorios y que debe ser removido.

- Factores relacionados al material restaurador: Dentro de este grupo uno de los elementos más importantes es la contracción de polimerización experimentada por la resina durante los primeros minutos luego de la polimerización, afectando considerablemente la adhesión, sin embargo puede contrarrestarse con la técnica incremental.

- Factores relacionados al operador: El operador está en la obligación de conocer las propiedades del material a utilizar, así como seguir cuidadosamente los pasos clínicos establecidos por la casa fabricante, garantizando de esta manera la efectividad de la técnica. Además, el operador debe evitar la contaminación accidental de la dentina por ausencia o mal uso de la goma dique.

- La flexión dental: es uno de los agentes etiológicos de las lesiones del tercio cervical y puede causar el desalojo o la pérdida de la restauración a ese nivel.

Mecanismo de acción de los sistemas adhesivos:

La adhesión a dentina exige un mecanismo de unión distinto al del esmalte, ya que su composición y estructura son diferentes. El esmalte es básicamente mineral, pero la dentina tiene un alto componente orgánico, representado por las fibras colágeno y además presenta una estructura tubular que contiene fluidos.

La adhesión a dentina se basa en la teoría de la capa hibrida de Wang y Nakabayashi. Esta propone la desmineralización de la dentina por acción de un ácido, dejando expuestas las fibras de colágeno que serán impregnadas luego con una resina hidrofílica (primer o imprimador), dando lugar al fraguar a un entramado sólido que se denomina “capa hibrida”. Seguidamente, se aplica una resina hidrofófica (agente de enlace o adhesivo) que como su nombre lo indica, actúa como puente o medio de enlace entre la capa hibrida y el material restaurador definitivo, formando los llamados “tags” resinosos

Clasificación de los sistemas adhesivos:
Existen muchas clasificaciones sugeridas por diversos autores para los diferentes sistemas adhesivos odontológicos, todas ellas son coherentes aunque presenten diferentes enfoques. Unas se basan en el tratamiento aplicado a la capa de dentina, otras en el número de pasos clínicos para su aplicación; pero las más importantes son la clasificación por generaciones, basada en la cronología del desarrollo de los sistemas adhesivos y la clasificación según el tipo de solvente del Primer.
Clasificación por Generaciones:
- Adhesivos de Primera Generación:

Corresponden a los  adhesivos que aparecieron al final de los años 70, aunque su fuerza de adhesión al esmalte era alta, su adhesión a la dentina era baja, no mayor a los 2MPa. Las principales características de estos adhesivos dentinarios eran que no trataban la dentina con ácidos, es decir, no eliminaban la capa de barro dentinario y estaban constituidos por resinas hidrofóbicas que se veían en gran medida afectadas por inmersión de agua. Frecuentemente se observaba sensibilidad postoperatoria con su uso.
- Adhesivos de Segunda Generación:

Este grupo intentó utilizar el barro dentinario como superficie de unión. La adhesión a la estructura mineralizada del diente ocurría a través de una reacción iónica entre los grupos fosfatos que tienen carga negativa y el calcio que posee carga positiva. Su mayor problema fue que tuvieron un bajo rendimiento clínico debido a que se unían mayormente a la capa de barro dentinario y no a la dentina subyacente. En consecuencia, sus fuerzas de unión a la dentina eran de 2 a 8 MPa.
- Adhesivos de Tercera Generación:

Estos adhesivos eran los que eliminaban o modificaban la capa de barro dentinario superficial logrando la penetración de la resina hacia la dentina, buscando unión micromecánica en vez de química. Ellos introdujeron el uso de un sistema de dos componentes: primer y adhesivo. Lograron mayor humectabilidad y adhesión a dentina con valores de resistencia de 10 a 18 Mpa, disminuyendo así la necesidad de retención en las preparaciones cavitarias. Sus principales características son la eliminación del barro dentinario y que se componen de resinas hidrofílicas.
- Adhesivos de Cuarta Generación:

Se caracterizan por la formación de la llamada capa híbrida, que se basa en la impregnación y difusión de la resina de enlace en la dentina descalcificada, la cual polimeriza en forma interdigitada con la malla de colágeno. Propios de esta generación de adhesivos son los conceptos de grabado total y adhesión sobre dentina húmeda. Estos adhesivos pueden ser autopolimerizables, fotopolimerizables o duales. Presentan una alta adhesión, dando valores de resistencia adhesiva del orden de 16 a 23 Mpa, además de una baja sensibilidad postoperatoria
- Adhesivos de Quinta Generación:

Esta nueva generación fue desarrollada para simplificar los tres pasos del sistema adhesivo anterior. El método más común de simplificación es la combinación del primer y el adhesivo en un misma botella, por esto son llamados “one-bottle” o “monobotella”. Además, corresponden a sistemas adhesivos con grabado ácido total, ya que requieren un paso previo de acondicionamiento dentario con ácido fosfórico. Las instrucciones de uso son simples y no tienen la necesidad de mezclar componentes, por lo tanto, menos posibilidades de error. Estos adhesivos son fotopolimerizables, presentan una baja sensibilidad postoperatoria y son los más populares en la actualidad.
- Adhesivos de Sexta Generación:

Corresponden a los adhesivos autograbantes o acondicionantes que poseen en su composición un ácido débil como el ácido poliacrílico al 10%, el cual modificaría la superficie dentaria acondicionándola, pero al mismo tiempo la dejaría suficientemente húmeda para realizar una buena adhesión. Consta de dos botellas, la primera combina el grabado ácido y la aplicación del primer y la segunda contiene el adhesivo de resina. Este material puede grabar e imprimar el esmalte y la dentina simultáneamente, es decir, desmineraliza el componente inorgánico de la dentina infiltrando con el primer las fibras de colágeno expuestas. Luego, en un segundo paso operatorio se aplica el adhesivo. Este sistema adhesivo elimina los pasos clínicos de grabado y lavado.

- Adhesivos de Séptima Generación:

Son adhesivos igualmente autograbantes o autoacondicionantes pero simplifican los pasos de los sistemas anteriores y por esto se denominan “todo en uno”, es decir, el agente acondicionador, el primer y el adhesivo se encuentran mezclados química y físicamente en una sola botella o envase, por lo tanto, desde el punto de vista clínico amerita sólo un paso. Se le atribuyen muchas ventajas entre las cuales están la sensibilidad postoperatoria es poca o nula. Tiene resistencia adhesiva a la dentina de 18 a 23 Mpa y la técnica de aplicación es extremadamente sencilla.
Clasificación según el solvente del sistema adhesivo:
- Adhesivos con solvente acuoso: El agua puede rehumedecer la estructura dentaria que ha sido resecada y por lo tanto evitaría el colapso de las fibras colágenas al utilizarse sobre la dentina en estas condiciones; por este motivo, funciona mal en situaciones de exceso de agua, pero es el mejor en casos de dentina seca. Ejemplo: Syntac Single Component (Vivadent).
- Adhesivo con solvente alcohólico: Uno de los más utilizados es el etanol, el cual ha demostrado mejorar la penetración de la resina y cuyo uso debe hacerse preferentemente en dentina húmeda El alcohol tiene excelente capacidad de penetración, adecuada evaporación y buena energía superficial para humectar la capa de fibras colágenas expuestas. Ejemplo: Scotchbond-1 (3M), Excite (Vivadent), Optibond Solo (Kerr).
- Adhesivos con solvente acetónico: La acetona es un solvente que se evapora con mucha facilidad, puede remover eficientemente el agua desde el substrato, por eso es el solvente ideal en condiciones de exceso de agua. Sin embargo, es incapaz de reflotar las fibras colágenas colapsadas cuando el sustrato está más seco. Es el peor solvente en situaciones de dentina seca. Ejemplo: Primer&Bond NT (Dentsply), All-Bond-II y One Step (Bisco).

Por otro lado, hay adhesivos que llevan mezclas de dos o tres de estos solventes y por ello cada adhesivo va a presentar un comportamiento distinto.

Técnica adhesiva:

La técnica incluye los siguientes pasos:

- Grabado ácido: consiste en aplicar sobre la superficie del esmalte previamente biselado y sobre la dentina, ácido ortofosfórico al 37%, durante 15 segundos. En el caso del esmalte, el tiempo de grabado puede prolongarse hasta 30 segundos. También pueden utilizarse otros ácidos como el cítrico, maleico y oxálico que dan patrones de grabado adecuados, pero no evidenciables macroscópicamente por su aspecto blanco tiza característico.

El grabado ácido, a nivel de esmalte crea microporosidades que aumentan la retención del material restaurador. A nivel de dentina, ayuda a eliminar la capa de desecho o barrillo dentinario, la desmineraliza dejando expuestas las fibras de colágeno y aumenta así su permeabilidad.

Anteriormente, el acondicionamiento ácido de la dentina se consideraba un verdadero “sacrilegio” pues se asociaba con irritación pulpar directa. Sin embargo, investigadores como Brännstron, han demostrado que las lesiones pulpares no se deben a la toxicidad de los materiales sino a la presencia de bacterias en la interfase diente-material restaurador. Por ello el grabado ácido a nivel de dentina es hoy en día un procedimiento habitual.

- Lavado: se realiza simultáneamente el grabado de esmalte y dentina con abundante agua durante 30 segundos y a partir de ese momento debe evitarse el contacto con saliva, pues los depósitos proteicos sobre la superficie dentaria podrían interferir en el mecanismo de adhesión. De ser así, se repite el grabado ácido por 15 segundos más.

- Secar sin desecar: a diferencia del esmalte, la dentina no debe secarse en exceso. Para ello se recomienda utilizar aire a presión por breves segundos o colocar una torunda de algodón en el interior de la cavidad, lo cual nos permite secar el esmalte hasta observar el aspecto blanco tiza que evidencia un patrón de grabado correcto, manteniendo al mismo tiempo la humedad a nivel de dentina, es por ello que debemos “secar sin desecar”. Si no se maneja la técnica húmeda con garantías, se recomienda realizar la técnica seca clásica utilizando un adhesivo con agua como solvente. Si se opta por la técnica húmeda y hay dificultad a la hora de secar la superficie dentinaria, se recomienda un adhesivo con solvente acetónico o alcohólico.

- Aplicación del primer o imprimador: el cual entra en contacto con las fibras colágeno previamente expuestas por acción del ácido, formando así la “capa hibrida”. Actualmente, no se recomienda esparcir el primer con aire a presión, ya que espesores muy delgados impiden la correcta formación de la capa hibrida. Si el fabricante lo indica, se fotopolimeriza.

- Aplicación del agente de enlace o adhesivo: esta resina de mayor consistencia actúa como puente o medio de enlace entre la capa hibrida y el material de restauración definitivo que será colocado luego. Se aplica suavemente en el esmalte y se frota en la dentina, para luego fotopolimerizar. Esto se realiza cuando utilizamos sistemas adhesivos en tres pasos.

Cuando se usan sistemas adhesivos “monobotellas”, es decir, primer y adhesivo en un solo envase, se coloca una capa y se deja actuar al menos 15 segundos. Luego, se elimina el exceso de solvente evaporando suavemente con aire, después se aplican varias capas como suelen recomendar los fabricantes y posteriormente se fotocura comenzando con intensidades bajas.

Bibliografía

- BARATIERI L. N. y col OPERATORIA DENTAL PROCEDIMIENTOS

PREVENTIVOS Y RESTAURADORES. Quintessence Editores Ltda.. Brasil


  • BARRANCOS MONEY, Julio. (2006) OPERATORIA DENTAL. 4ª edición . Editorial Panamericana. Buenos Aires.




  • LANATA, Eduardo. ATLAS DE OPERATORIA DENTAL. Editorial Alfa

Omega


  • MIYASHITA, Eduardo. ODONTOLOGÍA ESTÉTICA, EL ESTADO DEL ARTE. Editorial Artes Médicas. Brasil.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Factores que afectan el comportamiento clínico de los adhesivos iconBibliografía. 1 La salud y los factores que la afectan

Factores que afectan el comportamiento clínico de los adhesivos iconEnsayo de clarificación de los tipos de relaciones clínico-cliente...

Factores que afectan el comportamiento clínico de los adhesivos iconEs un cuadro clínico con síntomas que se observa en el comportamiento....

Factores que afectan el comportamiento clínico de los adhesivos iconFactores que afectan la adherencia a terapia dialitica del paciente...

Factores que afectan el comportamiento clínico de los adhesivos iconLa ecología (del griego «οίκος» oikos="casa", y «λóγος» logos=" conocimiento")...
«la biología de los ecosistemas» (Margalef, 1998, p. 2). En el ambiente se incluyen las propiedades físicas que pueden ser descritas...

Factores que afectan el comportamiento clínico de los adhesivos iconLa obesidad, el tabaco y los plaguicidas afectan al éxito de los...

Factores que afectan el comportamiento clínico de los adhesivos iconEl término “leucemia” se utiliza para denominar los tipos de cáncer...

Factores que afectan el comportamiento clínico de los adhesivos iconEn el siguiente trabajo hablaremos sobre los distintos sentidos que...

Factores que afectan el comportamiento clínico de los adhesivos iconLas adicciones no solamente afectan a la persona adicta, sino que...

Factores que afectan el comportamiento clínico de los adhesivos iconCarencias motivacionales en los profesores de inglés que afectan el aprendizaje”






© 2015
contactos
m.exam-10.com