La globalización del consenso de Washington






descargar 99.23 Kb.
títuloLa globalización del consenso de Washington
página1/4
fecha de publicación24.09.2015
tamaño99.23 Kb.
tipoDocumentos
m.exam-10.com > Economía > Documentos
  1   2   3   4
La globalización del consenso de Washington

Héctor Guillén Romo

Comercio exterior, febrero del 2000.
Justo en el momento en que Asia era sacudida por el más violento terremoto económico de la era de las finanzas desreguladas y globales, John Kenneth Galbraith declaró que la globalización no era un concepto serio.' Este singular economista señaló específicamente que se trataba un concepto inventado por los estadounidenses para impregnar de respetabilidad su entrada a otros países y facilitar los movimientos internacionales de capital que siempre causan muchos problemas. Esto no está muy lejos de la afirmación de Pierre Bourdieu en el sentido de que la globalización constituye un "discurso poderosos, una idea fuerte que se ha convertido en el arma principal contra el Estado de bienestar.' En esta perspectiva, el objetivo del presente ensayo es triple: argumentar en torno de algunos de los mitos de la ideología de la globalización; analizar los efectos de la globalización en el empleo y la distribución del ingreso, tanto en el Norte y en el Sur, y encontrar el origen de algunos de los males que aquejan la economía mundial contemporánea.
ECONOMÍA-MUNDO, ECONOMÍA INTERNACIONAL Y ECONOMÍA MUNDIAL
Como en todos los debates serios se impone una definición precisa de los términos. Siguiendo a Braudel, se trata de distinguir dos nociones que se suelen prestar a confusión: economía mundial y economía-mundo. La primera se refiere a la economía del mundo en su totalidad, el mercado del mundo entero, como lo había señalado Sismondi en sus Nuevos principios de economía política.' Por economía-mundo, palabra inventada por Braudel, se entiende la economía de sólo una porción del planeta, en la medida en que forma un todo económico, "un mundo en sí'.'

Para Braudel, la economía-mundo se define como una triple realidad:

i) Se trata de un espacio geográfico que varía con lentitud. Los límites de la economía-mundo se sitúan donde comienza otra economía del mismo tipo.

ii) La economía-mundo tiene un centro representado por una ciudad dominante. En el pasado se trataba de Estados-ciudad y en la actualidad de una capital en el sentido de capital económica. Aunque pueden existir, incluso de manera prolongada, dos centros a la vez en una misma economía-mundo, uno de los dos centros termina por ser eliminado.

iii) La economía-mundo se divide en zonas sucesivas jerarquizadas. En primer lugar el corazón, es decir, la región que se extiende alrededor de un centro. Después vienen las zonas intermedias alrededor de un pivote central y, por último, las zonas periféricas subordinadas y dependientes de las primeras.

Hacia 1380 Europa, más el Mediterráneo con sus antenas en dirección del extremo oriente, forma una economía-mundo cuyo centro es Venecia. Con el descubrimiento de América se anexará el Atlántico, sus islas y litorales y luego el interior del continente americano. Esta economía-mundo multiplicará sus vínculos con las economías-mundo todavía autónomas en la India, China y las islas del Sudeste Asiático. Al mismo tiempo, en Europa el centro de gravedad se desplazará del sur al norte. Así, hacia 1500 hay un salto brusco y gigantesco: de Venecia a Amberes y después, hacia 1550-1560, un regreso al Mediterráneo pero en favor de Génova. La situación cambia de nuevo hacia 1590-1610 con una transferencia hacia Ámsterdam, donde el centro económico de la zona europea se estabiliza durante casi dos siglos. De 1780 a 18 15 se da un desplazamiento hacia Londres que persistirá hasta 1929, cuando Nueva York se erige en el centro de la economía-mundo occidental.

Para Braudel, hasta 1750 los centros dominantes fueron ciudades, ciudades-Estado; Amsterdam, que domina la economía-mundo a finales del siglo xvili, es la última de las ciudades-Estado.' Londres, nuevo centro dominador, no es una ciudad-Estado sino la capital de las islas británicas, lo que le otorga la fuerza irresistible de un mercado nacional. Éste corresponde a una economía nacional entendida como "un espacio político transformado por el Estado, debido a las necesidades e innovaciones de la vida material, en un espacio económico coherente unificado cuyas actividades pueden dirigirse conjuntamente en una misma dirección"." Dicho de otra manera, las economías nacionales son espacios económicos coherentes formados con base en espacios políticos estructurados por los estados.

Los espacios económicos nacionales se pueden identificar a partir de cuatro dimensiones: la moneda, el mercado, las barreras a la movilidad de factores de producción y un conjunto de normas institucionales y compromisos sociales.'

Con el propósito de volver comparables y conmensurables los trabajos efectuados en una nación se necesita una medida y ésa es una de las funciones de la moneda. Ya Bernard Schmitt había demostrado que no se puede hablar de proceso de producción si no se tiene el concepto de una medida. Así, la moneda desempeña una función esencial en la integración de un espacio económico nacional y no es una casualidad que sea indisociable del Estado: el aprovisionamiento de la moneda la realiza el banco central mediante los bancos comerciales.'

El segundo componente de una economía nacional es el mercado, entendido como "un conjunto de empresas, centros de decisión autónoma vinculados entre ellos gracias a una red de intercambios que vuelve interdependientes todos los precios y todas las cantidades".' En este sentido, se considera que la economía nacional se desplaza en un espacio territorial donde toma forma la dimensión espacial del mercado. En este espacio, se considera la existencia de mecanismos de ajuste que empujan a la unificación del precio de los bienes ofrecidos en el mercado. En efecto, en el mercado nacional el precio de los bienes tiende a ser idéntico, si se dejan de lado los costos de transporte y otras diferencias secundarias.

La tercera dimensión que define una economía nacional es la existencia de barreras que obstaculizan la movilidad de los factores de producción (trabajo y capital). Se trata, sobre todo, de barreras tarifarias (específicas o ad valórem) y no tarifarias (normas, cuotas, etcétera) a los movimientos de mercancías y servicios, de control de los movimientos de capital y de limitaciones a la libre circulación de los trabajadores. A estas barreras político-administrativas se agregan barreras lingüísticas o culturales que afectan la libre movilidad del trabajo. A este respecto, es importante hacer notar que la escuela neoclásica considera a la nación como un bloque de factores que pueden desplazarse en el interior de la nación (geográfica o sectorialmente), pero carentes de movilidad más allá de las fronteras.

El cuarto criterio que define el espacio económico nacional se refiere a la reglamentación y la política, particularmente la política económica. En dicho espacio existe todo un arsenal de mecanismos de intervención (monetarios, fiscales, laborales, sociales, etcétera) expresados mediante formas institucionales y compromisos sociales (convenciones).

Una vez explicitados los cuatro criterios que definen una economía nacional se puede expresaría idea de que la economía internacional supone la división de la economía-mundo en estados y la organización de las sociedades bajo la forma de estados-nación, siendo el hecho estatal el que crea las naciones y no lo inverso. 111

En estas circunstancias, naciones con una moneda central, un mercado interno, fronteras bien definidas y reglas en materias laboral, social y económica, son la base de una economía internacional que surge a finales del siglo xvi y principios del Xvil, pero se consolida sólo hasta el siglo xix. Esta economía internacional se vuelve un sujeto de estudio pertinente de la economía estándar que va a dedicarse a analizar (con los mismos métodos que aplica a otras ramas de la ciencia económica) las relaciones entre unidades económicas homogéneas denominadas naciones, sujetas al mismo tipo de racionalidad que las empresas y los individuos."

Por el contrario, hablar de economía mundial implica poner en tela de juicio este tipo de análisis. Las fronteras políticas ya no corresponden a las económicas y los mercados desbordan las naciones." La mundialización o globalización entraña una ruptura con respecto al movimiento de internacionalización, pues significa la desaparición de la economía internacional como principio de organización de la economía-mundo en el sentido de Braudel. La internacionalización y la mundialización son dos fenómenos distintos: en tanto que la primera es un proceso que se refiere a la affertura de las economías nacionales, la segunda alude a la integración, lo que implica el cuestionamiento parcial y total de los factores que fundamentan las economías nacionales.

Siguiendo a Gérard Kébadjian, es posible afirmar que el modelo puro de "economía mundial integrada" correspondería a un orden planetario aún inexistente en el cual estarían ausentes las cuatro dimensiones que permiten la identificación de los espacios económicos nacionales. En dicha economía, la integración de la moneda y de los mercados, la movilidad de factores, la armonización de reglas y la convergencia de políticas económicas habrían avanzado tanto que se asistiría a la desaparición de las economías nacionales reducidas a simples cortes estadísticos sin significación económica. 11

Así, el modelo puro de economía mundial integrada es una abstracción en la que habrían desaparecido las propiedades que sustentan a la economía internacional. La economía mundial globalizada obedecería a su propia lógica, que dejaría de ser la de relaciones económicas entre entidades nacionales independientes. Las empresas transnacionales se habrían desprendido de su base local, los movimientos de capitales escaparían a las preferencias nacionales y los países habrían perdido el control de su moneda.

En la realidad, las lógicas "internacional" y "mundial" coexisten." Claro está, el desarrollo de todas las formas de intercambio acelera la evolución hacia la mundialización, pero los "pueblos" y las naciones no dejan de estar apegados a la defensa incluso ilusoria de la soberanía económica. " En estas condiciones, la economía mundo se encuentra de hecho en algún punto intermedio entre el modelo de economía internacional y el de economía mundial. Tratar de dilucidar las características de ese punto intermedio es el objeto de la próxima sección.
ORÍGENES Y EVOLUCIÓN DEL CONCEPTO DE GLOBALIZACIÓN
E1 término globalización aparece a principios de los ochenta, cuando intelectuales y periodistas anglosajones comienzan a hablar de ella. El término se origina en la literatura dedicada a las empresas transnacionales. Más tarde designa un fenómeno complejo de apertura de las fronteras políticas y de liberalización que permite que la actividad económica se despliegue en el mundo entero. El concepto evolucionó de tal suerte que ha designado diversas realidades. A este respecto, Robert Boyer distingue cuatro concepciones diferentes de la globalización. 16

La primera concepción la atribuye a Théodore Lewitt, quien define el fenómeno en su artículo "The Globalization of Markets" aparecido en la Harvard Business Review enjunio de 1983. Para Lewitt, la globalización toca sólo los intercambios internacionales y más específicamente la gestión sobre una base mundial de las empresas transnacionales y su capacidad para implantarse en cualquier parte del mundo y vender sus productos. Según esta acepción, la globalización equivaldría a una convergencia de los mercados que permitiría a las empresas transnacionales vender los mismos bienes de la misma manera en todo el mundo.

La segunda definiciones la de Kenichi Ohmane (Triad Power, 1990), para quien la globalización se refiere no tanto a la conquista de los mercados por las empresas como a la aplicación de una estrategia y de una forma de gestión totalmente integradas en escala mundial. Se trata de la adquisición de una visión global que conduce a la empresa de la exportación a una integración mundial de sus actividades y un control total de toda la cadena creativa: investigación y desarrollo, ingeniería, producción, marketing, financianiiento y servicios.

La tercera definición de la globalización la saca del cuadro de la gestión de las empresas transnacionales para situarla en el marco del funcionamiento del sistema internacional. En esta perspectiva más bien macroeconómica, destaca el intento de las empresas transnacionales de redefinir las reglas del sistema internacional en su favor. Los autores que defienden esta perspectiva señalan que las transnacionales controlan una parte creciente de la producción mundial, de tal suerte que los estados se volverían impotentes frente a sus estrategias. En estas condiciones, la globalización designaría el proceso mediante el cual las empresas más internacionalizadas intentarían redefinir en su beneficio las reglas previamente impuestas por los estados-nación.

La cuarta definición insiste en los problemas que plantea la existencia de una economía cada vez más mundializada (dirigida en parte por las transnacionales) y la gestión de los países administrados sobre una base nacional. En el pasado la economía era internacional, dado que su evolución se encontraba determinada por la interacción de procesos operando con base en los estados-nación. El período contemporáneo sería testigo del surgimiento de una economía globalizada en la cual las economías nacionales desaparecerían para rearticularse en el seno de un sistema operando directamente en escala internacional. Así, la existencia de Estados-nación resultaría contradictoria respecto a un sistema económico cada vez más globalizado.

Todas estas definiciones distan de ser equivalentes, ya que ponen el acento en uno u otro aspecto de la tendencia a la globalización que se vive en la actualidad. Captar los rasgos centrales de ese fenómeno se aborda en lo que sigue.
TENDENCIA A LA GLOBALIZACIÓN DE LA ECONOMIA
E1 proceso de internacionalización del capital se puede captar mediante tres indicadores: el intercambio de mercancías con el exterior, la inversión extranjera directa (IED) y los flujos internacionales de capital-dinero. La forma más remota de internacionalización la constituye el intercambio con el exterior. En este caso, la producción localizada en el país exportador se destina a satisfacer la demanda de la economía importadora. Tratándose de economías complementarios, las ventajas comparativas explicarían las ganancias recíprocas obtenidas del intercambio comercial. Por el contrario, tratándose de economías similares con el mismo grado de desarrollo, un fuerte comercio intrarrama o intraproducto resulta de ganancias recíprocas explicadas por la variedad de productos ofrecidos y los bajos costos provenientes de economías de escala o de gama. 11

En términos generales, los elementos más relevantes del actual sistema de intercambio son los siguientes:

1) Una tendencia clara a la formación de zonas de comercio muy densas alrededor de los polos de la tríada: Europa del Oeste, América del Norte y Asia del Este. La división internacional vertical del trabajo entre países desigualmente desarrollados sustentada en bienes complementarios ha dejado lugar a una división horizontal del trabajo entre países del mismo grado de desarrollo sustentada en bienes sustituibles. Así, en el Norte se realizan dos tercios del comercio mundial. 11

2) Una fuerte tendencia a la polarización de los intercambios en escala mundial con una creciente marginación de todos los países excluidos de la "regionalización" en torno a los polos de la tríada. Los países de África y gran parte de los de América Latina, orientados a la producción primaria, sufren una especialización empobrecedora dedicándose a producir bienes de base cuya demanda mundial aumenta poco en un entorno de competencia creciente. Por el contrario, se observa el ascenso de algunos países de América Latina, de Asia del Sureste y sobre todo la del Pacífico, cuya participación en el comercio mundial ha crecido de manera notable en los últimos treinta años.

3) Buena parte del comercio mundial se explica por la actividad de las transnacionales (un tercio del total) y por el comercio interno entre las filiales y las casas matrices (otro tanto del total). 11

4) Una tendencia creciente al aumento del comercio mundial de productos de alto valor agregado y de los servicios (sociedades financieras, aseguradoras, inmobiliarias y gran distribución).

5) La sustitución del paradigma de las ventajas comparativas con ganancias comerciales para todos los participantes por el de la competencia internacional en el que la competitividad de cada uno designa los ganadores y los perdedores.10

La segunda forma de internacionalización es la IED. En este caso, la empresa de un país se vuelve transnacional creando o comprando filiales de producción en países extranjeros. Según Bourguinat, la IED tiene al menos cuatro especificidades respecto al simple intercambio de bienes y servicios:"

1) no tiene, como el simple intercambio comercial (exportación-importación), una naturaleza autoliquidativa inmediata (pago al contado) o diferida (crédito comercial); no se trata de una operación puntual;

2) permite la intervención de una dimensión intertemporal en la medida en que la decisión de implantarse en un país extranjero engendra flujos de producción, de intercambio y de repatriación de beneficios que se extienden necesariamente durante varios períodos;

3) implicatransferencia de derechos patrimoniales y porende de poder económico sin comparación con la simple exportación o importación, y

4) existe en la IED un componente estratégico evidente en la decisión de la empresa; no sólo su horizonte es mucho más vasto, sino que los motivos que la impulsan son mucho más variados.

La inversión extranjera directa puede responder a varios motivos:22

i) imposibilidad de producir en cantidades suficientes en el país de origen, sobre todo en el sector primario, debido a la carencia de recursos naturales;

ii) imposibilidad de vender en cantidades suficientes en los países de destino debido a las barreras proteccionistas aplicadas principalmente en el sector secundario o debido a la naturaleza de los productos, como es en el caso del sector terciario.

iii) posibilidad de satisfacer mejor la demanda en los países de implantación, sobre todo en el caso de los países desarrollados, donde las filiales de producción permiten una mayor cercanía con los grandes mercados, y

iv) posibilidad de aprovechar las ventajas comparativas macroeconómicas en los países de implantación, en especial en los subdesarrollados con bajos costos salariales.

Desde una perspectiva histórica se puede señalar que los dos primeros motivos fueron los que inicialmente explicaron la presencia de la IF-D. En el caso de las transnacionales estadounidenses ello formaba parte de la estrategia geopolítica de su gobierno, por lo que producía una reacción nacionalista de rechazo en los países donde se instalaban, en particular en las naciones en desarrollo. Posteriormente, las grandes transnacionales de aquella nacionalidad se dirigieron hacia Europa, no con el propósito de saltar las barreras proteccionistas sino con la idea de satisfacer mejor la demanda interna (tercer motivo).

En los años setenta el movimiento de multinacionalización de las empresas se extiende y se diversifica. En particular, en los países en desarrollo la IFD no sólo es atraída por la disponibilidad de recursos naturales o para saltar barreras proteccionistas, sino para beneficiarse de ventajas comparativas macroeconóniicas

trasladando al mismo tiempo sus propias ventajas microceonómicas. En el caso de las actividades intensivas en mano de obra se operó un movimiento de inversión directa por parte de empresas estadounidenses, europeas o japonesas. Por ejemplo, en Taiwan, Corea del Sur, Hong Kong y Singapur los inversionistas extranjeros se aprovecharon de la débil remuneración de la mano de obra local. Ahí se efectuó la instalación masiva de industrias intensivas en trabajo cuyos productos eran destinados a la exportación. Un fenómeno parecido ocurrió en México con la implantación por parte de grandes compañías estadounidenses y japonesas de empresas maquiladoras, sobre todo en la frontera norte de México, donde se utiliza mano de obra barata en la producción industrial. El interés de las transnacionales en localizar ciertas operaciones de producción en la periferia tiene como fin la búsqueda de beneficio con base de la desigualdad de las remuneraciones del trabajo manual. Así, pues, se asiste a una descomposición internacional de los procesos productivos en función de las condiciones diferenciales de costos, dimensiones de mercado, riesgos y reglamentación, entre otros aspectos.

La forma más reciente de internacionalización la encarna la empresa red." En lugar de crear filiales muy controladas en un sistema fuertemente estructurado y jerarquizado, es más conveniente establecer relaciones contractuales con socios de los países de implantación, sobre todo en el caso de los que están despegando industrialmente. Se elabora así un tejido complejo de contratos, de subcontratación, de franquicias, de ventas de licencia que borra de alguna manera las fronteras exactas entre una compañía y las otras empresas y que transforma a estas últimas en partes de una red que tiene un líder que da las órdenes y una galaxia de empresas que giran en torno a él en virtud de acuerdos contractuales (el ejemplo clásico de este fenómeno es la Benetton). En estas condiciones, se trataría de maximizar las posibilidades de "intemalizar" las "externalidades" (las ventajas externas en el sentido de Alfred Marshall) gracias a un funcionamiento en red.

Se abandona la gran empresa centralizada concebida para una producción en masa para dejar paso a una red extendida en escala mundial. Siguiendo una estrategia de globalización, las empresas tienden a multiplicar las alianzas con sus competidores a fin de compartir las actividades de investigación, producción y comercialización contrarrestando la alianza de otras empresas. Estas alianzas competitivas constituyen una red de empresas que se apoyan entre sí estableciendo una estrategia común." En estas condiciones, una parte creciente del valor y de la riqueza se produce y reparte porel mundo (en el marco de un sistema de redes de empresas vinculadas entre ellas) en función del costo de los factores o la disponibilidad de las competencias necesarias.

Es preciso detenerse brevemente en el examen einpírico de la IED. A finales del siglo XIX, las inversiones directas inglesas eran dominantes. Después de la segunda guerra mundial y hasta mediados de los años setenta Estados Unidos ejerce la supremacía que más tarde amenazan Japón y Europa. En este continente, Francia y Alemania comienzan a compartir con los Países Bajos y sobre todo con el Reino Unido el calificativo de grandes exportadores de capitales. Con todo, lo más notable es el peso dominante de las inversiones cruzadas entre los países de la tríada (América del Norte, Europa y Japón) hacia finales de los años noventa. En efecto, cerca de 60% de las inversiones japonesas se dirigen a Estados Unidos y la Unión Europea. Los flujos europeos se orientan en alrededor de 70% a Estados Unidos y La Asociación Europea de Libre Comercio. Por último, más de 60% de los flujos estadounidenses se dirigen a la Unión Europea y Japón. El resultado es el mismo si se toman en cuenta los acervos, es decir, el monto acumulado de IED en el mundo, ya que más de tres cuartas partes se encuentran en los países industrializados." De cierta manera los países en desarrollo han sido marginados, salvo unos pocos -sobre todo asiáticos- que recibieron un importante flujo de IED en los noventa. En esas economías, las transnacionales encontraron una mano de obra barata relativamente calificada, infraestructuras adecuadas y estabilidad institucional. De ahí la de localización masiva de las actividades de ensamble o de fabricación en los textiles, la industria del zapato, la del juguete o incluso la electrónica y la computación.

Gracias a los intercambios comerciales con el exterior y la inversión extranjera directa, la economía real se internacionaliza cada vez más o como dice el profesor Bourguinat: se mundializa." Pero cualesquiera que sean los progresos de la integración real, ésta ha estado siempre retrasada respecto de la integración financiera.

He aquí algunas cifras que ilustran este fenómeno." De 1980 a 1993, el PNB nominal de los países de la OCDE aumentó 2.5 veces, el valor del comercio internacional 3.4. veces, el de los activos financieros en los principales mercados 7.7 veces y las transacciones cambiarias 15 veces. Las operaciones cambiarias alcanzaron 1.2 billones de dólares por día: alrededor de 50 veces más que los flujos reales de mercancías. Por otro lado, las operaciones sobre acciones y obligaciones que cruzaron las fronteras en el seno del Grupo de los Siete pasaron de 35% del PIB en 1985 a 140% en 1995. Esto ha llevado a una internacionalización de las carteras, como lo ilustra, por ejemplo, que los fondos de jubilación británicos mantienen 30% de sus activos en la forma de títulos extranjeros.

La creciente integración financiera internacional se explica fundamentalmente por dos hechos: la decisión de los estados de
  1   2   3   4

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

La globalización del consenso de Washington iconRevolución tecnológica del Siglo XX y el proceso de globalización

La globalización del consenso de Washington iconConsenso sobre el diagnóstico y tratamiento del dolor irruptivo oncológico

La globalización del consenso de Washington iconConsenso sobre el diagnóstico y tratamiento del dolor irruptivo oncológico

La globalización del consenso de Washington iconResumen los grandes problemas que enfrenta la globalización, se asocian...

La globalización del consenso de Washington iconConsenso de expertos del área de la salud sobre el llamado “trastorno...

La globalización del consenso de Washington iconConsenso de expertos del área de la salud sobre el llamado "trastorno...

La globalización del consenso de Washington icon¿Qué es la globalización?

La globalización del consenso de Washington iconDocumento de consenso sobre seguridad, eficacia e indicaciones del...

La globalización del consenso de Washington iconGlobalización, tecnología, trabajo, empleo y empresa

La globalización del consenso de Washington iconEl Manual Washington de terapéutica Médica, Capítulo 10






© 2015
contactos
m.exam-10.com