Programas de actuación






descargar 2.15 Mb.
títuloProgramas de actuación
página1/24
fecha de publicación10.07.2015
tamaño2.15 Mb.
tipoPrograma
m.exam-10.com > Documentos > Programa
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   24

Plan Integrado de Gestión de Residuos


PLAN INTEGRADO DE GESTIÓN DE RESIDUOS DE NAVARRA

Índice



  1. Introducción




    1. Oportunidad y conveniencia del Plan 4

    2. Horizonte del Plan 5

    3. Principios generales 5




  1. Marco Legal




    1. Política comunitaria en materia de gestión de residuos 7

    2. Normativa española 8

      1. Ley básica de residuos 8

      2. Ley de envases y residuos de envases 10




  1. Diagnóstico de la situación actual




    1. Residuos domésticos, comerciales y servicios 11

      1. Antecedentes 11

      2. Cumplimiento del Plan Director de RSU 12

      3. Aspectos técnicos 13

        1. Generación de residuos 13

        2. Recogida y transporte 16

        3. Recuperación y Reciclaje 17

        4. Cumplimiento de objetivos de la normativa de envases 20

        5. Eliminación final 23

        6. Aprovechamiento energético 24

      4. Residuos específicos 24

        1. Escombros tierras y restos de demolición 24

        2. Voluminosos 26

        3. Animales muertos 26

        4. Neumáticos 27

        5. Pilas y baterías 28

        6. Peligrosos domiciliarios 30

        7. Vehículos fuera de uso 32

        8. Sanitarios 33

        9. Fangos de depuradora 34

    2. Residuos industriales 36

      1. Aspectos Generales 36

      2. Situación actual 36

    3. Residuos agropecuarios 40

      1. Residuos agrícolas 40

      2. Residuos ganaderos 41

    4. Materia orgánica residual 41




  1. Estrategia y criterios del Plan




    1. Las metas del Plan 46

    2. Criterios generales 46

    3. Tecnologías a emplear 47

    4. Objetivos del Plan 48

      1. Residuos sólidos urbanos 48

      2. Residuos industriales 48

      3. Residuos agrícolas 49

      4. Residuos ganaderos 49




  1. Programas de actuación




    1. Programa de residuos urbanos 50

      1. Objeto del Programa 50

      2. Objetivos cuantitativos del Programa 51

      3. Zonificación para la recogida, transporte y tratamiento 53

      4. El sistema operativo para alcanzar los objetivos 54

      5. Definición del objeto de las plantas de selección y compostaje 64

      6. Metodología de recogida selectiva, selección y tratamiento de los residuos 68

      7. Estimación de los costes totales de gestión 70

      8. Gestión del resto y el rechazo de las plantas de selección y compostaje 73

    2. Programa: Gestión de residuos específicos 75

      1. Escombros y tierras de construcción 75

      2. Voluminosos 79

      3. Animales muertos 80

      4. Neumáticos 80

      5. Pilas y baterías 81

      6. Peligrosos domiciliarios 84

      7. Vehículos fuera de uso 85

      8. Sanitarios 85

      9. Fangos de depuradora 87

    3. Programa: gestión de residuos industriales 88

      1. Residuos asimilables a urbanos 88

      2. Residuos especiales 91

    4. Programa: Residuos agropecuarios 91

      1. Objetivos 91

      2. Líneas de actuación 92

      3. Calendario y costes 94

    5. Programa: Gestión integrada de la materia orgánica residual 95

      1. Antecedentes 95

      2. Objetivos 96

      3. Caracterización de los flujos de MOR 96

      4. Balance agronómico de nutrientes 97

      5. Alternativas de gestión integrada 98

      6. Sistema operativo de gestión 104

      7. Costes del programa 105

      8. Balance de productos obtenidos 107




  1. Organismos de gestión




  1. Instrumentos organizativos




    1. Instrumentos normativos 109

    2. Instrumentos de asistencia económica 110

    3. Instrumentos horizontales de apoyo 110

      1. Estudios e investigación 111

      2. Sensibilización y educación 111

      3. Convenios de minimización en oficinas y programas

de gestión de compras públicas 111

      1. Aplicación del principio de corresponsabilidad de los

productores 111

    1. Instrumentos de control 112




  1. Coste y Financiación del Plan




    1. Costes de inversión estimados 113

    2. Vías de financiación 113

      1. Financiación pública de las inversiones 113

      2. Aplicación de la Ley de envases 115

      3. Aplicación de tasas de recogida y tratamiento de residuos 116

      4. Otras tasas 117




  1. Seguimiento y actualización del Plan


1.INTRODUCCIÓN

1.1. OPORTUNIDAD Y CONVENIENCIA DEL PLAN
La gestión de los residuos urbanos ya fue objeto de planificación en 1989, cuando se definió un Plan Director basado en la zonificación de Navarra para la recogida y tratamiento de basuras por agrupaciones de Ayuntamientos y Concejos, normalmente mancomunados, y el apoyo financiero del Gobierno de Navarra a las entidades locales, concretado desde 1989 en los Planes Trienales de Infraestructuras.
Los servicios e instalaciones previstos en este Plan han venido facilitando también la solución para ciertos residuos industriales no peligrosos, residuos inertes, u otros residuos cuya gestión no corresponde estrictamente al ámbito municipal.
La gestión de los residuos especiales está recogida en un Plan Gestor recientemente aprobado que incluye los residuos biosanitarios.
Otros residuos procedentes del sector agropecuario, minero o de la construcción, tienen una problemática particular, han sido objeto de atención y estudio, así como de interesantes iniciativas en los años pasados, pero su gestión no ha sido objeto de planes específicos.
Los años 90 han visto cómo los países del entorno europeo han dedicado importantes esfuerzos y atención estratégica, normativa y financiera, a una cuestión considerada como problema clave en muchos casos. También en España ha habido cambios importantes en este sentido.
Por consiguiente parece oportuno y necesario resumir en un único documento todos los principios, directrices y medidas que tanto la normativa como la situación real en Navarra fomentan la acción de los poderes públicos, las empresas y los ciudadanos para lograr una gestión adecuada de los residuos que se consideran, convencionalmente agrupados en las tres categorías que se mencionan a continuación:
- residuos urbanos, domésticos, comerciales y de servicios

- residuos industriales

- residuos agropecuarios
Esta clasificación se hace según cual sea el origen de los residuos, pero las categorías no deben considerarse como estancas las unas respecto a las otras. Al contrario, son evidentes las relaciones existentes entre ellas. Además, la acción de diversas administraciones es frecuentemente complementaria en cada ámbito de actuación. Por tanto no es de extrañar que determinados tipos de residuos o instrumentos de gestión se recojan en diferentes programas de actuación con el fin de coordinar las acciones y medidas a adoptar.
En todo caso se da particular importancia a la visión global de la problemática de residuos, independientemente de su origen, clasificación o problemática desde una perspectiva de prevención y control integrado de la contaminación.

1.2. HORIZONTE DEL PLAN
El Plan tiene carácter estratégico y su vigencia es en principio indefinida. No obstante, a la vista de la realidad existente, de la existencia de otros planes y de los previsibles cambios que, tanto en el campo organizativo como en el tecnológico son de esperar, se han establecido previsiones concretas para los próximos cinco años, al cabo de los cuales se hará una revisión sin perjuicio que ésta se haga en un plazo menor, si las circunstancias así lo aconsejan, o si la aprobación del Plan Nacional así lo exige.

1.3. PRINCIPIOS GENERALES
La realidad social y, en consecuencia, la normativa de la Unión Europea, ha establecido una serie de principios que deben presidir las actividades de generación y gestión de los residuos y de los agentes sociales. Estos principios deben permitir alcanzar los objetivos previstos de integrar el desarrollo socio-económico con la protección del medio ambiente y, en particular, una correcta gestión de los residuos.
1. Prevención de la contaminación
La prevención tiene como objetivo la protección de los elementos naturales de la potencial acción contaminadora de la actividad humana. A estos efectos se establecen diversas medidas de prevención: licencias, evaluaciones de impacto ambiental, medidas de aseguramiento medidas de naturaleza fiscal, etc... Por otra parte, los instrumentos de planificación, por su propia naturaleza, constituyen también elementos de prevención.
2. Minimización
La minimización de los residuos es el objetivo principal en toda la política sobre la materia. La reducción progresiva de los residuos contempla la vertiente cuantitativa y cualitativa; es decir, tanto la reducción de la cantidad y volumen de los residuos generados como la de su propia peligrosidad.
3. Valorización
La acción de valorización y reciclaje de los residuos y su comercialización es la segunda prioridad del Plan siguiendo la estrategia comunitaria al respecto. En este sentido, establece la necesidad de fomentar plantas de reciclaje y de tratamiento, la implantación de métodos, sistemas y técnicas de recuperación, y en último término valorización energética.
4. Eliminación final
El vertido de los residuos es el resultado no deseable de su gestión. Solamente deberá recurrirse a la eliminación de residuos en vertedero controlado cuando no haya una opción ambientalmente mejor, de reutilización o valorización, a un coste razonable.
5. Principio de suficiencia
El principio de suficiencia implica evitar el traslado de los residuos y el riesgo que éstos generan a otros territorios.
Este principio no puede entenderse de manera taxativa, sino de modo flexible, dado que el principio de cooperación entre diferentes zonas y regiones resulta necesario si se quieren optimizar los medios y recursos disponibles.
6. Principio de proximidad
Este principio es una de las bases para hacer efectivo el principio de suficiencia y evitar al máximo el traslado de los residuos y los riesgos que esto conlleva.
7. Principio de subsidiariedad
El principio de subsidiariedad va unido al de responsabilidad compartida. Es decir, es necesario que los diversos agentes que actúen en materia de residuos, asuman su responsabilidad, pero no de forma aislada, sino mediante una acción coordinada.
8. Principio “quien contamina paga”
Este principio tiene como objeto contabilizar e internalizar los costes ambientales que conlleva la explotación de los recursos naturales y la gestión de los residuos generados.
9. Transparencia en la información y la formación
La información en materia ambiental es un elemento fundamental que debe permitir a los poderes públicos, las empresas y los ciudadanos adoptar decisiones de consumo de materias primas y de productos, transcendentales para lograr una efectiva reducción de la generación de los residuos.
2. MARCO LEGAL

2.1. LA POLÍTICA COMUNITARIA EN MATERIA DE GESTIÓN DE RESIDUOS
La revisión de la estrategia comunitaria de gestión de residuos confirma la jerarquía de principios que se estableció en 1989: la prevención sigue siendo la máxima prioridad, seguida por la valorización y, en última instancia, la eliminación segura. Esta jerarquía de principios deberá aplicarse con cierta flexibilidad teniendo en cuenta la solución menos perjudicial para el medio ambiente, así como los costes económicos y sociales. En lo que se refiere a la valorización debería darse preferencia, siempre que sea una solución aceptable desde el punto de vista del medio ambiente, a la valorización de materiales sobre la valorización energética. El reciclado supone la separación de residuos en origen y la participación de los usuarios finales y los consumidores en la cadena de gestión de los residuos con lo que se incrementa su nivel de conciencia de la necesidad de reducir su producción.
Con el fin de promover dicha escala de prioridades se desarrollará, en particular, las siguientes medidas: fomento de tecnologías y productos limpios; reducción de la peligrosidad de los residuos mediante la adopción de normas que limiten la presencia de sustancias peligrosas en los productos; fomento de una utilización adecuada de los instrumentos económicos, así como de los sistemas de auditoría ambiental y análisis de los ciclos de vida; medidas en materia de educación e información al consumidor;y por, ultimo, promoción de los mercados de productos reciclados .
En lo que se refiere a la eliminación final, los vertederos incontrolados y los emplazamientos contaminados requerirán igualmente una actuación especial y firme en distintos niveles. El vertido de residuos debería considerarse la última y la peor solución, en principio, ya que tiene un impacto negativo para el medio ambiente, máxime si se tienen en cuenta sus efectos a largo plazo. Esto no excluye que, en casos concretos, sea la única forma razonable de eliminación. Si no es posible evitar el vertido se reducirá al máximo la cantidad de residuos destinados al vertedero al que, a medio plazo, solo deberían ir los no valorizables y los inertes.
La nueva propuesta de Directiva sobre vertederos ha introducido elementos nuevos. Entre ellos la reducción del vertido de resi­duos biodegradables; la reducción de emisiones de metano desde los ver­tederos con objeto de reducir el calentamiento global; la necesidad de un tratamiento previo; la prohibición de eliminar neumáticos usados; la prohibición de eliminar conjuntamente residuos peligrosos y no peligrosos; disposiciones más estrictas para los vertederos existentes ya que todos los residuos tendrán que ser tratados antes de ser vertidos.
Otro aspecto muy importante es, el aumento del precio de vertido de resi­duos, no sólo para que cubran todos los costes que lleva aparejados la apertura y explotación del emplazamiento, sin para que se incluyan, además, los costes de los dispositivos de garantía financiera y los costes estimados de clausura y gestión posterior del vertedero durante por lo menos 30 años. Con esta disposición se equilibrarán los costes del vertido de residuos, que son demasiado bajos, con los costes de otros métodos de tratamiento, como las operaciones de valorización ecológicamente raciona­les, que son relativamente altos.
Los vertederos existentes solo podrán seguir funcionando si se les aprueba, en el plazo de 8 años, un plan de acondicionamiento que minimice sus efectos.
Esta nueva Directiva, que se estima pueda aprobarse antes de fin de año, va a tener inmediatos efectos en la prevención y gestión de los residuos.

2.2. NORMATIVA ESPAÑOLA
La normativa que ha estado vigente en España acerca de los residuos domiciliarios data de 1975, Ley 42/975, de 19 de noviembre, sobre residuos sólidos urbanos, adaptada a la normativa comunitaria, en el momento de la adhesión, por el Real Decreto Legislativo 1163/86, de 13 de junio, que modifica la anterior. Recientemente ha sido aprobada la Ley 10/1998, de 21 de abril, Básica de Residuos, para trasponer la Directiva 91/15, o Directiva marco en esta materia. Además en 1997 se aprobó otra norma de suma importancia, la Ley 11/97 de envases y residuos de envases.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   24

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Programas de actuación iconActuación ante la extravasación de citostáticos

Programas de actuación iconEl Método de Actuación de González Caballero

Programas de actuación iconParto inminente. Actuación extrahospitalaria

Programas de actuación iconActuación de los antiinflamatorios no esteroideos

Programas de actuación iconActuacion en casos de abuso sexual

Programas de actuación iconPlan de actuación del departamento de orientacióN

Programas de actuación iconProtocolo de actuación en caso de accidente deportivo

Programas de actuación iconEl programa de actuación político-administrativo (ppa) 2° etapa

Programas de actuación iconCpap boussignac: protocolo de actuacion y cuidados de enfermeria

Programas de actuación iconActuación enfermera en heridas accidentales no complicadas Tablas 3, 4, 5, 6, 7






© 2015
contactos
m.exam-10.com