Educación Especial. La discapacidad visual. 2009






descargar 105.55 Kb.
títuloEducación Especial. La discapacidad visual. 2009
página2/6
fecha de publicación29.03.2017
tamaño105.55 Kb.
tipoDocumentos
m.exam-10.com > Documentos > Documentos
1   2   3   4   5   6

CLASIFICACIÓN


La deficiencia visual se presenta en distintos grados:

  • Visión parcial: cuando la persona afectada muestra dificultades para percibir imágenes con uno o ambos ojos, siendo la iluminación y la distancia adecuadas, necesitando lentes u otros aparatos especiales para normalizar la visión.

  • Visión escasa: cuando el resto visual tan solo permite ver objetos a escasos centímetros.

  • Ceguera parcial: cuando el resto visual tan solo permite captar la luz, aunque sin formas, sólo bultos y algunos matices de colores.

  • Ceguera total: la agudeza visual es útil cuando supera un tercio de la visión 1/3, de forma que el espacio comprendido entre 1/3 y 1/10 es lo que recibe el nombre de debilidad visual o ambliopía. Son ciegos quienes padecen ceguera o no perciben nada o apenas algo de luz; no obstante, sería conveniente distinguir entre ceguera de nacimiento y adquirida; pues al haber tenido oportunidad de percibir colores, tamaño, forma, etc. Facilita enormemente la posibilidad de autonomía y aprendizaje, lo que propicia la conducta adaptativa, permitiendo la adaptación.


CAUSAS DE LA DEFICIENCIA VISUAL


Puede aparecer por varios motivos aunque las más frecuentes son las del globo ocular, destacando:

  1. Hereditarias:

    1. Acromatopsia: ceguera de colores.

    2. Albinismo: carencia de pigmento.

    3. Aniridia: ausencia o atrofia del iris.

    4. Atrofia del nervio óptico (degeneración nerviosa)

    5. Cataratas congénitas (cristalino opaco).

    6. Coloboma (deformaciones del ojo)

    7. Glaucoma congénito (lesiones por presión ocular).

    8. Miopía degenerativa (pérdida de agudeza visual)

    9. Queratocono (córnea en forma de cono)

    10. Retinitis pigmentaria (pérdida pigmentaria retinal)



  1. Congénitas:

    1. Anoftalmia: carencia del glóbulo ocular.

    2. Atrofia del nervio óptico: degeneración nerviosa.

    3. Cataratas congénitas: cristalino opaco.

    4. Microoftalmia: escaso desarrollo del globo ocular.

    5. Rubéola: infección vírica en todo el ojo.

    6. Toxoplasmosis: infección vírica-retina/ mácula.



  1. Adquiridas accidentalmente:

    1. Avitaminosis: insuficiencia de vitaminas

    2. Cataratas traumáticas: cristalino opaco.

    3. Desprendimiento de la retina

    4. Diabetes

    5. Éxtasis papilar: estrangulamiento del nervio óptico.

    6. Hidrocefalia: acumulación de líquido en el cerebro.

    7. Infecciones diversas de todo el sistema circulatorio.



  1. Víricas-tóxicas-tumorales:

    1. Meningitis: infección de las meninges cerebrales.

    2. Rubéola: infección vírica en todo el ojo.

    3. Histoplasmosis: infección por hongos heces.

En el caso de los niños, las causas más frecuentes son la retinopatía de prematuro, el retinoblastoma y tumores intracraneales, aunque también es significativo el glaucoma infantil. En las zonas con pobreza extrema la ceguera se da por desnutrición.

En jóvenes y los adultos, la ceguera se suele dar, a parte de por la diabetes, por la retinosis pigmentaria y la neuritis provocada por ingerir alcohol o drogas.

ACROMATOPSIA


Oliver Sacks, La isla de los ciegos al color

Para ilustrar un caso de discapacidad visual, nos hemos basado en el libro de Oliver Sacks, la isla de los ciegos al color, donde se habla de la acromatopsia.

Oliver Sacks nació el 9 de julio de 1933 en Londres. Es catedrático en neurología clínica y ha escrito importantes libros sobre casos clínicos contados desde un estilo literario informal, convirtiéndose en uno de los principales divulgadores del pensamiento científico entre el gran público.

Se licenció en el Queen's College de Oxford y se doctoró en neurología en la Universidad de California. Actualmente es profesor clínico de neurología en el Albert Einstein College of Medicine, profesor adjunto de neurología en la School of Medicine de la Universidad de Nueva York y neurólogo de consulta para las Hermanitas de los pobres. Lleva viviendo en Nueva York desde 1965.

¿Qué es la acromatopsia?

En su obra La isla de los ciegos al color, este autor realiza un análisis exhaustivo sobre la acromatopsia, una deficiencia que impide que las personas que la padecen puedan percibir los colores. Para realizar su estudio, Sacks visita las islas de Micronesia con el objetivo de conocer si esta deficiencia hace que en estas culturas donde es tan común se den costumbres específicas o tengan hábitos condicionados por ella. Concretamente visita las islas de Pompei y Pyngelap, donde esta afección es muy común (afecta al 20 % de la población aproximadamente).



Según este autor, la acromatopsia es una afección hereditaria que sólo afecta a una de cada treinta mil o cuarenta mil personas (fuera de las islas de Micronesia). Los ojos de los que la padecen no tienen conos o sus conos no son funcionales. Los conos son las células que se encuentran en la periferia de la retina y son los que nos permiten percibir la luz intensa así como el color. Ellos dependen para ver de los pobres recursos visuales que les proporcionan los bastoncillos, que aunque no sirven para percibir los colores son muy sensibles a la luz intensa. La visión de los acromatópsicos se reduce a un 10 % en comparación con una persona que no sufre esta afección y son muy sensibles a la luz intensa. Por ello, es preciso que utilicen una serie de ayudas ópticas, como por ejemplo, gafas oscuras, lentes de aumento, gorras para que no les dé la luz directamente, etc.

Este autor destaca que los niños acromatópsicos parecen completamente normales al nacer, pero a medida que va pasando el tiempo van teniendo una serie de síntomas que hacen presagiar su ceguera a los colores: a los dos o tres meses de edad comienzan a parpadear, a guiñar los ojos, desviar la mirada y girar la cabeza cuando la luz es intensa. A los dos o tres años se puede comprobar que no distinguen los detalles los detalles de las cosas o que no pueden ver los objetos que se encuentran a cierta distancia, y a los cuatro o cinco años ya se hace evidente que no pueden percibir los colores. Esta afección se presenta con igual frecuencia en los niños y en las niñas, que son completamente normales, inteligentes y activos en cualquier otro aspecto.

En las islas, este autor junto con sus compañeros de viaje (uno de ellos también era acromatópsico) pudieron relacionarse con más gente que padecía esta deficiencia de la visión y adquirir infinidad de conocimientos sobre diversos aspectos de la misma (cómo afecta la ceguera al color en la vida de aquellos que la padecen, qué compensaciones adquieren, etc.). A raíz de su relación con los acromatópsicos, Sacks pudo comprobar que éstos no concebían el mundo como algo sin color o algo incompleto, sino que lograban construir todo un mundo lleno de orden y significado basado en lo que poseían. Por eso los afectados no consideran que no poder percibir los colores sea una invalidez, ya que como compensación adquieren otras habilidades que les permiten extraer información de otros elementos del campo visual. Ya que no pueden guiarse por los colores, adquieren importancia otras señales visuales, como las formas y texturas, los perfiles y los bordes, la perspectiva, la profundidad y los movimientos más sutiles, etc. además, se desenvuelven mejor en los lugares con poca luz, y desarrollan una memoria visual y fáctica muy aguda.

En su libro, Sack incluye un diálogo muy breve pero que refleja muy bien cómo perciben los acromatópsicos la realidad:


  • Pero qué sucede, por ejemplo, con los plátanos, ¿puedes diferenciar los amarillos de los verdes? – le preguntó Bob

  • No siempre – le contestó James - . Un verde pálido me puede parecer igual que un amarillo.

  • Entonces, ¿cómo puedes saber si un plátano está o no maduro?

La respuesta de James fue dirigirse a una platanera y regresar, después de escogerlo con cuidado, con un reluciente plátano maduro para Bob.

Éste lo peló; para su sorpresa, la piel se desprendió con facilidad. Le dio un mordisquito, receloso, y acto seguido se comió el resto golosamente.

  • Ya ves – añadió James - : no nos guiamos únicamente por el color. Nosotros vemos, sentimos, olemos, sabemos. Nosotros nos fijamos en todo, ¡pero vosotros sólo os fijáis en el color!




Esta experiencia adquiere más significado si se tiene en cuenta que en esas islas la vegetación es muy abundante así como la diversidad de plantas y de colores. Mediante el contacto que el autor mantiene con personas que sufren esta afección, tanto dentro como fuera de las islas, se puede vislumbrar las dificultades que éstos tuvieron y todavía tienen en su infancia. A la mayoría de ellos les cuenta aprender a leer y seguir el ritmo normal de las clases, debido a su escasa visión (si no disponen de ayudas ópticas tienen que acercarse mucho a un libro para poder distinguir las letras). Además, no podían desarrollar las actividades como cualquier otro niño, ya que la luz natural prácticamente les cegaba. A Knut, el compañero de viaje de Sacks, le pretendían hacer aprender braille, pero él se negó. Todas estas problemáticas eran causa del desconocimiento de esta deficiencia, que aunque es grave, se puede reducir con las ayudas ópticas necesarias, pudiendo los afectados llevar una vida como cualquier otra persona.
1   2   3   4   5   6

similar:

Educación Especial. La discapacidad visual. 2009 iconDiscapacidad visual y ceguera

Educación Especial. La discapacidad visual. 2009 iconEl 80% de los casos de discapacidad visual se pueden evitar o curar

Educación Especial. La discapacidad visual. 2009 iconDiagnóstico sobre la inclusión educativa de los niños y jóvenes con...

Educación Especial. La discapacidad visual. 2009 icon2. Marco legal: evolución de las leyes de integración para los alumnos con discapacidad visual

Educación Especial. La discapacidad visual. 2009 iconProgramación de aula educación Plástica y Visual eso 4

Educación Especial. La discapacidad visual. 2009 iconDefiniciones de Educacion Especial

Educación Especial. La discapacidad visual. 2009 iconEscuela de Orientación y Educación Especial

Educación Especial. La discapacidad visual. 2009 iconBases psicopedagógicas de la educación especial

Educación Especial. La discapacidad visual. 2009 iconBases Pedagógicas de la Educación Especial

Educación Especial. La discapacidad visual. 2009 iconPrograma de educacion especial, 1996






© 2015
contactos
m.exam-10.com